Archivo del sitio

Sumando sueños en El Callejón de los Milagros

Ayer un grupo de personas nos reunimos en las primeras horas de la mañana en El Callejón de los Milagros de Camagüey para intercambiar ideas. Pero lo significativo es que ese encuentro estuvo presidido por Luis Sixto Mora, vicepresidente del Órgano de la Administración Provincial en Camagüey, quien a raíz del diálogo suscribió un grupo de acuerdos concretos que ayudarán a concederle a La calle de los cines la imagen pública que merece, para bien de la comunidad agramontina, y todos los que nos visitan.

El primer acuerdo tomado más trascendental no puede ser: a partir de ahora es el Centro del Cine la institución que, por encargo estatal, coordinará y velará por el cumplimiento de las diversas normativas que, en función del proyecto cultural original, ya existen.

Pareciera que, después de cinco años de existencia del Paseo Temático del Cine, este acuerdo no fuera necesario. Pero es que precisamente la ausencia de una autoridad rectora en todo este tiempo es lo que ha impedido que el espacio citadino gane coherencia en su proyección, y a partir de ese déficit, abunden las acciones arbitrarias, el descuido del espacio público, las contaminaciones acústicas, y las indisciplinas sociales sobre todo en horario nocturno.

Lo otro importante que se puso de manifiesto en ese encuentro es que el tema del Paseo Temático o La Calle de los Cines no atañe a dos o tres personas, sino a la ciudad en sentido general.

Por otro lado, de nada vale tener toda esa infraestructura civil y tecnológica si por parte del Estado (y su sistema de instituciones), paralelo a lo material, no se diseña una Política Pública que facilite el uso creativo de toda esa inversión que se ha hecho, y por eso es tan importante que áreas como Educación y Turismo por fin ganen conciencia de las fortalezas que allí existen.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

IV Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales: el cartel.

Gracias al talento y la complicidad del diseñador David González, ya tenemos el cartel del IV Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales, que celebraremos entre los días 24 y 27 del mes de abril en la ciudad de Camagüey.

Me gusta mucho la imagen a la que esta vez ha apelado el artista: esa imagen del suero con el Código QR en su interior, nos invita a pensar de modo crítico el estado de salud de las actuales sociedades humanas. Podríamos preguntarnos, ¿ese exceso de información que a diario nos inyectan a través de los más diversos medios no estará naturalizando nuestra condición de infoxicados permanentes?, ¿será la sueroterapia informativa el remedio o el veneno que determinará nuestra suerte final como especie?

Mi criterio es que, más allá de la posición facilista que gusta de tomar partido sin demasiados argumentos, lo mismo para respaldar a los apocalípticos que a los integrados, es posible desarrollar una cultura donde podríamos apropiarnos de las innegables fortalezas y oportunidades que aportan cada una de las tecnologías emergentes, para ponerlas en función del bien público.

Para ello será preciso dejar a un lado la tendencia a pensar lo tecnológico desde el determinismo ingenuo. El hecho de poseer tecnologías sofisticadas en nuestras manos no garantizará de modo mecánico que los individuos harán un uso creativo de las mismas: el progreso cognitivo no tiene nada que ver con el progreso de la técnica.

En este sentido, la responsabilidad pública del Estado en cuanto a la informatización de la sociedad debería orientarse hacia la construcción de entornos que garanticen el desarrollo de la inteligencia colectiva, pues, como bien ha apuntado Pierre Lévy, “muy a menudo, en el momento en que deliberamos sobre los usos públicos de una tecnología dada, ya se han impuesto ciertas maneras de hacer. Antes de que tomemos conciencia, la dinámica colectiva ha cavado sus surcos”.

Me sigue pareciendo que Cuba tiene todas las condiciones creadas para impulsar este tipo de informatización de corte humanista. Como es lógico, tendrá que vencer la resistencia analógica de aquellos que, como es natural, asocian la emergencia de todo este conjunto de artefactos y nuevas prácticas culturales como la manifestación de un “otro” amenazador, pero al mismo tiempo tendremos que empeñarnos en formar usuarios capaces de superar esa sensación de incertidumbre generalizada que nos rodea, y que incluye a los que están a favor de la informatización. Lévy lo dice mucho mejor que yo:

A decir verdad, cada uno de nosotros se encuentra poco o mucho en este estado de desposesión. La aceleración es tan fuerte y tan general que incluso los que consideran estar más “a la última” están, en diversos grados, desbordados por el cambio, pues nadie puede participar activamente en la creación de las transformaciones del conjunto de las especialidades técnicas, ni siquiera seguirlas de cerca”.

Una informatización donde la relevancia de lo inmaterial sea similar a la infraestructura técnica, nos garantizará tener a la mano siempre el recurso de las Humanidades Digitales, y con ello, al conjunto de seres humanos que a diario construyen sus sueños.

Juan Antonio García Borrero

 

 

La Feria del Libro en El Callejón de los Milagros

Ya podemos anunciar el programa de actividades que el día 7 de marzo, a partir de las cinco de la tarde, tendremos en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo como parte de la Feria del Libro que se celebrará en Camagüey del 6 al 10 de marzo.

Para esa ocasión hemos preparado un conjunto de acciones que propone el uso creativo de las nuevas tecnologías en función de la promoción de la lectura. En un primer momento dejaremos inaugurada en la Galería QR ubicada en esa institución la Exposición “Diez libros que estremecieron el cine”.

El público asistente podrá admirar los posters de diez películas que tuvieron su inspiración en la literatura, y escaneando el Código QR que podrá apreciarse en el borde inferior derecho, descargar del Portal El Callejón de los Milagros los libros digitales que en cada caso dieron lugar a la película, así como información sobre la cinta y el libro, premios recibidos, y otros contenidos de interés, que pueden ir desde reseñas críticas hasta bandas sonoras de los filmes.

A segunda hora tendremos la Cibertertulia El Callejón de los Milagros, donde precisamente se estará hablando de las nuevas prácticas culturales asociadas a la existencia del libro y la lectura en la era de la sociedad digital.

Para terminar, Aracely Aguiar presentará el libro El suicidio de la sabiduría (Editorial Ácana, 2018), reconocido con una Mención especial Puerta de Papel en la recién finalizada Feria Internacional del Libro de La Habana.

PROGRAMA DE ACTIVIDADES

5:00 p.m.

Galería QR (Complejo Audiovisual Nuevo Mundo)

Exposición “Diez libros que estremecieron al cine”.

Presenta: Juan Antonio García Borrero

 

5.30 p.m

Complejo Audiovisual Nuevo Mundo

Cibertertulia El Callejón de los Milagros

Tema: “Las nuevas prácticas culturales asociadas al libro y la lectura”.

 

6.00 p.m

Presentación del libro: El suicidio de la sabiduría (Mención especial Puerta de Papel en la recién finalizada Feria Internacional del Libro de La Habana), de Juan Antonio García Borrero, por Aracely Aguiar.

Post-reunión

Hoy en la mañana participé en la asamblea de los miembros de la Filial de Cine, Radio, y Televisión de la UNEAC de Camagüey. En lo personal me había prometido no intervenir porque ya en los encuentros previos había expresado mis principales inquietudes. Pero intervine.

Y es que me sigue pareciendo que en estas asambleas insistimos en partir de cero, como si no se hubiesen tomado acuerdos en el Congreso anterior, a los que ahora habría que aludir. Por ejemplo, ¿cuándo vamos a rendir cuenta de lo logrado o no logrado en la relación Cultura-Educación/ Cultura-Turismo/ Cultura-Nuevas tecnologías? Recuerdo que algunas de estas preguntas las puse por escrito en un post reciente, pero lamentablemente, siguen sin encontrar respuestas o complicidades a la hora de encararlas.

