Archivos Mensuales: octubre 2020

Primera Muestra del Audiovisual Joven (La Habana, 2000)

Siempre que llegan estos días finales de octubre, no puedo dejar de evocar lo que fue la Primera Muestra del Audiovisual Joven, inaugurada el 31 de octubre del 2000 en el cine Chaplin. Tuve la suerte de dirigir esa primera edición, gracias a la propuesta que Senel Paz le hiciera a Omar González, entonces presidente del ICAIC: recuerdo los argumentos brindados por Senel en nuestro primer encuentro de trabajo, y el entusiasmo de Omar, que veía allí la posibilidad de insertar en las dinámicas creativas existentes en aquel instante, nuevos aires, nuevas maneras de concebirse la representación audiovisual.

Acepté el reto con gusto, sin tener la menor idea de la importancia que con el tiempo adquiriría esa primera semilla. Armamos un equipo donde le dije a Omar que me gustaría contar con la asesoría de Jorge Luis Sánchez, tomando en cuenta la experiencia del mismo en la organización de esas otras Muestras jóvenes que se organizaron desde finales de los ochenta. También era preciso conformar un Comité de Selección que ayudara a curar esa inmensidad de filmes recibidos donde, honestidad obliga, no abundaba el oro, y en esa función estuvieron aquel año Juan Carlos Tabío, Dean Luis Reyes, Roberto Smith de Castro, Jorge Luis Sánchez, y el que esto escribe.

En el ICAIC deben existir imágenes de aquella noche en que el Chaplin se vistió de joven (yo en aquel instante no tenía cámara, y mucho menos un teléfono de estos que ahora permite registrar casi todo). Logramos curar un primer programa de exhibición que creo dejó satisfecho a la mayoría de los participantes. Recuerdo los aplausos de la gente, como si se tratara de grandes producciones presentadas en el Festival de Cine de La Habana; y también los debates teóricos que organizamos, con lectura y discusión de ponencias que propuse fueran publicadas en algún momento.

Es una lástima que esas Memorias no existan. Probablemente si los que satanizaron en su momento el Cardumen (que a mi juicio es uno de los grandes textos formulados en nuestro contexto audiovisual), hubiesen estado al tanto de los intensos debates que han acompañado a las Muestras desde su inicio, sus impugnaciones no existieran. O fueran más sólidas.

Lamentablemente los últimos debates que han acompañado al evento, están marcados por lo extracinematográfico. Para no decir que por lo pedestremente ideológico.  Desde luego, creo que lo ideológico no puede suprimirse en este entorno, ni en ninguno, pero es preciso recordarle a los ideólogos que si quieren discutir sobre el arte deben hacerlo desde el arte, o de lo contrario, estaríamos hablando de un secuestro de su espíritu libertario.

A continuación, comparto con los amigos del blog la relación de películas exhibidas en aquella primera ocasión, y que puede consultarse de un modo más exhaustivo en la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano (ENDAC).

Hasta ahora la Muestra ha conocido de enfoques diacrónicos que permiten apreciar el indiscutible crecimiento de la misma como espacio cultural (y no únicamente fílmico). Pero con la ENDAC es posible establecer también análisis sincrónicos, con los cuales entender un poco mejor qué estaba pasando, por ejemplo, aquel año 2001 no solo en la Muestra, sino en esa compleja red epocal de la cual formaría parte, y en la que se deben tomar en cuenta las películas, las biografías, las tecnologías utilizadas, los libros que se leían y los que se publicaban…

Más allá de su singularidad, la Muestra nunca ha sido una isla, sino en todo caso el espejo donde se reflejan las contradicciones de esa sociedad donde viven a diario quienas la organizan.

Juan Antonio García Borrero


FILMES EXHIBIDOS EN LA PRIMERA MUESTRA NACIONAL DEL AUDIOVISUAL JOVEN

¿Me extrañaste mi amor?

Año: 2000 País: Cuba Género:  Ficción Formato: VHS Tiempo: 19’ Color: Color Productora: ICAIC, CHTV, ISA Producción: Reynaldo Guzmán, Alfredo Pérez Dirección:  Leandro Martínez Cubela Guión: Leandro Martínez, Eduvier Fuentes Fotografía: Ernesto Gil, Eduvier Fuentes Edición: Pedro Suárez Sonido: Gilberto Flores, Alexander Mederos Reparto: Ulik Anello, Adrián PellegriSeguir leyendo

Bien dentro de mí

Año: 2000 País: Cuba Género:  Documental Tiempo: 22’ Formato: Digital Color: Color Productora: ICAIC Producción: Javier González Dirección:  Hoari Chiong Muñoz Guión: Hoari Chiong Muñoz Fotografía: Oscar Valdés Jr Edición: Gabriel Daniel Sonido: Germinal Hernández Sinopsis: La fe y la esperanza dan vida a esta historia. Mediante el tesSeguir leyendo

Buena onda

Año: 1999 País: Cuba Género:  Ficción Duración: 11’ Color: Color Productora: EICTV Producción: Agustín Argumedo Dirección:  Miguel Coyula Guión: Miguel Coyula Música: Miguel Coyula, Bruno Correa Fotografía: Miguel Vasilskis Edición: Cristian Bercebal Dirección artística: Sonido: Diego Urgoiti Reparto: Janet Bernardo, Rigoberto Ferrera, BlSeguir leyendo

Caballero de La Habana

Año: 1998 Género: Documental Formato: VHS Tiempo: 24’ Color: Color Productora: Asvideo, ICRT Producción: Rolando Rodríguez Dirección: Natasha Vázquez, Rigoberto Senarega Guión: Natasha Vázquez Fotografía: Rigoberto Senarega Edición: Elsa García Música: Frank Fernández Intérpretes: Jorge Rivera Sinopsis El Caballero de París: un personaje habanero convertido en Seguir leyendo

Cagüeiros

Año: 2000 Duración: 8’ País: Cuba Género:  Documental Productora: Televisión Serrana Producción: Kirenia López Dirección:  Yusnel Suárez Guión: Yusnel Suárez Fotografía: Luis A. Guevara Edición: Iriana Pupo Sonido: Humberto Mendoza Sinopsis: Se plantea el vigor de una leyenda de la cultura campesina en este fin de siglo. Seguir leyendo

Caidije… la extensa realidad

Año: 2000 País: Cuba Género:  Documental Duración: 7’ Formato: Digital Color: Color Productora: Televisión Camagüey Dirección:  Gustavo Pérez Guión: Gustavo Pérez Música: Unomathemba Shaka Zulú Fotografía: Rubén Coello Edición: Pedro Pérez Sinopsis: Una mirada con aliento poético en torno a una realidad fascinante: la de una comunidadSeguir leyendo

Candil de nieve

Año: 1999 Duración: 9’ País: Cuba Género:  Documental Formato: Digital Color: Color Productora: Tele-Pinar Producción: Nancy Abay, Lorenzo Medina Dirección:  Sissi Izquierdo, Luis Hidalgo Guión: Sissi Izquierdo, Luis Hidalgo Música: Tema Candil de nieve, de Raúl Torres Fotografía: Frank Gener Sonido: Néstor Aguilar Sinopsis: Varios niñoSeguir leyendo

PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHAR AQUÍ

Nuevo Mundo, El Almacén de la Imagen, y la transmedia

Foto de Alejandro Rodríguez Leiva

La vida, con todos esos tropiezos imprevistos que nos pone a diario, ha impedido que pueda participar en la edición 30 de “El Almacén de la Imagen”, que se viene celebrando en Camagüey. Pero, aun así, he seguido con atención lo que se promueve a diario en los medios y redes sociales.

En especial, esta foto tomada por Alejandro Rodríguez Leiva ha despertado en mí las ganas de escribir algo brevísimo hoy, 30 de octubre, que se cumple un nuevo aniversario de la creación de la sala video Nuevo Mundo (ahora Complejo Audiovisual Nuevo Mundo).

¡Guarden esa foto! Hoy está cumpliendo el rol de graficar lo que pasó en ese encuentro virtual donde Daniel Resnich, profesor de la Escuela Internacional de Cine y Televisión (Eictv) de San Antonio de los Baños, habló de las narrativas transmedias, e interactuó con el público participante.

Pero esa foto está dejando para la posteridad el testimonio de una confluencia mayor. Se trata, a mi juicio, de poner en primer plano el crecimiento que ha tenido esa sala que ahora mismo es el espacio ideal para impulsar todo lo que tenga que ver con la cultura online en la ciudad.

Que sea El Almacén de la Imagen (uno de nuestros grandes eventos) el que esté enseñando todo lo que se puede lograr con el uso creativo de la tecnología que ya tenemos en nuestras manos, duplica el mérito de esa ocasión congelada en la foto.

De ahora en lo adelante, va a ser difícil no pensar nuestros eventos vinculados a la imagen en movimiento, con esa dimensión que nos propone El Almacén y Nuevo Mundo acoge. También en ese espacio tan pequeño, la ciudad se ha desbordado en el mundo entero.

JAGB

En memoria de Enrique Colina

La casualidad ha querido que Enrique Colina (n. La Habana, 27 de abril de 1944; m. 27 de octubre de 2020) fallezca el mismo día en que a lo largo y ancho del planeta se celebra el Día Mundial del Patrimonio Audiovisual. Son innumerables los mensajes que he leído donde se resalta la indiscutible importancia de este hombre que dedicó toda su vida justo a promover lo mejor del arte cinematográfico.

Sin embargo, debo confesar que, en mi caso, Enrique Colina es, sobre todo, otro paradigma de intelectual que (al igual que Titón), ponía por delante el imperativo cívico de pensar críticamente nuestras existencias. En tal sentido, esto que alguna vez dijo me sigue pareciendo ejemplar:  

“(…) he hecho varios documentales que reflejan problemas que ya estaban desde los años ochenta y que han empeorado a unos niveles terribles hoy día. Más allá de considerarme un crítico pienso que soy una persona que vive en este país y que ve esta realidad sin tapujos ni prejuicios al precio de vivir una amarga decepción que lejos de paralizarme me compulsa a protestar. Me parece que no es nada excepcional lo que hago. Tengo una opinión y es mi derecho expresarla. Es una lástima que esta actitud no esté un poco más extendida. Mi punto de vista es que nos hemos convertido en un tipo de ciudadano que no tiene desarrollado un sentido cívico elemental. Ser revolucionario ha sido históricamente en la práctica obedecer, seguir las orientaciones, cumplir las tareas asignadas y ha quedado para la retórica demagógica aquello de pensar con cabeza propia y decir y actuar en consecuencia. Pronto yo y los que dirigen nos vamos a morir. Entonces nos preguntamos ¿Qué pasará con el país? y ¿Qué responsabilidad tenemos? ¿Crees tú que puedo virarle la espalda a mi realidad teniendo un medio de expresión? Esto es una obligación más que un derecho”.

Nunca le agradecí como debía que la primera entrada publicada en este blog, luego de la presentación del mismo, fuera la carta que dirigió a Desiderio Navarro en el 2007, en el marco de la llamada “Guerrita de los emails”. Y agradecerle de paso la motivación para, a raíz de la misma, dirigirme a él públicamente, en un intento de naturalizar esa cultura de la polémica por la que tanto abogó.

Fue un documentalista que hizo del humor irreverente un arma que atacaba sin piedad aquello que consideraba negativo. Era enemigo de la censura y así lo hizo saber en varias ocasiones. Paradójicamente, hacia el final de su vida, luchó por dejar a un lado la etiqueta de “crítico” con la que lo siguen asociando, como cuando escribe, a propósito del filme Conducta(2014), de Ernesto Daranas: “Hace muchos años que dejé de ejercer la crítica de cine, aunque en esencia, más que discurrir sobre la cinematografía en sí misma y la valoración purista de su discurso artístico, mi intención siempre fue la de acercarme al análisis de la realidad a través del cine. Aclaro entonces que esta no es una crítica de cine”.

Entiendo esa posición con la cual me siento absolutamente identificado. A mí tampoco me interesa mucho la crítica de cine en sí misma, sino el ejercicio permanente del pensamiento crítico, que es enemigo de las etiquetas. Colina, insisto en eso, fue uno de nuestros grandes maestros, con un don que le daba muchísima ventaja: ha sido uno de los cubanos que mejor comunica en pantalla.

Esta que presentamos a continuación es la página de Enrique Colina en la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano (ENDAC). Aquí podrán encontrar información sobre su filmografía, declaraciones del cineasta, reseñas, imágenes. Por supuesto que es algo mínimo comparado con lo que se puede lograr, tomando en cuenta la dimensión de su legado. Pero lo importante es mantener al alcance de la mano su pensamiento, ese que nos animará en todo momento a poner bajo sospecha las chapucerías, la indolencia, el burocratismo. Y seguir soñando el cine y el audiovisual con la misma pasión con que Enrique Colina enseñaba.

