Archivo del Autor: Juan Antonio García Borrero

Nosotros y el jazz (2004), de Gloria Rolando

Las formas de la música. Artilugios estéticos de Nosotros y el Jazz (2004) de Gloria Rolando

por Carlos G. Lloga Sanz

Dpto. Historia del Arte / Universidad de Oriente

carloslloga88@gmail.com

A propósito de la celebración del Jazz Plaza en Santiago de Cuba (sub-sede del evento), tuvo lugar además el II Coloquio Internacional de Jazz “Leonardo Acosta in memoriam”. En esta ocasión, el programa académico incluyó la presentación del documental Nosotros y el Jazz dirigido por Gloria Rolando en el año 2004. La iniciativa de los organizadores sirve de motivación para examinar los valores del filme, realizado en el contexto del renacer del documental cubano en el nuevo milenio (Reyes, 2017), luego del descalabro del género provocado por el Período Especial en la última década del siglo anterior. El artículo se organiza en tres secciones. En un primer momento, se analiza cómo la película posiciona la identidad racial como clave asociada a la cultura del jazz. A continuación, se examinan las relaciones de género entre los personajes y, finalmente, se exploran los artilugios estéticos desarrollados por el filme. Con este trabajo, se aspira a fundamentar el vínculo entre el cine y la música como dispositivos centrales conformadores de gustos en la cultura del siglo veinte.

Nosotros y el Jazz se acerca a un grupo de ancianos aficionados a la música que se reúnen para bailar. Los protagonistas de esta historia son conocidos como “JG” Jazz Generation y Los Bailadores de Santa Amalia. El filme repasa sus motivaciones y los orígenes de su pasión. Esta no es una película sobre la impronta del jazz en Cuba, ni sobre los grandes instrumentistas y vocalistas nacidos en esta tierra. Es una obra sobre una banda de amigos que encuentran en la música una plataforma de comunión. Los 45 minutos del documental celebran una forma de asociación humana basada en el ocio, que se extiende poco más allá de las relaciones naturales de cada uno de sus integrantes. Es un filme sobre adolescentes de una era pre-digital, adolescentes septuagenarios. Lee el resto de esta entrada

Pruebas de ingreso en el ISA de Camagüey

La Universidad de las Artes, Filial ISA de Camagüey, convoca a todos los aspirantes de la carrera de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual a realizar la matrícula con la documentación requerida en la sede, Carmen No. 7A entre San Ramón y Martí.

El plazo de admisión será hasta el 15 de enero 2020.

Para mayor información llamar al 32285762.

Las pruebas de ingreso para esta carrera se realizarán del 21 al 23 de enero del 2020 en la sede.

Ideas para un Balance anual del trabajo cultural en Camagüey

Me hubiese gustado exponer estas ideas en la Asamblea de la Dirección Provincial de Cultura que acaba de evaluar el Programa de Desarrollo Cultural propuesto para el año 2019 en Camagüey.

Pero entiendo que, por razones de tiempo, en una asamblea no siempre pueden hablar todos los que quisieran. Y, además, a veces es mejor escuchar, y procesar en soledad lo que se expone. Eso hago ahora.

En sentido general me pareció un buen encuentro, con un Informe preciso e intervenciones valiosas. Ciertamente, con todo y las insatisfacciones que se puedan tener (que no son pocas), lo que se ha hecho en Camagüey desde el punto de vista cultural a lo largo del año que dejamos atrás es impresionante. No es autocomplacencia: allí están las estadísticas, que muchas veces suelen ser frías descripciones de lo que acontece en el día a día.

Ahora bien, en lo que me hubiese gustado insistir una vez más es que, ahora mismo, todavía seguimos careciendo de una estrategia institucional que por fin consiga poner al sistema de la cultura (que ya sabemos es mucho más que arte y literatura), a la altura de lo que ya se viene viviendo en el siglo XXI.

El Balance centró el análisis en tres de los asuntos priorizados por la Dirección de Cultura en el territorio: a) atención a la Enseñanza artística, b) programación cultural, c) creación artística-literaria.

A partir de lo expuesto se generaron un grupo de intervenciones. A mí me hubiese encantado dialogar con la de Freddys Núñez Estenoz (Teatro del Viento), que introdujo un asunto que hoy resulta vital para cualquiera que ahora mismo pretenda promover y defender las jerarquías culturales: el uso de las redes sociales.

Este es un tema que en lo personal me apasiona, pero que trato de asumir con espíritu crítico. Para mí las redes sociales son importantes, desde luego, pero el solo hecho de estar mencionando en nuestras cuentas de Facebook o Twitter lo que se está haciendo en algún momento determinado, no garantiza un impacto que de veras beneficie el trabajo cultural. Eso hay que aprender a hacerlo. Y esa voluntad de aprendizaje es la que ha faltado dentro del sistema institucional de la Cultura, a lo largo y ancho del país.

En este sentido, hubiese sido interesante indagar con el viceministro Fernando Rojas sobre las Políticas Públicas concretas del Ministerio de Cultura, dirigidas no solo a la compra de equipos o dispositivos tecnológicos, sino al fomento del uso creativo de los mismos. En definitiva, la informatización de la gestión cultural estaba entre las proyecciones de trabajo propuestas por el sector para el año 2019, y en lo personal no logro apreciar avances relevantes.

Pudiera decirse que en áreas como estas la agresiva política implementada por el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, dejaría escasas posibilidades de avanzar. Y es cierto que, sin la conformación de una infraestructura tecnológica, sin máquinas, etc, no se puede hacer mucho. Ahora, ¿qué pasa con los equipos que ya tenemos y que no usamos de modo creativo?

Estoy pensando en ese justo reclamo que se hacía en la Asamblea de preservar las Historias de las localidades. Y me pregunto: ¿y qué es exactamente lo que impide que se conforme de modo colaborativo una Enciclopedia estilo Wikipedia o EcuRed, que articule todos esos contenidos?

Lo que impide que se logre eso es la resistencia analógica que todavía no consigue ver a las nuevas tecnologías, no como aliados, sino como parte del mismísimo proceso cultural.

Juan Antonio García Borrero

En memoria de Carlos E. León

La muerte de alguien que hemos conocido siempre nos afecta. Sobre todo si la noticia de esa muerte llega de forma inesperada.

Yo todavía no me creo lo del fallecimiento de Carlos E. León (La Habana, 1952- La Habana, 2020). O mejor digo Carlitos León, como le solían llamar sus amigos.

En las redes sociales muchos ya se están encargando de resaltar ese carisma que le permitió ganar tantas complicidades.

Carlitos fue fundador del Movimiento de la Nueva Trova Cubana. Pero nunca lo vi asumir esas poses de aires de precursor que a veces acompaña el comportamiento público de quienes en algún momento consiguen destacar en el origen de algo.

Al contrario, y es tal vez uno de los rasgos que más me impresionó de su carácter, siempre estuvo abierto al estudio de la memoria colectiva, la memoria de los otros. O lo que es lo mismo: al develamiento de los múltiples factores que de modo invisible van construyendo esos grandes acontecimientos que después la Historia oficial simplifica, y convierte en algo donde han desaparecido la diversidad, las contradicciones más profundas, los intereses humanos, los azares, las luces y las sombras, para hablar apenas de lo que se dice grandioso.

Ya tendremos tiempo de revisar con calma todos esos documentales donde Carlitos buscaba en la memoria sumergida de sus entrevistados. Por la cercanía afectiva de los hechos a los que se aproximó, a mí me pareció extraordinario El último bohemio (2016), dedicado al trovador camagüeyano Miguel Escalona. Pero hay otros como Así como soy (2002), Donde habita el corazón (2007), o Nos queda su canción (2008), que seguro se convertirán en fuentes de consulta imprescindibles para futuros investigadores.

Estoy escribiendo esta brevísima nota con una calma que me parece rara, y para nada luctuosa. Creo que la culpa la tiene Carlitos, a quien nunca vi con mala química, ni siquiera en los momentos en que hablamos de los peoresperíodos de nuestra historia cultural.

Y con este tipo de persona uno tiene la sensación de que han llegado a tu vida para acompañarte en los momentos oscuros, para elogiarte si fuera necesario, y para criticarte de modo constructivo cuando haya que hacerlo: personas así uno no deja que se escapen tan fácil.

Ahora mismo ya me enganché a ese conjunto de entrevistas realizadas por Carlitos, y que Ediciones ICAIC publicó con el título de “Trovar el cine”. Se los recomiendo a todos. Verán que la noticia de su muerte es engañosa.

Carlos E. León se nos ha ido físicamente, pero él sigue allí, aquí: lo leo, luego existe.

Juan Antonio García Borrero

Proyecto “El Callejón de los Milagros”: adiós al 2019

Ha sido un buen año para el Proyecto El Callejón de los Milagros, sobre todo porque a lo largo de estos doce meses pudieron apreciarse impactos concretos en lo público.

Lo primero que se tendría que celebrar es la nueva imagen concebida para el Callejón, y que permitió que en la última semana del mes de abril dejáramos reinaugurado el mismo, nada más y nada menos que con la presencia de Jorge Fons, director de la cinta mexicana El callejón de los milagros (1995) en la cual se inspira el nombre del Proyecto.

Jorge Fons, director del filme El callejón de los milagros (1995) en Camagüey

Lamentablemente todavía no existe en la ciudad plena conciencia de lo que significaría animar esa calle de los cines, por la cual transitan a diario centenares de turistas que pudieran integrarse a las actividades culturales que allí tienen lugar. Como otras veces he comentado, la calle de los cines es la cara de la ciudad de Camagüey, en tanto se encuentra en el centro mismo de lo que pudiera ser el paso obligado del camagüeyano común y los visitantes que acoge la villa.

En estos doce meses transcurridos el Proyecto El Callejón de los Milagros coordinó una serie de acciones encaminadas a fomentar el uso creativo de las tecnologías móviles que ya poseemos en nuestras manos, en función de ese encargo social que tenemos vinculado a la promoción de lo mejor de la cultura audiovisual.

IV Encuentro sobre Cultura Audiovisual

El evento más importante fue el IV Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales, celebrado en la última semana del mes de abril, y que tuvo como invitados a Jorge Fons (realizador), Elvia de Ángelis Volpe (poeta y traductora mexicana), Tania Delgado (Vicepresidenta del ICAIC), Eduardo del Llano (realizador y guionista), Ivette Ávila (animadora), Eileen Sanabria (Red del Universo Audiovisual del Niño), Yanet Moya (Red del Universo Audiovisual del Niño), Gustavo Arcos (crítico de cine), Antonio Enrique González Rojas (crítico de cine), y Roberto Smith de Castro (Coordinador del Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual).

Pero como decíamos al principio, tal vez lo interesante está en que a lo largo del año se estuvieron coordinando un gran grupo de actividades, y de todas ellas yo resaltaría la creación del Cine Club Infantil “Elpidio Valdés”, conformado por alumnos de la Escuela Enrique Casal Villarreal del Reparto Albaisa. Lo realizado con estos niños en los últimos seis meses del año bastaría para justificar todos los esfuerzos, y entrar al 2020 con bríos renovados.

Juan Antonio García Borrero

 

El Callejón en el 2019

Febrero

4/ febrero

Presentación especial de Inocencia (2018), de Alejandro Gil.

Lugar: Multicine Casablanca

Hora: 8.30 pm

 

5/ febrero

Encuentro de Alejandro Gil con la prensa

Lugar: Complejo Audiovisual Nuevo Mundo

Hora: 10.00 am Lee el resto de esta entrada

Para despedir 2019 en Nuevo Mundo…

El próximo 28 de diciembre estaremos despidiendo en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo todo un año cargado de intensa actividad audiovisual. Y no es casual que escojamos esa fecha: un 28 de diciembre, pero de 1895, los hermanos Lumière decidieron proyectar en el sótano del Salon indien du Grand Café, por primera vez de modo comercial, sus películas Salida de la fábrica Lumière, Llegada de un tren a la estación de la Ciotat, o El regador regado, entre otras. Comenzaba así, aunque sin ellos estar conscientes de la importancia del momento, lo que se considera la gran aventura del cine en el siglo XX.     

Para ese día hemos conformado un programa de actividades que tendrá su primera parte a las cinco de la tarde, con la exposición itinerante de fotografías “Villas y maravillas cubanas”, del periodista, escritor e investigador Lázaro David Najarro Pujol, sobre los primeros ocho asentamientos construidos por los españoles en la mayor de las Antillas.

Luego, a las ocho de la noche, dejaremos inaugurada una Muestra de la Sección de Audiovisuales de la AHS de Camagüey con el nombre de Ángulo ancho, conformada por los siguientes materiales: Camino a casa, Las cositas de mami, Bolsa de valores III, Cómplices, Guáimaro, cuna de la República, Mis ancestros, y La víctima.

Enrique Colina sobre el Noticiero ICAIC

ANIVERSARIO 60 DEL NOTICIERO ICAIC LATINOAMERICANO Y SU MIRADA CRITICA HACIA LOS PROBLEMAS Y CONFLICTOS DE NUESTRA REALIDAD  

Este año se conmemora el 60 aniversario de la creación del ICAIC y de su Noticiero ICAIC Latinoamericano, dirigido por el cineasta Santiago Álvarez, y también el centenario de su nacimiento. La obra de Santiago Álvarez ha sido profusamente elogiada como expresión de un periodismo revolucionario militante que, a través de reportajes marcados por la impronta artística documental de su particular autoría, ha salvaguardado para la memoria histórica nacional e internacional acontecimientos relevantes de la Revolución Cubana y una constante denuncia contra la injerencia imperialista a nivel mundial. Sin embargo, la obra de Santiago en el noticiero no se circunscribe solamente a su trabajo como cineasta, hay que reconocerla también como director de este espacio periodístico semanal, que abrió sus puertas a jóvenes que comenzaban a entrenarse como realizadores dirigiendo, bajo su tutela, muchas de las ediciones de su producción semanal. Santiago aprobaba el plan temático de las filmaciones, supervisaba en la mesa de edición el montaje final antes de enviarlo al corte de negativo e impresión de copias en el laboratorio, y asumía la responsabilidad y defensa de los noticieros críticos. Su aniversario se inscribe en las incontables conmemoraciones, celebraciones, efemérides y galas que se promueven públicamente a través de los medios de información siguiendo el patrón político propagandístico vigente. Fechas afirmativas de una identidad cultural y nacional, todas inscritas en el ideal épico y humanista de la Revolución, siempre subrayado por ese solemne y devoto ritual de reconocimiento a la memoria de esos acontecimientos y personajes, modelos fidedignos para su continuidad. Sucede que la información y la interpretación de la memoria histórica de los procesos políticos está y ha estado siempre en función de los intereses ideológicos dominantes del presente y esto contribuye a que cierta tendencia conservadora del momento, corra una cortina de silencio sobre aquellas manifestaciones preteridas del pasado cuya interpretación actual exprese una incómoda visión crítica del devenir, siempre con el pretexto de preservar en los medios solamente los valores positivos de nuestro proceso social.

Hablar del noticiero, de las películas y documentales del ICAIC supone insertarlos en el debate que durante años de Revolución ha mantenido y mantiene en pugna ideológica a los que pretenden imponer una visión dogmática y censora contra lo que califican de “diversionismo ideológico”, que da armas al enemigo, y aquellos que defienden la visión más abierta y contradictoria de una realidad en constante cambio, sin que por ello se banalice la agresión imperialista contra la que seguimos luchando. Obviar la información sobre los errores y sus causas impide rectificar lo mal hecho y atenta contra el derecho ciudadano de conocer el grado de eficiencia con que afecta su calidad de vida la gestión administrativa de su gobierno. Lee el resto de esta entrada

Cine Club Elpidio Valdés despide el año 2019

Proyección del corto La historia de Paturria

Hoy el Cine Club Elpidio Valdés (integrado por niños de la Escuela Enrique Casals, Reparto Albaisa), despidió el año que ya se termina por todo lo alto.

