Cine y Café, la pareja ideal

Este texto fue pensado por primera vez hace unos cinco años. Desde entonces soñábamos con tener en la ciudad un espacio donde fuera posible ver cine, y una vez terminada la película, café por medio, conversar sobre lo que se había visto. O viceversa: que el café se convirtiera en el estímulo que nos impulsara a sumergirnos en esa gran aventura que es una sala de cine.

Hoy por fin estamos a punto de ver realizado ese sueño, con la próxima apertura del Café Nuevo Mundo. Todavía no tenemos la fecha exacta, pero el aroma ya se huele. De allí que no dudemos ahora en compartir estas ideas.

JAGB


Cine y Café, la pareja ideal

Dicen que la vida moderna comenzó en un Café.

Por eso no parece casual que los hermanos Lumière escogieran el Salon Indien du Grand Café del Boulevard de París para presentar su invento por primera vez ante un público conformado por 33 personas, como todavía alerta una lápida conmemorativa que existe en la fachada del antiguo edificio, con la siguiente leyenda: Aquí se celebraron, el 21 de diciembre de 1895, las primeras proyecciones públicas de fotografía animada mediante el cinematógrafo, aparato inventado por los hermanos Lumière”.

En el fondo, un Café es lo más parecido que hay al Cine, ese paradigma de modernidad donde las historias se van entrecruzando en una pantalla, mientras se nos revela la diversidad del mundo y su permanente complejidad.

No son pocas las películas que desarrollan parte de sus tramas en un Café, o muestran a sus protagonistas tomando sus decisiones más importantes en un área como esa, mientras empuñan una taza que la cámara se encarga de enfatizar junto al humo que asciende lentamente.

Pensemos en una película como Casablanca (1941), de Michael Curtiz, con ese Café de Rick al cual todo el mundo tiene que ir, según se avisa en el título de la pieza teatral que inspira el filme, y en el que las diversas acciones de los personajes, acompañadas del ambiente sonoro donde sobresale la pieza “As Time Goes By”, interpretada por Dooley Wilson, han terminado por conformar un microcosmos inolvidable que trasciende en el tiempo.

Algunas han apelado al término café dentro de su propio título, como pueden ser Café Express (1981), de Nanny Loy; Bagdad Café (1988), de Percy Adlon, Café Society (1995), de Raymond De Felitta, o Café Society (2017), de Woody Allen, y en otras, son los personajes (como Amelie, la protagonista del filme homónimo de Jean-Pierre Jeunet, que trabaja en el Café de los Dos Molinos) los que se desempeñan dentro del mismo.

En el caso de nuestro país, la existencia de estos espacios en el siglo XIX impulsó a Cirilo Villaverde, el famoso autor de Cecilia Valdés, a escribir que: Ellos en mi concepto forman el rasgo urbano más característico de Cuba”, describiéndolos, además, como los sitios típicosde la murmuración masculina, de los matadores del tiempo de todos los países y de los hombres de negocio”. 

Y tenemos ese documental emblemático que es Coffea Arábiga (1968), de Nicolasito Guillén Landrián, una de las grandes joyas audiovisuales de toda la historia del cine nacional, y una película de ficción como Café amargo (2017), de Rigoberto Jiménez, u otra como Roble de olor (2012), de Rigoberto López, que desarrolla buena parte de su trama en un cafetal.

Ahora, ¿qué podríamos encontrar de común en todas estas cintas tan diferentes entre sí?

Pues la mística de un universo que no es solo un espacio físico donde sirven esas infusiones estimulantes que a muchas personas les parece tan natural de beber como el agua. Un Café es, ante todo, el punto de encuentro que permite soñar, un centro de sociabilidad donde es posible intercambiar con los otros, reflexionar sobre lo que es la vida, y proyectarnos ante ella.

Por algo para el escritor francés Georges Courteline (1858- 1929) el mundo se divide en dos clases: los que van al Café y los que no lo frecuentan nunca. Son dos mentalidades completamente distintas y contrapuestas. Y los que van al Café, infinitamente superiores“.

En el Café Nuevo Mundo se le quiere rendir homenaje a esa hermosa relación, armonizando la gran tradición humanista que es posible detectar en los principales cafés de tertulias del planeta, con el incesante desarrollo de las nuevas tecnologías.

O dicho de otro modo: combinando de modo creativo lo humanista con lo tecnológico, mientras se persigue aquello que José Lezama Lima evocaba de sus encuentros con Juan Ramón Jiménez en La Habana del siglo pasado, cuando aseguraba que “la tertulia en el café se convertía en noble pereza erudita”.

Juan Antonio García Borrero (En Camagüey, el 2 de febrero de 2020)

La música cubana y el cine: un Catálogo en construcción

Nosotros la música, de Rogelio París

Mucho antes que el cine cubano alcanzara relevancia internacional a través de las producciones del ICAIC, ya la música creada en la isla había logrado convertirse en embajadora de la nación. Esto es fácil de comprobar con toda esa producción pre-revolucionaria donde parecía obligatoria la inclusión de números musicales en medio de tramas por lo general inexistentes, y donde lo único que después se recordaba era el paso fugaz de los cantantes y agrupaciones.

Este Catálogo que estamos construyendo en la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano (ENDAC), recién se inicia ahora. Pero ya va por 280 fichas de películas donde puede apreciarse el retrato que en cada momento los cineastas (cubanos y extranjeros) han hecho del devenir musical de la isla.  

Aquí lo mismo vamos a encontrar información sobre las películas documentales más conocidas de este, digamos, subgénero (Nosotros, la música; Buena Vista Social Club; Yo soy del son a la salsa, por mencionar algunas) hasta otras que han sido realizadas de modo independiente, y con muy pocos recursos.

