POLÉMICAS Y TENSIONES EN EL TERCER CINE: UN MODELO PARA EL ESTUDIO DEL CINE CUBANO.

Gracias a la cortesía del investigador argentino Mariano Mestman tengo en mi poder un tesoro invaluable. Se trata del cuaderno “Estados Generales del Tercer Cine. Los documentos de Montreal, 1974”, que no solo recupera en soporte papel documentos inéditos de aquel encuentro celebrado en Montreal entre el 2 y el 8 de junio de 1974, sino que llega acompañado con un valiosísimo DVD en el que se registran de modo audiovisual momentos significativos de los debates protagonizados en aquella cita.

Pese al relativo olvido historiográfico de la que ha sido víctima, esta cita resulta un momento clave en la conformación de eso que después conoceríamos como Comité de Cineastas Latinoamericanos. Y para los estudiosos del cine cubano en particular, tanto el cuaderno como el DVD tienen un valor añadido, en tanto podemos asistir al duro debate que sostuvieran, entre otros, el crítico italiano Guido Aristarco, Julio García-Espinosa, el francés Guy Hunnebelle, y el argentino Fernando Solanas, a raíz de la ponencia presentada por el primero, e, indirectamente, la proyección del filme Girón (1973), de Manuel Herrera, en el evento.

Los que estamos interesados en (re)construir “la historia intelectual” del cine cubano (más allá del simple inventario de sus filmes) tenemos aquí un referente de trabajo ejemplar. Primero, porque nos confirma que el estudio del cine cubano debe abrirse al enfoque transnacional, si queremos entender el origen de algunas de las dinámicas que se pusieron en práctica en su interior, y que no obedecían únicamente a la voluntad de los responsables de la industria, sino que formaban parte de alianzas establecidas en diferentes puntos del planeta por cineastas que perseguían un objetivo común: la creación de un frente capaz de resistir los embates del cine dominante propugnado por Hollywood y sucedáneos.

En la nueva historiografía referida al cine la revisión de los textos fílmicos sigue importando, desde luego, pero lo que cambia es el modo de estudiar ese conjunto del cual forman parte las películas. Si antes el historiador se esforzaba en construir un relato donde, como en cualquier cinta clásica, los héroes (los cineastas) se proponían alcanzar algo (para el caso la conformación de una industria nacional, o la realización de una película) y para ello debían vencer innumerables escollos, ahora resulta de vital importancia el estudio de las tensiones (o crisis permanentes, para decirlo como Rick Altman) que fueron suprimidas del relato oficial, en nombre de determinada identidad que se vuelve sospechosamente teleológica, de acuerdo a los intereses de un grupo. Lee el resto de esta entrada

PERSONA (2014), de Eliecer Jiménez Almeida, en Sundance Film Festival

Excelente noticia esta que comparto con los amigos del blog: el documental Persona (2014), de Eliecer Jiménez Almeida, ha sido incluido en la programación del conocido Festival de Sundance.

Persona fue exhibido en el marco del XX Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica, oportunidad en que fue debatido por el público asistente. ¡Felicitaciones a Eliecer Jiménez por esta obra que es ahora que comienza su verdadero camino!

JAGB

EDUARDO DEL LLANO SOBRE “OMEGA 3″ (2014)

Mañana se estrena en Camagüey el largometraje de ciencia ficción Omega 3, del reconocido director, guionista, y escritor Eduardo del Llano. Comparto con los lectores esta entrevista aparecida en el sitio IPS.

ESTA PELÍCULA NO CONTIENE OMEGA 3

Por Luis Orlando Rodríguez Rodríguez

Entrevista con el cineasta Eduardo del Llano, a propósito del estreno de su largometraje más reciente.

Omega 3, título del más reciente largometraje de Eduardo del Llano con fecha de estreno próximo, confirma la relativización del saber humano. Más allá, su dramaturgia toma provecho de formaciones dietéticas futuristas para, haciendo una balance en la "dieta fílmica" del cubano, hablar de intolerancia y desintoxicar de cotidianidad.

"No somos lo que comemos" y "somos iguales, pero diferentes" son dos buenas tesis que guardan en un filme de ciencia ficción una disquisición honda. Más profunda que el continente engañoso de la cápsula que da –aparentemente- título a la película. Sobre este y otros particulares nos comenta su realizador.

En Vinci vienes de un viaje al pasado y ahora, en tu segundo largometraje, te ocupas de uno al futuro, ¿por qué en tu vida "largometrada" te ocupas de estos saltos que pudieran corresponderse con momentos evasivos de la realidad? ¿A qué responde esta narración "retro" y también flashforward?

No es que uno se aleje de la realidad. Creo que esta realidad es parte –aunque una parte que se mira al ombligo– de la realidad mundial y si yo logro en mi vida decir algo que le sirva no solo a un cubano del siglo XXI, sino a un noruego del siglo XXII para entenderse con una mujer, o para regalarle algo a un mendigo en la calle o para entrarle a puñaladas… algo que contribuya a la condición humana, eso es lo máximo a que un artista puede aspirar. Creo que todo lo que me viene a la mente y todas las historias que creas tienen un contexto geográfico e histórico donde son idóneas. Hacer esta historia en Cuba en el futuro no hubiera sido igual, por eso es que hay que hacerla en un país "x".

De hecho, Omega 3 es un cuento de ciencia ficción inédito. Este es un cuento que escribí en 2010, que tiene que ver con la intolerancia, básicamente, a nivel más universal. Es una historia en la cual, en un futuro cercano, hay un conflicto que pone de manifiesto esta intolerancia entre personajes que, además, no son cubanos ni están en un país determinado. Incluso los únicos nombres topográficos que aparecen son dos ciudades, que se llaman San José y Santa Fe. Es así a propósito, porque puede ser en Estados Unidos, Cuba, México, España, Chile, Costa Rica…

A mí me hizo muy feliz, hace unos meses, cuando Lechuga me dijo que su próxima película será de vampiros y que la más inmediata, probablemente, de Daranas , será una ambientada en Cuba, pero un oeste, con elementos del cine del oeste, incluidos los duelos. Entonces me parece muy bien porque eso no es alejarse de Cuba ni de sus problemáticas, es no circunscribirnos solo a ellas. Tampoco sería bueno que, simplemente, se empezara a hacer cine solo de ciencia ficción, fantástico y erótico, y nos olvidáramos a lo mejor de los contextos sociales que se verifican aquí, pero no limitarnos solo a ellos. Lee el resto de esta entrada

VESTIDO DE NOVIA (2014), de Marilyn Solaya

Le agradezco a mi querido amigo Jorge Ruffinelli la posibilidad de compartir con los lectores del blog esta nota que ha escrito sobre Vestido de novia, un filme que, todavía sin estrenarse, ya está dando que hablar.

Vestido de novia, primer largometraje de Marilyn Solaya, tiene un deseo de trascendencia, lo cual no le viene mal en el contexto de tanto cine latinoamericano de corto aliento, minimalista, imbuido de lo individual y sin conciencia social. Vestido de novia no oculta la herencia del Nuevo cine latinoamericano, e indica con varios signos visuales el querer pertenecer a esa tradición. Alude a un cine de referencia (Fresa y chocolate, Juan Quinquin) y no es difícil augurar que esta película se convertirá en referencia también, como si en vez de ser una película “más” en la historia del cine cubano, fuera una síntesis dialéctica de esa historia. Veamos, por partes.

En 2010 Marilyn Solaya realizó el documental En el cuerpo equivocado, sobre y con Mavi Susel, la primera transgénero reconocida oficialmente en Cuba. Este es el primer referente de Vestido de novia, que no quería centrarse en ese tema para su película de ficción, pero tampoco alejarse de él. De modo que Isabel Santos, como Sissi, en una interpretación portentosa, trae al personaje al tema, aunque sea en un espacio secundario. Las escenas entre Rosa y su amiga Sissi son de verdad antológicas, de un placer interpretativo evidente que se transfiere al placer de ver y oír de los espectadores.

