Archivos Mensuales: marzo 2021

V ENCUENTRO SOBRE CULTURA AUDIOVISUAL Y TECNOLOGÍAS DIGITALES (Camagüey, Cuba, 22 y 23 de abril del 2021)

Convocatoria

El Proyecto de Fomento de la Cultura Audiovisual “El Callejón de los Milagros”, con el auspicio del Sectorial Provincial de Cultura, el Centro Provincial del Cine, la Asociación Hermanos Saíz y la Unión de Informáticos de Cuba en Camagüey convocan al V ENCUENTRO SOBRE CULTURA AUDIOVISUAL Y TECNOLOGÍAS DIGITALES, el cual se celebrará de modo virtual en Camagüey los días 22 y 23 de abril del 2021, con el siguiente eje temático:

  • Informatización de la gestión cultural en La Calle de los Cines (Camagüey)

Objetivo principal:

El encuentro pretende propiciar un espacio para el intercambio de experiencias vinculadas a la informatización del trabajo cultural, dirigido a fomentar entre niños, adolescentes, educadores y promotores culturales, un uso creativo de la tecnología que ya se tiene en las manos, así como el consumo crítico del audiovisual, y promoción eficiente.

Para ello se organizarán sesiones de trabajo que permitan la actualización y discusión de los presupuestos teóricos y conceptuales pertinentes, vinculándolos a una agenda práctica que a su vez estimularía la inter-actividad e inter-creatividad de los participantes.

Objetivos permanentes:  

  • Impulsar un Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual, aprovechando el uso creativo de las nuevas tecnologías.
  • Socialización de productos y servicios del mundo digital relacionados con la cultura audiovisual.
  •  Impulsar el vínculo entre las nuevas tecnologías, la cultura audiovisual y los proyectos comunitarios.
  • Contribuir a que la informatización de la sociedad marche acompañada de la necesaria campaña de ciberalfabetización de los ciudadanos.
  • Conocer experiencias valiosas del territorio nacional y propiciar el intercambio fluido entre las diversas áreas de Cultura, Educación y Nuevas Tecnologías.
  • Fomentar alianzas con las diversas instituciones y TCP del territorio, vinculados a la cultura, la educación y las tecnologías en Camagüey.

Modalidades de participación:

Atendiendo a la situación epidemiológica que vive el país desde el año anterior, en esta edición trabajaremos de modo online, con la presentación y debates de proyectos que tengan como fin contribuir a que “La calle de los Cines” en Camagüey finalmente se convierta en “La calle inteligente de los Cines” en Camagüey.

El encuentro también se plantea la construcción de una plataforma permanente de trabajo, en la cual confluyan diversos saberes, en particular los pedagógicos y tecnológicos.

Carlos Lloga sobre la construcción de la imagen local en el documental producido en el Oriente de Cuba

Hoy la ENDAC propone abrir una nueva ventana, a través de la cual también se pueden ver zonas inéditas del cuerpo audiovisual de la nación: las tesis universitarias. Esto es algo que de siempre me ha obsesionado: ¿cómo poner al alcance del investigador todas esas aproximaciones académicas que cada año se impulsan en los recintos del saber superior y que permanecen engavetadas? ¿es que nunca dejaremos de pensar las “tesis” como meros trámites para que los estudiantes se integren a “la vida real”? Por supuesto que siempre encontraremos estudios más enjundiosos que otros. Y que en edad tan temprana lo que uno debería hallar no es un punto de llegada, sino de partida. Pero estoy seguro que, si lográramos visualizar ese gran mapa de investigaciones realizadas a lo largo y ancho del planeta, nuestras ideas sobre el audiovisual cubano se van a enriquecer muchísimo. Para inaugurar esa categoría he pensado en la tesis de doctorado de Carlos Lloga titulada “La construcción de la imagen local en el documental producido en el Oriente de Cuba (1986-2016)”, no solo porque, en lo personal, su autor es uno de los investigadores que más respeto, sino porque el tema que propone es apasionante. Como plataforma, la ENDAC podría brindar la oportunidad de repositorio y descarga, pero para esto último los autores sí tendrían que conceder los permisos. Muchas veces esas tesis se pasan de memoria a memoria (de hecho, esta me la hicieron llegar desde España por correo electrónico), cuando lo interesante sería crear alrededor de ellas comunidades de lectores que ayuden a enriquecer los puntos de vista manejados.


Página en la Endac: https://endac.org/…/la-construccion-de-la-imagen-local…/

La construcción de la imagen local en el documental producido en el Oriente de Cuba (1986-2016)

Año: 2018

Autor: Carlos Guillermo Lloga Sanz

Tutores: Dr. C. David Silveira (Universidad de Oriente), Dr. C. Philippe Meers (Universidad Amberes), Dr. C. Paolo S. H. Favero (Universidad de Amberes)

Universidad: Universidad de Oriente-Santiago de Cuba (Facultad de Humanidades), Universidad de Amberes-Bélgica (Facultad de Ciencias Sociales)


Nota

Tesis presentada en opción al grado científico de Doctor en Ciencias sobre Arte (Cuba) y Film Studies and Visual Culture (Amberes)


Síntesis

Desde mediados de los años ochenta, el paisaje audiovisual en Cuba ha visto la emergencia de un cuerpo significativo de documentales producidos en la región oriental de la isla. Esto fue el resultado del trabajo de las televisoras locales, la Televisión Serrana (TVS) y productores independientes.

A pesar de mantenerse en los márgenes de las corrientes principales del cine, estos documentales denotan un interés explícito en describir la cultura del territorio donde son producidos. Los filmes exploran el contexto natural y humano de la región oriental.

Si se analiza desde una perspectiva teórica, la presente investigación se enmarca dentro de los film studies y enfatiza en discusiones relevantes concernientes a la práctica documental. Se inquiere sobre los filmes producidos en el oriente de Cuba atendiendo a tres áreas de indagación. Primero, analiza el surgimiento de los principales focos de producción y su relación con el contexto institucional y discursivo del cine nacional cubano; segundo, explora la relación que establece el documental con la realidad local a partir de dos elementos fundamentales: la participación local y la funcionalidad de los filmes.

Finalmente, examina la documentalística de la región oriental (producción, sub-géneros, modalidades y estética) a partir de los datos obtenidos del Archivo Digital de Cine Documental (AdCD), creado en el contexto de esta investigación. El estudio considera el documental como producto cultural en sí mismo, así como herramienta de indagación social, debido a los principios referenciales que motivan su ontología.

La ENDAC, según Manuel Herrera

Este texto escrito por el cineasta Manuel Herrera es el primero que se escribe sobre la ENDAC con esa extensión. Pero más allá de los elogios que se pueden encontrar en el mismo, y que en lo personal agradezco, desde luego, lo que en realidad aprecio es la mirada crítica que introduce sobre este fenómeno de la informatización de la gestión cultural en el país. Porque en verdad estamos hablando de una revolución que nos impacta de modo transversal, aunque todavía no estemos conscientes de ello: una revolución que ya lo impregna todo.   

Yo solo veo un peligro aquí: la excesiva personificación del proyecto. Créanme que no hablo así para hacerme el más modesto. El problema es que cuando se piensa lo que está pasando con la ENDAC a partir de una sola persona, corremos el riesgo de no apreciar todas las potencialidades que nos brindan estas herramientas.

La ENDAC es solo la plataforma, pero los contenidos los gestionarán cada vez con más eficacia los propios usuarios, contribuyendo a escribir la Historia pública (conformada por los fondos de saberes que aportan los usuarios conectados) del audiovisual cubano, que es cada vez más transnacional, más nómada.  

Cierto que se necesita fuerza de voluntad para defender una idea que en un principio parecía cosa de locos (fueron cuatro años sin conseguir atención alguna). O que sufrirás golpes imprevistos provocados por la misma tecnología (todavía no me he podido recuperar de la ocasión en que perdí todo lo que tenía en el disco duro de mi laptop, algo así como 6000 entradas).

Pero al final, ha valido la pena. Ha sido un largo aprendizaje iniciado con la administración del blog “Cine cubano, la pupila insomne”, y que no cesa, porque esa sería la gran ventaja que le veo a esta herramienta: lo colaborativo como el mejor modo de adquirir conocimientos.

Así que otra vez, gracias a Manuel Herrera por el tiempo que se ha tomado para regalarnos estas reflexiones, y a la revista Cine Cubano, por acogerlas.

http://www.revistacinecubano.icaic.cu/la-endac-viaje-al-futuro/

Para presentar a Teresa Ordoqui

Foto de Germán Puig. Cortesía de Teresa Ordoqui.

Llevo como dos años pidiéndole a Teresa Ordoqui el currículum para armar su página en la ENDAC. Pero siempre me dice lo mismo: que lo perdió todo en La Habana. Creo que, al margen de la veracidad del incidente, Teresa es demasiada modesta. No le preocupa en lo más mínimo que su nombre figure en las enciclopedias ni en los libros. Lo suyo es amar la cultura, el arte, y promoverlo. Y me parece bien.

Pero sucede que Teresa tiene una hoja de vida que no es cualquier cosa. Ella entró con apenas veinte años al ICAIC y formó parte del Departamento de Dibujos Animados en aquel año fundacional. Y una vez en los Estudios Cinematográficos de la Televisión Cubana codirigió, junto a Reinaldo Alfonso, aquel animado que forma parte de la banda sonora de todos los niños que crecimos en los sesenta: Marinero quiero ser.

Y si eso fuera poco, es la directora de uno de esos filmes bisagras que tiene el cine cubano: Te llamarás Inocencia, una cinta pionera a la hora de mostrar el desnudo femenino en la televisión, aunque no es este, a mi juicio, su único, y mucho menos, principal valor.

Después que le suspendieran de modo arbitrario el rodaje de Juego con Gloria (con guión escrito, entre otros, por Abilio Estévez), Teresa comenzaría a dirigir Andar La Habana, otro programa televisivo cuya memoria es difícil borrarla de nuestra cabeza.

Tanto le di, que por fin Teresa me ha ayudado a poner lo básico de su página, y me ha enviado estas dos fotos espléndidas que le hiciera otro grande de la cultura cubana: Germán Puig.

Creo que faltan muchas cosas por decir, pero al menos, es mejor que nada. Y tal vez ayude a que los más jóvenes busquen lo realizado por Teresa Ordoqui.

Juan Antonio García Borrero

Página en la ENDAC: https://endac.org/encyclopedia/teresa-ordoqui/

TERESA ORDOQUI

(n. La Habana, 1 de noviembre de 1939). Realizadora de cine y televisión. Tomó clases de Cerámica con el Dr. Rodríguez de la Cruz en su Taller de Santiago de las Vegas, y estudió pintura en la Academia de San Alejandro. A finales de 1959, con apenas veinte años, se incorpora al Departamento de Dibujos Animados del recién creado ICAIC, dado su interés por la pintura, y luego trabaja en Cámara de Animación. Más tarde pasa a trabajar a la Televisión, donde filmó numerosos documentales relacionados con importantes personalidades de la cultura cubana. Uno de ellos, dedicado a la figura de Nicolás Guillén, fue el primero en mostrar un desnudo femenino en la televisión cubana.

Debutó en la dirección de largometrajes con Te llamarás inocencia (1987), obteniendo de inmediato un reconocimiento casi unánime de la crítica especializada. En 1989 inicia la filmación de Juego con Gloria, que contaba con un guión co-escrito con Abilio Estévez, Raúl García Riverón, Jorge Alonso Padilla, y Laura Fernández, pero el cual fue suspendido sin dar explicaciones después de filmarse apenas unos minutos en la ciudad de Cienfuegos. A partir de ese momento dirige durante varios años el programa Andar La Habana. Desde el año 1997 reside en México.

Filmografía

1968: Marinero quiero ser, codirigido con Reynaldo Alfonso (Animación)

1978: 635 años de son (Documental, Estudios Cinematográficos de la TV Cubana)

1981: Palacio Aldama (Documental)

1982: Nicolás (Documental)

1987: Te llamarás Inocencia (Ficción, Estudios Cinematográficos de la TV Cubana)

1990: Juego con Gloria (Ficción, Estudios Cinematográficos de la TV Cubana, Inconcluso)


Fuentes

Danae Diéguez conversa con Teresa Ordoqui (Blog Cine cubano, la pupila insomne)

Te llamarás inocencia (1987), de Teresa Ordoqui (Blog Cine cubano, la pupila insomne)

El cine cubano y su Historia Pública (Blog Cine cubano, la pupila insomne)

Juego con Gloria (1989), de Teresa Ordoqui (Blog Cine cubano, la pupila insomne)

Foto de Germán Puig. Cortesía de Teresa Ordoqui.

ENDAC: ¿construcción o reconstrucción?

Más que construir, la ENDAC se propone reconstruir el cuerpo audiovisual de la nación. Pues en realidad el corpus inmenso, pero único,de películas, biografías, innovaciones técnicas, espacios de socialización, publicaciones, comunidades de espectadores y usuarios, es decir, todo eso que nutre a diario el incesante ejercicio de la cultura audiovisual, ya existe como algo Real y objetivo, aunque nuestros pobres sentidos solo puedan apreciarlo de modo fragmentario.

No digo que va a resultar fácil impulsar esa reconstrucción integral. Aquí, allá y acullá, seguirá defendiéndose la visión excluyente de quienes asumen sus respectivos puntos de vistas como los legítimos, y, por ende, como lo que determina que los otros sobran.

Por suerte, nos queda el legado de los grandes maestros de la historiografía, esos que supieron poner a salvo la responsabilidad del historiador, más allá de las coyunturas en las que él mismo, como individuo, tiene que vivir. En lo personal, hago mío al Marc Bloch que en Apología de la Historia apunta:

Una palabra domina e ilumina nuestros estudios: comprender. No digamos que el buen historiador está por encima de las pasiones; cuando menos tiene ésa. No ocultemos que es una palabra cargada de dificultades, pero también de esperanzas. Palabra, sobre todo, llena de amistad.

Hasta en la acción juzgamos demasiado. ¡Es tan fácil gritar: “Al paredón”! No comprendemos nunca bastante. Quien difiere de nosotros, sea extranjero o adversario político, pasa casi necesariamente, por un ser de malos antecedentes. Aun para conducir las luchas inevitables, sería necesario un poco más de inteligencia en las almas; con más razón para evitarlas, si se está a tiempo.

A condición de renunciar a sus falsos aires de arcángel, la historia debe ayudarnos a salir de este mal paso. Es una vasta experiencia de las variedades humanas, un largo encuentro entre los hombres. Tanto la vida como la ciencia tienen el mayor interés en que este encuentro sea fraternal”.

Y eso es la ENDAC: un encuentro largo y fraternal con todos los individuos que han hecho, están haciendo, y harán que exista la cultura audiovisual vinculada a Cuba. Y siempre con el ánimo, no de juzgar, sino de comprender.

Juan Antonio García Borrero

Pedro Velázquez, camarógrafo de Prueba a lápiz

Hoy estamos presentando en la ENDAC, gracias a Aramís Acosta, la página de otro animador de obra extensísima dentro del ICAIC: Pedro Velázquez, quien desde 1983 reside en los Estados Unidos.

Su filmografía como camarógrafo de Prueba a Lápiz está conformada nada más y nada menos que por 119 filmes, pero como bien explica Aramís Acosta, su nombre apenas ha sido tomado en cuenta en los créditos de las películas en las que ha trabajado, por las siguientes razones:

“La Prueba a lápiz o filmación de la animación sobre papel, era la herramienta de comprobación de la calidad del movimiento y su filmación y revelado, la mayor garantía que tenía el Director para detectar calidades y posibles ajustes o retakes en la animación. Aunque por política interna del ICAIC el camarógrafo de Prueba a Lápiz no aparecía en los créditos de la película, en las Fichas técnicas yo he incluido este aspecto para que las futuras generaciones de investigadores, sepan el nombre de aquellos que conformaron el reducido grupo de artistas trabajadores del cine de animación en Cuba”.

Con esta observación de Aramís, hemos inaugurado en la ENDAC una sección que se llamará “Glosario” (https://endac.org/encyclopedia/prueba-a-lapiz/) y donde encontraremos explicaciones técnicas de determinados términos u oficios, a partir de lo que nuestros colaboradores aporten.

Agradecemos la gentileza de Pedro Velázquez, que ha aportado las fotos, y ojalá sigan llegando nuevas colaboraciones.


Página en la ENDAC: https://endac.org/encyclopedia/pedro-velazquez/

(n. La Habana, 1 de agosto de 1951). Camarógrafo de prueba a lápiz. Siendo un adolescente estudió dibujo lineal e industrial y en 1967 pasa un curso de dibujante en el Departamento de Dibujos Animados del ICRT. Colabora desde el humor gráfico con la revista ZunZun.

Comienza a trabajar en el entonces Departamento de Dibujos Animados del ICAIC en el año 1969 transitando por disímiles funciones como Dibujante de Líneas y Relleno, Asistente de Animación, hasta convertirse en Camarógrafo de Animación y Trucaje, función que desempeñó hasta 1981 en el área de Prueba a Lápiz, o lo que es lo mismo, comprobación a línea de la animación sobre papel. En esta área ser relaciona con camarógrafos como Pepín Rodríguez, Alberto Valdés Dones, Jorge Pucheux, Adalberto Hernández, Alfredo Rodríguez y los noveles Héctor Borroto y José Luis Rodríguez, llegando a conformar una filmografía de 119 películas animadas.

En 1981 marcharía a España donde trabaja como camarógrafo en los Estudios Moros, asistente de cámara de otra compañía que filmaba secuencias de Dibujo animados, así como ilustraciones de libros para una editorial madrileña. En 1983 comienza a vivir en los Estados Unidos, trabajando en un inicio en la importante imprenta Avanti Press. Hacia el 2005 comienza a trabajar como camarógrafo en canales de televisión como Caribe Visión, Canal 48, GenTV, Canal 23, entre otros.  Ya jubilado, realiza trabajos freelance como fotógrafo para la revista “Venue Magazine”.


Filmografía

1969: Oro rojo, de Hernán Henríquez (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1969: Pepe Esparadrapo, de Harry Reade (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1969: Pepe voluntario, de Harry Reade (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1969: El sinsonte, de Tulio Raggi (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1970: Ahorre agua, de Hernán Henríquez (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1970: Enmascaramiento de la luz, de Hernán Henríquez (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1970: F-1, de Hernán Henríquez (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1970: Los incrédulos, de Hernán Henríquez (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1971: Electricidad, de Hernán Henríquez (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1972: Cheo Guataca, de Tulio Raggi (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1972: El grillo, de Modesto García (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1972: Huracanes, de Hernán Henríquez (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1972: Muérase si quiere, de Tulio Raggi (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1972: Nubes, de Tulio Raggi (Animación, Dibujante de Línea y Relleno)

1973: Operación Fracaso, de Mario Rivas (Animación, Asistente de Animación)

1973: La otra cara de la manzana, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1973: Parque forestal, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1973: Pirata pirateado, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1973: Rodeíto, de Tulio Raggi, Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1974: Una aventura de Elpidio Valdés, de Juan Padrón, Noel Lima (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1974: La canción de los glucocitos, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1974: La batalla de Las Guásimas, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1974: Elpidio Valdés contra el tren militar, de Juan Padrón, José Reyes (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1974: La historia de los piratas, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1974: Horologium, que quiere decir reloj, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1974: Mi pañoleta, de Juan Padrón, Erasmo Juliachs (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1974: La plaga, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1974: El problema es entrar, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1974: La silla, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1974: Velocipedia, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: El agua y la higiene, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: Aerodinámica, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: El burrito juguetón, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: El constructor, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: El cuento del duende Chano, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: El duelo submarino, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: El enanito sucio, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: La historia del fuego, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: El machete, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: El negrito cimarrón, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: El pozo del güije, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: El proyeccionista, de Modesto García, Pepe Reyes (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: El sol es de todos, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: La sopa de piedras, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1975: Tabey, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: El animalito torpe, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: Una aventura de los hermanos Pérez, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: Clarín mambí, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: Elpidio Valdés asalta el convoy, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: Elpidio Valdés contra la policía de New York, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: Érase una abejita, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: La gordita azul, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: La invasión de los ratones, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: Las manos, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: La niña y el gatico, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: El pájaro prieto, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: El pececito sin color, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: La ranita inconforme, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: Tea, la jicotea, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: El tímido almiquí, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1976: Xip Xerep, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: El arcoíris y las aves, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: Atrapen al negrito, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: El canto de la abejita, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: El cero, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: Cuentos de abril, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: Elpidio Valdés encuentra a Palmiche, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: Elpidio Valdés está rodeado, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: Érase un lobo, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: La línea, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: Papá Gato, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: Piccolino, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: El primer paso de papá, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: Soy pionero, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: Sucedió en la ciénaga, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: El tesoro, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: Los valientes, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1977: La zorra no era tan lista, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: Amigos (1978), de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: La carta de Claudio, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: Dos recuerdos, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: Elpidio Valdés contra los rayadillos, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: Elpidio Valdés fuerza la trocha, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: Feúcha, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: La fuente de la juventud, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: La guitarra, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: La invasión, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: El palenque de los esclavos cimarrones, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: El primer intento, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: Quien mal anda, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: Titi, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: El trapiche, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1978: La vanidad del saltarín, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1979: El castillito de arte, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1979: El cocuyo ciego, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1979: Cuando el viento no sopla, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1979: El elefantico sin trompa, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1979: Elpidio Valdés, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1979: Flopi, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1979: La máquina de cosa y la historia, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1979: Mi amigo el pescador, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1979: Los padres de la química, de Hernán Henríquez (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1979: El trompo bailarín, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: Los apuros de Coti, de Cecilio Avilés (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: Batalla contra el agente Mil-80, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: Cecilín y Coti contra dos pillos, de Cecilio Avilés (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: El cesto, de Miguel González Betancourt (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: ¡Eh, taxi!, de Miguel González Betancourt (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: Elpidio Valdés contra la cañonera, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: Filminuto Nro. 1, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: Filminuto No. 2, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: Las huellas de Coti, de Cecilio Avilés (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: Una lección a papá, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: La mariposa blanca, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: El polen del sueño, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: La pregunta, de Juan Padrón (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: Siffic y el Vramontono 45-A, de Mario Rivas (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1980: El zángano y la rosa, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

1981: Majá vivo, de Tulio Raggi (Animación, Camarógrafo de Animación y prueba a lápiz)

Mario Balmaseda, Premio Nacional de Cine 2021

La ENDAC como enciclopedia audiovisual

Uno de los grandes conflictos que siempre me ha afectado, a la hora de hablar de una película, es que por lo general tengo que hacerlo a través de la palabra escrita. Para mí allí hay una gran contradicción: el cine es imagen y sonido afectando nuestros sentidos de modo dinámico. ¿Cómo describir, entonces, lo que sucede cuando vemos una película si en vez de tener delante de nosotros a la imagen en movimiento, acompañada o no de sonido, tenemos que guiarnos por la lectura de lo que se escribe en un papel, o en una pantalla electrónica, que para el caso es lo mismo?   

Esa ha sido una de las quejas más sistemáticas que he expresado en los Talleres de la Crítica Cinematográfica que organizamos en Camagüey. Los críticos nos hemos acostumbrados a leer ponencias que pueden ser ciertamente brillantes en el plano literario, pero que dejan pocas posibilidades de intervenir al cine… desde el cine. Es decir, desde la propia imagen en movimiento.

Tengo la impresión que la crítica audiovisual del futuro será producida por un experto que ha desarrollado grandes competencias digitales, lo que le permitirá grabar sus exposiciones, editarlas con el fin de intercalar fragmentos de las películas que analiza, y “escribir audiovisualmente” ese nuevo ensayo que respondería al espíritu de una época donde domina la interactividad y la subjetividad nómada.

Me he puesto a pensar en todo esto mientras actualizaba algunas de las páginas de algunos de los animados dirigidos por Mario García-Montes, cuya entrada en la ENDAC presentamos hace poco.

¿Cuál sería la novedad en este caso? Pues que hemos incrustado en las páginas de cada uno de los animados que componen su filmografía, los enlaces de los videos que ya están en Youtube, lo que permitiría que el usuario no solo obtenga la información básica de los materiales (fichas técnicas, sinopsis, etc), sino que pueda apreciar directamente el filme desde el dispositivo a través del cual se conecte a Internet.

Es decir, ya no tendríamos la Historia del Cine que ha de leerse en un papel, imaginando lo que nos dice el crítico o el estudioso, sino que nos enfrentaríamos directamente al material, auxiliados por el especialista, que en vez de dejarnos la visión de una única ventana nos ayudará a abrir incluso las que no sospechábamos que existían.

Agradezco a Mario García-Montes me enviara cada uno de los enlaces, y ahora solo queda disfrutar de las proyecciones. Yo estoy como en la etapa en que me iniciaba de niño en las matinés de los domingos en el Cine América: hay mucho mundo nuevo allí por descubrir y explotar, en función del bien público.