Primero proyectamos en la pantalla grande del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo el primer material concebido por estos niños que están siendo guiados por la profesora Lianny Hernández.

Y luego se desplazaron hacia la hermosa Plaza de San Juan de Dios, donde visitaron algunas de las Galerías de Arte que se encuentran en el entorno (El Gato Azul, de Ileana Sánchez, y la Galería Pepe), y conversaron con varios de los artistas que trabajan en el área, como Eduardo Rosales, Magdiel, y Joel Jover.

Al final, el trabajo de mesa lo realizaron en el Restaurante 1800, que una vez más reafirmó su condición de aliado estratégico del Proyecto El Callejón de los Milagros, y el Cine Club Elpidio Valdés.

JAGB

En la Galería El gato azul, de la artista Ileana Sánchez

Con el artista Joel Jover

En la Galería de Magdiel

En la Galería de Eduardo Rosales

En el Restaurante 1800

Una película cubana de Realidad Virtual en Sundance

Tomen nota de esta noticia, y síganle la pista: el Festival de Sundance acaba de incluir en su sección New Frontier, integrada por un conjunto de materiales que ponen de manifiesto la sinergia establecida entre el cine tradicional, las vanguardias artísticas y el desarrollo incesante de las nuevas tecnologías, un filme cubano hecho con Realidad Virtual. Se trata de Bembé (2019), el cual ha sido dirigido por Marcos Louit y Patricia Díaz, y la colaboración de Andy Ruiz, Alain López, y Ernesto Collinet.

Me parece que es la primera vez que un festival cinematográfico de gran renombre toma en cuenta una producción nacional con estas características, lo cual confirma que más allá de nuestra isla ya está aconteciendo desde hace rato una revolución que obligará a repensar la dimensión del nuevo cine cubano, no solo en términos de contenidos y estrategias de producción, sino también pensándolo desde lo que hoy significa la imagen en movimiento en entornos cada vez menos susceptibles de ser etiquetados con referencias que pertenecen al siglo pasado.

Comparto con los amigos del blog algunas imágenes del filme, así como la noticia publicada en la página oficial del Festival. Verán que en la programación también aparece el corto cubano Pattaki (2018), de Everlane Moraes.

JAGB

2020 SUNDANCE FILM FESTIVAL: NEW FRONTIER LINEUP ANNOUNCED

Thursday, December 12th, 2019

Park City, UT — Sundance Institute spotlights work at the dynamic crossroads of film, art and technology with the New Frontier selections for the 2020 Sundance Film Festival, announced today. This curated collection of cutting-edge independent and experimental media works are by creators who are pushing artistic innovation across mediums that include rocket travel, biotech, facial recognition, mixed reality (MR), smartphone AR, underwater VR, game engines, big data, AI, the human archive, and innovative uses of SMS text & iPhone video capture. Programmers assembled a global slate of work from a mix of invitations and submissions to an open call for work earlier this year.

The 2020 edition of New Frontier returns to two dedicated venue spaces: New Frontier at The Ray and New Frontier Central, each of which host a variety of media installations, a VR Cinema, and panel discussions. New this year, New Frontier Central also houses the Biodigital Theatre, a cutting-edge presentation space that will feature a rotating schedule of large scale VR theatrical works including a feature-length livestream game telecast. Once again, New Frontier Central will feature lounge space for credential holders to meet and relax before and after experiencing the New Frontier program. New Frontier also breaks out into the wild with satellite projects in the pool at Festival Headquarters, AR dances to be discovered in various locations around Park City, and a nationwide “fugitive newscast” accessed at various sites around the festival, as well as at 11 art house theatres across the U.S., including The Belcourt Theatre (Nashville, Tenn.); Cinema Detroit; The Loft Cinema (Tucson, Arizona); Michigan Theater (Ann Arbor, Michigan); The Museum of Fine Arts (Houston, Texas), Nitehawk Cinema (Brooklyn, New York), Northwest Film Forum (Seattle, Washington), O Cinema (Miami, Florida), Parkway Theatre (Baltimore, Maryland), The State Theatre (Ann Arbor, Michigan) and Texas Theatre (Dallas, Texas).

