REGRESO A ÍTACA: ¿EL ETERNO RETORNO A LO IDÉNTICO?

Llegué al 36 Festival de Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana con muchos deseos de ver Regreso a Ítaca, de Laurent Cantet, que como ya se sabe se apoya en fragmentos de La novela de mi vida, de Leonardo Padura.

Ítaca, el viaje, el retorno, las reconciliaciones, la memoria histórica, son temas que me apasionan. Todos tenemos una Ítaca a donde regresar. En este largo y al mismo tiempo efímero viaje que es la vida de cada individuo, los humanos olvidamos muchas veces esa ínsula original que somos nosotros mismos en cada minuto que estamos vivos; y tarde o temprano regresamos a ella, porque es la única manera de encontrar en medio del caos existencial parte del sosiego interior.

La cinta de Cantet obtuvo en septiembre el premio especial de la sección informativa del 71 Festival de Venecia, así como el Premio Abrazo a la mejor película en el XXIII Festival de Cine Latinoamericano de Biarritz. Invitarla a La Habana se me antojó un acto político de gran madurez que estaba a la altura de lo que en ediciones anteriores ha propiciado este espacio de resistencia cultural que es el festival; ¿cómo no sentirse entonces decepcionado con la arbitraria exclusión de la que fue víctima posteriormente, a pesar de figurar en el catálogo oficial?, ¿cómo no sentirse impotente ante la falta de transparencia a la hora de esclarecer los motivos de su no exhibición pública?

Para ser justos, cuando uno pone en una balanza las cuestiones positivas y las negativas vividas en este festival, al menos a mí me parece que el saldo final fue, con mucho, para bien. La muestra presentada por Cuba, más allá del análisis que puedan generar los filmes puntuales, nos habla de un crecimiento indiscutible; del mismo modo, los talleres teóricos organizados resultaron de lujo, en tanto que las proyecciones en las principales salas marcan un kilómetro cero en nuestra historia cultural. Pero por ello mismo me parece imprescindible que sometamos a crítica esa modalidad de censura torpe que una vez más se puso de manifiesto con lo sucedido con Regreso a Ítaca, y que pudiera hacernos pensar que en este país no hemos aprendido nada de lo sucedido con PM o Alicia en el pueblo de Maravillas, por poner dos ejemplos de triste memoria.

Como no he visto la película aún, es obvio que no estoy hablando del filme en sí, de sus posibles calidades, sino de ese dispositivo evidentemente policíaco donde la complejidad del arte pasa a un segundo plano, para apenas obtener sentido la imposición autoritaria de determinadas medidas asumidas por un grupo de personas que toma las decisiones en nombre de “la mayoría” o “el pueblo”, si bien jamás discutirán los argumentos en la esfera pública. No es nada nuevo, y ya en otras ocasiones he expresado mi punto de vista en este sitio.

La pregunta que se impone en estos casos es: ¿a quién beneficia este tipo de acción a todas luces represiva y silenciadora? En este caso puntual, no es al Festival, y por ende, tampoco a quienes todavía pensamos que es posible fomentar una cultura verdaderamente crítica desde las instituciones.

Puede que alguien, de buena fe, todavía crea que el actual déficit democrático de las sociedades capitalistas (con todos sus excluidos en el orden económico) justificaría la censura en el socialismo: a mí en lo personal me parece lamentable ese tipo de argumento; si el socialismo cubano no es capaz de garantizar espacios para el debate transparente y sereno de asuntos que atañen a la nación y a la memoria de quienes la conforman (los individuos que en el día a día la construyen, y no solo en el espacio físico que sería la isla), sencillamente estaríamos hablando de una de las tantas abstracciones que en nombre de un humanismo universal se olvida de la gente de carne y hueso.

Juan Antonio García Borrero

Ficha técnica:

REGRESO A ÍTACA/ Retour a Ithaque (Francia/ 2014)/ HD/ Ficción/ 95’/ Color/ D: Laurent Cantet/ G: Leonardo Padura, Laurent Cantet, basado en fragmentos del libro La novela de mi vida, de Leonardo Padura/ F: Diego Dussuel/ E: Robin Campillo/ Sonido: Olivier Mauvezin, Agnès Revez, Valerie Deloof, Jean Pierre Laforce/ Actúan: Isabel Santos, Jorge Perugorría, Fernando Hechevarría, Néstor Jiménez, Pedro Julio Díaz Ferrán.

Sinopsis:

El sol se pone en La Habana. Cinco amigos se reúnen para celebrar el regreso de Amadeo después de 16 años de exilio en Madrid.

Anuncios

Publicado el diciembre 17, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: