Archivo de la categoría: BLOGOSFERA

LA CRÍTICA DEL AUDIOVISUAL COMO PROSUMO

A principios de los años ochenta del siglo pasado, Alvin Toffler acuñó el término prosumidor. Encontramos en sus propias palabras la mejor argumentación del origen y uso del término:

En La tercera ola (1980), inventamos la palabra «prosumidor», para designar a quienes creamos bienes, servicios o experiencias para nuestro propio uso o disfrute, antes que para venderlos o intercambiarlos. Cuando como individuos o colectivos producimos y consumimos, nuestro propio output está prosumiendo. Si  elaboramos una  tarta  y nos  la comemos, somos prosumidores. Pero prosumo no es solo un acto individual. Parte del propósito de confeccionar esa tarta tal vez sea compartirla con la familia, los amigos o nuestra comunidad sin esperar dinero o su equivalente a cambio. En la actualidad, dado que se ha encogido el mundo gracias al progreso del transporte, las comunicaciones y las tecnologías de la información (TI), la noción de comunidad es mundial, otra consecuencia del cambio en nuestra relación con el fundamento profundo del espacio. Por esa razón el prosumo puede incluir el trabajo no remunerado para crear valor y compartirlo con extraños del otro extremo del mundo”.

Un blog puede ser un ejemplo inmejorable de prosumo intelectual. Al menos en este sitio, el grupo de amigos que comparten y/o confrontan ideas vinculadas al audiovisual realizado por cubanos, es animado más por la simple complicidad intelectual y el placer que significa hablar de estos temas, que por un encargo o pretensión utilitaria. Ahora bien, ¿puede resultar a la larga beneficioso algo que no se propone ser útil, es decir, que no se concibe con la finalidad expresa de utilizarse en el quehacer social inmediato?, ¿no estaría afianzando este perfil tan desinteresado la ya preocupante reputación que tiene la crítica de ser algo absolutamente inútil?   Lee el resto de esta entrada

NOTAS PARA UN DIÁLOGO CON RAFAEL HERNÁNDEZ

Descubrí tarde y por puro azar el artículo “Culturas políticas de comunicación en la era digital. Notas para una discusión”, del ensayista y politólogo Rafael Hernández, director de la importante revista “Temas”.

Debo confesar que el texto ha conseguido borrar la incomodidad que en su momento provocó en mí un término acuñado por el propio Hernández: el del “ciberchancleteo”. Como suele pasar con esas afirmaciones que “suenan bien”, la expresión sería aprovechada de inmediato entre nosotros por prestigiosos intelectuales que se resisten a asumir la actual revolución electrónica que experimenta la humanidad, y todavía no es raro encontrar a algunos que justifican su distanciamiento de esta inédita manera de comunicarnos en la esfera pública escudándose tras la supuesta falta de fineza de los contenidos y gestos que allí circulan.

El término “ciberchancleteo” simplifica de una manera brutal las complejidades del fenómeno de la comunicación en la era digital. Lejos de estimular el repaso mesurado de los pro y los contra de esta variante comunicativa, contribuye a sembrar en el imaginario intelectual de la isla (y de paso en la lógica burocrática que se encarga de diseñar en este país el acceso a las nuevas tecnologías) la impresión de que todo lo que provenga de esos círculos carece de legitimidad epistemológica.

Por supuesto que en las redes sociales abunda el exabrupto, las habladurías en el sentido heideggeriano, la catarsis estridente que ayuda a liberar todas esas tensiones que el individuo va acumulando dentro de sí en su lucha cotidiana ante los más diversos poderes, pero ello, por un lado, no es exclusivo de esos circuitos sino que lo encontramos en la vida misma, y por el otro, aún cuando uno no sienta complicidad intelectual con las maneras muchas veces burdas de expresarse el malestar, el fenómeno desembocaría no exactamente en un intrascendente “ciberchancleteo” sino en un legítimo y revelador “ciberpataleo de los ahorcados”, a través del cual es roto el silencio impuesto por autoridades que hasta ayer conservaban el monopolio de la crítica pública. Luego, también allí la mirada académica pudiera encontrar zonas que merecen un estudio depurado, toda vez que tienen que ver con las relaciones de dominación establecidas en nuestra sociedad, más allá de la aspiración platónica al consenso y la negociación civilizada de las diferencias. Lee el resto de esta entrada

EL PERFECTO NEOANALFABETO Y OTRAS BLOGUERÍAS (Prólogo)

Hace unos días compartí con mis amigos de Facebook la buena noticia que me hiciera llegar la Editorial Oriente, y es que mi nueva propuesta de libro, que he titulado “El perfecto neoanalfabeto y otras bloguerías” fue aprobada en su plan de publicaciones. Nunca llegué a pensar que eso de “sentirse en casa” pudiese suceder precisamente con una casa editorial. Mi gratitud eterna para ese equipo que ha conseguido conformar una sólida colección de libros relacionados con el cine, y que en lo personal me ha permitido llegar a los lectores  con varios. A modo de anticipo les dejo aquí con una breve introducción que escribí para esta nueva compilación de entradas publicadas en el sitio.

Juan Antonio García Borerro  

INTRODUCCIÓN

Cuando hace ya algo más de cinco años abrí en Internet el blog “Cine cubano, la pupila insomne”, y colgué el primer post, estaba bien lejos de imaginar que algunas de las entradas publicadas en el mismo darían lugar en un futuro a dos libros: Bloguerías (Editorial Ácana, 2010) y Cine cubano, la pupila insomne (Ediciones Unión, 2012).

De hecho, no paso por alto la contradicción que se pone de manifiesto con cada uno de los volúmenes que han aparecido asociados al contenido del sitio digital: si desde el blog he intentado defender la idea de que vivimos en medio de una revolución electrónica (la cual ha afectado de manera radical toda la convivencia humana, incluyendo el hábito de la lectura), entonces ¿cómo interpretar este gesto que nos regresa a lo tradicional? ¿No será que, al final, todos los caminos siguen conduciendo al libro?

Podría alegarse que en el caso de Cuba ello funciona porque el acceso general a Internet todavía es muy precario. Lo de la precariedad informática en la isla es, por desgracia, toda una evidencia. Sin embargo, resultaría interesante explorar esos puntos donde se interceptan los intereses del hombre moderno, ese que a ratos pareciera debatirse entre lo heredado de una cultura básicamente literaria, y el consumo desaforado de lo que va siendo hegemónico en la actualidad: el audiovisual de factura electrónica. Lee el resto de esta entrada

¿POR QUÉ “CINE CUBANO, LA PUPILA INSOMNE”?

Algunas personas me preguntan por qué mi blog (que ya tiene cinco años de existencia), se llama “Cine cubano, la pupila insomne”. En primer lugar estaría lo obvio: se inspira en un poema hermosísimo de Rubén Martínez Villena que dice así:

“Tengo el impulso torvo y el anhelo sagrado/ de atisbar en la vida mis ensueños de muerto/ ¡Oh la pupila insomne y el párpado cerrado!/ (¡Ya dormiré mañana con el párpado abierto!)”.

La primera vez que asocié al cine con una suerte de pupila insomne fue hace como diez años, en un texto que me encargaron para la Casa de América de Madrid (concretamente me lo encargó esa excelente investigadora que es Teresa Toledo), y que titulé así mismo.

Luego abrí el blog en el 2006, y no dudé en nombrarlo de ese modo. Ya para entonces había leído un poco más de la vida política de Villena, y también su obra literaria. Es una lástima que para algunos Villena solamente sea el revolucionario empedernido, el comunista apasionado. Enfatizar solo esa zona (la política) ha traído como consecuencia el dejar en un segundo plano un quehacer poético que, desde mi punto de vista, sigue siendo exquisito, aunque es real que el propio Villena diría que le importaba más la defensa de sus convicciones ideológicas que las pasarelas en las que suelen lucir sus vanidades ciertos egos peleones. Cosa que me parece, por cierto, admirable: no todos los artistas son capaces de mandar a callar sus insaciables egos con tal de sumarse al coro de los muchos que no tienen voces, porque los poderosos los han silenciado.

