Aprendiendo a mirar la ciudad de otro modo

Comparto el plan de actividades de verano que hemos coordinado para los miembros del Cine Club Elpidio Valdés.

La idea es que estos niños y niñas que cursan el cuarto, quinto, y sexto grado, descubran junto a sus padres la ciudad que a diario recorremos, pero que la rutina y la prisa del día a día no nos permite ver con entera claridad.

Y que la descubran usando creativamente el dispositivo móvil (Tablet, teléfono, laptop) que ya tienen en sus manos, aprendiendo a colaborar con los otros en la realización de pequeños audiovisuales que, a la larga, significaría más conocimientos.

En cada una de las visitas previstas los miembros del Cine Club, auxiliados por los adultos, documentarán (ya sea con fotos o video) la experiencia que van viviendo, lo cual permitirá que en el encuentro final podamos proyectar en la pantalla grande de Nuevo Mundo un material donde se compilen varios de esos instantes.

Es importante resaltar que con el Programa de Verano “Conoce tu ciudad” no nos interesa priorizar la formación de cineastas profesionales, sino en todo caso, la formación de ciudadanos atentos al entorno, y que tal vez mañana aprenderán la técnica que les permitiría representar a la ciudadacorde a los más altos parámetros estéticos. Pero eso será en un futuro, porque por el momento lo importante es sembrar los deseos de mirar la ciudad de un modo diferente.

Si mañana uno de estos niños llegara a ese Parque Agramonte donde sus padres apenas se conectan semanalmente a la Wifi de Etecsa, y le comentaran a sus compañeros de aula quién fue el Mayor, y los invitaran a tomarse una foto donde aparezca el grupo, pero también parte de esa ciudad que antes no veían, entonces el Programa estaría comenzando a ver sus frutos.

Creo que era Borges el que decía que una ciudad es un libro que se lee con los pies. Y yo añadiría que también puede ser una película que se vive a través de una Tablet o un teléfono. Todo está en incorporarle a nuestras rutinas digitales estas nuevas formas de mirar el entorno, y convertir a toda la ciudad en lo que a la larga podría ser: una gran aula inteligente.

Juan Antonio García Borrero

PROGRAMA DE ACTIVIDADES

Sábado 6/ julio

9.00 am

Recorrido:La Maqueta de la Ciudad// Parque Agramonte// Casa de la artista Ileana Sánchez// Audiovisuales Príncipe

11.30 am

Complejo Audiovisual Nuevo Mundo

Proyección en 3D del filme: Gru Lee el resto de esta entrada

Anuncios

El vestuario en la película El mayor

Como parte de las actividades previstas en la Segunda Bienal de Diseño a celebrarse en Camagüey a partir de hoy 13 de junio, en nuestra próxima Cibertertulia (domingo 16, 7.00 pm) estaremos hablando del vestuario pensado y usado en la película El Mayor, de Rigoberto López.

Y como un anticipo de lo que allí se hablará, compartimos con los lectores del blog la propuesta inicial de trabajo, concebida por Anisleidys Boza y Yohannia Cabrera, las jóvenes diseñadoras de vestuario que trabajaron para el filme.

Propuesta de diseño de vestuario para la película El Mayor.

Por Anisleidys Boza y Yohannia Cabrera (Diseñadoras).

-La propuesta de color para el vestuario de la película El Mayor está comprendida en dos partes; la primera representa las escenas de la ciudad, la Universidad, los bailes … con la intención de denotar el alto nivel adquisitivo de la clase dominante haciendo uso de una gran variedad de gamas de color, textura y brocados en el vestuario, para crear una visualidad recargada y fastuosa en la indumentaria tanto para las damas, como para los hombres; haciendo contraste con la segunda etapa que muestra las batallas, y con ello el desgaste y depauperación del vestuario de los personajes. Lee el resto de esta entrada

Sobre el 3D en Nuevo Mundo

Como era de sospechar, el anuncio de que el próximo 29 de mayo quedará inaugurado en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo el servicio de proyección en 3D, ha levantado no pocas expectativas.

Nos gustaría aclarar que eso no significa que Nuevo Mundo proyectará exclusivamente este tipo de películas. En primer lugar, porque gracias a Cedinm, ya en Camagüey existe desde hace rato una sala especializada que trabaja muy bien esa zona del ocio, pero en segundo lugar (y tal vez sea lo más importante), porque proyectar solo películas en 3D entraría en flagrante contradicción con el superobjetivo del Proyecto El Callejón de los Milagros, que es fomentar el consumo integral del audiovisual de calidad, ya sea a través de los ciclos programados en la Cinemateca, o los programas de Arte y Ensayo.

