La Feria del Libro en El Callejón de los Milagros (II)

Como parte de las actividades teóricas programadas en el marco de la 29 Feria del Libro en Camagüey, se ha organizado en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo un panel que lleva el título de “Las nuevas tecnologías y la producción literaria y artística: retos y desafíos”.

En esa mesa conducida por Yoan Pico está previsto que participen Rodolfo Tamayo, María Antonia Borroto Trujillo, Manuel Castro, y el que suscribe. Además de ello, Marian Garrido presentará libros digitales pertenecientes al sello editorial de Cubaliteraria, y los interesados podrán descargar de modo gratuito un grupo de publicaciones alojadas en el Portal El Callejón de los Milagros.

No será la primera vez que hablaremos allí de este asunto. Yo diría que más bien este ha sido un tema que una y otra vez se retoma en nuestro entorno, pues como otras veces hemos advertido, el Proyecto tiene como misión principal fomentar el uso creativo de esas tecnologías emergentes que ya tenemos en las manos, en función de lo que podríamos llamar la informatización de la gestión cultural.

Ignoro cuál es el plan que como moderador de la mesa se estará planteando Yoan Pico. Supongo que no podremos eludir la teoría, pero en lo personal me encantaría que fuéramos capaces de, más que hablar de lo que desearíamos tener en un futuro (imaginarlo en un plano teórico), nos concentráramos en las potencialidades de todo eso que ya tenemos en nuestras manos, y que lamentablemente el sistema institucional de la cultura en Cuba todavía no aprovecha de manera óptima.

Hay varios ejemplos de quehacer informal que desde hace tiempo vienen marcando un referente en la isla, y que por las más diversas razones no acaban de ser incorporadas al trabajo cotidiano de las instituciones culturales. Pienso en proyectos como Claustrofobias (de Santiago de Cuba) o la propia La Liga, que tiene como líderes precisamente a María Antonia Borroto Trujillo y Yoan Pico.

Los retos y desafíos a los que alude el título del panel, por tanto, creo que no se concentrarían definitivamente en la carencia de tecnologías (que también influye, desde luego), como en la ausencia de una Política Pública que desde el área de las Humanidades Digitales acompañe a lo que en términos más generales ya viene impulsando la máxima dirección del país cuando se habla de informatizar a la sociedad.

Por eso, para mí la gran pregunta que debería movilizar las reflexiones de ese panel, sería esta: como artistas, ¿estamos preparados para incorporarnos a esas transformaciones que ya se viven de un modo natural en los escenarios de la vida cotidiana?

Juan Antonio García Borrero  

Publicado el marzo 1, 2020 en Uncategorized y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: