INVITACION A LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO HOMENAJE A ALFREDO GUEVARA

La Casa del Festival le invita a la presentación del libro Homenaje a Alfredo Guevara , el próximo lunes 21 de abril, a las 3:00 p.m., que recopila las intervenciones del Panel-Homenaje realizado el 11 de diciembre de 2013, durante el 35 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana.

La publicación será presentada por Raúl Roa Kouri, opiniones y vivencias asociadas a Alfredo Guevara, compartidas en aquella ocasión por personalidades del cine, la cultura y la política entre los que destacan Manuel Pérez, Geraldo Sarno,Ricardo Alarcón, Carmen Castillo, Ignacio Ramonet y Eusebio Leal.

Asimismo, se presentará el último número de la Revista Nuevo Cine, dedicada al 35 Aniversario del evento cinematográfico habanero y que incluye también un dossier homenaje al que fuera su presidente.

A la presentación del libro se sumará la proyección del audiovisual Alfredo Guevara. Imágenes y Revolución, que contiene fragmentos editados por Miriam Talavera de una entrevista filmada por Xavier D´Arthuys y Ariel Felipe Wood, semanas antes del 19 de abril de 2013, fecha en la que falleciera el destacado intelectual cubano.

POST-CONGRESO: MANUEL HERRERA SOBRE LA POSIBILIDAD DE UNA FUTURA ASOCIACIÓN DE CINEASTAS

Otro amigo, en este caso el conocido cineasta Manuel Herrera, me hace llegar este documento que fue sometido a la discusión de los delegados que participaron en el Congreso.

FUNDAMENTACION A LA SOLICITUD DE CONVERTIR LA SECCION DE CINE EN ASOCIACION DE CINEASTAS.

Nuestra finalidad y nuestro principio

es defender, en términos de derecho, la pertinencia

y la pervivencia de la industria

cinematográfica cubana (El cine cubano)

como nuestro proyecto de vida,

y como parte indisoluble de los espacios culturales

que sostienen y certifican el aliento

espiritual de la nación cubana”

Texto leído por Enrique Alvarez en el encuentro de los cineastas

4 de mayo 2013.

INTRODUCCION

La democratización de los medios ha traído el auge de la producción cinematográfica llamada independiente. La cantidad de cineastas, en todas las ramas de la creación artística del cine, ha aumentado. En la FAMCA y la EICTV, un número creciente de estudiantes se gradúa cada año. Nunca como hoy la producción cinematográfica se ha extendido por todo el país. Documentales, largos y cortos de ficción se realizan en cualquier rincón con la calidad profesional suficiente como para representar a nuestra cinematografía.

El aumento considerable de la membresía de la Asociación de Medios Audiovisuales y Radio impide el crecimiento en su Sección de Cine. Muchos compañeros, con las condiciones requeridas, se encuentran realizando su obra sin estar asociados a ninguna institución. Dicho aumento limita el libre flujo de circulación de ideas, interrelación y retroalimentación entre los cineastas, semejantes hoy, a un rosario de personalidades dispersas, o aliadas en pequeños grupos, impedidas por ello de funcionar como un movimiento artístico.

El concepto audiovisual imperante entre nosotros, resulta válido para referirse de forma global a una serie de actividades como el cine, la televisión y otras. Lee el resto de esta entrada

POST CONGRESO: MANUEL GARCÍA VERDECIA SOBRE LA CULTURA MARTIANA

En el recién finalizado Congreso de la UNEAC, varios intelectuales no pudieron intervenir, a veces por falta de tiempo. Algunos de ellos, como el amigo, poeta, y escritor holguinero Manuel García Verdecia, han querido compartir con los lectores del blog esas reflexiones que nunca llegaron a ser públicas.

JAGB

INSTAURAR LA CULTURA MARTIANA

(Intervención en el VIII Congreso de la UNEAC, Palacio de las Convenciones, 12 de abril de 2014.)