En una época como la nuestra, tan atada a lo sensorial y el espectáculo de grandes dimensiones, una experiencia como la que brinda una proyección tridimensional en una sala oscura siempre se agradece, pero no podemos perder de vista que la grandeza del cine como arte está en otra parte, y que el desafío institucional estaría en trazar estrategias que pongan al alcance de la comunidad lo más destacado de esa práctica.

No obstante, lo sucedido con el 3D en Cuba merecería ser estudiado por las autoridades culturales. Como algunos recordarán, el 3 de noviembre de 2013 apareció en el periódico Granma una nota donde se informaba de la prohibición de aquellas salas privadas que ofrecían ese servicio: una vez más el sistema institucional optó por lo más fácil, que es prohibir sin garantizar una estrategia coherente que permitiría satisfacer las necesidades de los espectadores de esta época, porque al final se trata de eso: de pensar en las necesidades del público contemporáneo.

Prueba de esa incoherencia institucional es que poco después se anunció en Camagüey la apertura de una sala 3D…en el Cabaret Caribe, administrada en este caso por Artex. Y mientras tanto Nuevo Mundo, primera sala de su tipo creada en el país, ubicada en el centro de La Calle de los Cines, y que, dicho sea de paso, fue la primera institución camagüeyana que ofreció al público varias tandas en 3D en el marco del Taller de Crítica Cinematográfica celebrado en marzo del 2013, siguió sin tomarse en cuenta.

Resumiendo: cuando hoy hablamos de implementar en el país un Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual que impacte en la Política Pública, hablamos de desafiar esa tendencia que tiende a pensar el consumo audiovisual de los cubanos como si todavía estuviéramos viviendo en el siglo XX.

El cine 3D y sus derivados no puede ser el fin, en tanto estaríamos perdiendo de vista lo conseguido a lo largo de tantos años en que el ICAIC puso al alcance de nuestras manos tanto audiovisual valioso. Se trata de proponernos un plan, entonces, donde volver a educar la mirada sea lo primero.

Juan Antonio García Borrero

Programa de Verano “Conoce tu ciudad” desde el Callejón

A partir del 6 de julio, los miembros del Cine Club Elpidio Valdés, asociado al Proyecto El Callejón de los Milagros, comenzarán a disfrutar de lo que hemos llamado Programa de Verano “Conoce tu ciudad”.

Dicho Programa tiene los siguientes objetivos:

  • Que a través del uso creativo de los dispositivos móviles (tablets, teléfonos, laptops), los niños y niñas que integran el cine club descubran, junto a sus padres, las potencialidades culturales que existen en Camagüey (la ciudad donde viven), y las documenten mediante la realización de pequeños audiovisuales concebidos y protagonizados por ellos mismos.
  • Incentivar la actitud colaborativa en la construcción de conocimientos que no solo servirán para acompañar el proceso de aprendizaje perseguido en las aulas, sino también para aplicarlos de modo sistemático en la vida cotidiana.
  • Dar a conocer a los miembros del cine club algunos de los lugares emblemáticos de la ciudad.
  • Estimular el sentido de pertenencia a la ciudad, mostrándole aquellos valores de los cuales se pueden sentir orgullosos como miembros de la comunidad.

Como puede verse, nos interesa que los niños y niñas tomen conciencia, junto a los adultos que los acompañarán, de que ese dispositivo que, por lo general, utilizan apenas para el juego, puede resultar una herramienta estupenda para descubrir aquello que muchas veces tenemos ante nuestros ojos, pero “no vemos”.

El Programa tiene previsto la visita a sitios como La Maqueta, el Museo Provincial, la Plaza del Carmen, entre otros, y en cada caso serán los niños los que construirán las memorias audiovisuales de esos paseos donde serán atendidos por los diversos especialistas. Al final se hará una edición de todos esos momentos en un material que será proyectado para ellos en la pantalla grande del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo.

Con ello estamos persiguiendo tres cuestiones fundamentales: 1) que aprendan a “mirar” la ciudad a través de las cámaras de sus teléfonos; 2) que comiencen a sentir curiosidad por lo valioso que ya existe en la ciudad; y 3) que aprendan a colaborar a la hora de construir conocimientos.

El Programa se complementa con la proyección de películas en 3D, a partir del servicio que a partir del 29 de mayo (día en que oficialmente da inicio la temporada de verano en el país) se ofrecerá en Nuevo Mundo.

JAGB

Cibertertulia sobre el vestuario en la película El Mayor

A partir del próximo jueves 13 de junio, y hasta el 16, Camagüey asumirá una vez más su condición de subsede de la Bienal de Diseño de La Habana 2019 (segunda edición). Y como parte de su Programa de actividades tendremos el domingo 16, a las 7 y media de la noche, una Cibertertulia muy especial en El Callejón de los Milagros, dedicada a comentar la propuesta de vestuario asumida en el filme El Mayor, de Rigoberto López.

Será la oportunidad de recordar una vez más al lamentablemente desaparecido realizador de Yo soy, del son a la salsa y Roble de olor, y, por otro lado, insistir en la necesidad de reconocer el peso fundamental que ha tenido en el desarrollo de la historia del cine cubano esto que otras veces he llamado “los oficios invisibles”.

Como parte de la Bienal, los camagüeyanos podrán apreciar en la vidriera de la tienda “Grandes Ilusiones” (frente a El Callejón), algunas de los trajes y vestidos diseñados para los personajes de Ignacio y Amalia por Anisleidys Boza y Yohannia Cabrera, y que fueron confeccionados en Camagüey por el grupo liderado por Yoanka McPherson.

La exposición estará compitiendo en el Concurso de Vidrieras promovido por la Comisión Organizadora de la 2da Bienal de Diseño en Camagüey, y que, entre otros, tiene el propósito de “revalorizar a través del diseño, la tradición citadina de decorar las vidrieras, que hizo famosos los establecimientos comerciales de Camagüey, e invitaba a las personas a pasear la ciudad con el pretexto de ver las vidrieras”.

JAGB

…y otra vez el cine joven

En la tercera sesión teórica del recientemente celebrado 25 Taller Nacional de Crítica Cinematográfica, tuvo lugar un panel titulado “Mirada joven al audiovisual cubano”. En lo que va de año, esta es la tercera ocasión que participo en un debate vinculado a ese tema: primero fue en la Muestra de Nuevos Realizadores, luego en el IV Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales, y ahora en el Taller Nacional de Crítica Cinematográfica. ¿Cómo explicar entonces que, pese a la existencia de una suerte de denominador común (el audiovisual cubano realizado por jóvenes), lo discutido en cada uno de estos foros parezcan existir en mundos permanentemente paralelos?

La mesa fue conducida por Astrid Santana Fernández de Castro, autora de ese libro fundamental que es “Literatura y cine. Lecturas cruzadas sobre las Memorias del subdesarrollo”, y tuvimos oportunidad de escuchar las intervenciones de tres estudiantes de la FAMCA y tres estudiantes de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de la Habana (una sugerencia a los organizadores: para la próxima, debe anotarse en el Programa los nombres de todos los que participan, así sean jóvenes que por primera vez exponen en público, pues eso forma parte de la memoria histórica del evento).

Como era de sospechar, el tema generó un amplio debate, porque otra vez salieron a relucir asuntos que vinculan a este grupo de nuevos creadores con lo polémico. Sin embargo, y retomando la inquietud del primer párrafo, me pareció que en términos académicos (y el Taller es un espacio académico) faltó precisar un poco mejor qué es lo que epistemológicamente perseguimos.

Por suerte, el hecho de haber tenido a Astrid en el rol de moderadora, impidió que el debate se convirtiera en otro de esos intercambios impresionistas que se puede tener a la salida de un cine o en la sala de nuestra casa.

Como la gran académica que es, Astrid exigió un uso preciso del lenguaje que, lejos de multiplicar equívocos, nos ayude a construir consensos que dejen a un lado los prejuicios. Necesitamos aproximarnos a esas verdades que permanecen ocultas detrás de discursos que, en su afán de anularse mutuamente, apenas pueden apreciar los incontables matices que acompañan al fenómeno del audiovisual realizado por los más jóvenes.

Para mí el gran problema que tiene este nuevo audiovisual es que, a pesar de todos los debates que se le dedica, se ve muy poco. La mayoría de los detractores que tendría este cuerpo de películas no ha visto el grueso de los materiales que hasta el momento se han rodado, por lo que se suele arribar a las conclusiones a partir de generalizaciones que casi siempre toman en cuenta hechos puntuales, y no el estudio del conjunto.

Para empezar, a mí me parece que hasta el momento no existe un texto más maduro que aquellas Palabras del Cardumen que en su momento circularan en forma de declaración pública los jóvenes cineastas.

Vapuleado en aquel instante en los medios y redes sociales, pareciera que ya ha transcurrido el tiempo prudencial para insertarlo con naturalidad en nuestros debates más serios. Y con ello, seguir pensando con voluntad académica este cine que a pesar de todos los obstáculos e incomprensiones, crece todos los días.

Juan Antonio García Borrero

 

II Coloquio Nacional sobre Periodismo Cultural

Esta semana Camagüey será sede de otro importante foro de pensamiento crítico: el II Coloquio Nacional sobre Periodismo Cultural, que sesionará en la ciudad a partir del martes 4.

Hablar de periodismo cultural en estos tiempos es un verdadero desafío. Al menos yo, que no soy periodista, pero me he pasado buena parte de mi vida escribiendo sobre la cultura, a veces me siento una suerte de sobreviviente escapado de un parque jurásico.

Para empezar, la cultura como la pensábamos en la época en que yo me iniciaba como promotor cultural en las páginas del periódico Adelante, ya no existe. Por aquellos años, Manuel Villabella se había encargado de construir un equipo de colaboradores que cubrían las más diversas zonas del acontecer cultural de la ciudad (cine, teatro, literatura, artes plásticas, ballet, etc), y todos los días se podía leer algo diferente sobre lo que aquí sucedía.

Ahora probablemente sucedan más cosas que antes, pero el periódico sale una vez a la semana, por lo que como lectores estamos condenados a quedarnos con los titulares de la información ya de por sí mutilada.

Sin embargo, no es la periodicidad del rotativo lo que a mi juicio definirá la mejor o peor suerte del periodismo cultural que se practique ahora mismo, sino el posible divorcio con el espíritu cultural de la época en la que se vive.

A mi modo de ver, el periodista cultural ya no será más aquel sujeto especializado en las cuestiones relativas al arte y la literatura, sino entodo caso un individuo que domina su disciplina (sabe comunicar, informa, etc), pero que es capaz de convertirse en esponja intelectual, y gracias a esa capacidad, puede detectar la emergencia de nuevas prácticas culturales, las cuales, lejos de empobrecer el viejo concepto de cultura que hemos heredado, lo enriquece.

Sin dudas, un tema apasionante que nos mantendrá intelectualmente ocupados toda la semana.

JAGB

PROGRAMA DE ACTIVIDADES

Martes 4 de junio

Sala de Conciertos José Marín Varona

9:00 p.m.: Apertura del evento.

 

Miércoles 5 de junio

Complejo Audiovisual Nuevo Mundo

9:00 a.m.: Conferencia “Los mil y un desafíos del periodismo cultural en Cuba”, de YurisNórido, Premio Nacional de Periodismo Cultural.

10:30 a.m.: Presentación del libro Escenas cotidianas, de Gaspar Betancourt Cisneros, publicado por Ediciones El Lugareño. Presenta: Irma Horta Mesa.

10:45 a.m.: Panel Romper Las reglas/respetar las normas. Lee el resto de esta entrada

Inaugurado en Camagüey el Cine Club Elpidio Valdés

Me da mucha alegría compartir estas imágenes con los lectores del blog.  Son instantáneas que registran el momento en que dejamos inaugurado en El Callejón de los Milagros de Camagüey, hace un rato, el Cine Club “Elpidio Valdés”.

Los niños y niñas que allí aparecen viven prácticamente en las afueras de la ciudad, en el reparto Albaisa, y estudian en la escuela Enrique Casals Villareal. Para mí es, por el momento, el mejor ejemplo de lo mucho que se puede lograr con eso que desde hace cuatro años intentamos implementar sin éxito en Camagüey: el Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual.

La vida es así de injusta: ¿se imaginan si esos niños estudiaran en algunas de las escuelas cercanas al Paseo Temático del Cine, y no tuvieran que salir del lugar donde viven en lo que fuera, con el fin de llegar a tiempo a las actividades previstas, y no los sorprenda la noche en el retorno?

Por supuesto que en la motivación que tienen estos niños y niñas está el trabajo de las maestras. Por eso es que en este caso quisimos hacer un reconocimiento bien especial a las educadoras Ramona Ocampo Rodríguez y Yulieiki Morena Echavarría. Han sido ellas las que se han encargado de perseverar y mantener accesible la magia.

La tarde fue también maravillosa porque nos permitió develar ese Elpidio Valdés (tamaño real) que le ha regalado el maestro Juan Padrón a El Callejón de los Milagros. Y luego los niños pudieron apreciar el animado Pesadillas, que como parte de su trabajo de Tesis de Dirección defendió hoy con gran éxito Rodolfo Caraballo Quevedo.

Varias personas me han preguntado si ya existe alguna estrategia trazada para días venideros. La estrategia está bien descrita en el Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual de las que hemos hablado en varios de los Encuentros sobre Cultura Audiovisual que se han organizado, y de las experiencias socializadas por la Red del Universo Audiovisual del Niño, que también se han expuesto en esos Encuentros, se pueden aprovechar muchísimas.

