Archivo del sitio

Primer llamado: V Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales y Primer Festival de Animación Audiovisual (Camagüey, 2019)

Aunque faltan varios meses, y todavía no tenemos el cartel oficial, ya podemos compartir la Convocatoria del V Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales.

En esta ocasión, el eje temático principal se ocupará de aproximarnos al mundo de la animación, ese universo que al decir del gran estudioso Lev Manovich está redefiniendo todo lo concerniente al enfoque tradicional de lo sucedido con el cine y su Historia. Como podemos leer en su estimulante libro “El lenguaje de los nuevos medios”:

La construcción y animación manuales de las imágenes dio origen al cine y se perdió luego en los márgenes… para reaparecer como la base del cine digital. La historia de la imagen en movimiento recorre pues el círculo completo. El cine, que nació de la animación, la empujó luego a la periferia, para acabar convirtiéndose al final en un caso particular de la animación”.

Vale aclarar que, cuando hablamos de animación no estamos aludiendo solo a esa zona que muchos conocen como “muñes” o “dibujos animados”. En Cuba, críticos como Dean Luis Reyes, Antonio Enrique González Rojas y Mario Masvidal, por mencionar apenas tres (tampoco son muchos los estudiosos del patio que se han encargado de esto) ya nos han entregado lúcidas reflexiones.

Sobre todo Dean Luis, con ese libro que está llamado a convertirse en referencia insoslayable (me refiero a “La forma realizada. El cine de animación”// Ediciones ICAIC, 2014), ha logrado estructurar toda una teoría a partir de la cual pudiéramos comenzar a establecer debates donde se tomen en cuenta los puntos de vista más actualizados.

Paralelo a las Sesiones teóricas y Talleres de Creación tendremos el Primer Festival de Animación Audiovisual (Camagüey, 2019). Queremos que en esos días Camagüey se convierta en un espacio aglutinante a la par que irradiante, en lo que a proyecciones de materiales donde la animación en sus más diversas modalidades tenga una gran presencia.

Será la oportunidad de apreciar obras canónicas provenientes de las más diversas latitudes, pero también concederles visibilidad a las producciones autóctonas, esas que al ser realizadas en “una provincia”, por ejemplo, casi nunca alcanzan a ser al menos “vistas”.

Juan Antonio García Borrero

V ENCUENTRO SOBRE CULTURA AUDIOVISUAL Y TECNOLOGÍAS DIGITALES (Camagüey, Cuba, del 21 al 24 de abril del 2019)

Convocatoria

El Proyecto de Fomento de la Cultura Audiovisual “El Callejón de los Milagros”, con el auspicio del Sectorial Provincial de Cultura, el Centro Provincial del Cine, y la Unión de Informáticos de Cuba en Camagüey, convocan al V ENCUENTRO SOBRE CULTURA AUDIOVISUAL Y TECNOLOGÍAS DIGITALES, el cual se celebrará en Camagüey los días 21, 22, 23 y 24 de abril del 2020, con los siguientes ejes temáticos:

  • Homenaje a los Estudios de Animación del ICAIC
  • La animación audiovisual contemporánea
  • Universo audiovisual del niño en la era digital
  • La señalización digital dinámica y la gestión cultural

Asimismo, se convocará el Primer Festival de Animación Audiovisual (Camagüey/ 2019) Lee el resto de esta entrada

Las mediatecas y los libros digitales

Un artículo de Naskicet Domínguez Pérez, líder junto a Yunier Riquenes García de ese renovador proyecto que es “Claustrofobias”, me ha puesto a pensar una vez más sobre la suerte de los libros (digitales y de papel) y la lectura en estos tiempos.

Sobre todo, me ha puesto a pensar en lo que ha significado para el crítico tradicional de cine, la llegada de ese maremágnum de libros digitales que hoy tenemos al alcance de nuestras manos.

Hace veinte años, para el crítico de cine residente en Cuba, el acceso a la literatura especializada más actualizada estaba totalmente clausurado. De allí que cuando uno revisa los capítulos referenciales de las diversas investigaciones que se venían publicando en el país, uno descubre que los autores hemos estado dialogando, en la mayoría de los casos, con clásicos de un período de la historia del cine donde pocas veces se imaginó el orden de las cosas que ahora mismo estamos viviendo. De hecho, esto sigue siendo lo dominante.