Juan Antonio García Borrero


Enrique Colina

(n. La Habana, 27 de abril de 1944; m. 27 de octubre de 2020). Cineasta, crítico y profesor de cine. Licenciado en Lengua y Literatura Hispánica y Francesa por la Universidad de La Habana. Durante más de treinta años dirigió para la televisión cubana el espacio didáctico 24 por segundo, tal vez el más influyente de los programas de su tipo creados en la isla. Debutó como realizador de documentales en 1984 con Estética, inaugurando una línea de trabajo donde el humor, el sarcasmo, la mirada incisiva al entorno cotidiano acompañaría a casi todas sus películas. En la ficción debuta con el cortometraje El unicornio (1988), si bien ha de esperar catorce años para dirigir su primer y único largometraje en ese género: Entre ciclones (2002). Ejerció la docencia en el Instituto Superior de Arte, la EICTV, la Femis de París, entre otras instituciones académicas.


Filmografía

1984: Estética (Doc)

1984: Yo también te haré llorar (Doc)

1986: Vecinos (Doc)

1986: Jau (Doc)

1987: Chapucerías (Doc)

1987: Más vale tarde… que nunca (Doc)

1988: El Unicornio (cm)

1991: El rey de la selva (cm)

2002: Entre ciclones (Largometraje)

2008: Los bolos en Cuba y una eterna amistad (Doc)

2013: La vaca de mármol (Doc)

2016: Cuba: oferta especial, todo incluido (Doc)

Mares de pasión: el vínculo cinematográfico Cuba-Colombia

Ayer el amigo Danilo Lejardi me hizo llegar un link de la Cinemateca de Bogotá, donde se anuncia la exhibición del filme Mares de pasión (1960), de Manuel de la Pedrosa. Lejardi no conocía de la película, que está considerada la primera coproducción cubano-colombiana, y yo no sabía que, como se apunta en la nota de la Cinemateca, había sido “restaurada y masterizada digitalmente en alta resolución a partir de la única copia rescatada en fílmico de 35 milímetros, por la Fundación Patrimonio Fílmico Colombiano, con aportes del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico, FDC en 2017, en desarrollo del Programa Fortalecimiento del Patrimonio Audiovisual Colombiano”.

En la película, interpretada por César del Campo y Maritza Rosales, una joven pierde la memoria luego de ser rescatada por unos bañistas en las playas de La Habana. Hay toda una intriga que la heroína, junto a un médico cubano que se enamora de ella, deben vencer y que les obliga a viajar a Colombia con el fin de desenmascarar a quienes están detrás de ella.

Mares de pasión fue una de las películas cubanas que, en vísperas de la creación del ICAIC, se beneficiaría con la presentación de proyectos al Banco de Fomento Agrícola e Industrial del Cine (BANFAIC) que entonces existía en Cuba. Su director, de origen español, ya había rodado en Cuba películas como Música, mujeres y piratas (1950), Hotel de muchachas (1950), Príncipe de contrabando (1950), Cuba, canta y baila (1951), Tres bárbaros en un jeep (1955), Olé Cuba (1957), y Surcos de libertad (1959). Luego del rodaje de Mares de pasión opta por el exilio, y filma dos documentales anticastristas: La verdad de Cuba (1962) y Cuba, satélite 13 (1963). En 1967 regresa a España, donde se dedica a la publicidad. Murió en 1981.

En Cuba, Mares de pasión jamás llamó la atención de la crítica, tal vez porque en ella se encarnaba un modelo de representación que muy pronto el ICAIC haría trizas. Sin embargo, en la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano (ENDAC) estamos proponiendo que incorporemos a nuestros estudios del cine cubano, la perspectiva transnacional, y en este sentido, Mares de pasión puede ser bien reveladora, en tanto con ella se inauguraba un vínculo productivo entre los dos países que, de acuerdo a lo registrado en nuestra base de datos (que siempre está en permanente construcción) cuenta con más de treinta ejemplos donde cubanos y colombianos establecen alianzas para producir determinado hecho cinematográfico o audiovisual.

Aquí no estamos hablando únicamente de esas coproducciones donde el ICAIC ha respaldado determinados proyectos, como pueden ser Tiempo de morir (1985), de Jorge Alí Triana, Técnicas de duelo (1988), de Sergio Cabrera, Confesión a Laura (1990), de Jaime Osorio Gómez, o Edipo Alcalde (1996), de Jorge Alí Triana, sino incluso de los proyectos que se frustraron (pensemos en Titón), de los ejercicios de la EICTV, o de las ideas que se discutían en los festivales.

Se trata de indagar en una Historia que es mucho más rica que la de las películas coproducidas que alcanzamos a ver en pantalla, pues se trata de seres humanos concretos que viajan de un país a otros con sus ideas particulares, sus filias y sus fobias.

La relación que a continuación se muestra es apenas una invitación a enriquecerla. Sospecho que también aquí permanece escondida otra zona de la historia del cine cubano.

Juan Antonio García Borrero

CUBA Y COLOMBIA EN LA ENDAC

Agrypnia

Año: 2011 País: Colombia Género: Ficción Formato: HD Tiempo: 10’ Color: Color Productora: Shango Producciones Producción: Irasema Otero Dirección: Lilo Vilaplana Guión: Lilo Vilaplana Fotografía: Carlos Andrés Hernández Edición: Caryl Deyn Música: Alfredo de la Fe Sonido: Alberto Pujol Dirección de arte: Alejandra Glasser Reparto: Rafael Lahera Sinopsis IncapazSeguir leyendo

Ceiba

Año 2016 País: Colombia, España, México Género: Documental Formato: HD Tiempo: 9’ Color: Color Productora: Black Factory Cinema Dirección: Ramiro E. Pedraza Guión: Ramiro E. Pedraza Fotografía: Ramiro E. Pedraza Dirección de arte: Ramiro E. Pedraza Reparto: José Hernández Sinopsis Un anciano, un pozo y un árbol centenario. Una invitación para escuchar con nuestrosSeguir leyendo

Cinco años

Año: 2016 País: Colombia, España, Estados Unidos, Perú Género: Ficción Formato: HD Tiempo: 11’ Color: Color Productora: Black Factory Cinema Producción: Martin Snyder Dirección: Martin Snyder Guión: Martin Snyder Fotografía: Martin Snyder Edición: Cameron Nelson Sonido: Homer Mora Dirección de arte: Martin Snyder Reparto: Milton García, AriaSeguir leyendo


Cincuenta

Año: 2010 País: Colombia, Cuba Género: Ficción Formato: 35 mm Tiempo: 8’ Color: Color Productota: EICTV Producción: Leonardo Maia Dirección: Manuela Montoya Guión: Manuela Montoya, Edgar Soberón Torchía Fotografía: Felipe Díaz Edición: Odalie Reyes Sonido: Denis Gody Dirección de arte: Juan García Reparto: Isabel Santos, Idalmis García Sinopsis Marina, una cuSeguir leyendo

Confesión a Laura

Año: 1990 País: Colombia, Cuba, España Género: Ficción Formato: 35 mm Tiempo: 90’ Color: Color Productora: Meliès Producciones, ICAIC, TVE Producción: Alexandra Cardona Restrepo, Camilo Vives, Luis Reneses, Miguel Mendoza Dirección: Jaime Osorio Gómez Guión: Alexandra Cardona Restrepo, según su relato De vida o muerte Fotografía: Adriano Moreno Edición: Nelson Rodríguez
Seguir leyendo

Edipo Alcalde

Año: 1996 País: Colombia, México, España Formato: 35 mm Tiempo: 100’ Color: Color Dirección: Jorge Alí Triana Guión: Gabriel García Márquez Argumento: Stella Malagón, Orlando Senna, Gabriel García Márquez, basado en Edipo Rey de Sófocles Fotografía: Rodrigo Prieto Edición: Sigfrido Barjau Música: Blas Emilio Atehortúa Sonido: Miguel Sandoval Dirección de arte: JoséSeguir leyendo

El retorno

Año: 2016 País: Colombia, España, Pakistán Género: Ficción Formato: HD Tiempo: 12’ Color: Color Productora: Black Factory Cinema Dirección: Hira Nabi Guión: Hira Nabi Fotografía: Jonathan Kennedy Sonido: Joseph Colmenaro Reparto: Omar Durán, Yoel Arteaga Sinopsis Un taxista accede a llevar a un extraño alrededor de un pueblo que nunca visitó. La duración de su corSeguir leyendo

El silencio de los fusiles

Año: 2017 País: Colombia, Cuba, Francia Género: Documental Formato: Digital Tiempo: 120’ Color: Color Productora: Pulso Mundo SAS, Alegria Productions, RCNTV Producción: Natalia Orozco, Christine Cadmessus, Serge Gordey, Julián Giraldo Dirección: Natalia Orozco Guión: Natalia Orozco Fotografía: William Alfonso Edición: Etienne Boussac Sonido: Andrés Villareal Música: AlejSeguir leyendo

Elige tú que bailo yo

Año: 1987 País: Cuba, Colombia Género: Documental, Ejercicio básico Formato: 16 mm, U-Matic ¾” Tiempo: 4’ Color: Blanco y negro Productora: EICTV Producción: Ricardo Ríos (El Salvador) Dirección: Andrés Marroquín Fotografía: Armando Arencibia (Cuba) Edición: Jacinto Calero (Nicaragua) Sonido: María del Pilar Villa (Ecuador) Sinopsis EncueSeguir leyendo

Golpeando en la selva

Año: 1967 País: Cuba Género: Documental Formato: 35 mm Tiempo: 14’ Color: Blanco y negro Productora: ICAIC Dirección:  Santiago Álvarez Fotografía: Armando Salgado Edición: Norma Torrado Sonido: Departamento de Sonido del ICAIC Sinopsis Documental que aborda la lucha guerrillera en Colombia, mediante entrevistas y fotos realizadas por el periodista mexicano Mario MenénSeguir leyendo

PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHAR AQUÍ

Las almas femeninas del cine independiente cubano

Se sigue enriqueciendo el dossier que sobre el cine cubano independiente nos entrega IPS. El octavo texto, firmado por Mayté Madruga Hernández, aborda la representación del universo femenino dentro de ese cuerpo de películas.

Las almas femeninas del cine independiente cubano

El cine de ficción cubano independiente contempla un espectro de personajes mujeres diversas y para nada estereotipadas.

por Mayté Madruga Hernández

El cine de ficción cubano no está alejado de estereotipos y normas heteropatriarcales que pueden colocar a los personajes femeninos en un segundo plano de relevancia en cuanto a historias se refiere. Sin embargo, también existen materiales que pueden ser analizados desde una mirada crítica, bajo la cual resaltan mujeres empoderadas o conflictos femeninos.

En el catálogo de la III Muestra Nacional de Jóvenes Realizadores ICAIC 2004, el investigador Juan Antonio García Borrero escribía: “Ser mujer, en estos tiempos, no obstante las batallas y las conquistas, no deja de ser por el momento otro gran percance a resolver”. Las palabras de Borrero formaban parte de la presentación de la sección “¡Ojo, pinta!: La mujer”, apartado del encuentro cinematográfico que, parafraseando las palabras del propio historiador, estaría dedicado a la mujer como parte de la mirada masculina y “también ejercitando su propia manera de ver el asunto”.

Hace más de 15 años de esta sección, y todavía las palabras de este catálogo tienen vigencia en tanto ser mujer y ser representada en la pantalla como tal, sin estereotipos o minimizada, constituye un tema de complicado abordaje.

01

El cine de ficción cubano independiente a las instituciones culturales oficiales ha tenido personajes femeninos a veces más interesantes, otras mucho más esquemáticos. A lo largo de todo este tiempo, varios directores han trazado un espectro de personajes mujeres diversas y para nada estereotipadas. Uno de ellos es Arturo Infante, que cual Humberto Solás (1941-2008) -aunque distantes ambos en estéticas y temas- ha mirado, no a asuntos únicos del universo femenino, si no a diferentes mujeres, que logran destacarse como sujetos y no víctimas aunque no responden a una mirada de género o feminista consciente.

Entre los primeros personajes femeninos de Infante más memorables, se encuentran los del corto Utopía (2004). Dichos personajes responden a un universo de valores, el cual suele reconocerse como marginal. Mediante la farsa y la comedia, Infante despliega lo que en una lectura aberrante pudiera ser una visión despectiva de sus personajes, tanto masculinos como femeninos, pero en un análisis más profundo Utopía respeta los derroteros de las personas dentro de una sociedad independiente a los que gobiernos o instituciones proyecten para sus individuos.

PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHAR AQUÍ


Textos publicados en el Dossier Cine independiente en Cuba

Historia del cine independiente en Cuba: memorias de una ausencia, por Juan Antonio García Borrero

El cine independiente cubano y sus espacios, por Raydel Araoz

¿Quién eres tú, cine independiente cubano?, por Gustavo Arcos

Independientes y seducidos por los géneros, por Joel del Río

En el iglú. De los cuadernos de Franz Akuva, por Rafael Ramírez

La animación independiente cubana sí es continuidad, por Antonio Enrique González Rojas

El cine como patria soñada, por Dean Luis Reyes

Las almas femeninas del cine independiente cubano, por Mayté Madruga Hernández

Jesús de Armas en la ENDAC

No se puede hablar de la animación en Cuba, sin mencionar el nombre de Jesús de Armas (n. San Antonio de los Baños, 1934- m. París, 20 de mayo de 2002). Fue el primer director que tuvo el Departamento de Dibujos Animados creado en 1960, y a él se le debe buena parte de ese indiscutible aire experimental que se respira en la animación de la primera etapa del ICAIC.

En los años cincuenta, luego de trabajar en varias agencias publicitarias, Jesús de Armas viaja a Hollywood con el fin expreso de aprender el arte de la animación. Y como describe a William Navarrete en una excelente entrevista:

“Después de haber regresado de los Estados Unidos, traté de fundar un departamento de dibujos animados. Se produce entonces el triunfo revolucionario de 1959 y acto seguido se crea el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC). Inmediatamente me incorporé a esta institución como formador y dirigí los primeros cortometrajes animados que se realizaron entonces: El Maná y La prensa seria, ambos de una duración de tres minutos y realizados en 1959, aunque exhibidos en 1960 por carencia de laboratorio para su procesamiento, algo que obligó a Néstor Almendros a viajar a Nueva York para efectuar este trabajo. Luego dirigí otros cortos como El cowboy, 1961; Napoleón de gratis, ese mismo año, en colaboración con Eduardo Manet; La quema de la caña y Remember Girón, también de 1961, así como AEIOU, de 1962. También hice El tiburón y la sardina y La Jutía. Todos estos cortos se procesaban en México, Hungría o Checoslovaquia, razón por la que salían con mucho retraso. En mi equipo trabajaban Manuel Lamar “Lillo”, José Reyes, Hernán Henríquez y Eduardo Muñoz Bachs, deudores como yo de lo que se hacía por entonces en Estados Unidos”.

Las diferencias ideológicas con el gobierno provocan la salida del ICAIC. A partir de entonces, su creación se encamina hacia la pintura, terreno donde termina alcanzando un altísimo grado de especialización en la cultura aborigen cubana, a partir de rigurosas investigaciones espeleológicas.   

En 1994 es invitado a presentar su obra pictórica en Francia, y allí decide quedarse a vivir, no sin provocar un altercado diplomático que casi le cuesta la expulsión de aquel país. No obstante, en el último momento es autorizado a seguir residiendo allá, y muere en el año 2002 en París.

En el año 2018 el Museo Nacional de Bellas Artes organizó una exposición de su trabajo con el título de “Jesús de Armas, drama y utopía”, curada por la especialista Laura Arañó.

JAGB


Jesús de Armas

(n. San Antonio de los Baños, 1934- m. París, 20 de mayo de 2002). Animador, caricaturista, ilustrador, pintor. En 1959 se inicia en la realización de breves cortos publicitarios de animación para la televisión. Hace caricaturas para diversos órganos de prensa. En 1960 es fundador del Departamento de Dibujos Animados del ICAIC y su director durante varios años. Realiza los primeros dibujos animados del ICAIC. Posteriormente abandona la animación para dedicarse a la pintura.


Filmografía

1960: El maná (Animación)

1960: La prensa seria (Animación)

1961: AEIOU (Animación)

1961: La quema de la caña (Animación)

1961: El realengo (Animación)

1961: Remember Girón (Animación)

1961: El tiburón y las sardinas (Animación)

1962: El cowboy (Animación)

1963: Cuba sí, yankis no (Animación)

1965: Pantomima Amor No.1 (Animación)

1965: La pieza (Animación)

1966: Un hombre y un chivo (Animación)

1966: Ostracismo (Animación)

1966: Sara, la jutía loca (Animación)

1967: La frontera (Animación)


Fuentes

Dean Luis Reyes: El cine como patria soñada

Hoy, mientras leía este artículo de Dean Luis Reyes, que es la séptima entrega que nos hace IPS del Dossier sobre el cine cubano independiente, no podía dejar de pensar en una gran amiga camagüeyana que vive en Canadá.

Fue por ella que conocí en su momento el corto Song for Cuba (2014), de Tamara Segura. Yo lo había visto en la Muestra 15 de los Nuevos Realizadores, pero fue mi amiga la que de verdad lo puso delante de mí con un ánimo crítico, y con ello, la posibilidad de pensar un poco más ese cuerpo audiovisual de la nación que trato de distinguir del cine nacional.

El fenómeno de los cineastas cubanos emigrados o exiliados es tan antiguo como la Revolución misma de 1959. Van desde aquellos documentales iniciales de Manuel de la Pedrosa (La verdad de Cuba/ 1962; Cuba, satélite 13/ 1963) y Manolo Alonso (La Cuba de ayer/ 1963), pasando por cintas como Photo Album (1984), de Enrique Oliver, Amigos (1985), de Iván Acosta, Cachao (1993), de Andy García, por mencionar algunas, llegando hasta las más recientes exhibidas en las Muestras de Jóvenes Realizadores.

Y hay aquí, en efecto, la posibilidad de acceder a una patria poliédrica donde se va descubriendo la identidad cubana en su permanente construcción.

JAGB


El cine como patria soñada

Los cineastas cubanos independientes emigrados del siglo XXI generalmente no cargan consigo el dolor del expatriado, aunque la pérdida forme parte de su experiencia.

Por Dean Luis Reyes 20 octubre, 2020

Cuando el documental A media voz (Heidi Hassan y Patricia Pérez Fernández, 2019) fue premiado en el Festival Internacional de Cine de La Habana, Hassan dijo en sus palabras de agradecimiento: «Con este premio el Festival legitima también el cine independiente cubano y a los cineastas cubanos que hacemos cine desde fuera del país».

A media voz, que había merecido antes el máximo premio del Festival Internacional de Cine Documental de Ámsterdam, algo inédito para el cine cubano, recurre al cine autobiográfico y a la autoficción para construir su discurso en torno a la experiencia de la emigración como reinvención de la propia identidad. Para sus realizadoras Cuba no es el Edén perdido, sino parte indisoluble de aquello con lo que pueden construir un mundo para existir.

Heidi Hassan, quien reside hace más de una década en Europa, volvió a colaborar en este largometraje con Pérez Fernández, su antigua compañera de estudios de la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de San Antonio de los Baños, como hicieran previamente en Piscina municipal (2013), dirigido por la segunda, o en Otra isla (2014), de Hassan, ambos grabados en España.