Esta introducción (que ya colgué hace unos días en Facebook) es para recordarles a los amigos del blog que mañana estaremos presentando en la UNEAC de Camagüey, a las cuatro de la tarde, el libro “Cine cubano, la pupila insomne” (Ediciones UNIÓN, 2012). La presentación estará a cargo de Armando Pérez Padrón, una de las personas que, junto a Luciano Castillo, revolucionó a principios de los noventas las maneras de pensarse todo lo relacionado al cine en Camagüey, y que por ello mismo, tal vez sin saberlo, impulsó la existencia de un libro como este, que intenta nutrirse de esos gestos heréticos.

Como he explicado en las anteriores ocasiones en que se ha presentado el volumen (Holguín y La Habana), el libro está dividido en dos partes: una “primera temporada” que reproduce casi todo el contenido de Bloguerías (Editorial Ácana, 2010), y una segunda que incorpora entradas más recientes. Y me da mucho placer saber que entre estas últimas podrán encontrarse post vinculados a la creación y promoción del audiovisual camagüeyano (ya sean notas sobre los documentales Ave María/ 2009, de Gustavo Pérez, Timbalito/ 2006, de Annette Pichs Sánchez, o Bella y durmiente/ 2010, de Yasser Socarrás, o sobre los libros escritos por Luciano Castillo, Luis Álvarez Álvarez y Armando Pérez Padrón).

Gracias por anticipado a todos los que estén compartiendo con nosotros en la UNEAC, mañana 2 de agosto, a las cuatro de la tarde. De paso anuncio que el blog tendrá una larga pausa durante el mes de agosto. Me han dicho que hasta el insomnio se merece sus vacaciones.

Juan Antonio García Borrero

PD: Les dejo aquí con lo que Sandra Álvarez escribió a propósito de la presentación del libro en La Habana.

 

POST FRESA, CHOCOLATE Y VARIAS PUPILAS INSOMNES

Lo ocurrido el pasado viernes 20 de julio en el Centro Cultural Cinematográfico “Fresa y chocolate”, a propósito de la presentación del libro “Cine cubano, la pupila insomne” (Ediciones UNIÓN, 2012), superó todas las expectativas que me había construido antes de viajar a la capital.

De hecho, pude ver cumplido mi deseo más íntimo: se presentó un libro del cual apenas se habló lo que mínimamente se exige en estas situaciones: agradecimientos a la editorial que acogió al texto, y en especial al editor Ernesto Pérez Chang; agradecimientos a quienes posibilitaron el encuentro físico (concretamente a los directivos del ICAIC, en especial a su presidente Omar González); y no menos importante, agradecimientos a los amigos que esa tarde decidieron concederme el privilegio de sus cercanías. Eran muchos, así que no cometeré el error de nombrar a algunos y omitir a otros.

Lo que realmente me importaba, que era retomar algunas de las ideas discutidas en el blog con cierta sistematicidad, y entablar ya no un debate virtual, sino “real” (entre seres de carne y hueso, que además, es como único adquiere sentido un debate), creo que se cumplió. Al menos esa es mi impresión, si bien sé que esta consideración viene de muy cerca. Desde luego, nada de eso hubiese ocurrido sin las intervenciones iniciales de Alberto Ramos, Gustavo Arcos, y Víctor Fowler, quienes fueron los que verdaderamente animaron la tarde con sus agudas y polémicas exposiciones.

Como era de sospechar, tras el debate (que duró casi una hora y media) quedaron más interrogantes flotando en el ambiente, que respuestas satisfactorias. Alberto Ramos nos habló de esas nuevas modalidades que se vienen insertando en el ejercicio de la crítica fílmica, con estudiosos que ya hablan de las películas no desde el tradicional soporte de papel y con concepciones puramente literarias, sino desde el audiovisual mismo, mientras que Gustavo Arcos precisaba un poco mejor algunas de las ideas que en la reciente polémica sobre la crítica que sostuvimos en el sitio expuso, dejando en no pocos la impresión de que decretaba “la muerte del crítico tradicional”.

Con Víctor Fowler intenté repensar parte de las ideas encontradas que ambos expusimos a propósito de la controversia sobre el neoanalfabetismo funcional y tecnológico, y la urgencia que tenemos (desde mi punto de vista) de llevar a cabo una segunda Campaña de Alfabetización a lo largo y ancho del país. Fowler llamó la atención sobre algo que no deja de resultar interesante: el hecho de que la propia lógica del mercado de las nuevas tecnologías estén propiciando, por un lado, la creciente sofisticación de los programas que se venden para uso del ciudadano común, y al mismo tiempo, que esos programas sean cada vez más básicos, garantizando el empleo fácil de cada una de esas herramientas. Lee el resto de esta entrada

HACIA LA HABANA, CON LA PUPILA INSOMNE

Dentro de un rato estaré saliendo haciaLa Habana, y no sé si desde allá tenga oportunidad de actualizar el blog, ya que me han dicho que hay problemas en la sala de navegación dela UNEAC.

La causa del viaje esta vez me tiene muy contento: el viernes 20, a las 4.00 de la tarde, estaremos presentando en el Centro Cultural Fresa y Chocolate, frente al ICAIC, el libro “Cine cubano, la pupila insomne” (Ediciones UNIÓN, 2012). Se trata, como ya dije a propósito de la primera presentación que se hiciera en Holguín, de una selección de entradas publicadas en este sitio. Lee el resto de esta entrada

VARIACIONES DE CAPERUCITA FRENTE A LOS MEDIOS

Variaciones de Caperucita frente a los medios

Por María Antonia Borroto Trujillo

Hace unos años, en una de esas maratónicas sesiones en los Festivales de Cine deLa Habanaen las que demostraba mis dotes de corredora de largo aliento –en los predios cinematográficos, por supuesto, sólo en ellos–, se repitió, en varios filmes, hasta el punto de ser recurrente, la imagen de un televisor encendido. No recuerdo los títulos, mas sí una de las obras. La pantalla siempre iluminada acompañaba a un chico violento, a quien un asesino a sueldo quería como legatario de su negocio. El joven, con otras maneras para encarar el asunto, termina por convencernos de que, incluso para algo tan universal y eterno como la muerte, los tiempos han cambiado. Seguimos muriendo mas no de la misma forma. Aun cuando el final sea el resultado de una transacción comercial –nunca solicitada por quien deviene cadáver—, el instante del paso a la otra dimensión es más abrupto y menos elegante. Y como parte de esa transformación general, quizás como causa o al menos como acompañamiento, está la televisión, realidad enajenante, desquiciante, agobiante, entre otros adjetivos, sonoros y espectaculares, que le endilgamos. Lee el resto de esta entrada

A PROPÓSITO DE LOS CINCO AÑOS DE “CINE CUBANO, LA PUPILA INSOMNE” (Segunda parte)

La Pupila Insomne, Parte 2, Continúa el debate sobre Cine Cubano

Más de Juan Antonio García Borrero, fundador de uno de los blogs cubanos más visitados.

“Cine Cubano, la pupila insomne” celebra su quinto aniversario este año con mil posts en Internet. En la primera parte de nuestra entrevista, su fundador, Juan Antonio García Borrero, comenta sobre su inicio y crecimiento. Junto al escritor Carlos Maristany, García Borrero aborda el tema del patrocinio, influencias, y qué se hace con mil posts.