Por supuesto, el Catálogo se enriquecerá y alcanzará su definición mejor, en la misma medida en que los especialistas y estudiosos sean capaces de contribuir con informaciones y puntos de vista de otros. Además, como la ENDAC está proponiendo un enfoque transnacional del fenómeno audiovisual cubano, resultará imprescindible el espíritu colaborativo. Pues si en algo si va a resultar imponente la contribución de ese cine realizado por cubanos en el exilio, es en la producción de documentales que ayudan a fijar la memoria del quehacer de músicos cubanos que han vivido fuera de la isla (pensemos, por ejemplo, en ese hermoso documental realizado por Andy García en 1993 con el título de Cachao).

Insisto en que este es un Catálogo incompleto. Pero a mi juicio por allí podrían estar sus grandes potencialidades: si conseguimos que se imponga el espíritu colaborativo por encima de esas fracturas vividas durante tantos años, y al fin el delirio habanero de ver a Celia Cruz y Benny Moré en un mismo escenario se consagra, entonces estaría creciendo el Catálogo, o lo que es lo mismo, esta otra esquina de la nación.

Juan Antonio García Borrero   


CINE Y MÚSICA CUBANA EN LA ENDAC

¡Manteca, mondongo y bacalao con pan!

Año: 2008 País: Cuba, España Género: Documental Formato: Digital Tiempo: 49’ Color: Blanco y negro, Color Productora: Producciones Gutiérrez Aragón, S.L., Gardoqui Gold, S.A.; ICAIC Producción: Camilo Vives, Juan Arenas Dirección: Pavel Giroud Guión: Pavel Giroud Fotografía: Luis Najmías Jr. Edición: Pavel Giroud Sinopsis Una mirada a la historia del jazz cubano. Seguir leyendo

Tagged Año 2009 Camilo Vives Cine y música Documental Juan Arenas Luis Najmías Jr. Pavel Giroud

¡Van Van, empezó la fiesta!

Año: 2000 País: Argentina, Cuba Género: Documental Formato: 35 mm Tiempo: 80’ Color: Color Productora: Arca Difusión S. A. Dirección: Liliana Mazure, Aarón Vega Guión: Martín Salinas Fotografía: Rafael Solís, Marcelo Iaccarino Edición: Miguel Schverdfinger Música: Orquesta Los Van Van Sonido: Nerio Barberis, Osvaldo Vacca Sinopsis Cuenta la historia de manera vivaSeguir leyendo

Tagged Año 2000 Cine y música Cuba-Argentina Documental Los Van Van

¿De dónde son los cantantes?

Año: 1976 País: Cuba Género: Documental Formato: 35 mm Tiempo: 32’ Color: Color Productora: ICAIC Producción: Oscar Asensio Dirección: Luis Felipe Bernaza Guión: Dolores Calviño (Lola Calviño) Fotografía: Jorge Haydú Edición: Iván Arocha Música: Miguel Matamoros, Ciro Rodríguez, Rafael Cueto, Félix B. Caignet, Antonio Fernández, Ñico Saquito Sonido: Germinal HernánSeguir leyendo

Tagged Año 1976 Cine y música Documental Lola Calviño Luis Felipe Bernaza

¿Qué tú crees?

Año: 1986 País: Cuba Género: Documental Formato: 35 mm Tiempo: 18’ Color: Color Productora: ICAIC Producción: Magaly González Dirección: Mario Crespo Guión: Mario Crespo Fotografía: José M. Riera Edición: Gladys Cambre Sonido: Marcos Madrigal, Carlos Fernández Sinopsis Entrevistas a profesores, músicos, compositores, estudiantes y público presentan los problemas Seguir leyendo

Tagged Año 1986 Cine y música Documental Mario Crespo

… Lo mismo, se escribe igual

Año: 2008 País: Cuba Género: Documental Formato: Digital Tiempo: 52’ Color: Blanco y negro, Color Productora: ICAIC; Producciones Gutiérrez Aragón, S.L., Antillana de Comunicación Producción: Camilo Vives, Juan Arenas Dirección: Arturo Sotto Guión: Arturo Sotto Fotografía: Luis Najmías, Jr. Edición: Alejandro Varela Sonido: Evelio Gay Sinopsis En la música cubanaSeguir leyendo

Tagged Alejandro Varela Añ0 2008 Arturo Sotto Camilo Vives Cine y música Documental Evelio Gay Juan Arenas Luis Najmías Jr.

… y tenemos sabor

Año: 1967 País: Cuba Género: Documental Formato: 35 mm Tiempo: 30’ Color: Blanco y negro Productora: ICAIC Producción: Jesús Pascau Dirección: Sara Gómez Guión: Sara Gómez Fotografía: Mario García Joya, José López Edición: Justo Vega Sonido: Germinal Hernández, Carlos Fernández Sinopsis Celebración de la diversidad y riqueza de la música cubana, resultado dSeguir leyendo

Tagged Año 1967 Cine y música Documental Sara Gómez

50 años de Cha cha chá. Orquesta América

Año: 2003 País: México Género: Documental Formato: BETACAM Tiempo: 25’ Color: Blanco y negro, Color Producción: Jill Hartley Dirección: Jill Hartley Guión: Jill Hartley Fotografía: Jill Hartley Edición: Jill Hartley Música: Orquesta América Sonido: Jill Hartley Sinopsis La historia del cha cha chá relatada a través de la Orquesta América, fundada en 1942 y perteSeguir leyendo

Tagged Año 2003 Cine y música Documental Jill Hartley Orquesta América

A contratiempo

Año: 2015 País: Estados Unidos Género: Documental Formato: HD Tiempo: 51’ Color: Color Productora: Mango Co. Producción: Jorge Alberto Soliño Dirección: Jorge Alberto Soliño Guión: Jorge Alberto Soliño Edición: Jorge Alberto Soliño Música: Juan Antonio Leyva Sonido: Jorge Alberto Soliño Sinopsis Las historias olvidadas de los músicos deSeguir leyendo

Tagged Año 2015 Cine y música Documental Jorge Alberto Soliño Juan Antonio Leyva

A cuatro voces

Año: 2008 País: Cuba Género: Documental Formato: Digital Tiempo: 28’ Color: Color Productora: Centro de Desarrollo del Cine Documental Producción: Octavio Cortázar Dirección: Tony Lechuga Guión: Miguel de la Uz, Tony Lechuga Fotografía: Domingo Triana Edición: Rafael Martínez Sonido: Juan Demósthene Sinopsis Los cuartetos vocales en la música popular cubana.  
Seguir leyendo

Tagged Año 2008 Cine y música Documental Domingo Triana Juan Demósthene Miguel de la Uz Rafael Martínez Tony Lechuga

A diario

Año: 2010 País: Cuba Género: Documental Formato: MINIDV Tiempo: 34’ Color: Color Productora: P.A. Record Producción: Francisco Álvarez Dirección: José Andrés Ortega Guión: José Andrés Ortega Fotografía: Rafael Solís Edición: Saúl Ortega Sonido: Javier Figueroa, Ricardo Pérez Sinopsis Documental sobre Roberto Carcassés, joven músico cubano que, al decir de esSeguir leyendo

Tagged Año 2010 Cine y música Documental Francisco Álvarez Javier Figueroa José Andrés Ortega Rafael Solís Ricardo Pérez Roberto Carcassés Saúl Ortega

Para seguir leyendo, pinchar aquí.

Enciclopedia Popular del ICAIC (1961-1963)

Fotograma de Defectos de la visión, de Octavio Cortázar y José Limeres

Compartimos la nueva entrada de la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano, en este caso para acercarnos a la Enciclopedia Popular del ICAIC (1961-1963). Los interesados podrán encontrar la relación cronológica de lo realizado, y en la que podrán encontrar buena parte de los nombres (desde Octavio Cortázar, responsable del área, hasta Nicolás Guillén Landrián, Humberto Solás, Fernando Villaverde, entre otros) que más tarde contribuirían a alcanzar la madurez del cine realizado por el ICAIC. Asimismo, cada  uno de los títulos tiene su propio link, que remitirá a la ficha técnica, y una vez dentro de la misma, apelar a la libre asociación que siempre permite el sistema de etiquetas.

JAGB

Enciclopedia Popular del ICAIC (1961-1963)

En mayo de 1961 se publica el tercer número del folleto “Documental” donde, a través de un breve artículo de Fernando Villaverde se nos anuncia que:

Ha salido la primera edición de la nueva Enciclopedia Popular del Instituto y en ella podemos ver la forma y el carácter que tendrá, en general, esta contribución cinematográfica del ICAIC al Año de la Educación”.

Aquel año se había iniciado, efectivamente, con la Campaña de Alfabetización masiva que se propuso enseñar a leer y escribir en doce meses “a todos los ciudadanos analfabetos del país”. Si se revisa el censo realizado a mediados de los años cincuenta podrá advertirse que, más allá del carácter ideológico que se iba haciendo explícito en el actuar del nuevo gobierno, el mal social existía y había provocado en intelectuales de la República alarmas que rozaban con el horror.

El nacimiento de la Enciclopedia Popular del ICAIC quedaba enmarcada, de este modo, dentro del conjunto de medidas políticas que se iban implementando en lo macrosocial. Soslayar este tipo de conexión puede acarrearnos el problema de deshumanizar la historia de un Instituto que, si bien buscaba insertarse en la modernidad fílmica prácticamente sin pasar por el período clásico que hubiese reportado una tradición industrial, no estaba para nada ajeno a las demandas gubernamentales del momento.

Según el imprescindible libro “Producciones del ICAIC: 1959-2004”, editado por la Cinemateca de Cuba (María Eulalia Douglas, Sara Vega e Ivo Sarría), la Enciclopedia Popular “constituye, en general, una serie de notas informativo-didácticas realizadas como proceso de aprendizaje por los nuevos cineastas. Fueron numeradas cronológicamente con un criterio de control administrativo, pero dicha numeración no aparece directamente en los filmes. Las denominaciones como números especiales tenían un corte más experimental”.

El Nro. 1, al cual se refiere Villaverde en su breve texto, estuvo conformado por tres notas: Defectos de la visión (directores: Octavio Cortázar, José Limeres), Fauna marina (director: O. Cortázar), y Cómo se hace un cartón (director: O. Cortázar), y como era de esperar en un primer intento, los resultados, de acuerdo al parecer de Villaverde, quedaban en lo que podía esperarse de una primera experiencia:

Considerando ahora la Enciclopedia desde un punto de vista general, podemos decir lo siguiente: nos parece que le falta a este número una nota de mayor peso, de mayor interés. Creemos que es algo banal en su conjunto, y que para próximos números sería de estudiar la inclusión, en cada una de ellas, de una nota cuyo tema tuviese una mayor trascendencia.

Por otro lado, es de destacar el profesionalismo que se observa a todo lo largo del trabajo. La fotografía, la narración, la banda sonora, la edición, han sido realizadas con un oficio que hace pensar en la posibilidad de alcanzar en muy breve tiempo, un nivel de calidad alto. La utilización de la música y de los efectos sonoros es correcta y aunque en algunos momentos la primera nos recuerda un poco los documentales de variedades norteamericanas, también es cierto que el material grabado en existencia es muy pobre y, casi todo responde a ese tipo de “mood music” enlatada y clasificada como chorizos. Y es justo señalar, que aún con esta falta de material, no ha habido detalles de mal gusto, sino que se la ha sacado un mayor partido a esa música que el que le sacan muchos documentales norteamericanos que la utilizan invariablemente”.

Según el libro editado por la Cinemateca, la Enciclopedia llegó a contar con 38 números, siendo el último un material especial rodado en 1963, conformado por dos notas: El círculo de tiza caucasiano (Director: Ugo Ulive) y La viuda alegre (Director: Ramón F. Suárez).

Una aproximación crítica a esta otra parte de la historia del cine cubano podría revelarnos ángulos novedosos. Sobre todo, tomando en cuenta que entre esas notas encontraríamos lo mismo un corto realizado por Titón en su época de Cine-Revista (La Habana 1762), que aquel material rodado por Solás con el título de Minerva traduce el mar (1962), y para el cual le pediría a José Lezama Lima un poema que apoyara aquello que ya había filmado.

Juan Antonio García Borrero

Relación cronológica de la Enciclopedia Popular del ICAIC

Enciclopedia Popular No. 1 (1961), de Octavio Cortázar, José Limeres

Enciclopedia Popular No. 2 (1961), de Octavio Cortázar, Luis López

Enciclopedia Popular No. 3 (1961), de Fausto Canel, Octavio Cortázar, Fernando Villaverde

Enciclopedia Popular No. 4 (1961), de Octavio Cortázar, Humberto Solás

Enciclopedia Popular No. 5 (1961), de Alberto Roldán, Joe Massot, Oscar Valdés

Enciclopedia Popular No. 6 (1961), de Raúl Molina, Fernando Villaverde

Enciclopedia Popular No. 7 (1961), de Fernando Villaverde, Joe Massot

Enciclopedia Popular No. 8 (1961), de Fernando Villaverde

Enciclopedia Popular No. 9 (1962), de Oscar Valdés, Fernando Villaverde, José Antonio Jorge

Enciclopedia Popular No. 10 (1962), de Octavio Cortázar, Luis López

Enciclopedia Popular No. 11 (1962), de Luis López, Fernando Villaverde

Enciclopedia Popular No. 12 (1962), de Fernando Villaverde, Octavio Cortázar

Enciclopedia Popular No. 13 (1962), de Octavio Cortázar, Bernabé Hernández, Héctor Veitía

Enciclopedia Popular No. 14 (1962), de Octavio Cortázar, Oscar Valdés

Enciclopedia Popular No. 15 (1962), de Fernando Villaverde, Octavio Cortázar

Enciclopedia Popular No. 16 (1962), de Luis López, Octavio Cortázar

Enciclopedia Popular No. 17 (1962), de Raúl Molina, Fernando Villaverde

Enciclopedia Popular No. 18 (1962), de Nicolás Guillén Landrián, Tomás Gutiérrez Alea

Enciclopedia Popular No. 19 (1962), de Luis López, Fernando Villaverde, Alberto Palenque

Enciclopedia Popular No. 20 (1962), de Raúl Molina, Fernando Villaverde, Octavio Cortázar

Enciclopedia Popular No. 21 (1962), de Fernando Villaverde

Enciclopedia Popular No. 22 (1962), de Luis López, Fernando Villaverde, Idelfonso Ramos

Enciclopedia Popular No. 23 (1962), de Fernando Villaverde, Luis López

Enciclopedia Popular No. 24 (1962), de Luis López, Fernando Villaverde

Enciclopedia Popular No. 25 (1962), de Fernando Villaverde, Luis López, Oscar Valdés

Enciclopedia Popular No. 26 (1962), de Idelfonso Ramos, Fernando Villaverde, Luis López

Enciclopedia Popular No. 27 (1962), de Nicolás Guillén Landrián, Fernando Villaverde, Santiago Villafuerte

Enciclopedia Popular No. 28 (1962), de Luis Estévez, Sara Gómez

Enciclopedia Popular No. 29 (1962), de José Antonio Jorge, Lupercio López, Luis Felipe Bernaza, Héctor Veitía, Santiago Villafuerte

Enciclopedia Popular No. 30 (Número especial) (1962), de Fernando Villaverde

Enciclopedia Popular No. 31 (1962), de Roberto Fandiño, Santiago Villafuerte, Sara Gómez

Enciclopedia Popular No. 32 (Número Especial)/ Minerva traduce el mar (1962), de Humberto Solás, Oscar Valdés

Enciclopedia Popular No. 33 (1962), de Ramón F. Suárez, Enrique Thibaut

Enciclopedia Popular No. 34- Número especial (1963), de Santiago Villafuerte

Enciclopedia Popular No. 35- Número especial (1963), de Sara Gómez

Enciclopedia Popular No. 36- Número especial (1963), de Enrique Pineda Barnet

Enciclopedia Popular No. 37- Número especial (1963), de Oscar Valdés

Enciclopedia Popular No. 38- Número especial (1963), de Ugo Ulive, Ramón F. Suárez

Una calle inteligente contra la Burocracia analógica

Una vez más tenemos que posponer la inauguración del Café Nuevo Mundo por cuestiones puramente burocráticas. Así que es mejor no volver a poner fechas, pues corremos el riesgo de que los futuros clientes del mismo (que esperamos sean también usuarios de la Mediateca, espectadores de la sala, y visitantes de la Galería QR) ya no tomen en serio lo que anunciamos.

Lo que me molesta de todo esto es que, de nuevo, se pone de manifiesto la falta de jerarquía que tiene, dentro de la visión administrativa de la ciudad, la llamada Calle de los Cines, pese a que esta sería la vía pública que dentro de nuestro imaginario representa algo así como “el rostro de la ciudad”.

Por allí pasan a diario cientos de personas, entre ellos un montón de turistas (esto antes de la pandemia) que no logran enterarse bien de qué va todo, pese a que un guía les va explicando lo de las imágenes cinematográficas que se ven en las paredes.

Yo he aprendido a vivir con el criterio de algunos detractores que confunden mi defensa de esa calle y sus potencialidades, con lo que llaman mi egocentrismo. Como si con todo esto yo obtuviese algún tipo de retribución material (cosa que no vendría mal) que me permita vivir mejor. A esos detractores no los tomo en cuenta, pues su falta de argumentos no contribuye en nada a lo que allí se quiere lograr.

Pero sí me irrita que se siga escapando entre las manos la posibilidad de aprovechar, explotar, lo que ya existe (un conjunto de bares, cines, cafeterías, galerías de arte, etc) para crear espacios de interacción cultural y comunitaria que se distinga de lo manido, de lo que se va reciclando en casi todas partes a través de músicas y espectáculos de dudosa calidad.

Desde hace cinco años en el Proyecto El Callejón de los Milagros, intentamos crear y fortalecer las imprescindibles alianzas estratégicas sin las cuales algo como lo que nos proponemos, sencillamente no pueden salir. Allí están las relatorías de todos los Encuentros de la Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales que hemos celebrado, con propuestas concretas de acciones que beneficiarían a todo el sistema de la cultura de la ciudad, y no solo al cine. Y, sin embargo, no se acaban de concretar los hechos, y sigue la suma de insularidades provincianas, y el predominio de lo burocrático por encima del fomento de la creatividad.

Escribo esto sabiendo que suena más a catarsis que a reflexión que invite a buscar soluciones. La Burocracia, y esto Titón se encarga de recordarlo desde hace mucho tiempo en su famoso filme La muerte de un burócrata, no está para estimular la creatividad, sino para hacer cumplir un reglamento de modo ciego. Por eso la Burocracia casi siempre viaja en el último vagón de ese tren llamado Vida. No hay nada personal, ni para bien ni para mal, en lo que hacen estos abnegados empleados: para los burócratas la vida es un papel y punto.

He tratado de explicarle a algunos de ellos de qué va el Café Nuevo Mundo, para qué lo hemos armado, pero no les interesa, no quieren saber: sencillamente no forma parte de sus imponentes Catedrales de papel. Así que habrá que seguir lidiando con estos celosos guardianes del Deber-Ser, hasta que la muerte nos separe.

Juan Antonio García Borrero

Héctor Noas, actor

No recuerdo bien si fue Truman Capote el que hablaba de Robert de Niro, y le llamaba “el hombre camaleón”, o algo así. En pantalla, decía Capote (y estoy apelando a la memoria, que me puede traicionar), anuncian que va a actuar Robert de Niro, pero luego ves la película y no lo encuentras, porque no se parece en nada a las caracterizaciones que has visto antes.

A mí me pasa un poco lo mismo con Héctor Noas (n. La Habana, 8 de mayo de 1958), el gran actor cubano, que lo mismo te ofrece ese personaje rudo e inolvidable de Los dioses rotos, de Ernesto Daranas, que el complejísimo protagonista de Verde Verde, de Enrique Pineda Barnet.

Noas (que en sus primeras películas aparecía con el nombre de Héctor Eduardo Suárez) es un total enamorado de su profesión, y ese desvelo lo transmite no solo cuando encarna algún personaje, sino también cuando se para frente al público para hablar de actuación, lo mismo en cine, que en teatro, que en televisión, porque es un hombre que parece gozar del don de la ubicuidad.

Hace poco le escribí para que me ayudara a conformar su entrada para la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano, un proyecto que como otras veces he dicho, solo puede prosperar sobre la base de lo colaborativo y las complicidades.

Su carrera es amplísima, e incluye películas producidas por el ICAIC, pero también realizadas en entornos “no profesionales” y extranjeros. Es decir, que quien quiera reconstruir con rigor su filmografía, chocará de inmediato con la falta de información que por lo general se tiene de ese universo cinematográfico donde cineastas como Tomás Piard, por poner un ejemplo, crearon toda una escuela.  

Es por ello que agradezco doblemente la gentileza del actor, y el tiempo que me ha regalado (además de la foto de perfil), para cotejar la información que se brinda, y agregar otras que desconocía. Porque no estamos hablando solamente de resaltar los valores de una carrera individual, sino de colocar la misma en medio de un mapa que, a través de las películas que conforman esa filmografía, se irá vinculando a otras zonas del audiovisual realizado por cubanos.

Basta revisar lo protagonizado por Noas para saber que son incontables las ventanas que nos invitan a asomarnos a otros universos que esperan por nuestra observación crítica: el universo de Pineda Barnet, por ejemplo, el de Tomás Piard, o el universo de lo realizado fuera de su país natal. Esto que hoy estamos viendo es, sencillamente, la punta del iceberg.

Juan Antonio García Borrero


Héctor Noas

(n. La Habana, 8 de mayo de 1958). Actor de cine, teatro y televisión, que en sus primeras películas aparecía en los créditos como Héctor Eduardo Suárez Noas. Se inició en el cine como extra en la película Cecilia (1981), de Humberto Solás, y debutó en el cine profesional con el largometraje Tiempo de amar (1984), dirigida por Enrique Pineda Barnet. Con Pineda Barnet tomaría clases de actuación, antes de graduarse de actor con Medalla de Oro y Diploma de Honor en el Instituto Superior de Arte.


Filmografía

1982: La dimensión de un instante (C), de Jorge Luis Sánchez.

1982: Crónica de una infamia (Docudrama), de Miguel Torres.

1984: Tiempo de amar (L), de Enrique Pineda Barnet.

1985: Ecos (L), de Tomás Piard.

1986: Fiesta (L), de Augusto Coppola (Estados Unidos-Cuba).

1989: La Bella del Alhambra (L), de Enrique Pineda Barnet.

1989: Cuervo (L), de Carlos Ferrands (Canadá-Cuba)

1991: Boceto (L), de Tomás Piard.

1992: La caravana (L), de Jean Pierre (Francia-Cuba)

1993: El blanco de los espejuelos (L), de Edouard Niermams (Francia).

1994: Melodrama (M), de Rolando Díaz

1995: Tierra Índigo (L), de Jean Sagols.

1996: Sabor latino (L), de Pedro Carvajal (España-Cuba)

1996: Los tercermundanos (L) de Jean P. Maragal (Francia-Cuba)

1997: Kleines Tropikana (L), de Daniel Díaz Torres

1997:  Mambí (L), de Santiago y Teodoro Ríos (España)

1997: First (Así como nosotros) (c), de Enrique Pineda Barnet y Tomás Piard

1998: Caribe (Italia)

1998: Lobos sueltos (c), de Javier Kühn (España)

2001: Machín: toda una vida (L), de Nuria Villazán (España)

2004: Un rey en La Habana (L), de Alexis Valdés

2004: La ventana (c), de Nacho Cuevas

2006: La pared (L), de Alejandro Gil

2007: El hombre de arena (L), de José Manuel González

2008: Los dioses rotos (L), de Ernesto Daranas

2008: El baile de San Juan (L), de Francisco Athié

2008: El alumno (c), de Beltrán Alonso

2009: La Anunciación (L), de Enrique Pineda Barnet.

2012: Verde Verde (L), de Enrique Pineda Barnet

2013: Conducta (L), de Ernesto Daranas

2014: Omega 3 (L), de Eduardo del Llano

2014: Upstairs (C), de Enrique Pineda Barnet

2017: Insumisas (L), de Fernando Pérez

2017: Sergio y Serguéi (L), de Ernesto Daranas

2018: Inocencia (L), de Alejandro Gil

2018: Club de Jazz (L), de Esteban Insausti

2018: Yuli (L), de Iciar Bollaín

2019: Mambo Man, de Mo Fini y Edesio Alejandro

Jornada de Cine Santiaguero “La Mirada Inquieta”

Me parece excelente el programa concebido para esta Jornada a realizarse en Santiago de Cuba los días 5, 6 y 7 de agosto. Lo que más me motiva es la inclusión de ese eje temático que permitirá hablar de las nuevas narrativas audiovisuales en el quehacer creativo de los cubanos.

Tardará todavía un poco de tiempo en naturalizarse entre nosotros esas otras maneras de hacer el audiovisual, toda vez que, para ello, será necesario conformar un cuerpo de ideas que acompañen a esas películas. Y aquí funciona lo que Sócrates recomendaba en su tiempo: “Háblame, para que yo te vea”.

Si los críticos, y sobre todo los espectadores, no tienen oportunidad de ver y discutir esas nuevas producciones, difícilmente puedan entrar a competir con un modelo de representación que responde a imperativos trasnochados, pero que se sigue usando por inercia, por comodidad, o sencillamente, porque no se conoce que hay nuevas maneras de filmar y pensar ese audiovisual.

De allí que sea tan importante ampliar los mapas de ese cine cubano que, a estas alturas, ya no solo es cine. O para utilizar el término acuñado por Gene Youngblood, ya tiene un amplísimo repertorio de lo que podríamos llamar “el cine cubano expandido”.

Ahora hace falta que lo que allí se discuta y vea no se quede encerrado en esos nichos. Hay que utilizar creativamente todas estas tecnologías que tenemos en nuestras manos para compartir las ponencias, las ideas que se debatan en los conversatorios, y si fuera posible, las películas proyectadas.

Juan Antonio García Borrero


Jornada de Cine Santiaguero ” La Mirada Inquieta”

Lugar: Cine Cuba

Día 5

Presentación de la Jornada Audiovisual

Hora: 9.00am

Conferencia Breve historia del cine en Santiago de Cuba

Panelistas: David Silveira

Hora: 10.00am

Muestra de Cine

Realizadores: Emmanuel Martín, Carlos Melián, Rubén Aja Garí, José Armando Estrada

Hora: 3.00pm

Muestra de Cine

Realizadores: Claudia González Catalán, Yunior Frómeta, Frank L. O´Callaghan, José Manuel Toledo, Javier Cascaret


Día 6

Conversatorio sobre cine independiente en Santiago de Cuba

Panelistas: Demián Rabilero, Armando Estrada, Carlos Melián

Moderador: Carlos Lloga

Hora: 10.00am

Muestra de Cine Experimental

Realizadores: Frank L. O´Callaghan, Yuris Elias Seoane

Hora: 5.00pm


Día 7

Conversatorio sobre nuevas narrativas en el audiovisual joven

Panelistas: Carlos Lloga, Frank L. O´Callaghan, Yuris Elias Seoane, Carlos Gil Calderón

Moderador: Enrique Pérez Fumero

Hora: 10.00am

Muestra de Cine Nuevas Narrativas Audiovisuales

Realizadores: Yuris Elias Seonae, Frank L. O´Callaghan, Carlos Gil Calderon

Hora: 5.00pm

Exposición “El Mayor. Memorias de un rodaje”

Como habíamos anunciado anteriormente, el próximo 16 de julio, a las cinco de la tarde, estaremos reabriendo las puertas del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo con la Cibertertulia El Callejón de los Milagros, fecha en la que quedará inaugurado el Café Nuevo Mundo.

Pues bien, la primera exposición que podrá apreciarse en las nuevas paredes de la Galería QR está conformada por un conjunto de fotos de rodaje del filme El Mayor (2020), de Rigoberto López, la cual ha sido curada por su viuda Marilyn Sampera Rosado.

Aún no tenemos fecha prevista para el estreno de esta película tan esperada (sobre todo por los agramontinos). Pero las imágenes seleccionadas quieren brindar el testimonio de ese proceso sumergido (el del rodaje), donde un grupo de mujeres y hombres cuyos nombres después no figurarán en las reseñas que se hagan del filme, garantizaron que el hecho artístico fuera una realidad: hablamos de los responsables del maquillaje, del sonido directo, los asistentes de cámara, los hacedores de lo que otras veces hemos llamado “los oficios invisibles del cine”.

Por supuesto, en la Galería QR insistimos en construir relatos transmediales, aprovechando las posibilidades que brinda la infraestructura tecnológica montada en el lugar. De esa manera, aquellos que miren las fotos impresas en papel, también podrán escanear el Código QR de la exposición con los dispositivos móviles que tengan en sus manos, teniendo la posibilidad de descargar del Portal El Callejón de los Milagros otros contenidos asociados a las mismas, como pueden ser la ficha técnica del filme, biofilmografías de los miembros del equipo, la célebre canción de Silvio Rodríguez dedicada a Ignacio Agramonte, o la hermosa edición del programa La Pupila Asombrada donde se escuchan los testimonios de Rigoberto López, Ángel Alderete (director de fotografía), Daniel Romero (actor), pero también de nuestra siempre recordada historiadora Elda Cento.

Juan Antonio García Borrero

Inauguración del Café Nuevo Mundo

El próximo 16 de julio, a las cinco de la tarde, el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo estará reabriendo sus puertas cuando celebremos la Cibertertulia El Callejón de los Milagros correspondiente a ese mes, y dejemos oficialmente inaugurado el Café-Galería Nuevo Mundo.

Para esa ocasión tendremos como eje temático de la conversación el siguiente asunto: Por una calle inteligente de los cines en Camagüey, y podremos interactuar con el investigador Armando Pérez Padrón, quien estuvo directamente vinculado a la concepción inicial del Paseo Temático del Cine, un proyecto único de su tipo dentro del país que nació en el año 2014 a raíz de la iniciativa de la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Con el Café-Galería Nuevo Mundo, el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo (primera institución con ese formato creada en Cuba, exactamente el 30 de octubre de 1986) incorpora una nueva acción a ese viejo sueño que desde hace mucho se viene anunciando, y que es ver convertido ese espacio en un escenario dinámico donde sea posible disfrutar películas en pantalla grande, consultar los fondos de su Mediateca, apreciar exposiciones de pequeño formato en su Galería QR, así como ser sede de eventos, talleres, cursos, o charlas que tengan que ver con el universo audiovisual más amplio, desde lo tradicionalmente cinematográfico  hasta lo vinculado al llamado “cine expandido” en sus más insospechadas modalidades.

En tal sentido, y como hemos repetido varias veces, el Café Nuevo Mundo se integraría de modo armónico a lo que el Proyecto El Callejón de los Milagros viene proponiendo desde hace cinco años: transformar a La Calle de los Cines de Camagüey en una Calle Inteligente de los Cines.

O lo que es lo mismo: acompañar desde la cultura audiovisual ese proceso de informatización cada vez más creciente que se viene consolidando dentro de la sociedad, pero que exige algo incluso más difícil que la adquisición de tecnologías: la formación de usuarios que sean capaces de convertir esas tecnologías que tienen en sus manos en herramientas útiles al crecimiento de sus vidas personales.

Juan Antonio García Borrero

Encuentro Cátedra Cinemateca en el marco de CICLA 2020

El próximo 25 de junio, a partir de las diez de la mañana y hasta las once y media, estaré conversando sobre cine cubano, vía Internet, gracias a la invitación de la Cinemateca de Bogotá, la Cinemateca Municipal de Medellín, y la Cinemateca la Tertulia de Cali.

Esto ocurrirá en el marco de la segunda edición del Encuentro Cátedra Cinemateca, un espacio de formación e investigación que, a su vez, forma parte del conjunto de actividades diseñado para la octava muestra de la CICLA-Cita con el Cine Latinoamericano.

Si revisan el Programa teórico (que podrán descargar aquí) verán que las reflexiones que se están proponiendo son bien provocadoras. Y en lo personal, considero que es todo un privilegio poder compartir espacio, entre otros destacados investigadores, con el estudioso Paul A. Schroeder, autor de Tomás Gutiérrez Alea. The Dialectics of a Filmmaker y Latin American Cinema. A Comparative History, dos volúmenes que me gusta tener siempre al alcance de mi vista.

En cuanto a mi intervención, estará orientada a comentar sobre la necesidad de enriquecer la historia canónica del cine cubano (todavía demasiada atenta a los “grandes acontecimientos fílmicos” inventariados en nuestro país) con una perspectiva transnacional que nos permita aprehender “lo audiovisual” vinculado a lo cubano, desde ventanas múltiples que piensen las prácticas cinematográficas lo mismo desde los textos, los contextos, las tecnologías, los espacios de socialización (salas cinematográficas, festivales, cine clubes, etc), los diversos géneros, los libros, así como las comunidades receptoras de esas actividades.

También será un buen momento para hablar de la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano (ENDAC), proyecto que precisamente propone, desde las Humanidades Digitales, la construcción de una plataforma donde el tránsito dinámico por todas estas áreas que en el relato dominante suele apreciarse como entes o espacios aislados, estimule la creación de rutas de aprendizajes y debates alejadas del canon establecido, pero que comparten una misma pretensión: el estudio de la imagen en movimiento, con Cuba como el dispositivo simbólico que aglutina e irradia a la vez.

Juan Antonio García Borrero


Encuentro Cátedra Cinemateca en el marco de CICLA 2020

Del 18 al 25 de junio, la Cinemateca de Bogotá – Gerencia de Artes Audiovisuales del Idartes y la Asociación de Agregados Culturales de América Latina y el Caribe en Colombia presentan la octava edición de La CICLA-Cita con el Cine Latinoamericano y que en esta octava edición se realiza en alianza con Retina Latina, la Cinemateca Municipal de Medellín y la Cinemateca la Tertulia de Cali en la búsqueda de seguir consolidándose como un espacio anual de reflexión sobre el cine latinoamericano.

En el marco de esta muestra se realizará entre el 23 y el 25 de junio la segunda edición del Encuentro Cátedra Cinemateca, un espacio de formación alrededor de la crítica y la investigación sobre el cine colombiano y latinoamericano, que en esta oportunidad aborda desde perspectivas, cómo se ha estudiado el cine en América Latina y los retos de estudiar cinematografías tan significativas y con desarrollos tan particulares como las producidas en el Caribe, que demandan ir más allá de las miradas canónicas para dar cuenta de una producción audiovisual fluida, diversa y contradictoria.

El Encuentro Cátedra Cinemateca tendrá conversaciones con invitados e invitadas especiales y mesas de diálogo tipo paneles, en los cuales se compartirá experiencias y visiones de la crítica cinematográfica.

¡Conéctate a través de nuestras redes de Facebook y Youtube y participa de la Cátedra Cinemateca!

Entre dos (1989), de Santiago Prado

Desde hace más o menos cinco años, cuando planteamos por primera vez la posibilidad de construir la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano (ENDAC), estamos insistiendo en la necesidad de estimular el trabajo colaborativo.

En principio, parece fácil, pero la mayoría de las personas que nos hemos vinculado al estudio y promoción de todo lo que se relaciona con el cine hecho por cubanos, nos formamos de acuerdo a los parámetros dictados por una época donde el individuo, sobre la base de sus esfuerzos, entregaba libros, artículos, etc.

Hoy el mundo se mueve en otras direcciones. Sin importar si vives en Camagüey o Nueva York, somos testigos de un fenómeno que, de modo exponencial, responde a las características de todos esos dispositivos de comunicación que usamos a diario: la producción colaborativa de contenidos digitales.

Para hablar concretamente del audiovisual cubano, si hoy nos asomamos a Internet será fácil comprobar que la información que ya existe sobre el mismo excede las posibilidades de lecturas individuales. Estamos infoxicados con tantas páginas, portales, blogs, etc, que a la larga reproducen el mismo escollo analógico que supondría sentarnos en una biblioteca a revisar, uno por uno, cada libro en soporte papel de los que se encuentra en esa institución. Dicho de otra manera, tanta información dispersa no necesariamente se convierte en conocimiento útil. Al contrario: por lo general termina siendo un simple dato aislado de un contexto mayor.

Por suerte, ya la ENDAC comienza a contar con colaboradores que, de forma altruista, contribuyen con fotos, artículos, comentarios. Hace unos días fue Carlos Barba, con su hermoso tributo a Rosita Fornés, y ahora es Ángel Segundo González González, quien nos hace llegar par de fotos de rodaje del filme hecho para la televisión, Entre dos (1989), de Santiago Prado.

Otra de las características que distinguiría a una plataforma digital de una Enciclopedia publicada en papel, es la posibilidad de todo el tiempo ser enriquecida, corregida, etc. Mientras esté online, y los usuarios accedan a la misma, hay posibilidades de que ellos contribuyan con fotos, videos, o audios privados que jamás habían llegado a la esfera pública, y por ende, tampoco a una institución.

Súmenle a ello que plataformas como Youtube suelen alojar esos materiales de los que normalmente el crítico escribía, condenando a su lector a pensar el cine… desde la literatura. Hoy WordPress nos permite incrustar videos y audios, por lo que esta podría ser una Enciclopedia donde, además de leer sobre las películas, podamos interactuar con los críticos, que a su vez hablarán directamente del audiovisual desde el audiovisual, y no desde la literatura.

Evidentemente, estamos viviendo un cambio de paradigma en las maneras de construir conocimientos en torno al audiovisual cubano, si bien todavía nos falta algo elemental: la formación de usuarios dueños de esas competencias digitales que permitirían convertir en conocimiento útil toda la información alojada en la red de redes.

Juan Antonio García Borrero


Entre dos

Año: 1989

País: Cuba

Género: Ficción

Formato:

Tiempo: 57’

Color: Color

Productora: Estudios Cinematográficos del Instituto Cubano de Radio y Televisión

Dirección: Santiago Prado

Guión: Santiago Prado, inspirado en el cuento homónimo de Miguel Mejides

Fotografía: José Manuel Martínez Carmona

Camarógrafo: Iván Díaz

Asistente de cámara y Foquero: Ángel Segundo González González

Escenografía: Santiago Sánchez

Edición: Caridad Pascual

Iluminador, Dollyman: “El Bolo”

Reparto: Raúl Eguren, Josefina Enríquez, Margot de Armas, Daniel Jorge Jordán


Fotos del rodaje

De izquierda a derecha: Ángel Segundo González González (asistente de cámara y foquero), José Manuel Martínez Carmona (director de fotografía), Padilla (Asistente de Dirección), Santiago Prado (Director), Raúl Eguren (actor), y Chocolate (chofer). Foto cedida a la ENDAC por Ángel Segundo González González
De izquierda a derecha: Ángel Segundo González González, Iván Díaz (Camarógrafo) y «El Bolo» (Iluminador, Dollyman). Foto cedida a la ENDAC por Ángel Segundo González González