UNA INTERESANTE POLÉMICA

A raíz de una de las ideas expuestas por Pedro Noa en su post más reciente de nuestro intercambio, se ha originado una interesante polémica entre el crítico de arte Abelardo Mena y él, vía correo electrónico. Les he pedido autorización a ambos para compartir esas reflexiones en el blog.

La idea de Pedro Noa que originó el intercambio es la siguiente:

“De los cuatro invitados a la mesa, las “mejores cartas” para informar a los presentes las tenía Samada, quien, desde hace algún tiempo, ha venido hablando en varios foros como el Congreso de la AHS y el propio Caracol de la Uneac, sobre los cambios en la política audiovisual y especialmente cinematográfica. Sobre ellas puedo escribirte casi otro post tan largo como este; pero, a grandes rasgos, puedo decirte que va dirigida a la transformación del icaic como institución más pequeña, eficiente y funcionando como empresa, no unidad presupuestada; al acercamiento de los artistas a la propia institución, mediante la creación y rescate de varios organismos internos como el Comité de documentalistas, la Comisión de Fomento fílmico; y, por último, a crear un vínculo y reconocimiento de los productores independientes, mediante el registro del creador, una nueva figura que es el colectivo de creación audiovisual, y el reconocimiento de varias figuras dentro del trabajo por cuenta propia entre los que están el arrendador y operador de equipos audiovisuales.

Todo esto dicho y rápido, tiene muchos matices que, si te parece bien, podemos desarrollar, otro día, como parte de este diálogo.

Un abrazo

Pedro Noa

 

DE ABELARDO MENA A PEDRO NOA Y GARCÍA BORRERO

 Juani y Noa, de veras no logro imaginar cómo el ICAIC podría metamorfosearse en “empresa cubana estatal socialista”, y aun así producir buen arte que sea comercialmente rentable… Hay límites que el mercado no debe transgredir…y es deber de la clase política cubana entenderlo. Como sucede con la biotecnología.

¿Es acaso el entierro de aquel precepto fundador de marzo de 1959 “Por cuanto el cine es un arte?… ¿O es que volvemos al pragmatismo vulgar que sacudió las instituciones cubanas en el Periodo Especial?

Incluso la Conceptualización reconoce formas de propiedad no lucrativas, que desarrollen acciones lucrativas para sostenerse. Pero definirse de pleno como empresa igualito que las de la música, disqueras etc, será su muerte anunciada.

Abelardo Mena

 

DE PEDRO NOA A ABELARDO MENA

Estimado Abelardo:

Creo que todo lo planteado por Samada está por comprobar en la práctica; pero me parece que es un paso de avance. La empresa estatal socialista que se aspira como futuro de Cuba todavía es una entelequia demasiado apegada a uno de sus apellidos: socialismo, un sistema de transición sobre el cual hay más teoría que buenos resultados. Sin embargo, el que se piense como empresa me parece un adelanto, porque no es la mentalidad adocenada de la unidad presupuestada. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

EXPOSICIÓN TRANSMEDIA “HUMBERTO Y TITÓN EN LAS MEMORIAS”

El próximo 4 de diciembre, a las cinco de la tarde, dejaremos inaugurada en la Galería QR del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo (Camagüey), la Exposición transmedia “Humberto y Titón en las memorias”.

La fecha escogida no es gratuita: un 4 de diciembre, pero de 1941, nació en La Habana Bárbaro Humberto Solás Borrego, a quien con el tiempo bastaría llamarle Solás para saber que estábamos en presencia de uno de los realizadores emblemáticos del cine cubano, gracias a filmes como Lucía, Cecilia, o El siglo de las luces.

Pero también en diciembre (exactamente el 11 de diciembre de 1928), y también en la Habana, nació Tomás Gutiérrez-Alea, el creador de las imprescindibles Memorias del subdesarrollo, La última cena, o Fresa y chocolate, por mencionar apenas algunas de sus cintas.

La idea de esta Exposición que apela a diversos soportes, es, en primer lugar, poner a dialogar a estos cineastas que con demasiada frecuencia suelen describirse como opuestos en lo artístico. Y en segundo lugar, seguir explorando las posibilidades que brinda la informatización de la gestión cultural a la hora de promover lo mejor de nuestro arte.

De este modo, los que asistan a la exposición podrán interactuar de diversas maneras con lo allí expuesto, ya sea observando las diez fotos impresas en papel, los materiales audiovisuales proyectados en las pantallas electrónicas, o descargando del servidor local información, libros, bandas sonoras, etc, vinculadas al universo creativo de ambos realizadores; asimismo pueden dejar comentarios en los foros debates de la página que acoge la exposición.

La Exposición “Humberto y Titón en las memorias” quedará inaugurada el día 4 de diciembre a las cinco de la tarde, y a las cinco y media dará inicio la Cibertertulia del mes, dedicada precisamente a Humberto Solás y Tomás Gutiérrez-Alea.

Juan Antonio García Borrero

CONVERSANDO CON IVÁN GIROUD, DIRECTOR DEL FESTIVAL DE CINE DE LA HABANA

He aquí un adelanto de lo que nos trae esa gran fiesta audiovisual que es el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, que desde hace 40 años se celebra en el mes de diciembre en La Habana.

Dije en La Habana, pero yo creo que el Festival ha calado en el imaginario nacional de una manera tal, que con solamente escuchar el tema musical que lo identifica, uno entra en situación. Y eso explica que acá en Camagüey, durante esos días, también estemos ofreciendo una muestra de la producción latinoamericana más reciente.

¡Cuarenta años…! Se dice fácil, pero hay allí toda una vida. En lo personal, han llegado de golpe a mi cabeza no solo las películas que he visto, sino también los amigos que he conocido, los libros que he leído, las conversaciones que se han prolongado aun cuando algunos interlocutores ya no estén vivos. Como dije antes: una fiesta, una fiesta interminable.

JAGB

Latinoamérica en La Habana o construir la cinefilia entre todos

Por Ana María Domínguez Cruz • Cuba

lajiribilla@cubarte.cult.cu

Cuarenta años es mucho tiempo si se quiere contar la historia en apenas una hora. Sin embargo, Iván Giroud, presidente del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, accedió a lo que técnicamente se conoce como una entrevista y que derivó, luego, en una diáfana conversación. Recordó cuán deslumbrado quedó al descubrir este Festival en su segunda edición como espectador, cuando aún era un evento de pequeñas dimensiones, y cómo cuando comenzó a trabajar en él, a partir de su décimo año, lo vio de una manera diferente.

¿Cómo lo ves ahora, que te corresponde organizarlo?

Ha sido así desde entonces y hasta la actualidad, cuando el reto de organizar un evento cultural y de tanta significación social como este se asume a la par de los cambios que experimenta el mundo, desde el punto de vista tecnológico y de las comunicaciones.

El equipo de trabajo del Festival comienza a trabajar desde inicios de cada año porque tenemos una responsabilidad muy grande, en tanto debemos cumplir las expectativas que se generan en torno a una fiesta como esta, de reconocido prestigio internacional. Recordemos además la presencia de Fidel desde las primeras ediciones que, innegablemente, redimensionó el evento, y ello es difícil de sostener.

Al inicio el Festival de Cine llegaba a todo el país; sin embargo, ahora no tiene esa escala…

La historia del cine también puede reflejar la historia de los cambios tecnológicos y ello nos coloca en una situación compleja. El cine ya no es analógico sino digital, y no todas las salas del país cuentan con las condiciones necesarias para proyecciones de ese tipo.

La exhibición cinematográfica se concentra en la capital, lamentablemente, sin olvidar el esfuerzo encomiable que impulsa en Camagüey el crítico Juan Antonio García Borrero, pero esa es una experiencia muy particular. En realidad, las provincias han quedado muy rezagadas en ese sentido, y no solo en lo concerniente al Festival de Cine. La alternativa, en relación con este evento, ha sido llevar a las provincias las películas del año anterior, ya en formato Blue-Ray, para facilitar su proyección.

Como se le conoce a nivel popular entonces, es un Festival de Cine de La Habana.

Sinceramente, no quisiera que fuera un Festival de Cine de La Habana y de hecho no es un evento que llegue a cada rincón de esta ciudad, lo cual pudiera asumirse como una debilidad; pero no depende de nosotros sino de las cuestiones relativas a la infraestructura de las salas de cine, que también se ha deteriorado. (Para seguir leyendo, pinchar aquí)

SOBRE EL CINE CLUB “EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS”

Se dice que uno de los mejores modos de medir el impacto de una noticia o entrada en Facebook, más que contar los Likes, sería tomar en cuenta las veces en que es compartida. Y en lo personal me concede mucho placer que esta nota escrita por la periodista Yusarys Benito Deliano para la web de Radio Cadena Agramonte, se haya compartido tantas veces.

Ojalá sea el principio de algo donde las Universidades de la ciudad establezcan estrategias que permitan favorecer el uso creativo de las tecnologías, vinculándolas al proceso de aprendizaje en que se encuentran involucrados, a la par, maestros y estudiantes.

Universitarios camagüeyanos interesados en inclusión de la cultura audiovisual en contexto académico

por Yusarys Benito Deliano / Radio Cadena Agramonte

Camagüey, 12 nov.- Estudiantes de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, interesados en incluir la cultura audiovisual en el contexto académico, integraron el Cine Club Universitario, perteneciente al proyecto El Callejón de los Milagros.

En este primer encuentro se conversó acerca del profesor José Manuel Valdés-Rodríguez, quien realizó una labor pionera en Cuba al organizar cursos en la Universidad de La Habana donde reconocidas figuras, como Tomás Gutiérrez Alea y Guillermo Cabrera Infante, tomaron conciencia de la importancia del Cine más allá de la interpretación hegemónica.

Además, visitaron la exposición Galería QR, recién inaugurada en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo y conocieron sobre las posibilidades de descargas, desde una red wifi gratis, de libros, artículos y revistas sobre Cine, catálogos especializados de películas y cineastas, carteleras culturales y las memorias de eventos como El Almacén de la Imagen y el Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica.

Juan Antonio García Borrero, gestor de El Callejón de los Milagros, proyecto concebido para el fomento de la cultura audiovisual, explicó que el cine club es un espacio donde funciona muchísimo una suerte de mística que permite que un grupo reducido de personas compartan intereses y visiones.

En tiempos actuales es sabio actualizar nuestras maneras de promover la cultura audiovisual, si se toma en cuenta que muchos de estos jóvenes tienen en casa dispositivos de almacenamiento y reproductores que les permiten consumir todos los días más películas y series; agregó.

Cada mes se darán cita en la sede del Proyecto El Callejón de los Milagros, jóvenes que comparten la necesidad de fomentar un pensamiento crítico ante el consumo de materiales audiovisuales.

La iniciativa propone la articulación de una estrategia de aprendizaje para la formación integral de individuos que contribuye a maneras inteligentes de convivir y crear desde la tecnología.

DE GARCÍA BORRERO A PEDRO NOA (10)

Querido amigo:

A pesar del silencio de estos días, sigue nuestra sintonía espiritual, ya que hoy en la tarde dejaremos inaugurado en la sede del Proyecto el Cine Club Universitario El Callejón de los Milagros, y lo haremos hablando de tu admirado José Manuel Valdés-Rodríguez y lo que llamo “importancia de la cultura audiovisual en el contexto universitario.

Algo interesante a resaltar aquí es que la propuesta de conformar ese Cine Club no ha partido del interés institucional, sino del de los estudiantes. Y esto es algo que todavía los que trabajamos en las instituciones públicas no acabamos de asumir con objetividad: por lo general aún creemos que son las instituciones y quienes las dirigen los que deben trazar las rutas para la acción, pero es que hoy en día lo que se pone de manifiesto en cada sector de nuestras vidas es la creciente autonomía de los individuos que antes dependían por completo de los servicios públicos, incluyendo en este caso a la educación y la cultura. La institución no debería ver esto como una merma de su autoridad, sino como una oportunidad para incentivar el bien común.

Tú mejor que yo sabes que un cine-club no es exactamente un lugar para agrupar a demasiadas personas. Al contrario, en estos espacios funciona muchísimo esa suerte de mística que permite que un grupo reducido de personas compartan intereses, visiones, filias, fobias, y sobre esa base se articule una estrategia de aprendizaje que puede repercutir en la formación integral de los individuos.

El mejor ejemplo de esto que estamos hablando lo sigo encontrando en Valdés-Rodríguez y su labor pionera en Cuba. Gracias a los cursos que organizara en la Universidad de La Habana fueron varios los jóvenes estudiantes (desde Germán Puig y Ricardo Vigón hasta Tomás Gutiérrez Alea y Guillermo Cabrera Infante) que ganaron conciencia de lo que significaba el cine más allá de la interpretación hegemónica que todavía lo vincula al entretenimiento baladí. Lee el resto de esta entrada

DE PEDRO NOA A GARCÍA BORRERO (9)

Estimado Juany:

Después de un prolongado silencio aquí estoy nuevamente. En este periodo no solo ha transcurrido la organización y realización del 3er Encuentro de la crítica cinematográfica, sino también una breve incursión en uno de los talleres organizados por el Premio Caracol de la Uneac, que casualmente era “El impacto de los medios en el público” o algo así, no recuerdo bien y no ha podido encontrar referencia sobre él en los medios, lo cual me preocupa; pero no es sobre lo que quiero comentar.

Empezaré por este último. En la sesión ocurrida el viernes 26 de octubre, se presentaron dos investigaciones pertenecientes al Instituto “Juan Marinello” y al Centro de Estudios Sociales de la Radio y la televisión cubana (CIS). Ambas investigaciones coincidían en casi todos los parámetros en cuanto al consumo y la recepción audiovisual en la isla. El audiovisual sigue siendo el medio más consumido por el cubano actual y lo hace a través de todo tipo de pantalla, aunque en mucho menor medida en las salas de cine.

Yo propuse en esa sección que es hora de que se haga el mismo hincapié en la cultura de la imagen que en la lectura, igual que ahora el slogan repetido es “Leer para crecer”, debería ponerse uno con la misma frecuencia que diga algo así como: “ver es crecer”, porque en todas las investigaciones salta como la liebre, la necesidad de esa alfabetización audiovisual tan comentada por ti en varias de tus obras y las del fallecido Pablo Ramos, así como los proyectos de la Red Unial, que todavía son insuficientes. Lee el resto de esta entrada

PAUL MURRAY EN NUEVO MUNDO

Ayer en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, el fotógrafo norteamericano Paul Murray disertó sobre su obra, y mostró espléndidas imágenes donde la Naturaleza se convierte en la principal y única protagonista.

ANDREI TARKOVSKI SOBRE LA LIBERTAD DEL ARTISTA

“El arte es por su naturaleza misma aristocrático y, naturalmente, selectivo en cuanto al efecto que busca crear en su público, ya que, aun en sus manifestaciones más “colectivas” (como el teatro y el cine), su efecto se encuentra delimitado por las emociones íntimas de cada persona que entra en contacto con la obra. En la medida en que esa persona es afectada y perturbada por esas emociones, en esa misma medida será significativa la obra en la propia experiencia del espectador.

La naturaleza aristocrática del arte no absuelve al artista, sin embargo, de su propia responsabilidad frente al público o, si se quiere, frente a la gente en general. Todo lo contrario, ya que a causa de la especial conciencia que el artista tiene de su tiempo y el mundo en que vive, se convierte en la voz de todos aquellos que no pueden formular o expresar sus puntos de vista sobre la realidad: en este sentido, el artista es de hecho la vox populi, y es por lo que su vocación lo lleva a servir a su propio talento, lo cual significa servir a su pueblo.

Por lo mismo no puedo entender que se hable, con respecto a un artista, del problema de su “libertad” o “falta de libertad”. Un artista nunca es libre. No hay personas que sean menos libres que los artistas, ya que se encuentran coercionadas por su propio don y por su vocación”

Andrei Tarkovski (1932-1986) en Esculpir el tiempo

Truffaut sobre el sonido en EL CIUDADANO KANE

“Antes de Kane, nadie en Hollywood sabía cómo poner música adecuadamente en las películas. Kane fue la primera, de hecho la única, gran película que usa las técnicas radiofónicas. Detrás de cada escena hay una reverberación que le da su color: la lluvia en las ventanas del cabaret El Rancho cuando el investigador visita a la cantante arruinada que solo puede trabajar en Atlantic City; el eco del mármol en la biblioteca Thatcher; las voces que se solapan cuando hay varios personajes. Muchos cineastas saben lo suficiente para seguir el consejo de Auguste Renoir de llenar los ojos con imágenes a toda costa, pero solo Orson Welles entendió que la banda sonora tenía que llenar los oídos de la misma forma” (Francois Truffaut)

EL SITIO PERFECTO PARA CONECTARSE GRATIS

En Camagüey los amigos y estudiosos del cine y la cultura audiovisual en Camagüey pueden descargar de modo gratuito del Portal El Callejón de los Milagros, libros, artículos y boletines relacionados con esta materia.

Para facilitar las descargas y localización de materiales, se ha habilitado en la Galería QR de Nuevo Mundo una cartelera donde pueden escanearse los Códigos QR de los Catálogos, libros y materiales sugeridos por el Proyecto.

A los boletines de la recién finalizada Muestra El Almacén de la Imagen, y las Carteleras ICAIC, acabamos de incorporar el Boletín “El cine de todas partes” (publicado por el ICAIC con frecuencia quincenal), así como el Catálogo “Las mejores películas para descargar” publicado por la AHS en el 2013.