¿Qué piensa hacer con estos mil posts? ¿Algún proyecto editorial, por ejemplo?

Como libro ya existe “Bloguerías”, publicado por la editorial Ácana de Camagüey. Ahora es posible que salga una edición ampliada por el sello de la Editorial Unión con el título de “Cine cubano, la pupila insomne”.

El blog es patrocinado por el Cuban and Caribbean Studies Institute y el Stone Center for Latin American Studies de la Universidad de Tulane (Nueva Orleans). ¿En qué consiste tal patrocinio?

El patrocinio es básicamente académico, lo que significa hospedar al blog en el servidor de la Universidad de Tulane.

¿Las relaciones con estas instituciones le restan, en alguna medida, esa noción de “liberador” que tiene el escribir en un espacio como este?

No hablamos de una fundación u organismo que tengan determinados intereses políticos, sino de una Universidad, que para mí siempre será (hablo de lo que en teoría debe ser una Universidad) un ámbito donde sobre todo sea dominante el respeto a la libertad intelectual, y el estímulo a ejercer el pensamiento por cabeza propia. Cuando la investigadora Ana López me propuso este respaldo académico me sentí sumamente orgulloso, no solo porque es una de las estudiosas del cine latinoamericano que más respeto, sino porque desde el principio me dejó claro que este apoyo en modo alguno implicaba algún tipo de condicionamiento en mi política editorial.

El blog sigue siendo absolutamente personal, de allí que pueda seguir escribiendo lo mismo de la calle de los cines en Camagüey que de la producción audiovisual realizada más allá de la isla. Pero, por supuesto, ahora debo tener en cuenta que los textos que se publican y debaten han de tener un carácter menos local, menos municipal.

Se puede bloguear en cubano, pero en realidad quienes habitamos ese espacio virtual estamos más cerca del “mundo” entendido como misterio, como algo inefable, que de esa porción física del planeta que llamamos Cuba. Un bloguero es alguien que, retomando aquello de Joseph Conrad, si lo desea y posee un espíritu aventurero, puede internarse en el mismísimo “corazón de las tinieblas”, y descubrir universos que la publicidad de ahora no nos permite apreciar. Lee el resto de esta entrada

A PROPÓSITO DE LOS CINCO AÑOS DE “CINE CUBANO, LA PUPILA INSOMNE” (Primera parte)

A propósito de los cinco años que cumplió recientemente “Cine cubano, la pupila insomne”, el periodista Carlos Eduardo Maristany Castro me hizo llegar un cuestionario con el fin de escribir una nota para Cuban Art News. Las preguntas me parecieron bien interesantes, y aproveché para responderlas con alguna extensión. Agradezco al periodista el interés, y al espacio que reproduzca las respuestas íntegramente aquí.

JAGB

La pupila insomne: Cinco años blogueando sobre el Cine Cubano, Primera Parte

El fundador Juan Antonio García Borrero comenta sobre uno de los blogs cubanos más visitados.

05/15/12

En el aniversario quinto de la creación del blog Cine Cubano, la pupila insomne, Carlos Eduardo Maristany Castro entrevistó vía electrónica a su creador, el crítico e investigador cinematográfico cubano Juan Antonio García Borrero, para obtener detalles y opiniones sobre uno de los blogs culturales más controversiales de Cuba.

El cine cubano de todos los tiempos tiene la suerte de contar con la pupila insomne de Juan Antonio García Borrero (Camagüey, 1964); un cubano especial que mira sin descanso y ojo crítico. Abogado de profesión, Juan Antonio es un profundo pensador del cine. Su obra publicada supera la decena de libros, además de la coordinación de varios volúmenes colectivos. Ha recibido en dos ocasiones el Premio Nacional dela Crítica Literaria.