Aquí está la tanda de animados que proponemos a través de la ENDAC y gracias a la gentileza de Mayito:

Quinoscopio 1: https://endac.org/encyclopedia/quinoscopio-1/

Filminuto Nro. 9: https://endac.org/encyclopedia/filminuto-nr-9/

Poco antes de la medianoche: https://endac.org/encyclopedia/poco-antes-de-la-medianoche/

King Kong 3: https://endac.org/encyclopedia/king-kong-3/

El planeta Lila: https://endac.org/encyclopedia/el-planeta-lila/

Palabras móviles: https://endac.org/encyclopedia/palabras-moviles/

Breve estudio de la soledad: https://endac.org/encyclopedia/breve-estudio-en-torno-a-la-soledad/

El pequeño planeta perdido: https://endac.org/encyclopedia/el-pequeno-planeta-perdido/

Dribleando: https://endac.org/encyclopedia/dribleando/

El caballito de los dos nombres: https://endac.org/encyclopedia/el-caballito-de-los-dos-nombres/

En memoria de Rodolfo Santovenia…

Justo hoy hubiese sido el día perfecto para felicitar a Rodolfo Santovenia, nacido el 11 de marzo de 1929. Pero es ahora, tras la lectura del sentido obituario escrito por Mario Naito, que me entero de su fallecimiento el pasado lunes 1 de marzo. Santovenia acaba de despedirse con la misma discreción mediática que mantuvo a lo largo de su vida. Yo no he podido encontrar fotos que me puedan ayudar a ilustrar su página en la ENDAC, esa que comparto ahora con los amigos. Y, sin embargo, para la comunidad de cinéfilos formados en el siglo pasado, su nombre es ineludible, como bien lo fundamenta Naito en su escrito. Santovenia encarna un paradigma de cinéfilo del cual van quedando pocos ejemplos. Hoy se consume el doble de cine que en la época que ellos crecieron, pero se empieza a ver una película o serie, y se cambia para otra al instante, y se repiten los cambios hasta el infinito. Eso no es amor al cine: es adicción al consumo de grandes dosis de imágenes en movimiento, que se van editando en la retina a través de un interminable zapping… La cinefilia verdadera, la incurable, va de otra cosa, y Santovenia lo ejemplificó con creces. Es convertir ese conjunto de imágenes fantasmales en una suerte de destino donde ya se sacrificó todo, con tal de formar parte también de ese imaginario que no muere. Así que no diré que Rodolfo Santovenia ha muerto. En todo caso, diré que Santovenia, gran crítico de cine, hoy está cumpliendo años…
Página en la ENDAC: https://endac.org/encyclopedia/rodolfo-santovenia/ Rodolfo Santovenia (n. La Habana, 11 de marzo de 1929; m. La Habana, 1 de marzo de 2021). Crítico e historiador de cine. Graduado de la Escuela Profesional de Periodismo “Carlos Márquez Sterling”, fue Miembro de Honor de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica.
Libros 1999: Diccionario de cine (términos artísticos y técnicos) 2016: Cinefilia : cosas que siempre quiso saber sobre el cine y no pudo nunca averiguar (Editorial Arte y Literatura)
Obituario La Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica (ACPC) y la Cinemateca de Cuba lamentan con hondo pesar el fallecimiento el pasado lunes primero de marzo del veterano crítico, historiador e investigador RODOLFO SANTOVENIA ESTRADA, dolorosa noticia que nos llega tardíamente. Miembro de Honor de la ACPC, Santovenia nacido en La Habana el 11 de marzo de 1929 era graduado de la Escuela Profesional de Periodismo “Carlos Márquez Sterling” y en la década de 1950, cronista y crítico cinematográfico de los diarios Tiempo, Pueblo, El País y la revista Bohemia. A partir de 1960 continuó escribiendo en Bohemia, y en las revistas Crónica, Somos Jóvenes, Cine Cubano, Revolución y Cultura y Muchachas. Mantuvo, durante muchos años, la sección “El mar y el cine”, en la revista Mar y Pesca. Colaboró periódicamente con la agencia cubana de noticias Prensa Latina y sus trabajos aparecieron igualmente en publicaciones extranjeras. En 1951 formó parte de la directiva de la llamada Cinemateca de Cuba, que tuvo su origen en el cineclub de La Habana, que por carecer de depósitos de películas y archivos de documentación no llegó a alcanzar el status de cinemateca. En 1965 fue fundador y asesor del cineclub Gerard Philippe, primer cineclub obrero establecido en Cuba. En los años setenta publicó el folleto Pequeño vocabulario para un cine-debate y en 1999 se editó su Diccionario de cine (términos artísticos y técnicos) con más de 1.600 vocablos, único en su tipo publicado en Cuba, que volvió a ser reeditado en años posteriores. Asiduo colaborador de la Cinemateca de Cuba durante muchísimos años, Santovenia prestó materiales y fotos únicas de su valioso archivo personal del cine universal, para exposiciones fotográficas organizadas por esta institución con motivo de muestras alegóricas a ciclos y aniversarios de importantes figuras del universo fílmico. Sus amplios conocimientos, especialmente del cine estadounidense de las décadas de 1940 y 1950, han sido muy útiles en el asesoramiento de programas como Historia del cine, así como para la redacción de notas en publicaciones cinematográficas. Además de pertenecer a la ACPC, Santovenia era miembro de la UPEC y de la UNEAC. A unos pocos días de arribar a su 92º. cumpleaños, Rodolfo Santovenia nos deja un precioso legado de amor y pasión por el séptimo arte. (Mario Naito López, presidente de la ACPC)
Fuentes La cinefilia de Santovenia, por Rolando Pérez Betancourt Preparan libro sobre hechos inéditos del cine mundial Falleció el querido colega Rodolfo Santovenia