Por otro lado, está mi incompetencia a la hora de explicar lo vinculado a la informatización de la gestión cultural. He perdido la cuenta de las veces que lo he conversado con mis colegas: nadie habla de obligar a las personas a que tomen cursos de informática, sino de generar experiencias institucionales donde los individuos apliquen lo que ya saben de un modo informal al consumo cultural.

Pero esta incompetencia personal para explicar con claridad el asunto propicia que todavía muchos artistas y directivos de la UNEAC piensen que queremos obligar a las personas a que se conviertan en expertos en informática, cuando de lo que estamos hablando es que, como parte de una Política Pública, se generen entornos informatizados donde los ciudadanos (sean artistas o consumidores de cultura) puedan interactuar con las tecnologías que ya poseen en sus manos a partir del uso informal que ya están haciendo por su cuenta.

Admito que nada de eso lo he logrado explicar con claridad, y quizás por eso es que la experiencia del Callejón de los Milagros ni siquiera se tomó en cuenta inicialmente en el informe sometido a debate.

Así que lo que toca es eso: seguir insistiendo.

Juan Antonio García Borrero

Visitas guiadas en El Callejón de los Milagros

Hoy hicimos nuestra primera visita guiada en El Callejón de los Milagros. Esta es una nueva acción del Proyecto, encaminada en este caso a promover en las escuelas y universidades la existencia del Paseo Temático del Cine, y las potencialidades pedagógicas asociadas al mismo.

En esta primera ocasión contamos con alumnos de la escuela primaria “Enrique Casals Villareal” (reparto Albaisa), específicamente de cuarto, quinto, y sexto grado. Y la experiencia más gratificante no pudo ser.

Muchos de estos niños, que viven alejados del centro de la ciudad, no han tenido jamás un teléfono o un Tablet en sus manos, y tampoco han visto una sala de cine con pantalla grande. Por eso en algún momento del intercambio con ellos, sentí que estaba viviendo una versión actualizada de Por primera vez (1969), aquel emotivo documental de Octavio Cortázar.

Sé que lo que diga ahora podrá describir muy poco de lo que en ese par de horas pudimos vivir: los niños entusiasmados con la idea de tener su Círculo de Interés asociados al Callejón; o queriendo ver una película en pantalla grande; o integrando, por fin, el Cine Club Meñique que aún no logramos concretar por la falta de convenios de trabajo con las instituciones educativas.

En este sentido, quiero agradecer a las profesoras de computación de la escuela “Enrique Casals Villareal” por la iniciativa, y el interés que han mostrado en incorporar a sus dinámicas pedagógicas el uso creativo de las tecnologías que defiende el Proyecto El Callejón de los Milagros.

Juan Antonio García Borrero Lee el resto de esta entrada

Post-conferencia de prensa: “El regreso” (2018)

Hace un rato terminó la conferencia de prensa donde la actriz Blanca Rosa Blanco y el productor Carlos de la Huerta hablaron de El regreso, la cinta que presentaremos a las 8.30 de la noche en el cine Casablanca, y a las nueve en Nuevo Mundo. Mañana, los dos tendrán un intercambio con el público a las diez de la mañana en Nuevo Mundo.

Diez libros que estremecieron al cine

El Proyecto El Callejón de los Milagros se sumará a la Feria del Libro (a celebrarse en Camagüey del día 6 al 10 de marzo) con dos propuestas donde, tomando en cuenta la prioridad que para el país tiene el tema de la informatización de la gestión cultural, queremos contribuir al uso creativo de las tecnologías en función de la promoción literaria.

El día 7 de marzo, a las cinco y treinta de la tarde, tendremos la Cibertertulia “El Callejón de los Milagros”, con el tema “Las nuevas prácticas culturales asociadas al libro y la lectura”. Destacamos lo de la lectura, porque aunque desde su mismo nombre la Feria quiere resaltar la importancia casi única del libro como objeto físico, habría que recordar que la lectura ocurre a diario en soportes que no necesariamente están concebidos a partir del papel. Y estas nuevas estrategias de apropiaciones literarias demandan análisis donde salgan a relucir las características de esos lectores emergentes.

Por otro lado, ese mismo día, pero a las cinco de la tarde, dejaremos inaugurada una nueva Exposición en la Galería QR de Nuevo Mundo, esta vez con el título de “Diez libros que estremecieron al cine”.

En esta ocasión mostraremos los posters de diez películas que se inspiraron en la literatura. Gracias a la infraestructura de la que dispone Nuevo Mundo, el público podrá escanear el Código QR que tendrá cada cartel, lo que le permitirá descargar gratuitamente el libro que dio origen a la película en su formato digital, así como informaciones, artículos, y ensayos que se hayan escrito tanto sobre la película como la fuente literaria. Y, por supuesto, los interesados podrán alquilar la cinta en la Mediateca de Nuevo Mundo.

La relación de las diez películas seleccionadas se dará a conocer el mismo día en que quede inaugurada la Exposición.

Juan Antonio García Borrero

“El regreso”. Conferencia de prensa

Lugar: Complejo Audiovisual Nuevo Mundo

Fecha: Sábado, 16 de febrero

Hora: 2.00 pm

Participan: Blanca Rosa Blanco (actriz), Carlos de la Huerta (productor)

Post-Tertulia sobre La Calle de los Cines

Un amigo me escribe lo siguiente por vía privada, a propósito de la Cibertertulia sobre “La Calle de los Cines”, y el post anterior:

“Veo que aunque el desarrollo es una espiral en ascenso, este no deja de ser contradictorio, y por supuesto, progreso y regreso se dan la mano en una relación siempre en lucha continua, porque así es la dialéctica.

Todavía existen problemas en la gestión de la cultura y en otros órdenes de impacto social inmediato, para resolver problemas ingentes del mundo espiritual del hombre, pues no solo de pan se vive, aunque hay que comerlo diariamente para poder hacer lo demás.

Creo que con tu prestancia podrías, aunque creas que no, solicitar despachos a los decisores de máxima instancia en la provincia y mostrarles tus proyectos, estrategias, modelos y alguna que otra solución, para que se ponga en marcha continua el devenir, que seguros y a sabiendas, sin perder el ánimo y el entusiasmo, cómplices de la alegría y de nuestros seguros pasos, estamos construyendo.

No obstante, recuerda el adagio chino: cuando por un camino tus anhelos no se realicen, mira hacia el otro lado y escoge otro camino para la satisfacción de tus apetencias”.

No estoy autorizado a publicar el nombre de mi amigo, pero les aseguro que es una de las personas más inteligentes que he podido conocer en toda mi vida (y muy comprometida, además, con el proceso revolucionario). Pero a veces la ingenuidad le pasa factura a la persona más culta: ¿qué le hace pensar a mi amigo que “los decisores de máxima instancia en la provincia” ya no conocen de todo lo que aún falta por hacer en el Paseo Temático del Cine?

Por poner un ejemplo: el Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales ya ha tenido tres ediciones, y en cada una de ellas se ha elaborado una relatoría, con su diagnóstico y propuestas de acciones. Así que no serán las nuevas reuniones las que van a resolver este tema. Se trata, sencillamente, de apelar al sentido común.

No tengo nada contra las novedades constructivas que todos los años nos regala la ciudad (dígase “Lago de los sueños”, “Recinto Ferial”, “Complejo Cultural Alkázar”, o “Museo Ferroviario”); al contrario, me parece genial. Pero de verdad que carece de cualquier explicación racional que un espacio tan céntrico como es el Paseo Temático del Cine, que es algo exclusivo de Camagüey, y donde a diario pasan centenares de personas y turistas, siga pareciendo “el hijo bastardo de la ciudad”, nacido en medio del júbilo de los 500 años, y luego rechazado por sus padres, como si habláramos del resultado de una vergonzosa relación extra-matrimonial.