Desde febrero del año 2007, García Borrero comenzó a escribir el blog Cine Cubano:La Pupila Insomne, espacio de reflexión para “enriquecer las miradas en torno al cine cubano”. A pesar de las inestables y lentas condiciones de acceso a Internet, más aún desde Camagüey, donde reside, Borrero ha escrito más de mil entradas y es ya uno de los blogs más serios sobre cine cubano a escala internacional.

 ¿Cómo surgió su blog Cine Cubano, la pupila insomne?

Fue creado en febrero del 2007. En esos momentos me encontraba en España con una beca dela Fundación Carolina.En ese tiempo, había ganado gran intensidad el intercambio de mensajes electrónicos entre los intelectuales cubanos, a propósito de la reaparición televisiva de algunos funcionarios que en la década del setenta fueron protagonistas activos del llamado “quinquenio gris”.

En aquellos instantes la blogosfera cubana apenas comenzaba a configurarse. En lo personal sentía una gran curiosidad con las nuevas tecnologías, y las posibilidades que ofrecen de democratizar la intervención ciudadana en la esfera pública. Desde luego, es una democratización relativa, porque si no hubiese coincidido de que yo estuviera disfrutando en aquella ocasión de la beca, viviendo en un país donde la posibilidad para conectarte es fantástica, tal vez jamás me hubiese iniciado en esto que ha terminado siendo un vicio. Lee el resto de esta entrada

CINE CUBANO Y DES-OCULTAMIENTO

En Cuba, debido a la polarización política que vive el país a raíz de la Revoluciónde 1959, es casi imposible pensar en algo que no sea político. Incluso afirmar que se es apolítico, es algo notoriamente político.

La blogosfera cubana, desde luego, no ha estado exenta de esa regla. Todo lo contrario. Desde que comenzó a perfilarse se hizo evidente su misión bélica en el sentido de defender o atacar cualquier cosa que tuviese que ver con Fidel o Castro. Es posible entender eso desde la perspectiva ciudadana. Pues, ¿quién no se entusiasma con la posibilidad de expresar de modo directo, en cualquier país, lo que normalmente no puede hacer en los periódicos, la televisión, o la radio, controlados por quienes gobiernan?

Pero el tiempo, una vez más, se va encargando de poner en su lugar las cosas. Y el espejismo tecnológico se va diluyendo. Es mentira que los blogs puedan ejercer presiones tales capaces de cambiar de modo radical la realidad de las cosas. Nada de eso ha sucedido. Al menos en Cuba. ¿Qué es entonces lo que me mantiene atado a este sitio desde hace cinco años? Pues las posibilidades que brinda de des-ocultar las verdades del cine cubano a partir de las diferentes contribuciones.

Quizás esto ha sido una introducción demasiado extensa a lo que en realidad quiero comentar: que una de las alegrías mayores que me ha reportado el blog ha sido el contacto con un buen número de personas que comparten en el sitio sus preguntas, sus consideraciones no solo sobre el cine cubano, y que muchas veces no puedo responder por problemas de conectividad. Y esa alegría es mayor cuando se trata de alguien que anda enredado en algún proyecto académico. O que persigue la verdad apelando no a las opiniones o simples creencias, sino al ejercicio paciente de la argumentación.

Argumentar demanda el contraste concienzudo de las más disímiles fuentes. Solo cuando se tiene a mano la mayor cantidad de versiones de la realidad, y se les examina sin prejuicios, se está en condiciones de llegar a lo que las opiniones más apresuradas o unilaterales van ocultando. A lo multidimensional. A lo que se deja de decir, no por mala voluntad, sino por esa regla sicológica que nos empuja a opinar primero y defender a capa y espada esa opinión porque es nuestra, antes que someterla al juicio severo e imparcial que siempre implicará pensarla críticamente.

Por suerte, en torno al cine cubano ya se comienzan a pensar zonas de la realidad que antes pasábamos por alto. Y los blogs pueden contribuir muchísimo a des-ocultar esas realidades que han quedado en las sombras.

Juan Antonio García Borrero