Los mundos invisibles de la ENDAC

No recuerdo cuando fue que me hice adicto a coleccionar “frases célebres” y compartirlas. Supongo que, como toda afición, fue impulsada por eso misterioso que llamamos “mero placer”.

Pero sí puedo evocar esa toma de conciencia donde descubres que, más allá de tu ombligo, han existido un montón de personas geniales que, como tú, como yo, se sintieron angustiados por la existencia y decidieron darle pelea con altura, con fineza.

A partir de ese instante, decidí convertirme en una suerte de curador de las habladurías ajenas y propias que nos acosan: prestaría oídos y atención solo a lo que fecunda, y dejaría en manos del viento lo que el “psitacismo” (término acuñado por Leibniz para referirse a las ansias incontroladas de hablar por hablar, asociándolas a los loros), seguirá generando en la comunidad parlante.

Mas igual entiendo que coleccionar frases por coleccionarlas, o citarlas a diestra y siniestra, puede ser también grave “habladuría”, si no se hace un uso creativo de ellas, si no la ponemos en función de lo heurístico, de la acción. Es decir, en función de crear mundos alternativos que nos liberen de la dictadura del “más de lo mismo”.

Por eso cuando cito lo que dijo alguien (no tiene que ser famoso) es como darle la palabra a un amigo que llega hasta mí en ese instante con un candil en sus manos. Es el inicio de una conversación que quiere permanecer ajena a lo que está de moda, o a ese culto a la tautología que sería repetir lo que “todo el mundo” dice porque lo dice “todo el mundo”. Y que me invita a escapar de lo conocido e imaginar lo nuevo, lo invisible.  

En el caso de la ENDAC, confieso que su origen no lo localizo en lo que pudo haber dicho alguien vinculado al cine. Creo, y esta idea tampoco es mía, que el cine es algo tan importante que no podemos darnos el lujo de dejarlos en manos exclusivas de los cinéfilos.

Así que ha sido Blaise Pascal quien, en lontananza, mejor ha argumentado lo que sería la ENDAC y por qué surge, cuando se describe “abismado en la infinidad inmensa de los espacios que ignoro y que me ignoran”. Por muchos contenidos que seamos capaces de publicar en la enciclopedia, jamás lograremos agotarlo todo. Y otra vez Pascal nos lo explica con pasmosa lucidez:

Todo el mundo visible no es más que un átomo imperceptible en el grandioso seno de la naturaleza. No hay idea que se le aproxime. Podemos ampliar nuestra concepción más allá de todo el espacio imaginable; sólo producimos átomos en comparación con la realidad de las cosas. Es una esfera infinita, cuyo centro está en todas partes y la circunferencia en ninguna”.  

Paradójicamente, tomar conciencia de esos tremendos límites que como individuos tenemos, puede ayudarnos a tener más claridad de lo que nos proponemos en nuestros proyectos.

Juan Antonio García Borrero