Por Manuel García Verdecia

José Martí es, hoy más que nunca, brújula puntual para las batallas que las nuevas condiciones nos imponen. Una frase suya muy citada pero no siempre debidamente comprendida es divisa principal para la obra que nos reclama. Ser cultos es hacer uso consciente y sistemático de cuanto la inteligencia y la sensibilidad de los hombres organizados en el tiempo han logrado crear para humanizar y dignificar sus vidas. Solo venciendo las vicisitudes que la necesidad, por azar natural o mal designio de los hombres, nos impone alcanzamos el reino de la libertad.

De aquí que hoy resulte de primer orden la intervención del intelectual en su medio para ayudar a resolver los más arduos problemas que lo acucian. Si bien en los momentos de la vida de Martí tal concepto no se había desarrollado plenamente, con su intuición, el Maestro nos dejó aseveraciones que prefiguran una definición esencial del mismo. Nos dice: Poseer inteligencia no es más que el deber de emplearla honestamente. Además, La inteligencia no es la facultad de imponerse; es el deber de ser útil a los demás.

Nuestro país, se sabe, atraviesa por múltiples dificultades en su ser social. Muchos piensan que estos son problemas prácticos que deben resolver políticos y tecnócratas antes que los artistas e intelectuales, pues suponen que los creadores nos ocupamos de asuntos ideales. Nada más desacertado y lejano de la verdad. Estos aspectos cruciales demandan esencialmente más cultura. Entendemos esta como el sistema de saberes, acciones y objetos que genera el individuo para humanizar su existencia.

Como se sabe, toda cultura genera una contracultura que, para bien o para mal, tiende a deshacer y suplantar a aquella. En nuestro caso, por desgracia, se ha establecido perniciosamente una serie de antivalores: el burocratismo fosilizante y parasitario, la divergencia entre discurso y acción, el centralismo anquilosador, el inmovilismo timorato e insensible, el economicismo equívoco, el oportunismo desintegrador y la banalidad brutalizante. Tal situación exige de más cultura verdadera, sensible, crítica, combativa, que ponga en el centro al hombre real en sus condiciones y aspiraciones reales. Lee el resto de esta entrada

PAUSA

Mañana estaré saliendo hacia La Habana, por lo que el blog tendrá un receso de más o menos una semana.

He tenido el privilegio de ser incluido por mis compañeros de la UNEAC en la delegación de artistas y escritores camagüeyanos que participará en el Congreso.

Estaré participando en los debates que tienen que ver con la cultura, la educación y la sociedad.

Tengo la esperanza de que sea un buen congreso, pero mejor comentar al regreso.

Un abrazo a todos.

JAGB

RAFAEL ROJAS SOBRE EL CINE CUBANO SUMERGIDO

Desde acá no puedo ver directamente el sitio digital Diario de Cuba, pero a estas alturas, cuando uno quiere leer algo puntual, eso no es un problema definitivo. Vivimos en la época de compartir archivos por las más diversas vías, y casi siempre de un modo informal. Por eso, gracias a la gentileza de la profesora Damaris Puñales Alpízar (Cleveland) pude leer este texto escrito por el conocido historiador Rafael Rojas, a propósito de una muestra de cine cubano alternativo que organizaran en cuatro universidades de los Estados Unidos los académicos Luis Duno-Gottberg y Michael J. Horswell.

Ya en su momento colgué en el blog el breve artículo introductorio que, gentilmente, me solicitaran los organizadores. Un texto, por cierto, que ha seguido creciendo, porque esta es una trama que se encuentra en constante construcción, y que todos los días pone ante nuestros ojos puntos de giro absolutamente imprevistos. Solo quisiera hacer un par de breves precisiones en cuanto a lo que entiendo por “cine cubano sumergido”, y su origen conceptual.

El término apareció por primera vez en el marco de la “Guía crítica del cine cubano de ficción” (Editorial Arte y Literatura, La Habana, 2001), concretamente en uno de sus acápites que entonces titulé “Apuntes para el estudio crítico de un cine cubano de ficción sumergido” (pp 15-28). Debo confesar que su uso obedecía más a lo intuitivo que a lo racional, y se inspiraba, por un lado, en una observación que hacía Lezama a propósito de “lo cubano sumergido”, y por el otro, en cierto ensayo de Jean-Claude Schmitt sobre “La historia de los marginales”, y del cual citaba en aquel texto el siguiente segmento:

“Sin estar necesariamente abandonada, la perspectiva tradicional parece insuficiente, limitada por su propia posición: a partir del centro, resulta imposible abarcar, de una mirada, una sociedad entera ni escribir su historia de otra manera que reproduciendo los discursos unanimistas de quienes detentan el poder. La comprensión brota de la diferencia: para ello hace falta que se entrecrucen múltiples puntos de vista, que revelen del objeto –considerado esta vez a partir de sus márgenes o del exterior- los tantos rostros diferentes que se esconden entre sí”.

Por allí estaría también el origen del otro término que comencé a utilizar por esas mismas fechas: icaicentrismo. Justo la crítica al icaicentrismo intenta llamar la atención sobre otros centros productores de audiovisual cubano que han sido suprimidos del relato tradicional, y busca concederle mayor complejidad a la interpretación que se haga del fenómeno audiovisual en Cuba, más allá de lo pedestremente ideológico.

Por supuesto, hoy las circunstancias son otras. El desarrollo incesante de las nuevas tecnologías sigue poniendo en jaque el punto de vista que entonces esgrimíamos, y nos acerca mucho más a la propuesta de Bauman en cuanto a lo de la modernidad líquida, con observaciones tan inquietantes como esta:

“Sería imprudente negar o menospreciar el profundo cambio que el advenimiento de la “modernidad fluida” ha impuesto a la condición humana. El hecho de que la estructura sistémica se haya vuelto remota e inalcanzable, combinado con el estado fluido y desestructurado del encuadre de la política de vida, ha cambiado la condición humana de modo radical y exige repensar los viejos conceptos que solían enmarcar su discurso narrativo. Como zombis, esos conceptos están hoy vivos y muertos al mismo tiempo. La pregunta es si su resurrección –aun en una nueva forma o encarnación– es factible; o, si no lo es, cómo disponer para ellos un funeral y una sepultura decentes”.

Las anotaciones que Rafael Rojas hace ahora podrán ser más o menos discutibles, pero las agradezco porque invitan a seguir pensando un fenómeno que, como dije antes, se encuentra en permanente construcción.

Juan Antonio García Borrero
CINE SUMERGIDO
Por Rafael Rojas

Buena parte del trabajo intelectual tiene que ver con el arte de “nombrar las cosas”, de que hablara el poeta. Dotar de nombres nuevos fenómenos de la producción artística, en un país como Cuba, inmerso en mutaciones y cambios sociales que alteran y, a la vez, reafirman prácticas y discursos culturales, requiere de imaginación y discernimiento conceptual.

En los últimos veinte años, la Cuba post-soviética no escenifica tanto el drama del “hombre nuevo” como el dilema del “nombre nuevo”. En cómo llamar lo que está sucediendo en un socialismo que se capitaliza y un nacionalismo que se globaliza, sin que muchos de los actores de ese tránsito busquen el abandono de su identidad socialista o nacionalista, se dirime un volumen importante de la cultura cubana contemporánea. Lee el resto de esta entrada

PREMIOS 13 EDICIÓN MUESTRA JOVEN CUBA

Los interesados en conocer los resultados de la 23 edición de la Muestra Joven pueden pinchar aquí.

MOLOTOV, CLANDESTINOS 2.0 Y LA ISLA ME ABSORBERÁ: JÓVENES PENSANDO CUBA (¡?)

MOLOTOV, CLANDESTINOS 2.0 Y LA ISLA ME ABSORBERÁ: JÓVENES PENSANDO CUBA (¡?)

Por: Antonio Enrique González Rojas

Una de las sorpresas que la 13ra. Muestra Joven del ICAIC deparó para mí fue el visionaje (¿descubrimiento personal?) de tres lozanas propuestas audiovisuales: Clandestinos 2.0 (Gabriel Reyes), Molotov (Irán Hernández) y La Isla me absorberá (Yoelvis Chio & Erick Sacramento), cuyas actitudes y también aptitudes discursivas las singulariza entre la mayoría del medio centenar de obras participantes en este certamen, el cual resulta un bastante útil jalón referencial, que no tanto jerarquizador, de las dinámicas creativas más bisoñas en Cuba.