La película tiene lugar en 1994, año difícil en la economía, la vida cotidiana y el conjunto de prejuicios sociales de una Cuba que no había alcanzado a forjar al “hombre” y a la “mujer” nuevos. Pero 1994 es también el año de Fresa y chocolate (Gutiérrez Alea) y su explosión (de público, crítica y suspicacias) en la sociedad y la política cubanas. Este es su segundo referente para Vestido de novia, y en ese sentido es muy sagaz la manera en que Marilyn Solaya eligió el cast para su nueva película. Comenzando porque ella fue Vivian, la novia de David, en Fresa y chocolate. Allá (Fresa) Jorge Perugorría dio el salto magistral al cine interpretando a Diego, el homosexual, y acá (Vestido) Perugorría es un personaje oscuro y algo siniestro, súper machista que obliga a su hijo a jugar a la pelota para impedirle que juegue con muñecas, un evidente corrupto (de aquellos que la Revolución defenestró en diferentes épocas de su historia), con una causa personal melodramática: sigue enamorado de Rosa e incluso entra en su casa, una vez, y huele sensualmente su almohada. Solaya no busca hacer una segunda parte de Fresa, con su Vestido: al contrario, las opciones de estilo narrativo son opuestas: en Fresa todo era abierto y transparente, en Vestido hay sombras y enigmas del pasado que, al revelarse al presente, provocan dolor y crisis en los personajes. Pero Fresa es obvio referente, al punto de que en una de las escenas finales de la película de 1994, Diego y David contemplan melancólicamente La Habana desde la distancia, y en Vestido de novia, Rosa Elena contempla la ciudad (tal vez desde el mismo lugar) pero está sola, no tiene con quién dialogar. Lee el resto de esta entrada

LUCES Y SOMBRAS DEL VIDEOJUEGO EN CUBA

El pasado jueves un grupo de amigos nos reunimos en la UNEAC de Camagüey, en el espacio conocido como “La ciudad simbólica”, con el fin de intercambiar criterios sobre el videojuego, y su (incierta) suerte en Cuba.

Hablar de videojuegos en un país donde quienes deciden las cosas fundamentales de la nación (léase Consejo de Ministros y cercanías), todavía perciben esta actividad como algo baladí, o como un fenómeno que no merece estudiarse de inmediato, lo cual justificaría medidas que sin importar lo impopulares que puedan resultar pretenden (de modo iluso) desestimular su práctica en el sector privado, puede interpretarse por muchos como una pérdida de tiempo.

Esto es cierto hasta un punto. En la Cuba de hoy, donde hay tantas cosas “urgentes” que demandan soluciones, y donde persiste (al menos en lo mental) el esquema que tiende a dejar en manos de los decisores máximos el arreglo de casi todo, pues es obvio que un asunto como este no formará parte de la agenda de discusiones más inmediatas. Y es lógico, porque no imagino a ningún ministro ocupando parte de su tiempo en practicar algún videojuego en su computadora, por estresado que esté (¿o sí lo hacen, aunque a escondidas?). Con razón pensará que antes que lo lúdico estará el compromiso con tareas más esenciales, más graves (por no decir solemnes), y a partir de su experiencia y convicción muy personal, entenderá que “los otros” han de comportarse del mismo modo, por el bien de ellos y la nación.

Lo que olvida el político al frente de un ministerio, o el intelectual reconocido con innumerables premios, que también suele asociar esta zona de la vida con la cultura, digamos, “bastarda”, es que al margen de sus convicciones y prejuicios de personas doctas, la gente común seguirá recurriendo al videojuego cada vez con más asiduidad, y del modo más informal. De hecho, tal vez ahora mismo parte de sus hijos y nietos sean expertos en algunas de sus modalidades.

Pero a pesar de las evidencias que ponen ante nuestras narices un fenómeno que no solo ha llegado para quedarse, sino crecer todos los días de un modo vertiginoso, seguimos sin pensarlo críticamente. Y sin tomar medidas efectivas que sean capaces de concebir un proyecto coherente donde lo lúdico se ponga en función de lo pedagógico, por ejemplo.

Recuerdo que cuando a finales del año pasado se originó aquella polémica por la prohibición del 3D y los videojuegos en el sector privado, salieron a la luz inquietantes contribuciones de algunos de nuestros más rigurosos investigadores (Víctor Fowler, Gustavo Arcos, Pedro Noa, Dean Luis Reyes, Justo Planas, por mencionar apenas cinco). No sé hasta qué punto la riqueza de ese debate informal ha sido aprovechado por quienes en su momento aprobaron las medidas: la misma opacidad que existió a la hora de aprobarlas persiste en la actualidad; nada sabemos de las alternativas (si es que existen) que vendrían a cubrir las supresiones. Se prohibió y punto, como se han solido prohibir tantas cosas en estos años de revolución, sin que existiera por medio un análisis, una discusión. Lee el resto de esta entrada

LO QUE SE LLEVA EL RÍO (2014), de Mario Crespo

Otras veces he dicho que este blog ya no es algo personal, sino un espacio colectivo donde colaboran muchos. Algunos colaboran con textos que firman con sus nombres y apellidos, pero otros permanecen en un plano más discreto, pero no por ello menos esencial.

Es el caso de Francisco Puñal, que desde España se encarga de enviarme por correo electrónico todo tipo de información relacionada con el audiovisual cubano. Y es una ayuda más que valiosa, porque desde aquí (Camagüey, Cuba) no puedo estar al tanto de todo, además de que esto sería una labor de varias personas, nunca de un solo individuo. Aprovecho, pues, para agradecer públicamente a Puñal esa deferencia que ha tenido con el blog y sus lectores.

Y hoy me ha hecho llegar un post publicado en el blog “La Quintica”, del cineasta cubano Mario Crespo, donde encontramos información sobre el filme más reciente del director de Zoe, uno de los cuentos que conforman a Mujer transparente. Me da mucho placer compartir esa información con los amigos del blog.

JAGB

Algunos apuntes sobre LO QUE LLEVA EL RIO / VENEZUELA 2014

LO QUE LLEVA EL RÍO

Ficción, 104 minutos

Género: Drama

Idioma: Warao-español

País: Venezuela.

Año: 2014
Director: Mario Crespo

Con el apoyo del programa IBERMEDIA y Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC) de Venezuela

Sinopsis

Dauna se atrevió a ser diferente y para defender su vocación, tomó decisiones por las que sufrió e hizo sufrir. Enfrentó las costumbres atávicas de su cultura y pagó su precio. Sin rendirse a las derrotas y pérdidas, éstas las condujeron a la reconciliación y la leyenda.

La producción.

LO QUE LLEVA EL RÍO fue filmada en locaciones naturales en el Delta del Orinoco en Venezuela. Con siete semanas de preproducción y siete de rodaje a un costo total 7,5 millones de bolívares (El control de cambio de divisas existente en el país, que fue fluctuando desde 4,3 por dólar a 6,3 y finalmente a 12 bolívares por dólar; fue devaluando el costo del proyecto, desde la fase de preproducción). Llevado a dólares, podemos decir que el costo total del filme es de 500 mil dólares, si calculamos escalonadamente cada tipo de control de cambio aplicado en el año de la producción. Creatividad y soluciones rápidas marcaron la impronta de esta producción que terminó en tiempo tanto la fase de rodaje como la de postproducción. No es diferente de la mayoría de las películas que se ruedan en nuestros países, con pocos recursos y mucha imaginación. Lee el resto de esta entrada