La parte final del mensaje de mi amigo me desconcierta aún más, en tanto él no es exactamente de los que tira la toalla ante las dificultades. Admito que a veces he sentido deseos de dejar a un lado todo, y dedicarme a la escritura que no cuestiona ni molesta a nadie, o a los viajes fuera del país, que siempre ayudan a que la vida personal sea un poco más fácil.

Pero entonces me entra la nostalgia por ese futuro que a veces he alcanzado a ver en medio de la madrugada más tupida, y me acuerdo de otro proverbio de Confucio: “Nuestra mayor virtud no es no caernos nunca, sino levantarnos cada vez que nos caemos”.

Entonces me levanto, y sigo, aunque a la larga nada cambie.

Juan Antonio García Borrero

Sobre los cinco años del Paseo Temático del Cine en Camagüey

Ayer le dedicamos nuestra Cibertertulia “El Callejón de los Milagros” a los cinco años que recién acaba de cumplir el Paseo Temático del Cine, y tuvimos dos invitados de lujo: Armando Pérez Padrón (vicepresidente de la UNEAC en Camagüey), y Wilfredo Rodríguez (arquitecto).

Digo de lujo porque ambos diseñaron buena parte de lo que se soñó (y se soñó mucho) al inicio de este proyecto que, según Willy, siempre se consideró una de las principales obras a ejecutarse en vísperas del 500 aniversario de la villa.

Debo agradecer públicamente las intervenciones de Armando y Willy. No solo porque con ellas conseguimos que al menos este aniversario no quedara en la oscuridad más absoluta, en medio de no se sabe cuántas actividades programadas en el marco de la Semana de la Cultura Camagüeyana, donde sin embargo jamás se tomó en cuenta la efeméride, o se aprovechó el espacio para desplegar algunos de los eventos.

En la Cibertertulia, una vez más, se expresó el malestar ante la perenne ausencia de los decisores en este tipo de debate. Y es real: en estos cinco años del Paseo jamás ha existido un intercambio entre la Administración Pública y los integrantes del espacio, que propicie convenios de trabajo, alianzas, proyecciones. Por eso el divorcio entre Cultura/Educación, o Cultura/Turismo, para mencionar apenas dos de los filones que se podrían explotar en esa área, se mantiene de manera tan obstinada.

Y tampoco puede decirse que las Administraciones estén ajenas a las principales insatisfacciones que una y otra vez se han expuesto en público (otro ejemplo aquí). Lo que ha faltado, repito, es sensibilidad. Es como si la investigación realizada alguna vez por la Oficina del Historiador no contara, o que se interpretara lo que se dice como el sentir de dos o tres individuos, no de la comunidad.

Por suerte siempre hay personalidades que, más allá de la ciudad, creen en las potencialidades del Paseo. A propósito de este cumpleaños del espacio Alejandro Gil nos acaba de regalar una presentación especial de su hermosa Inocencia, como mismo lo hizo en su momento Ernesto Daranas, primero con Conducta, y luego con Sergio y Serguei. No han sido los únicos, porque por allí está también Fernando Pérez, con todos esos estrenos que ha priorizado aquí, o la propia Presidencia del ICAIC, que sin importar el nombre del directivo (Omar González, Roberto Smith, Ramón Samada), siempre ha visto en lo que aquí tenemos, una fortaleza única.

Al final de la Cibertertulia se propuso volver a plantear este asunto en la próxima Asamblea Provincial de la UNEAC, igual que se hizo en aquella ocasión en que casi todo giró alrededor del asunto.

Pero, ¿por qué esperar tanto? Al menos yo ya lo estoy haciendo una vez más en este blog. En definitiva no estoy pidiendo nada para mi casa particular, sino que estoy hablando de esta ciudad que soy, que vivo, y que me duele.

Juan Antonio García Borrero