Por lo pronto visualizo ese espacio como otra aula donde niños, niñas, y maestros prolongan lo que hacen en sus respectivas escuelas. Como otras veces he argumentado: no se trata de mirar al audiovisual como una alternativa o una opción, sino como una herramienta que ahora mismo demanda el máximo de su responsabilidad en cuanto a su apreciación crítica.

Sé que esto que hicimos hace un rato en el Callejón no cambiará nuestra Política Pública para estos asuntos. Pero fue importante para esos niños y adultos que esta tarde soñamos en grande.

Juan Antonio García Borrero

Inauguración del “Cine Club Elpidio Valdés”

El próximo jueves 30 de mayo, a las 2 de la tarde, dejaremos inaugurado en el Callejón de los Milagros de Camagüey, el Cine Club Infantil “Elpidio Valdés”, como parte de las acciones planteadas por el Proyecto con el fin de fomentar la cultura audiovisual y el uso creativo de las nuevas tecnologías.

En esta primera ocasión entregaremos el carnet de miembros a un grupo de niños y niñas de la Escuela Enrique Casals Villareal (Albaisa), quienes a lo largo del curso escolar nos han acompañado en diversas acciones.

Esa tarde develaremos una imagen de Elpidio Valdés, a tamaño real, diseñada para la ocasión por el maestro Juan Padrón, padre del personaje y uno de los artistas fundamentales de la animación cubana. Al lado de la imagen encontraremos un Código QR que permitirá acceder a la página existente en el Portal El Callejón de los Milagros, dedicada a la animación, y donde se podrá descargar información y contenidos audiovisuales.

El texto que aparecerá al lado de la imagen ha sido tomado de una entrevista concedida por Juan Padrón, que explica muy bien la importancia que tiene el personaje:

Con la creación de Elpidio Valdés quise enseñar a los niños cómo fue la guerra de Independencia. Ni siquiera yo tenía una idea clara al iniciar el proyecto. Cuando quise dibujar a un soldado español, no sabía cómo era el uniforme. Sí que conocía cómo vestían los comanches y el Séptimo de Caballería gracias a películas y cómics, pero como sobre Cuba no se hacía nada, la gente lo desconocía por completo. Ahora, gracias a Elpidio, los cubanos conocen mejor su propia historia”.

Con la fundación de este Cine Club Elpidio Valdés, sus miembros seguirán acercándose a nuestra Historia a través del audiovisual y el uso creativo de las nuevas tecnologías.

JAGB

Otra vez Titón

En la segunda sesión teórica del Taller Nacional de Crítica Cinematográfica, estuvimos hablando del cine de autor en el ICAIC (o de autores en el cine del ICAIC). Por supuesto que no faltaron los nombres de Tomás Gutiérrez-Alea, Julio García-Espinosa, Manuel Octavio Gómez, Humberto Solás, y Fernando Pérez, conectados por las estimulantes contribuciones de Mirtha Ibarra, Astrid Santana, Mario Naito, Jorge Calderón, y Jorge Luis Urra.

A mí me tocó hablar una vez más de Titón, y en esta oportunidad quise resaltar lo que ahora mismo más me fascina de su personalidad: su perfil de intelectual crítico.

Por supuesto que me sigue seduciendo esa obra cinematográfica que quiso acompañar desde la pantalla los cambios radicales que se vivían en la sociedad. Titón, junto a los otros fundadores del ICAIC, quisieron dinamitar los modelos de representación heredados, y fue en esa búsqueda permanente de caminos no transitados con anterioridad, que lograron conformar eso que hoy llamamos “nuestros clásicos”.

Pero Titón en especial representa a ese tipo de cineasta comprometido con su tiempo, para el cual las películas eran importantes siempre que fuesen capaces de provocar alguna conmoción en el público. Y para ello era importante no solo realizar las películas, sino acompañarlas con los debates en la esfera pública, y con acciones prácticas que pusieran a prueba esas ideas.

Ahora mismo no abundan cineastas con esas características. Tenemos muchas facilidades para adquirir competencias técnicas en las diversas escuelas de cine, ganar en autonomía creativa, expresarnos por canales que las instituciones no pueden controlar del todo, pero falta esa mirada autoral que piensa en la película como el medio para mejorar nuestros entornos, y no como el fin.

Dejo para la memoria histórica del evento algunas de las imágenes tomadas en esa jornada.

JAGB

Luciano Castillo, Astrid Santana, Jorge Calderón y Jorge Luis Urra

Raúl Rodríguez, director de fotografía y Premio Nacional de Cine

Rebeca Burón (ISA de Camagüey) y Mirtha Ibarra, en la presentación del libro “Volver sobre mis pasos”