Divergentes de las comunes apelaciones a fenoménicas puntuales y a los anecdotarios intimistas que se aprecian en muchas obras de jóvenes realizadores, estos dos primeros, clasificados como documentales y el tercero, una animación, delatan inusual voluntad analítica, deconstructiva y hasta de osada reescritura de zonas gnoseológicas tan vastas como los procesos degenerativos de las generaciones de cubanos como antigua fuerza telúrica de la nación. Actualmente, un grupo humano desidioso que bajo los colores de la apatía, opta por sobrevivir, gozarse en sus hedonistas ombligos y en el mejor de los casos buscar la realización (material) personal fuera de Cuba.

1.-

Clandestinos 2.0 escapa al convencionalismo taxonómico de documental, mucho más a la tendencia reporteril que ha primado en la última década entre los jóvenes, por las consabidas y ya perogrullescas carencias de la prensa oficial cubana, dado que, fuera de “documentar” un estado de ánimo, que es del propio autor. Su voz en off es complementada con una entrevista realizada al director Fernando Pérez, cuya película resulta pretexto para la presenta obra; las imágenes son pura puesta en escena: los niños inexpresivos y los jóvenes de sofisticada estampa que miran estáticos a la cámara, el propio Fernando que es filmado desde una estética muy semejante a sus presupuestos visuales. Quizás lo menos manipulado sean los espacios físicos donde se rodó su ópera prima de ficción en 1988, pero aparecen igualmente subjetivados. Así, se pudiera estar ante lo que se ha dado en clasificar como ensayo documental o yo prefiero llamar ensayo audiovisual, con toda la validez que le veo al término.

Reyes asume totalmente la puesta desde sus rampantes dudas acerca de cuáles son los roles de las generaciones cubanas, qué quieren hacer, qué les interesa, por qué luchan, por qué existen, ¿hay que luchar por “algo”?; todo desde su diálogo personal y un tanto ingenuo con la película original, pletórica de jóvenes dispuestos a morir por “algo”, con objetivos claros, concentrados en un antagonista visible. Diálogo que sucede desde un tono desmañado, hasta patético por quizás un exceso de dramatismo de la voz, pero que concomita mucho más, junto a otros elementos fílmicos, con el Sergio contemplativo de Memorias del Subdesarrollo (Tomás Gutiérrez Alea, 1968), permutando la ironía y la descolocación intelectual de este Dr. Zhivago cubano por la incertidumbre y la melancolía de un joven desmotivado, devenido este sentir en “motivación” para al menos inquirir(se) por tal estado de cosas. Lee el resto de esta entrada

¿LOS MEJORES DOCUMENTALES DEL ICAIC HASTA 1983?

En el mes de mayo de 1983 se realizó una encuesta entre cineastas, críticos, y especialistas de cine cubano, con el fin de seleccionar “los diez mejores documentales realizados por el ICAIC” hasta esa fecha.

Como se sabe, las encuestas no tienen más valor que dejarnos una idea de los gustos de aquellas personas que en su momento han sido consultadas. En las encuestas se ponen en juego intereses humanos, demasiado humanos, muchos de ellos ajenos por completo a la calidad misma de los filmes que se evalúan. ¿Alguien dudará de ello teniendo a la vista la escandalosa ausencia de Nicolás Guillén Landrián en esta lista?, ¿o la de Sara Gómez?, ¿o la de Now, de Santiago Álvarez?

Sin embargo, estas discutibles listas pueden ser útiles si las tomamos como puntos de partidas para investigar precisamente lo que faltó mencionar en determinadas fechas, en determinados contextos. Comparto con los amigos del blog la relación de filmes que entonces se conformó.

JAGB

LOS MEJORES DOCUMENTALES DEL ICAIC HASTA 1983

Por primera vez (1967), de Octavio Cortázar

Las Unidades de Cine-Móvil del ICAIC visitan un apartado lugar de las montañas orientales. Impresiones y opiniones de los campesinos de la zona que ven cine por primera vez.

