Archivos diarios: septiembre 24, 2019

Los intelectuales y el Paraíso

La foto registra el momento en que Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir arriban a La Habana el 22 de febrero de 1960, y son recibidos por Carlos Franqui (director del periódico Revolución), Guillermo Cabrera Infante (director del magazine Lunes de Revolución), Virgilio Piñera (escritor), y José Baragaño (escritor).

Sartre y Simone fueron recibidos con honores máximos, y aparecieron en la prensa de la época junto a Fidel, junto al Che, junto a la gente más humilde del pueblo, provocando el mismo estruendo mediático que hoy suscitaría el concierto de los Rolling Stones en Cuba. Parece una exageración, pero por aquellos años ejercer como un intelectual crítico en la esfera pública (con todos los riesgos que ello implica) más que una opción, parecía un compromiso, una responsabilidad.

Sartre quedó deslumbrado con lo que en Cuba comenzaba a vivirse, y de vuelta a Europa escribió un largo elogio en forma de reportaje que hoy conocemos como “Huracán sobre el azúcar”. Estaba muerto con la Revolución cubana, pero, aun así, no dudó en afirmar en público a sus colegas cubanos lo siguiente: “No olviden que los intelectuales no se encuentran jamás felices en ninguna parte. Cuba es su paraíso, pero yo les deseo que se quede así, que siga siéndolo”.

Al final, Sartre terminó rompiendo con la Revolución cubana. Hay quien habla del “caso Padilla” como el gran catalizador, pero para Sartre estaba claro que ser intelectual es, esencialmente, mostrarse inconforme con lo que nos rodea. “Quien es auténtico asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que es”, escribió. Y también: “Intelectual es el que se mete donde no le importa”.

Y esto que me mata:

Un intelectual, para mí, es esto: alguien que es fiel a un conjunto político y social, pero que no cesa de discutirle. Sucede, seguramente, que haya una contradicción, entre su fidelidad y su impugnación, pero esto es una buena cosa, es una contradicción fructuosa. Si hay fidelidad sin discusión, eso no sirve: no se es un hombre libre”. Lee el resto de esta entrada