Para poner un ejemplo bien cercano: en la Mediateca del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo contamos con más de cinco mil títulos que, paradójicamente, apenas se usan por la comunidad académica vinculada a estos asuntos. Esto nos permite deducir que la cuestión no está en el número de libros que tengamos al alcance de nuestras manos, sino en las maneras en que, de un modo efectivo, ponemos a circular las ideas que a través de esos volúmenes se estarían discutiendo.

En lo personal tengo varias insatisfacciones, que tendrían que ver más con las iniciativas del sistema institucional que con las precariedades económicas del país que muchas veces se sacan a relucir. Pondré un ejemplo concreto: este año se convocó dentro de la Feria del Libro un espacio que abordó la temática de las publicaciones digitales, pero se hizo en un entorno absolutamente analógico (el Café La Comarca) donde todavía no ha podido crearse una infraestructura más o menos similar a la que hay en el Callejón de los Milagros.

Y que conste que lo ideal sería multiplicar las experiencias del Callejón, no que todo tenga que hacerse en ese lugar. Yo sueño, por ejemplo, con la posibilidad de llegar a la Biblioteca Julio Antonio Mella, y en vez de tener que acceder a un catálogo de papel que es el mismo que yo usaba en mis tiempos de estudiante universitario, descargar la APK que me permita interactuar con la información que pudiera brindar esa institución.

Es tan solo una de las tantas posibilidades que brinda la revolución digital, y de la cual hemos estado hablando en los últimos cinco años.

Juan Antonio García Borrero

Por un selfie inteligente

Ha pasado ya bastante tiempo desde que organizamos en La Habana aquel Primer Foro sobre Consumo Cultural (2014). Gracias a aquel encuentro hoy contamos en Camagüey con el Proyecto El Callejón de los Milagros, pues varias de las acciones desarrolladas aquí en estos últimos cuatro años, responden a las diversas ideas que allí se discutieron.

Una de las cuestiones que con más énfasis se discutió en aquel momento fue la referida al consumo cultural y la formación de espectadores críticos.  Entonces defendí dos tesis que casi un lustro después mantengo inalterables:

  • Necesitamos construir una plataforma de trabajo en la que los individuos se desenvuelvan no como meros consumidores, sino como productores de contenidos que pueden impulsar la creatividad desde dentro, desde la comunidad de la cual forman parte.
  • Hasta que no consigamos elaborar agendas prácticas que acompañen al estudiante en la construcción formal de conocimientos, el consumo cultural seguirá siendo rehén de lo que dicte el mercado, y no las Políticas Públicas.

Al margen de lo que viene sucediendo con el Proyecto El Callejón de los Milagros, y el apoyo recibido por diversos organismos (Sectorial Provincial de Cultura, Centro Provincial del Cine, Unión de Informáticos de Cuba, Asociación Hermanos Saíz), no creo que en estos cinco años se haya logrado adelantar demasiado.

Falta todavía una Política Pública que logre impulsar de modo horizontal ese Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual que en su momento propuso el ICAIC, y, en sentido general, siguen las insularidades que mantienen a las áreas de Educación, Cultura, y Nuevas Tecnologías en suerte de feudos desconectados entre sí.

Es por eso que en el Cine Club Elpidio Valdés (conformado por estudiantes de cuarto, quinto, y sexto grado de la Escuela Enrique Casals), nos proponemos acompañar el aprendizaje de esos alumnos, pero a partir de lo que el currículo escolar le plantea a cada uno de ellos en sus escuelas.

Es decir, con las actividades programadas a lo largo del curso escolar no estaríamos planteando una opción de entretenimiento ajena a lo que está pasando en las aulas, sino que cada maestro podría encontrar en el Paseo Temático del Cine un conjunto de herramientas que pueden apoyar precisamente el proceso de aprendizaje que dirige en las aulas.

