DE GARCÍA BORRERO A PEDRO NOA (8)

Estimado Noa:

Al fin puedo sentarme con algo de calma para anotarte algunas ideas a propósito de tu mensaje más reciente. Esta ha sido una semana bien intensa para los que tenemos que ver con el Proyecto El Callejón de los Milagros, pues tuvimos que intervenir en el III Encuentro de Cine Clubes En primer plano, así como recibir en el Paseo a un grupo de estudiantes de todo el país que desarrollaron por estos días un evento vinculado a los círculos de interés pedagógico. Pero, como ya viste se informó en los medios y redes sociales, lo que tenía revuelta a la ciudad era la visita gubernamental encabezada por el presidente Miguel Díaz-Canel.

Nosotros tuvimos el privilegio  de que como parte de su recorrido, nos visitara el Ministro de Comunicaciones Jorge Luis Perdomo Di-Lella. Te confieso que el encuentro fue muy estimulante para mí. Acostumbrado como estoy a que todavía pensemos estos asuntos de la informatización como si se tratara de algo ajeno a la cultura, admito que no esperaba más que una visita formal donde una vez más se nos alertara de las precariedades tecnológicas que padece el país.

Mas me equivoqué. Tan pronto entró al lugar, el ministro captó que la esencia de lo que proponemos en el Proyecto tiene que ver con las Humanidades Digitales y el uso creativo de lo que ya tenemos a mano (y no con el fetichismo tecnológico de lo que se tendría que importar desde el exterior). Y, al menos para mí, fue importante que compartiese con quienes allí estábamos su visión filosófica de este asunto (el de la tecnología y su relación con los miembros de la sociedad), porque si en medio de tantas inversiones tecnológicas, perdemos de vista al ciudadano que usará esos dispositivos en un futuro, sencillamente nos estaríamos olvidando del país que queremos construir.

En este intercambio que nosotros estamos sosteniendo, ambos nos hemos quejado de la ausencia de interlocutores con capacidad para decidir o influir sobre el rumbo de estas cuestiones llamadas a ventilarse a través de las Políticas Públicas.  Voy a conectar eso con en esa persona que mencionas al principio de tu mensaje, y que, a mi juicio, ilustra a la perfección la gran dificultad con la que tropiezan hoy en día aquellos a los que les interesa impulsar en el país las humanidades digitales. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

FESTIVAL NACIONAL GASTRONOMICO-CULTURAL ARTEX 2018

El próximo martes 23 comienza en Camagüey el Festival Nacional Gastronómico-Cultural Artex 2018, y es un honor que para abrir el programa de actividades se haya seleccionado al Paseo Temático del Cine, así como una presentación de los objetivos del Proyecto El Callejón de los Milagros en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo.

Como ya va siendo habitual, los interesados podrán descargar de nuestro Portal El Callejón de los Milagros no solo el Programa de actividades que ahora compartimos, sino también un módulo de libros y archivos audiovisuales vinculados a este evento.

PROGRAMA DEL FESTIVAL NACIONAL GASTRONOMICO-CULTURAL ARTEX 2018

Día 22

Recibimiento de los participantes.

Día 23

9:00 am a 12 m Encuentro de Trabajo de los Gerentes y Especialistas de Centros Culturales de Artex.

9.00 am Recorrido de los concursantes y otros invitados por el ´´Paseo Temático del Cine´´.

· Presentación del Proyecto ´´Callejón de los Milagros´´.

Lic. Juan Antonio García Borrero (Escritor, Investigador y Crítico de Cine).

12:00 m – Almuerzo

2:00 pm Ronda de competencia ´´Coctel 30 Aniversario de Artex´´ (Participan los concursantes clasificados a nivel de zona en esta modalidad). Lugar: Centro Cultural ´´Caribe´´

7.00 pm Cena

9.00 pm Visita a la Casa de la Trova ´´Patricio Ballagas´´

· Exposición Colectiva ´´Saborearte´´, organizada por el Centro Provincial de Artes Plásticas de Camagüey.

· Espectáculo artístico en vivo: Conjunto ´´Soneros de Camacho´´ y ´´Dúo Voces´´ Lee el resto de esta entrada

ENTREGADOS NUEVOS SELLOS VALDÉS RODRÍGUEZ EN LA UNIVERSIDAD DE LA HABANA

Distingue el Rector de La Universidad de La Habana con el Sello Conmemorativo Valdés Rodríguez a reconocidas figuras de la cinematografía cubana.

Por Pedro Noa// Fotos: Norge Marrero

En acto solemne, celebrado el jueves 18 de octubre, en La Casa Estudiantil de la Universidad de La Habana, el Dr. Gustavo Cobreriro Suárez, Rector de ese centro universitario, entregó el Sello conmemorativo José Manuel Valdés Rodríguez a siete creadores, críticos y docentes del cine cubano.

Los galardonados fueron los directores Ernesto Daranas, Manuel Herrera y Gerardo Chijona; el periodista y profesor universitario Joel del Río; el Director académico de la Escuela Internacional de cine y televisión Géronimo Labrada, así como los actores Jorge Perugorría y Luis Alberto García.

Luis Alberto García, en nombre los premiados, dijo las palabras de agradecimiento, donde evaluó la tarea de hacer cine en Cuba y la necesidad de ser honesto con la obra de cada uno, y terminó sus palabras con el siguiente párrafo: “A contrapelo de todo esto, aquí estamos… Tratando de ser honestos con nuestras vidas y las de ustedes. Haciendo cine. Haciendo Patria. Para que la Cuba de todos estos años aparezca hoy y mañana en imágenes en movimiento, y los cubanos y el mundo, tengan elementos de juicio para entender qué epopeya telúrica estremeció hasta los cimientos a esta isla rara y formidable”.

La entrega del Sello conmemorativo José Manuel Valdés Rodríguez fue clausurado por el Dr. Gustavo Cobreriro Suárez, Rector de la Universidad de La Habana, quien agradeció a los homenajeados su quehacer artístico y su presencia ante la convocatoria de la alta casa de estudios.

El Sello Conmemorativo José Manuel Valdés Rodríguez fue instituido desde el año 1996 por Resolución Rectoral en la Universidad de La Habana, y tiene como objetivo reconocer a las personalidades del cine cubano que se han destacado por su labor docente y promocional hacia el séptimo arte.

La Distinción es un homenaje al profesor, crítico y pionero en la promoción del cine: José Manuel Valdés- Rodríguez Villada (1896-1971), quien fue Director del grupo de cine, impartió el curso “El cine: arte e industria de nuestro tiempo”, así como fundador de la Filmoteca Universitaria durante los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo.

GARAJE SONORO CON RHODAS

El próximo 28 de octubre, como todos los últimos domingos de cada mes, tendremos el espacio Garaje sonoro, que conduce Salvador Torres en la sede del Proyecto El Callejón de los Milagros, y esta vez estará dedicado a evocar al grupo camagüeyano Rhodas.

Para los de mi generación, Rhodas es mucho más que una agrupación de rock. Es también una época que ahora corre el peligro de ser sepultada en el olvido. Por fortuna, siempre existirán personas a los que le preocupe la preservación de la memoria histórica, como es el caso de Joaquín Estrada-Montalván, rector del blog “Gaspar, el Lugareño”, donde hace poco pudimos leer y ver un hermosísimo foto-reportaje aludiendo al grupo.

Supongo que cada una de las personas que escucharon en su momento a Rhodas tenga sus propios criterios. Los míos se asocian a la gratitud que todavía me inspira la defensa que hizo este grupo de un modo de hacer música muy personal. Para mí eso es lo fundamental: defender con pasión aquello en lo que se cree, a pesar de que quizás no sea mayoritariamente lo que en ese instante más se respalda. Y en mi caso, Rhodas permanece como un buen paradigma.

Juan Antonio García Borrero

EL LOGO DE NUEVO MUNDO

El próximo 30 de octubre Nuevo Mundo festeja otro aniversario de su creación. Estamos hablando de una institución que, como indica la tarja fijada en su fachada, tiene un valor patrimonial en tanto fue esta la primera sala de su tipo creada en el país, en la ya lejana fecha del 30 de octubre de 1986.

Con el fin de resaltar esa condición, y gracias al talento del diseñador David González, hoy estamos estrenando un logo institucional.

DE PEDRO NOA A GARCÍA BORRERO (7)

Estimado Juany:

Al respecto de nuestros intercambios, he tenido un poco más de suerte que tú, pues aparte de encontrar alguna que otra persona que me ha comentado haber leído lo que escribimos (por lo menos parcialmente), también hallé una persona que trabaja en uno de los Joven Club de computación de aquí, de San José de las Lajas, interesada en saber cómo tú lograbas los proyectos de El Callejón de los Milagros, la conectividad y medios que allí existen, para implementar algo similar en su área de trabajo.

Sé que es una sola persona y que una golondrina no hace primavera; pero como escribes: es una lucecita que se asoma, y podría ser el inicio del interés por transformar los hábitos de consumo de lo digital, tan limitado a las conexiones familiares, el uso de plataformas para relacionarse impersonal y fríamente con otras personas en cualquier parte del mundo. Cosas necesarias, pero muy estrechas, cuando uno tiene cierto conocimiento de cuántas posibilidades brinda la red de redes.

Lo de la ausencia de los decisores en las reuniones donde se conversa sobre cualquier aspecto de la cultura artística, ya es un lugar común.

Creo que también es culpa de nosotros, los intelectuales y promotores, quienes no los obligamos a estar presentes y participar, comprometiéndolos personalmente.

Conozco al menos dos personas que sí lo han logrado. Uno de ellos fue Miguel Secades, fundador y alma del cine club Cubanacán de Santa Clara, quien lamentablemente ya falleció. Él, en pleno período especial, cuando en casi toda Cuba se habían perdido las esperanzas de un espacio ameno para reuniones, conseguía realizar el Festival de Invierno, y conseguir aseguramiento para un montón de cineastas aficionados que iban a esa ciudad a intercambiar criterios y mostrar sus obras. Secades dedicaba una buena parte de su tiempo a tocar las puertas de muchas organizaciones santaclareñas, incluida las del PCC, y comprometer a los dirigentes a que tomaran partido con su Festival, ya fuera en el aseguramiento o entregando premios colaterales. Y lograba, en los álgidos años 90s, un lugar casi idílico para los cineclubistas de casi todo el país, con transporte incluido en la época de las bicicletas chinas.

Como conoces, estoy enfrascado en estos momentos en la organización del 3er Encuentro de la crítica cinematográfica, que se debe realizar durante los tres primeros días de noviembre. Dentro del Encuentro hemos pensado un Panel titulado “Institucionalidad, modelos de producción y futuro del cine cubano”, el cual debe realizarse el 3 de noviembre en los Estudios de Animación del icaic. Este panel no tendrá sentido si no conseguimos que los principales decisores de la producción audiovisual cubana estén presentes. Y no solo hemos tratado de comprometer a la Dirección actual del icaic (que, por cierto, nos ha dado un apoyo completo para la organización del Encuentro), sino también queremos tener presentes a directivos del icrt, RTV Comercial, la Asociación cubana del Audiovisual, FAMCA, la EICTV, Cinesoft, para provocar un diálogo entre ellos, los miembros de la Asociación cubana de la prensa cinematográfica y los creadores. Es un reto; pero sigo confiando en la virtud de los seres humanos y como escribió alguna vez Alfredo Guevara, la posibilidad de “dialogar, dialogar”.

En cuanto al documental interactivo, me parece excelente la idea de arriesgarse con algo que nos parece tan lejano debido a las capacidades de conexión que se nos brindan y al poco conocimiento que tenemos sobre esa modalidad del audiovisual; pero siempre encontramos soluciones si queremos.

Las mejores experiencias al respecto la tienen la Cátedra de Televisión y Nuevos Medios de la Escuela Internacional de cine y televisión. Pensar en que uno de los especialistas extranjeros que acude allí vaya a Camagüey a impartir un taller o una conferencia, me parece un poco difícil, aunque no imposible; pero siendo más realista, podrían contactar con alguno de los estudiantes cubanos egresados de la Escuela en esa especialidad, quien podría, al menos, asesorarlos en tales propósitos.

Un abrazo, y ojalá puedes venir al Encuentro de la Crítica, porque eres de los imprescindibles en este terreno.

Pedro Noa

ENCUENTRO DE CINE CLUBES “EN PRIMER PLANO”

El próximo miércoles comienza en Camagüey el Encuentro de Cine Clubes “En Primer Plano”, el cual se celebra en esta ciudad una vez al año.

Para esta ocasión se ha tomado como eje temático al cortometraje, que es tal vez una de las áreas menos estudiadas dentro de la Historia de nuestra cinematografía. En sentido general, hay una tendencia a ver el cortometraje como la antesala de lo que muchos aprecian sería la consagración del oficio de cineasta, es decir, la realización de largometrajes. Sin embargo, realizar un cortometraje demanda tanto oficio como exige filmar un largo.

En Cuba cineastas como Eduardo del Llano o Juan Carlos Tabío, por mencionar apenas dos, han conseguido muy buenos cortos cinematográficos, y hoy, con la llamada democratización de la producción audiovisual que propician las nuevas tecnologías, y las diversas escuelas de cine, podemos decir que el cortometraje cubano vive un buen momento.

Uno de los ejemplos más interesantes lo podría mostrar el Movimiento Audiovisual de Nuevitas (MAN), sobre el cual estaremos hablando en el evento y mostrando algunos de sus materiales más recientes.

Por otro lado, los participantes del evento podrán descargar del Portal bibliografía que pondremos a disposición de todos los interesados.

JAGB

PROGRAMA DE ACTIVIDADES

Miércoles 17

Complejo Audiovisual Nuevo Mundo

8:30 am

Inauguración del evento.

Pincelada artísticacon el trovador Enrique López de Castillo, acompañado de Geraldine Gallardo Muñoz.

9:00 am

Inauguración de la exposición Cine del ayer, con proyecciones de un equipo de 16 mm.

9:30 am

Presentación:

Proyecto El Callejón de los Milagros

Por Juan Antonio García Borrero. Lee el resto de esta entrada

EN MEMORIA DE MANUEL VILLABELLA

La noticia de la muerte de Manuel Villabella me ha impactado. Hace rato que no hablaba con él, y para ser honesto, nuestros encuentros eran cada vez más ocasionales. Pero Villabella ocupa un lugar muy especial en mi vida profesional.

A él le debemos José Antonio García Gradaille y yo, nuestros primeros pasos en el ejercicio de la crítica cinematográfica, cuando siendo unos jovencitos que todavía estudiaban en la Universidad de Camagüey, nos abrió las puertas de la página cultural del Periódico Adelante para que comenzáramos a escribir sobre cine.

El investigador ya consagrado, el periodista que no temía a las polémicas más intensas, apostó por un par de desconocidos imberbes que solo tenían a su favor la pasión con que hablaban de la Cinemateca y los estrenos del Casablanca.

¡Qué gran privilegio coincidir con él en el tiempo y en el espacio! Una conversación con Villabella podía prolongarse hasta la eternidad, y de hecho, yo creo que a pesar de su desaparición física, esta conversación seguirá insistiendo mientras quienes los recordamos estemos vivos.

Así que no voy a hablar de su muerte con el tono lúgubre que suele imponernos el temor a la Muerte. Al contrario: siempre que pueda voy a hablarles a los demás de sus libros, de sus investigaciones. Una manera muy inteligente de decir adiós sin, en verdad, haberse ido.

Juan Antonio García Borrero

DE GARCÍA BORRERO A PEDRO NOA (7)

Querido amigo:

Por acá al menos tres personas me han preguntado si aspiro a publicar contigo, a cuatro manos, un libro en las redes. ¿Te suena divertido, o más bien delata la buena fe de algunos que ven en nuestro intercambio un derroche de tiempo perdido?

Creo que allí hay de todo un poco. El martes pasado el intelectual camagüeyano Jorge Santos Caballero me invitó a hablar en su espacio “Pluralidades” sobre el debate cultural en la Cuba de hoy. El espacio estuvo bastante concurrido, y se dijeron cosas interesantísimas por parte del público: más interesantes, incluso, que las que alcanzamos a hilvanar nosotros dos. Pero como apunté en ese encuentro, una vez más volvió a ocurrir lo que siempre sucede: en esos espacios donde se piensa y discute la cultura, por lo general brillan por su ausencia los decisores, es decir, los que tendrían la posibilidad real de cambiar ciertos asuntos que piden a gritos ser cambiados.

La nuestra es, definitivamente, una época donde resulta dominante la insularidad intelectual y el silencio selectivo. Lejos quedaron los tiempos fundacionales en que dirigentes al estilo de Alfredo Guevara no temían en intervenir en la esfera pública. No importa que como funcionarios se equivocaran o acertaran: intervenían y ayudaban a construir un espacio donde las ideas se ventilaban.