Pedro Cero por Ciento (1980), de Luis Felipe Bernaza

Pedro Acosta, administrador de una pequeña vaquería del municipio Fomento, provincia de Santi Spíritus, ha logrado con un cuidadoso trabajo que, durante siete años y medio, no se le muera una res ni un ternero. Lee el resto de esta entrada

MUNDO SUMERGIDO (2013), de Alien Ma

Mundo sumergido: Alien Ma en el Valle de las Aves

Por Antonio Enrique González Rojas

Con una de las obras animadas más interesantes, coherentes y dinámicas aunque aún incipientes, del audiovisual cubano actual, Alien Ma (Tic Tac, Niños imaginarios, Poder para el pueblo) delata una progresión técnico-estética apreciable, en pos de una madura consolidación de su identidad autoral; cuyo actual corolario resulta el cortometraje Mundo Sumergido (2013), donde el joven realizador se suscribe a los presupuestos visuales del steampunk, para abordar la distopía desde una lírica y esopiana sci-fi, que se ancla en añosos clásicos como Peace on Earth (Hugh Harman, 1939) o la larga saga de “acción real” The Planet of the Apes (desarrollada entre 1967 y el propio 2014), en tanto el elucubrado mundo pos apocalíptico poblado por animales racionales que anidan entre los restos de la Humanidad autoexterminada; en el no tan ancestral largometraje animado Wizards (Ralph Bakshi, 1977) y el cuento En estado latente, del canadiense A. E. van Vogt; en tanto la pervivencia maldita de las extintas tecnologías del odio, como volátil cofre de Pandora listo para desencadenar el Armagedón, apenas sea entreabierto.

Igualmente presente la cinta Waterworld (Kevin Reynolds, 1995), en el presupuesto de las huellas materiales de los seres humanos que descansan en el fondo de los océanos, Ma va más allá en su obra, otorgándole a la sumersión una connotación más simbólica, propiamente tónica. Se contrapone el pecio humano, infernal y poblado de fantasmas, al “mundo emergido”, que no gratuitamente está poblado por aves antropomorfas. Íconos bastante usuales de la delicadeza, la gracilidad y la impoluta belleza natural, tienen ya inutilizada su natural capacidad para el vuelo, visto como acto de libertad, en tanto se aguza su humana prospección a la ruptura del diálogo con el planeta, desde una postura cada vez más dominante, de pura rapiña mecánica. Catalizada es por los hallazgos de las tecnologías malditas, así como el mago villano de Wizards se pertrecha del armamento nazi para conquistar y destruir la paradisiaca tierra élfica elucubrada por Bakshi. Lee el resto de esta entrada

DE GARCÍA BORRERO A GUSTAVO ARCOS

Gustavo:

Muy buena reflexión. Saca a relucir los puntos verdaderamente débiles de nuestro actual audiovisual entendido como sistema, que no tiene que ver exactamente con la precariedad tecnológica, sino con la ausencia de un pensamiento que lo explore de modo sistemático y desprejuiciado.

Voy a insistir en provocarte, aún cuando creo que coincidimos en más del noventa por ciento de lo que expones. Pero ya sabes que me interesa la provocación intelectual. Así que voy con esta interrogante: ¿qué podemos hacer tú y yo ahora mismo para contribuir a cambiar un poco ese orden de cosas?, ¿cómo podríamos influir en este aquí y ahora que sería lo primordial transformar?

Te confieso que muchas veces esa pregunta se convierte en la angustia que me paraliza en casi todo. Cuando en el blog otras veces hemos hablado de estos asuntos, y de otros no menos polémicos, me siento aliviado porque percibo que mis angustias intelectuales no son únicamente las mías. Compartirlas, hacerlas públicas, aunque puedan molestarles a aquellos que sienten en peligro un orden que, de momento, les beneficia, resulta de veras estimulante. Pero pasado ese momento de confesiones, me asalta la pregunta: ¿y qué logramos con debatir todo esto en el blog?

Es lo que pasaría un poco con esos materiales que se exhiben en la Muestra. Materiales críticos, hipercríticos, que tienen sus quince minutos de fama en una pantalla, pero que de inmediato se olvidan, dejando las cosas peor que antes, porque allí donde las habladurías, en el sentido heiddegueriano, operan (tal vez ahora tengamos que inventar el término filmadurías), se ha perdido la oportunidad de llegar a las raíces de los males, y sanar lo que se denuncia. Lee el resto de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.208 seguidores