Por otro lado, intentaremos familiarizar a alumnos y profesores con el uso creativo de todas esas tecnologías que ya tenemos a la mano. Pongamos el ejemplo del selfie, esa modalidad del autorretrato que se ha convertido en algo dominante dentro de las prácticas compartidas en las redes.

El selfie pocas veces es pensado con el fin de trascender, y, sin embargo, planteado como una manera de documentar las diversas visitas que harán los miembros del Cine Club Elpidio Valdés a lugares emblemáticos de Camagüey, podría convertirse en un recurso que ayuda a que estos niños y niñas hagan suya la cultura participativa, y descubran de un modo consciente las ventajas que tendría apelar a la inteligencia colectiva en la construcción de conocimientos derivados del trabajo en equipo.

Juan Antonio García Borrero

Una pantalla nueva para Nuevo Mundo

Ayer dejamos montada la nueva pantalla que permitirá disfrutar en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, lo mismo proyecciones de películas en 2D que en 3D.

Para los que amamos el Cine (y lo pongo con mayúsculas, porque estoy hablando no solo del 3D), creo que por fin esta sala, la primera de su tipo creada en el país, está adquiriendo el rango que amerita su status.

El Paquete en la Bienal

Y ya que estamos hablando en el blog de cine independiente en Cuba, viene muy bien que extendamos las reflexiones al campo del consumo informal que acompañaría a esas prácticas. Por eso quiero llamar la atención sobre esta instalación multimedia del camagüeyano Néstor Siré y la norteamericana Julia Weist presenta en la Bienal de La Habana, y que aborda nuestro peculiar Paquete.

Para más información, leer este artículo en On Cuba.

Educación y alfabetización audiovisual en Cuba

En la segunda sesión del IV Encuentro sobre cultura audiovisual y tecnologías digitales estuvimos hablando de Políticas Públicas dirigidas a fomentar la alfabetización audiovisual en edades tempranas.

Este es un eje teórico permanente del evento, de allí que por tercera ocasión contáramos con la colaboración de la Red del Universo Audiovisual del Niño, en esta ocasión con las contribuciones de Eileen Sanabria Herrera y Yanet Moya Torres. Asimismo, conocimos de las experiencias de Ivette Ávila con su festival de animación infantil “La espiral”, y Armando Pérez Padrón con su “Club Introducción al cine” que lidera en la UNEAC de Camagüey.

Todo esto quisimos que se conectara con el Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual que desde hace cinco años intenta implementar el ICAIC (y que una vez más expuso Roberto Smith, su actual coordinador general), pero lo que más nos emocionó a las involucrados fue que conseguimos vincular la teoría con la práctica gracias a un conjunto de talleres de creatividad impartidos a niños y niñas.

Los resultados más positivos no pudieron ser: a partir de la interacción con las profesoras Eileen Sanabria, Yanet Moya, e Ivette Ávila, un pequeño grupo de estudiantes de la Escuela Primaria Gertrudis Gómez de Avellaneda lograron conformar tres videos de pequeña duración, filmados y editados con teléfonos, que después se exhibieron en la clausura.

Razones para alegrarse hay, y, sin embargo, debo confesar que en mi caso lo que sobrevienen son un sinnúmero de preguntas incómodas. Por ejemplo: ¿qué es lo que impide que este tipo de experiencia se convierta en algo sistemático a lo largo del año?, ¿por qué si tenemos una infraestructura que los invitados al evento reconocen no existe en otra parte del país, no conseguimos que nuestra escuelas y universidades locales la hagan suya y exploten de modo creativo?, ¿por qué la permanente ausencia de directivos vinculados a la Educación primaria, media, y superior en la provincia sigue siendo la regla?

El intenso debate generado en la sesión teórica me supo a déjà vu, y a pesar de eso, creo que el saldo de las jornadas fue positivo. Porque una vez más la época nos demuestra que, si bien es cierto que la educación actual conoce de modalidades de aprendizaje informal que compite con lo centralizado, esas vulnerabilidades también pueden transformarse en fortalezas.