ENCUENTROS Y CONFERENCIAS DE PRENSA EN EL ICAIC



Estreno Nacional de la película cubana Omega 3, del realizador Eduardo del Llano.
Conferencia de prensa: 18 de agosto, 2014
Hora: 11:00 a. m.
Lugar: Centro Cultural ICAIC, "Fresa y Chocolate, sito calle 23 entre 10 y 12.
Proyección a la prensa: sala del Centro Cultural ICAIC, a las 9:00 a.m.
Estarán presente del staff y reparto: Eduardo del Llano, José Riera, Gricel González, Vladimir Cuenca, Celia Ledón , Héctor Noas, Carlos Gonzalvo, Dainelys Fuentes entre otros actores de reparto.
Premiere: 20 de agosto, en la sala Chaplin, a las 8:30 pm
Estreno en todos los cines del país a partir del 21 de agosto
Presentación especial del documental Canción de Barrio, del realizador Alejandro Ramírez
Encuentro de Prensa: 26 de agosto
Hora: 11:00 am
Lugar: Centro Cultural ICAIC, Fresa y Chocolate, sito calle 23 entre 10 y 12.
Proyección a la prensa 9:30 am
Estarán presentes: Equipo de realización.
Estreno Nacional del documental Reembarque, de la realizadora Gloria Rolando
Encuentro de Prensa: 3 de septiembre
Hora: 10:00 am
Lugar: Centro Cultural ICAIC, Fresa y Chocolate, sito calle 23 entre 10 y 12.
Premiere: 10 de septiembre, en el cine 23 y 12, a las 5:00pm
Estreno Nacional en los cines del país a partir del 11 de septiembre
Estreno Nacional del documental Viaje al país que ya no existe, de la 
realizadora y reconocida actriz cubana Isabel Santos 
Homenaje a Iván Nápoles, camarógrafo del Noticiero ICAIC Latinoamericano.
Conferencia de prensa: 15 de septiembre, 2014
Hora: 11:00 am
Lugar: Centro Cultural ICAIC, Fresa y Chocolate, sito calle 23 entre 10 y 12.
Proyección a la prensa 10:00 am
Premiere: 17 de septiembre, en el cine 23 y 12 , a las 5:00pm 

UN MENSAJE DE LA INVESTIGADORA MAYRA ÁLVAREZ

La investigadora Mayra Álvarez, quien actualmente trabaja en el ICAIC, y forma parte de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica, me ha enviado un mensaje donde comenta el texto sobre la industria del audiovisual en Cuba que publiqué hace unos días. Agradezco la autorización que me brinda para compartir estas ideas que, por oponerse a algunas de las que defiendo en el post original, pudieran contribuir a un buen debate. He respetado la estructura de su mensaje, y solamente he puesto en cursivas las zonas de mi texto que ella comenta.

JAGB

Escribes:

“Aunque en Cuba la mentalidad relacionada con la producción audiovisual se transforma (lentamente, pero se transforma), no sucede lo mismo con el modo de representarnos lo que debería ser una industria moderna del audiovisual cubano”.

-Amigo mio, lo primero que me gustaría conocer es cuál es para ti el término de “mentalidad” en este caso, relacionada con el audiovisual, ya que no me resulta claro a qué te refieres. Si es a un estado de cosas que permiten saber por dónde va la producción de audiovisuales –y esto es un tema que tiene mucha tela por dónde cortar- o, es en la cercanía del audiovisual con la realidad misma o, a una capacidad crítica y reflexiva sobre su fundamentos, intencionalidades y por demás, posibilidades reales de acercarse a una realidad. Lo otro es precisamente, la cualidad del cambio y la transformación. Lo digo por lo siguiente. 1) No todo cambio implica una verdadera transformación, pues para que este aparezca no debe implicar solo a una parte del sistema, sino a todo el sistema. 2) A cuáles criterios de “transformación” te refieres, si tomamos por caso, que algunas cuestiones relacionadas con el audiovisual nunca han cambiado-.

-Respecto a la representación, considero que hay dos cuestiones básicas a tener presente: 1) no es lo mismo el ideal de la representación, cosas que pasa por los avatares de todo tipo, que la representación ideal, pues esta última, siempre es inalcanzable. En mejores palabras, a pesar de que la realidad, nos golpea a la cara todos los días, a cada minuto y a cada segundo, advirtiéndonos de que nos sobrepasa, nosotros continuamos ejerciendo nuestro efecto de “lecho de Procusto”, o sea, o la estiramos a nuestra conveniencia o, la acortamos cuando creemos que algo sobra-.

-Por tanto, cómo hablar de representaciones, si aparecen acometidas que destruyen lo ideal, o idealmente, sin conocimiento de causa, cortan con un afilado bisturí, lo que otros se representaron-. Lee el resto de esta entrada

LUCES Y SOMBRAS DEL VIDEOJUEGO EN CUBA

El próximo miércoles, a las cinco de tarde, estaremos hablando en “La ciudad simbólica” de las luces y las sombras que rodea al videojuego en Cuba. Se trata de un fenómeno que, no obstante su cada vez más creciente práctica, apenas ha llamado la atención de los estudiosos en el país. Los interesados pueden llevar ese día memorias, en tanto estaremos entregando bibliografía actualizada sobre el tema.