Robert Redford, President and Founder of Sundance Institute, said, “Technology infuses most aspects of modern life — and is evolving at a historic pace. The New Frontier artists that we showcase are taking completely fresh and thoughtful approaches to how the newest technological formats engage with the ancient art of storytelling.”

Shari Frilot, Chief Curator, New Frontier, said “Powerful technologies now enable experiences that capture, replicate, and replace “the real.” But it is even more special when the human touch converges with technology, we are provoked to reach beyond what we know to be real and enter into unfamiliar terrain. This transcendence can shift who we believe ourselves to be, where our bodies begin and end, what we are to each other, and who we are ultimately capable of being. The 2020 edition of New Frontier stares down the fear of losing our neighborhoods, and losing ourselves, and reminds us that the future is now — and because the future is now, the future can be ours.” (para serguir leyendo, pinchar aquí)

A media voz (2019), de Patricia Pérez y Heidi Hassan

En 1968 Tomás Gutiérrez Alea abrió una de las muchas ventanas audiovisuales de la nación, con aquella escena memorable de Memorias del subdesarrollo, donde al inicio de la película Sergio se despide de los suyos en el aeropuerto.

Es una escena breve, pero intensa, difícil de olvidar: allí permanecen las miradas, los rostros emocionados, los silencios elocuentes que describen con impresionante precisión el dolor sumergido que ha acompañado todo el tiempo a la imagen épica que suele atribuirse a la revolución nacida en 1959.

Pero esa ventana fue clausurada casi al instante por la desmemoria. Sergio decide quedarse en Cuba, regresar a casa, y a partir de entonces la cámara se encarga de seguirlo a todas partes: se había cumplido el ritual de una despedida colectiva donde quienes decidieron irse recibieron el adiós más enérgico del Estado y los espectadores.

Todo el cine cubano que vino después se encargaría de enfatizar esa mirada que emula con el gesto del funcionario de aduana estampando en un pasaporte aquello de “Salida definitiva”. Audiovisualmente, la vida en ultramar de los que se fueron no existirá, pues en todo caso lo que a partir de los ochenta (sobre todo con el documental 55 hermanos y la ficción Lejanía, ambos materiales de Jesús Díaz) se muestra es el regreso, y la interacción con lo que se dejó atrás.

En realidad, si uno quisiera saber qué pasó con la gente que Sergio despidió en Memorias del subdesarrollo tendría que ver El super (1979), de León Ichaso y Orlando Jiménez Leal, la cual se apoya en la obra homónima de Iván Acosta. No es el único filme que describe las vicisitudes de nuestros compatriotas en tierras extranjeras, pues allí estarían también Amigos (1985), de Iván Acosta, Cercanía (2005), de Rolando Díaz, o Memorias del desarrollo (2010), de Miguel Coyula, por mencionar algunas.

Ahora A media voz (2019), de Patricia Pérez y Heidi Hassan, se suma a ese conjunto de filmes que ya viene pidiendo a gritos una reformulación del enfoque nacionalista de nuestro cine. Si hasta ahora entendíamos por cine cubano exclusivamente esas producciones que hablaban desde la isla, y sobre la isla, con esta película las realizadoras colocan al espectador en una posición donde la perspectiva transnacional nos permite captar los infinitos matices que uno puede apreciar en este hermoso relato concebido como un diálogo con la nación, entendida en el sentido de comunidad imaginada que en su momento le asignó Benedict Anderson. Lee el resto de esta entrada