Juan Antonio García Borrero

Programa de actividades del IV Encuentro sobre Cultura Audiovisual

Programa de actividades

Miércoles 24

4.00pm
Hostal El Paso
Bienvenida a los invitados

8.30 pm
Callejón de los Milagros
Interpretación de Canción triste (autor: Carlos Fariñas) a cargo del guitarrista/ concertista Rommel Ramírez.

Palabras de bienvenida y presentación de los invitados al IV Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales, a cargo de Tamira González, directora del Sectorial Provincial de Cultura en Camagüey.

Reinauguración del espacio de animación socio-cultural El Callejón de los Milagros (Segunda etapa).
Corte de la cinta: Jorge Fons, director del filme mexicano El callejón de los milagros

9.00 pm
Multicine Casablanca

Presentación especial del filme cubano Nido de mantis (2018), de Arturo Sotto

11.00 pm
Centro Cultural Fotograma
Coctel de bienvenida (Por invitación) Lee el resto de esta entrada

Talleres de creatividad en El Callejón de los Milagros

Además de la fiesta del audiovisual cubano que se vivirá en Camagüey entre el 24 y el 27 de abril, y las sesiones teóricas que tendrán lugar en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, por esos días tendremos un grupo de talleres que buscan fomentar la creatividad.

El experimentado guionista Eduardo del Llano, trabajará en la sede del Proyecto El Callejón de los Milagros el tema del guión de la comedia, mientras que en los otros tres talleres que se han organizado, serán los niños y niñas las que recibirán mayor atención.

TALLERES

Sede del Proyecto “El Callejón de los Milagros”

Taller “El guión de la comedia: como para no reírse o Nada más serio que la comedia”

Imparte: Eduardo del Llano

Mediateca Tomás Gutiérrez Alea

Taller “Jugar con la animación”

Tallerista: Ivette Ávila (La Espiral)

 

Sala Nuevo Mundo

La niñez, el audiovisual, y los proyectos de creación infantil en Cuba

Talleristas: Eileen Sanabria Herrera, Yanet Moya Torres (Red del Universo Audiovisual del Niño)

 

Callejón de los Milagros

Taller “Libre creación infantil”

Tallerista: Nelson Miranda

Cultura audiovisual, tecnologías digitales, y un Callejón…

Faltan apenas 10 días para que comience en Camagüey el IV Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales. Pero vale aclarar que esa noche inaugural en realidad no estaremos dando inicio a un evento que durará, según lo planificado, apenas tres días, sino abriendo las puertas simbólicas de un espacio de animación sociocultural (El Callejón de los Milagros en su segunda etapa) que aspiramos se convierta en plataforma permanente de gestión cultural para la comunidad camagüeyana.

Entonces, más allá de las actividades puntuales que tengamos, quizás sea esta la gran oportunidad que nos permita acabar de entender, por fin, que hablamos de un entorno envidiable por céntrico, donde podrían estar presentes de modo sistemático, y a lo largo de todo el año, las proyecciones cinematográficas, pero también la presentación de libros, los conciertos acústicos, el teatro callejero, la exhibición de lo mejor de nuestra artesanía local.

Ese ha sido el gran objetivo de los Encuentros sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales en todos estos años: propiciar acciones que permitan impactar en el espacio público, con resultados concretos que permanezcan en el espacio y en el tiempo, más allá de los días que dure la reunión, como pueden demostrar la existencia de ese wifi gratuito que existe en todo el Paseo Temático, el Portal El Callejón de los Milagros y su Aplicación Móvil, las carteleras electrónicas, o la Galería QR.

Aunque la conferencia de prensa para informar sobre el evento ha sido convocada para el próximo miércoles 17 de abril, podemos adelantar que en esta ocasión la cuarta edición del Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales quiere convertirse en una gran vitrina de la producción del audiovisual cubano en su dimensión más integral.

Por eso tendremos entre nosotros a Ramón Samada, presidente del ICAIC, y Tania Delgado, vicepresidente del organismo, inaugurando las sesiones teóricas con un panel que hemos titulado Sobre el Decreto-Ley “Del Creador Audiovisual y Cinematográfico Independiente”, antesala para que a segunda hora la mesa conformada por Eduardo del Llano, Gustavo Arcos, y Antonio Enrique González Rojas nos trace un primer mapa tentativo de lo que podría ser ahora mismo esa producción audiovisual independiente que ya existe, y para la cual se disponen nuevas regulaciones en respuesta a las viejas demandas de los cineastas del patio.