Yo no alcancé a vivir esa época primera, pero sí me formé con la lectura de las abundantes polémicas que se generaban, por ejemplo, en El Caimán Barbudo de los noventa. Esas prácticas parecen idas para siempre: no es que la confrontación pública haya desaparecido, sino que el antiguo debate ha sido reemplazado por una batalla bastante maniquea y estéril, donde los grupos se atrincheran y van repitiendo, como si estuvieran en misa, “las verdades” que ya han convertido en intocables. O lo que es peor: se apela a la indiferencia institucional ante el reclamo de quienes intentan salir de la “vasta zona gris” en que nos movemos todos los días cada uno de los individuos que somos.

Sí, ya lo sé, sueno demasiado pesimista: pero, como he dicho otras veces, en realidad soy un optimista trágico. Es decir, sé que ni tú ni yo veremos (como no alcanzaron a verlo Julio García-Espinosa, Pablo Ramos, o Desiderio Navarro) un punto de giro en las prácticas culturales asociadas a la gestión de nuestras instituciones. Y, sin embargo, son estos intercambios en foros informales, así como las inquietudes nunca satisfechas de quienes nos antecedieron, los que eventualmente pueden operar como lucecitas de orientación en medio de la más oscura noche.

Nadie como Enrique José Varona ha podido resumir la complejidad de eso que enfrentamos: “Es muy fácil poner en el papel programas de enseñanza; lo difícil es ponerlos en el cerebro”, dijo. Pero como profesores, si de veras queremos persuadir a nuestros alumnos de las infinitas posibilidades que brindan el uso creativo de las tecnologías emergentes, estamos obligados a proponernos un plan de superación personal que opere de modo permanente, y que nazca de nosotros mismos.

En este Taller que hemos montado en el Moodle de El Callejón de los Milagros para los alumnos del 5to año del ISA de Camagüey, en una de las sesiones de trabajo nos estaremos introduciendo en el terreno del documental interactivo (por eso te hablé antes de lo transmedial). Fíjate que digo “estaremos”, porque aquí como profesor yo también me veré obligado a aprender mientras hacemos, toda vez que es un tema que, dada la precariedad de conexión de nuestro país, los cubanos creemos ajeno a nuestro contexto; y apenas hay bibliografía (en nuestra Mediateca pueden consultarse los valiosos artículos de Arnau Gifreu Castell, Maximiliano de la Puente y Lorena Díaz Quiroga).

Sin embargo, la infraestructura creada en El Callejón de los Milagros (wifi gratis, Portal, plataforma interactiva, posibilidad de generar Códigos QR, etc) permite experimentar con lo que pudiera ser lo básico de esta nueva expresión audiovisual, sin tener que esperar a que tengamos Internet para comenzar a indagar en las dinámicas de este fenómeno. Y, lo más importante, podemos aprender haciendo.

Como verás, se trata de rescatar el papel de autoformación del maestro. He visto que algunos teóricos de la pedagogía manejan en la actualidad un neologismo que sirve para describir las nefastas consecuencias de la no superación profesional: la desgraduación. Con ese término describen lo que sucede con aquel profesional que al no actualizar sus conocimientos tras un período de graduado, regresa al mismo punto del cual partió cuando inició los estudios.

Porque en este caso el título obtenido solo serviría para recordar lo que lograste en cierto momento de tu vida, pero no garantiza que sigamos construyendo nuevos conocimientos.

Un abrazo siempre cordial,

Juan Antonio García Borrero

CATÁLOGO DEL FESTIVAL DE TEATRO EN EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS

En estos días en que la ciudad de Camagüey se convierte en un gran escenario teatral, nada mejor que tener en su teléfono personal o Tablet el excelente Catálogo del Festival Nacional de Teatro, así como la programación diaria.

En tal sentido, todos los interesados pueden descargar de modo gratuito esos materiales (y otros como los dos tomos del Diccionario de Teatro elaborado por Patrice Pavis) del Portal El Callejón de los Milagros.

Recordamos que la red “El Callejón de los Milagros” está activa de forma permanente, y que es un servicio que se ofrece de modo gratuito a la comunidad. Como ya hemos aclarado en otras ocasiones, no tiene nada que ver con Etecsa, por lo que no hay que tener saldo en el teléfono, solo un dispositivo móvil que sea capaz de detectar la red.