Lejos de la sensación de pérdida y del desarraigo como eje dramático de muchas de las películas del cine cubano del exilio –con El súper (León Ichaso y Orlando Jiménez Leal, 1979) como paradigma–, A media voz supone otra manera de entender la diáspora cubana, donde la experiencia del emigrante tiene un cariz de aspiración y libre elección antes que de amargo extravío o de ruptura definitiva.

El cine de la diáspora cubana hoy es también un examen de la experiencia de pertenecer a algo más complejo que la idea de la patria que impone el nacionalismo. En ese sentido, Adriana F. Castellanos examina en Dos islas (2017), un documental que explora su historia familiar en busca de las raíces de la abuela, emigrante de Canarias que echó raíces en Cuba, su propia condición de emigrada que vive y ejerce como montajista en Polonia.

PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHAR AQUÍ.


Textos publicados en el Dossier Cine independiente en Cuba

Juan Antonio García Borrero: Historia del cine independiente en Cuba: memorias de una ausencia

Raydel Araoz: El cine independiente cubano y sus espacios

Gustavo Arcos: ¿Quién eres tú, cine independiente cubano?

Joel del Río: Independientes y seducidos por los géneros

Rafael Ramírez: En el iglú. De los cuadernos de Franz Akuva

Antonio Enrique González Rojas: La animación independiente cubana sí es continuidad

Dean Luis Reyes: El cine como patria soñada

Raúl García en la ENDAC

Imagen tomada de la Revista Cine Cubano Nro. 171

Hoy estamos presentando la página del sonidista Raúl García Aparicio en la ENDAC. Es algo que me reporta mucho placer, porque estamos hablando de uno de los grandes creadores que ha tenido el cine cubano, pero que lamentablemente, su legado sigue sin recibir la atención que se merece.

Recuerdo que, en ocasión de su fallecimiento, ocurrido el 9 de febrero del 2009, el cineasta Arturo Sotto envió al blog un mensaje que mucho dolía terminar de leer:

Asusta, sobrecoge el silencio de los medios ante la muerte de Raúl García. Desgraciadamente no se pudo concretar la entrevista que teníamos pactada para la Gaceta, cuando le envié el cuestionario ya no podía sentarse a la máquina. Un hombre que hizo tanto por el cine cubano, desde el joven actor de Soy Cuba, actor y sonidista, hasta el Ingeniero de Sonido que acumuló casi ochenta documentales y cuarenta películas de ficción. Raúl inventó aquel famoso “blimp blanco” para esconder el ruido de las cámaras y conseguir un sonido directo de calidad que pudiera seguir la cámara desenfrenada de Jorge Herrera en La primera carga al machete. Cuánto hay que hacer para que la muerte de un hombre del sonido no naufrague en el silencio. Asusta, sobrecoge, indigna; por el momento circulo su filmografía para que algunos ojos se detengan en la obra de este padre fundador de nuestro cine, de estos padres nacionales de los que deberíamos preocuparnos más. Sirva este email que te mando como una pequeña carga silenciosa de respeto y admiración”.

Por fortuna, en el número 172 de la Revista Cine Cubano apareció un precioso dossier de homenaje dedicado a Raúl García, donde puede leerse la estimulante entrevista realizada por Víctor Fowler, y el obituario firmado por Jerónimo Labrada, otro destacado sonidista.

La conversación con Fowler es de lo mejor que uno pueda encontrar en este terreno. El entrevistado hace gala de una modestia impresionante, tomando en cuenta la enorme experiencia que lograra acumular a lo largo de su extensísima carrera profesional, pero no son solo revelaciones técnicas las que pone a nuestra disposición, sino que con su relato ayuda a humanizar ese espacio (el ICAIC) que todavía goza de un perfil casi mítico, y sobre el cual llegaría a decir: “Mi primer trabajo fue el ICAIC y hasta hoy es el único que he tenido”.

Aunque lo hemos repetido en varias ocasiones, la posible utilidad de la ENDAC se pondrá de manifiesto cuando se haga natural lo colaborativo. Sirva entonces esta página no solo como homenaje a Raúl García Aparicio, sino como el pretexto ideal para seguir enriqueciendo la historia del diseño sonoro del audiovisual cubano, que, si bien en los inicios de creado el ICAIC apenas podía contar con los créditos del ingeniero Eugenio Vesa, hoy ya puede mostrar un impresionante catálogo de sonidistas creativos.

Raúl García obtuvo varios reconocimientos a su obra, entre ellos cuatro veces el premio Caracol de sonido. La primera vez por el conjunto de su obra, la segunda por Algo más que una medalla, de Rogelio París, la tercera por el documental de Pedro Chaskel Una foto recorre el mundo, y la cuarta por La bella del Alhambra, de Enrique Pineda Barnet, que hoy (coincidiendo con el festejo por el Día de la Cultura Cubana) celebra un nuevo aniversario de su estreno.

JAGB


Raúl García

(n. La Habana, 26 de febrero de 1943- m. La Habana, 9 de febrero de 2009). Su nombre completo Raúl G. García Aparicio. Fundador del ICAIC, ingresa al mismo en el mes de noviembre de 1959 como mensajero. En 1960 comienza a trabajar en el Departamento de Sonido del ICAIC. Estudia un año de Ingeniería en Telecomunicaciones en la Universidad de La Habana. Uno de los artífices indiscutibles de la grabación del sonido en el cine cubano. Impartió numerosos cursos sobre técnica de sonido para el cine en los cursos del ICAIC, y fue profesor, asesor y coordinador de la Cátedra de sonido de La Escuela Internacional de Cine de San Antonio de Los Baños.


Filmografía

1961: Cuba’58 (Ficción)

1961: Guacanayabo (Doc)

1963: Minerva traduce el mar

1963: Colina Lenin (Doc)

1963: Festival de Música Popular (Doc)

1963: Historia de una batalla (Doc)

1963: Ismaelillo (Doc)

1963: El maestro del cilantro (Doc)

1963: Primer carnaval socialista (Doc)

1963: Primero de mayo socialista (Doc)

1963: Reunión de La Habana

1963: Abakuá (Doc)

1963: Grabados revolucionarios (Doc)

1964: Iré a Santiago (Doc)

1964: Superstición (Doc)

1965: Escuela de arte (1965)

1965: Felucho y Surgidero (Doc)

1965: Monte adentro (Doc)

1965: Sobre Luis Gómez (Doc)

1965: Vaqueros del Cauto (Doc)

1966: Papeles son papeles (Ficción)

1966: La fiesta (Doc)

1966: Pequeña crónica (Doc)

1966: Sin dolor (Doc)

1967: El bautizo (Ficción)

1967: Al agua (Doc)

PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHAR AQUÍ

Fausto Canel en la ENDAC

Fausto Canel en 1960. Foto de Jesse Fernández, cortesía del cineasta.

La construcción de la página de Fausto Canel en la ENDAC es muy estimulante, por varias razones. No solo estamos hablando de uno de los fundadores del ICAIC, una de las seis o siete personas que, con apenas 19 años, ocupó en aquel lejano marzo de 1959, el quinto piso del Edificio Atlantic, contratado como una suerte de asistente de la Presidencia del Instituto.

Para mí Fausto es uno de los ejemplos que mejor ilustra esto que vengo defendiendo de construir entre todos “el cuerpo audiovisual de la nación”, que es mucho más que la sumatoria de películas y biografías.

Fausto Canel fue fundador del ICAIC. Ganó premios internacionales con el documental Hemingway y el largometraje Desarraigo. Obtuvo el favor popular con Papeles son papeles, una comedia que al hablar del cambio de moneda y el tráfico de dólares en aquellos tiempos de la Revolución, pudiera estar hablando de la realidad cubana de ahora mismo.

Pero cuando se marchó de Cuba, opuesto al gobierno de la isla, no dejó de hacer cine. No importa que muchas de esas películas no estuviesen hablando de Cuba. Lo que trato de defender en la ENDAC es que a diferencia del cine nacional (ese conjunto tangible de películas financiadas casi siempre por entes del Estado) el cuerpo audiovisual de la nación se nutre de una identidad inmaterial que nos hace hablar de los otros cubanos como miembros de una comunidad que, como diría Anderson, es imaginada como algo común. No importa que Fausto Canel filme en Europa un thriller ajeno al paisaje insular (Juego de poder), o escriba un libro con el título de Sin pedir permiso que sería una parte de la memoria de ese cinéfilo insaciable que siempre fue. Es el cine, como dispositivo afectivo, el que lo va articulando todo.

Esta página, entonces, no es solo la página de Fausto Canel, sino el espacio que te permite adentrarte en el fenómeno cinematográfico lo mismo de un modo sincrónico que diacrónico, y siempre con una voluntad transnacional. Véase también como una invitación para activar nuestras memorias, que, aunque diversas, siguen compartiendo un mismo horizonte.

JAGB


Fausto Canel en la ENDAC

(n. La Habana, 16 de octubre de 1939). Director, crítico de cine, novelista. A los 16 años gana una beca de la 20th Century Fox para estudiar Apreciación Cinematográfica en la Universidad de La Habana, con el profesor José Manuel Valdés Rodríguez. A los 17 funda y dirige el Cine Club del Colegio De La Salle (Vedado), mientras termina sus estudios de bachiller. A los 18 enseña Apreciación Cinematográfica a sus condiscípulos, y le invitan a escribir en la revista Cine Guía, del Centro Católico de Apreciación Cinematográfica. En 1959, a los 19, formaría parte de aquel primer grupo de 6 personas que ocuparon cinco oficinas del quinto piso del ICAIC, tras la fundación del mismo el 24 de marzo, siendo contratado en un primer momento como “ayudante a la Presidencia”. Ese mismo año publica su primera colaboración crítica en el magazín literario Lunes de Revolución.

Su debut como realizador del ICAIC ocurre con el didáctico El agua (1960). En esa primera etapa asume la responsabilidad de asistente de dirección en el documental Sexto aniversario (1959), de Julio García-Espinosa, y el largometraje de ficción Las doce sillas (1962), de Tomás Gutiérrez Alea.

Co-dirige con Joe Massot Carnaval (1962), primer documental a color del ICAIC, mientras que con Hemingway (1962) alcanza el Grand Prix del Festival Internacional de Sestri Levante, Italia, en 1963 (compartido con otro documental cubano: “Primer Carnaval Socialista”, de Alberto Roldán).

En 1965 debuta en la ficción con el cortometraje El final, que integra una trilogía nombrada “Un poco más de azul”, de la cual formaban parte también Elena, de Fernando Villaverde, y El encuentro, de Manuel Octavio Gómez (en su momento solo fue estrenado en los cines el corto de Manuel Octavio Gómez).

Con Desarraigo (1965), que para una parte de la crítica anuncia la mirada incisiva hacia el proceso revolucionario que más tarde se advierte en Memorias del subdesarrollo (1968), obtiene una Mención Especial en el Festival de San Sebastián de ese año.

Su última película filmada en Cuba fue Papeles son papeles (1966), una incisiva comedia que parte de una idea de Tomás Gutiérrez Alea, y que aborda el cambio de la moneda y el tráfico de dólares por grupos contrarrevolucionarios durante los primeros años de la Revolución.

En enero de 1969, tras su ruptura ideológica con el gobierno revolucionario, llega a Francia, donde es contratado como crítico de cine en Radio France Internacional (Departamento de Lenguas Ibéricas), y es nombrado corresponsal de la revista española Nuestro Cine. Con la ayuda del director de fotografía Néstor Almendros comienza a dirigir documentales para la televisión francesa.

Entre los materiales que filma en ese país están el cortometraje Patchwork (1970), que gana el Premio Cinémathèque de la Ville de Paris de ese año, Des images aux formules (1971), corto de animación que representó a Francia en el Festival Internacional de Cine Educacional, Tokio, 1974, Journal de Madrid (1973), cortometraje realizado con el fotógrafo cubano Ramón Suárez en un viaje a la España de Francisco Franco, y Des nouvelles images aux formules (1974), corto de animación.

También en 1974, escribe con la célebre actriz Jean Seberg el guión de Frontier Palace Hotel, para ser protagonizado por la cantante francesa Verónique Samson, Fabrice Luchini, y el músico norteamericano Stephen Stills, si bien el proyecto nunca se concretó. Un año después escribe y dirige À la derive, tercera historia del largometraje Transcontinental à la derive, filmado durante el Festival de Cannes de aquel año.

En 1977 fue contratado por la productora española J.L. Bermúdez de Castro, P.C. para viajar a España a escribir el guión de El General, basado en la novela de Eduarda Targioni. Un años después escribe y dirige Espera (1978), cortometraje de ficción con Héctor Alterio y Cipe Lincovsky, producido por X Films (Madrid).

Fausto Canel dirigiendo Juego de Poder

En 1979 es contratado por Straight Shooter Productions, Los Ángeles, para escribir Ultimátum, un proyecto que evolucionará hasta convertirse en Juego de poder (Power Game/ 1982), que terminará siendo realizada en España, como co-producción hispano-británica, con la fotografía del cubano Ramón F. Suárez.

Trabaja como primer ayudante de dirección en el equipo español de The Keep (1983), de Michael Mann, con Scott Glenn, Black Venus (1984), de Claude Mulot, y Rustler´s Rhapsody (1985), de Hugh Wilson, con Tom Berenger.

En 1985 es contratado como productor de comerciales de radio y televisión para la agencia neoyorquina The Bravo Group, sucursal hispana de Young & Rubicam. En 1987 dirige el documental de largometraje Campo minado (Mine Field) sobre la lucha por la democracia en el Cono Sur de Suramérica. Mil días después del regreso de la libertad, el documental analiza los problemas políticos pendientes en Argentina y Uruguay, mientras que en Chile la dictadura de Augusto Pinochet se aferra al poder.

En 1993 comienza la adaptación de su novela Enemy Love al cine. En 1994, Esparza/Katz Productions, Los Ángeles, compra una opción sobre el guión de Enemy Love, para ser dirigida por Ronald F. Maxwell (Gettysburg).

De 2001 al 2015 escribió y produjo programas de radio y televisión para Radio Tv Martí.

Ha publicado los libros Antonioni y otras aventuras (Ediciones R), Ni tiempo para pedir auxilio (Miami, 1991), sobre sus experiencias políticas en Cuba, Dire Straits (Miami, 2013), Sin pedir permiso (Miami, 2015), y Revólver (Miami, 2017).


Filmografía

1960: El tomate (Doc)

1960: Cooperativas agropecuarias (Doc)

1960: Carnaval (Doc)

1960: Torrens (Doc)

1961: Enciclopedia Popular No. 3. Cómo nace un periódico 

1960: El Congo 1960 (Doc)

1962: Hemingway (Doc)

1963: Pesca (Doc)

1965: Desarraigo (Ficción)

1966: Papeles son papeles (Ficción)

1970: Patchwork (Doc)

1971: Des images aux formules (Doc)

1973: Journal de Madrid (Doc)

1974: Des nouvelles images aux formules (Doc)

1975: À la derive (Fic)

1978: Espera (1978) (Fic)

1982: Juego de poder/ Power Game (Ficción)

1987: Campo minado (Mine Field). Doc


Libros

1962: Antonioni y otras aventuras (Ediciones R)

1991: Ni tiempo para pedir auxilio (Miami)

2013: Dire Straits (Miami)

2015: Sin pedir permiso (Miami)

2017: Revólver (Miami)

Rosa María Carreras en la ENDAC

Y para no abandonar el terreno de la animación, hoy les presentamos la página que tendría en la ENDAC la editora Rosa María Carreras (n. 30 de agosto de 1942), una de los grandes artífices de la animación en Cuba.  

Basta con revisar la extensísima filmografía de Rosa María (106 cortos y largometrajes como editora asistente, y 392 como editora también de cortos y animados), para confirmar lo que es evidente: necesitamos contar una Historia del cine donde esos “oficios invisibles” obtengan el mismo nivel de atención que ahora mismo tienen, por lo general, los directores.

Hay cierta tendencia a creer que son estos los que imponen en el equipo los caminos a recorrer, pero, ¿y si es a la inversa?, ¿si son los artistas de las diversas áreas, con su experiencia sostenida, los que determinan el resultado final?, ¿cuánto nos estaremos perdiendo de lo que fue el acto creativo del cual surge una película cuando seguimos dejando en las sombras “la historia fangosa”, la que no se ve?

La página de Rosa María Carreras, como todas las de la ENDAC, está en permanente construcción. Al ser la ENDAC un espacio colaborativo (y de hecho fue la propia Rosa María quien nos envió su currículum actualizado) seguramente se irá enriqueciendo en lo adelante.

Lo interesante es que, aun faltando muchísimo por registrar en esa página, la misma ya se conecta de modo automático con las de, para poner dos ejemplos, directores como Juan Padrón y Mario García-Montes, lo cual puede propiciarle al estudioso nuevos modos de apreciar el asunto de la animación en Cuba.  

JAGB


Rosa María Carreras

(n. 30 de agosto de 1942). Editora. Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana. Comienza a trabajar en el ICAIC en el mes de mayo de 1963. En un principio se desempeña como asistente de edición. A partir de 1978 asume el rol de editora de documentales, y desde 1983 se convierte en una de las más prolíficas y reconocidas montajistas de los Estudios de Películas de Animación del ICAIC.

Filmografía como editora en los Estudios de Películas de Animación del ICAIC

1983: El alma trémula y sola, de Tulio Raggi

1983: Cecilín y el gordo, de Cecilio Avilés

1983: Celedonio, de Juan Padrón

1983: Matojo va a la playa, de Manuel Lamar

1983: Cecilín ayuda al almiquí, de Cecilio Avilés

1983: Los apuros de un gato, de Mario Rivas

1983: Nota para TV Española La Conchita

1983: Elpidio Valdés contra dólar y cañón, de Juan Padrón

1983: Trailer del largometraje Elpidio Valdés contra dólar y cañón

1984: Filminuto No. 8, de José Reyes

1984: Filminuto No. 9, de Mario García-Montes

1984: Yeyín y la ciudad escondida, de Ernesto Padrón

1984: Sueños y pesadillas, de Tulio Raggi

1984: Una leyenda americana, de Mario Rivas

1984: El bohío, de Mario Rivas

1985: Vampiros en la Habana, de Juan Padrón

1985: Filminuto No. 10, de Tulio Taggi

1985: Filminuto No. 11, de Mario Rivas

1985: Matojo va a la escuela, de Manuel Lamar

1985: Quinoscopio 1, de Juan Padrón

1985: Las orejas de Canela, de Tulio Raggi

1986: El reloj roto, de Tulio Raggi

1986: El loro pelado, de Mario Rivas

1986: Aborígenes, de Modesto García

1986: La gamita ciega, de Tulio Raggi

1986: Los dinosaurios, de Tulio Raggi

1986: Máximo Gómez y su última campaña, de Mario Rivas

1986: El pararrayos, de Modesto García

1986: Quinoscopio 2, de Juan Padrón

1987: Fauna cubana, de Mario García-Montes

PARA SEGUIR LEYENDO, PINCHAR AQUÍ