De allí que también sean importantes las proyecciones que tendrán lugar en el Multicine Casablanca y el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, en esta ocasión con la presentación especial de tres largometrajes de ficción (Nido de mantis, de Arturo Sotto, Club de jazz, de Esteban Insausti, El viaje extraordinario de Celeste García, de Arturo Infante), así como par de ciclos donde podrán apreciarse algunos de los materiales premiados en la recién concluida Muestra Joven Icaic, y una selección de cortos independientes concebidos a lo largo de lo que va del siglo XXI.

A ello habrá que sumar los talleres de creatividad que se impartirán, dirigidos al trabajo directo con los niños en el área de la creación audiovisual, la reinauguración de la sala del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo con un nuevo equipamiento técnico que incluye la proyección 3D, así como el homenaje que le haremos al director mexicano Jorge Fons, autor de la emblemática El callejón de los milagros, una de las figuras esenciales del Nuevo Cine Latinoamericano (Los albañiles, Rojo amanecer), y quien casualmente cumple sus ochenta años de vida el 23 de abril, un día antes de su llegada a Camagüey. ¿Quién mejor que él para ayudarnos a reinaugurar El Callejón de los Milagros de Camagüey en su segunda etapa?

Juan Antonio García Borrero

Diez conceptos claves para un Callejón de los Milagros

El Ministerio de Cultura acaba de anunciar, como parte de sus estrategias de trabajo para el año 2019, el impulso de la informatización de su gestión cultural. Es una noticia muy buena, porque si bien la informatización es un proceso que afecta de modo transversal a toda la sociedad, el conjunto de prácticas asociadas a ellas al final es lo que ya ha ido conformando lo que dentro de poco llamaremos la cultura del siglo XXI.

Informatizar la gestión cultural, desde luego, es mucho más que poner el Internet en manos de los artistas, o llenar de tecnologías los diferentes espacios. La informatización va desde la propia producción artística hasta la posibilidad de que, ¡por fin!, como autor yo pueda cobrar desde Camagüey los honorarios correspondientes a una colaboración entregada a la revista Cine Cubano.

La informatización eficaz de la gestión cultural demanda de un estado mental digital, donde es imprescindible la infraestructura tecnológica, pero también la formación de usuario y dirigentes que sean capaces de detectar las fortalezas que hay en el uso creativo de todas esas tecnologías que ya tenemos en la mano.

Acá en Camagüey, en el Proyecto El Callejón de los Milagros, tenemos siempre a mano los siguientes diez conceptos claves, que nos ayudan a no perder el rumbo humanista del enfoque en medio del permanente desarrollo. No importa que mañana estemos hablando del 5G; con estos conceptos a la mano garantizamos que la gran meta siga apuntando a las Humanidades digitales.

DIEZ CONCEPTOS CLAVES PARA UN CALLEJÓN DE LOS MILAGROS

Jerarquización de la cultura audiovisual

En una época donde el “todo vale” pareciera que llegó para quedarse, y donde vivimos “infoxicados” con noticias banales que nos bombardean a diario, necesitamos recuperar el sentido crítico que permita ubicar dónde está lo valioso desde el punto de vista cultural, y ponerlo institucionalmente al alcance de quienes ahora mismo solo tienen conocimiento de lo que dicta el mercado y el consumo informal.

Inclusión digital genuina

Ya se ha reconocido en Cuba, al menos en teoría, el derecho de los ciudadanos a acceder libremente al mundo de los redes. Y cada vez hay más puntos wifi habilitados por Etecsa a lo largo de toda la isla, lo que garantizaría mayores facilidades para ese acceso. Sin embargo, la inclusión digital genuina no se satisface solamente con la conexión, pues en principio, estarían excluidos aquellos que no pueden pagar el todavía alto precio del servicio, pero también los que, teniendo los dispositivos y el dinero, carecen de las habilidades para usar creativamente esos instrumentos.   Lee el resto de esta entrada