DE LA BLOGOCREACIÓN CAMAGÜEYANA

El jueves compartí ideas en una mesa, como parte de la Cruzada Literaria que tiene lugar en Camagüey, con mis queridas amigas camagüeyanas María Antonia Borroto y María Antonieta Colunga.

En la mesa nos asomarnos una vez más al apasionante universo de las nuevas tecnologías, y el impacto que ellas han tenido en la actual producción y consumo cultural. Ha sido una de las mesas en las que más a gusto me he sentido, porque tuvimos debate de verdad. Y no búsqueda de un falso consenso que lo único que hace es postergar el análisis crítico de fenómenos que, más allá de nuestras fantasías intelectuales, siguen operando dentro de la sociedad.

María Antonieta planteó ideas provocadoras bien cercanas a su condición de “nativa digital”. María Antonia replicó con puntos de vistas donde uno percibe el rigor de esa persona que ha estudiado y domina en profundidad el complejo asunto de la comunicación. En medio de los agudos argumentos de ambas, admito que a ratos me sentí dividido casi a partes iguales. Generacionalmente, es obvio que estoy más cerca de aquellos que conformaron su visión del mundo apoyándose en la cultura literaria (aún cuando el cine jugara un rol primordial); y sin embargo, a estas alturas del juego no muestro complejo alguno en presentarme en público como bloguero.

Ahora, como estábamos en medio de una Cruzada literaria me hubiese gustado debatir sobre las posibilidades que en el campo literario brindaría un medio como este. ¿Son nuestros blogs ejemplos de creaciones literarias, o vivimos obsesionados por “informar”? (lo cual también sería legítimo, desde luego). Claro, como no he estudiado en profundidad la blogosfera camagüeyana, no dictaré juicios apresurados. Incluso, evito ponerle ese apellido, y más bien hablo de camagüeyanos en el mundo haciendo blogs.

Es real que el hecho de vivir “dentro” o “fuera” de la isla puede ser condicionante de las maneras de expresarte. Pero tampoco me parece que sea lo fundamental, porque a diferencia de los medios de comunicación (que están todos en manos de Estado, y por tanto, han de responder a sus intereses), en los blogs la responsabilidad de lo que allí aparezca o no aparezca recae únicamente en sus rectores. El blog siempre funcionará mejor cuando son administrados por quienes buscan una cierta independencia de la voz, y tratan de concederle visibilidad a esa experiencia individual que corre el riesgo de desaparecer en medio de los puntos de vista “oficiales”.

Sin embargo, esto no bastaría para conformar eso tan inefable que pudiéramos llamar “blogoliteratura”. Además de decir cosas que normalmente no se quieren oír, un bloguero que aspire a que se le mire como literato o algo así, tendría que escribir con un mínimo de decoro. Y es que cualquiera puede ser bloguero, pero no todo el mundo, por publicar en su bitácora parte de su producción poética, ha de ser considerado un poeta.

Ahora bien, yo creo que los blogueros de cualquier parte del mundo tienen un desafío aún mayor. El bloguero tiene en su poder una herramienta que hasta ahora no tenía ningún creador. Con ello quiero decir que tiene la posibilidad de reinventar las maneras que hasta entonces teníamos de pensar el mundo. No ha sucedido así, sin embargo. En sentido general, sigue siendo dominante la imitación de las prácticas literarias, con todo y que los nativos digitales traigan en vena ideas que provienen de la cultura digital.

En Camagüey hay blogueros excelentes, como la propia María Antonieta Colunga o Alejandro Rodríguez, este último con gran visibilidad internacional. Sin embargo, de lo que estoy hablando es de proponernos una manera de interpretar el mundo que esté a la altura de la novedad tecnológica. Como dije antes: un desafío descomunal.

Juan Antonio García Borrero

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.491 seguidores