Café Galería Nuevo Mundo, comienza el sueño…

Ya tenemos al alcance de nuestras manos un nuevo sueño por el cual luchar: la apertura del Café Galería Nuevo Mundo, que queremos inaugurar en el marco del V Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales.

Este es un viejo sueño, y de hecho, el proyecto de ambientación defendido por el arquitecto Diango Esquivel (y cuyas imágenes se muestran encima), fue presentado en la última sesión de trabajo del II Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales, celebrado en el año 2017.

Como es obvio, del sueño a la realidad tendremos cambios, ajustes, pero la esencia humanista se mantendrá: construir un espacio de reunión donde, más allá del consumo de las infusiones, las ideas ganen visibilidad gracias al intercambio sistemático de las personas, no en una dimensión virtual (como tanto abunda hoy), sino cara a cara.

Sé que las referencias vienen muy de cerca, pero Café-Galería Nuevo Mundo podría convertirse en un espacio de referencia, toda vez que cuenta con una ubicación envidiable, una infraestructura única en el país que permite descargar, a través de una wifi pública y gratuita, diversos contenidos culturales, además de formar parte de una institución cultural donde es posible disfrutar de la proyección de una película, acceder a los fondos fílmicos y bibliográficos de la Mediateca, así como a las diversas exposiciones que hoy se montan en la Galería QR.

En Camagüey la tradición del Café como espacio de socialización cultural tiene en La Comarca (AHS) un buen referente.  En realidad, esta es una tradición milenaria que, hace más de un siglo, hacía pensar a Cirilo Villaverde que los cafés “(…) en mi concepto forman el rasgo urbano más característico de Cuba”, describiéndolos más adelante como el lugar “de la murmuración masculina, de los matadores del tiempo de todos los países y de los hombres de negocio”. Escritores como José Lezama Lima (ese gran conversador) a mediados de los cincuenta se quejaba de que “en La Habana no hay un sitio donde conversar, un café arquetipo, sin ruido y donde entre sorbos se pueda hablar de la teoría de las ideas o de los colores…”.

El sueño de Café-Galería Nuevo Mundo tiene que ver con la pretensión de esa utopía: un Café donde se respire la creatividad intelectual a través del ejercicio de la comunicación que antecede a la proyección de una película, o surge de la apreciación de la misma.

Al final, se trata de acompañar la construcción de centros de sociabilidad donde la conversación entre dos o más recupere el carácter terapéutico que siempre tuvo, pues, como anotaba Georges Courteline: “El mundo se divide en dos clases: Los que van al Café y los que no lo frecuentan nunca. Son dos mentalidades completamente distintas y contrapuestas. Y los que van al Café, infinitamente superiores“.

Juan Antonio García Borrero

Publicado el noviembre 30, 2019 en Uncategorized y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: