Archivos Mensuales: julio 2019

Memorias de un Programa de Verano (4)

Sábado 27 de julio

Hoy los miembros del Cine Club Elpidio Valdésfueron a la Plaza del Carmen, y tuvimos el privilegio de tener entre las anfitrionas a la artista Marta Jiménez, creadora de varias de las esculturas que se ven en el lugar. También visitamos la Oficina del Historiador de la Ciudad, admiramos la exposición “Miradas cruzadas” que está montada en la Galería de ese lugar, conversamos con Norberto Saborit, el hombre que sirvió como modelo a la escultura del lector de periódicos. Al final, hicimos un trabajo de mesa en el Restaurante El Paso, que de esta manera se sumó como aliado estratégico a este Programa de Verano que hemos nombrado “Conoce tu ciudad”.

Lamentablemente los niños del Reparto Albaisa no podrán incorporarse a nuestras actividades hasta que comience de nuevo el curso escolar, dada la lejanía del lugar de residencia de todos ellos, pero me gratifica muchísimo ver cómo los niños y padres que se mantienen en el Programa cada vez se sienten más comprometidos con algo que no sabría explicar bien qué es, pero que obviamente alude a la ciudad. Gracias una vez más a todos los que apoyan este sueño.

Juan Antonio García Borrero

En memoria de Roberto Fernández Retamar

Cuando me inicié en este giro de la crítica cinematográfica nunca pensé en cultivar el ensayo. Como cinéfilo incurable que era entonces, consumía casi todas las notas que salían en las publicaciones de entonces, y soñaba con igualar las excelencias literarias de Mario Rodríguez Alemán, Rolando Pérez Betancourt, o Luciano Castillo, por mencionar algunas de mis referencias insoslayables de entonces. Todavía conservo un buen número de esas críticas que ellos publicaban y yo recortaba de un modo compulsivo: el que se asome a esas primeras crónicas que firmé, verá que hay más de imitación de estos maestros que búsqueda de un camino personal.

Creo que todo cambió para mí el día que descubrí “Calibán”. Hoy no se entendería muy bien la razón de ese deslumbramiento, porque de los noventa hacia acá se ha conseguido consolidar una amplia ensayística cubana vinculada al cine, que ha logrado insertar a su objeto de estudio en círculos de debates que rebasan los límites cinéfilos a los que muchas veces la condenaba nuestra crítica más tradicional.

Pero en el momento que leo “Calibán” por primera vez no abundaban los ensayos que se encargaran de pensar el cine como problema donde interviene no solo el texto que se examina, sino también los contextos y tecnologías que les permiten surgir y desarrollarse, y los públicos diversos que lo consumen. De hecho, todavía los ensayos “Por un cine imperfecto”, de Julio García-Espinosa, y “Dialéctica del espectador”, de Tomás Gutiérrez Alea, siguen siendo las dos grandes reflexiones concebidas en esa etapa anterior a los noventa, y las dos, curiosamente, firmadas por cineastas, no por críticos. Lee el resto de esta entrada

Memorias de un Programa de Verano (3)

Sábado 20 de julio

Este sábado nos correspondió visitar el Museo Provincial Ignacio Agramonte. Vi a los niños del Cine Club Elpidio Valdés entusiasmados, tomando fotos, haciendo “paneos”.

No sé qué saldrá al final de todo esto, pero lo que más me ilusiona es ver cómo algunos de ellos ya se han convertido, junto a sus padres, en fieles seguidores de este Proyecto que les invita a conocer la ciudad que viven de una manera diferente: a través de los dispositivos móviles que ya poseen en sus manos.

El próximo sábado nos llegaremos a la Plaza del Carmen, y tendremos nuestro primer trabajo de mesa, para ir seleccionando las fotos y videos que serán incluidos en el documental realizado por ellos, y que proyectaremos en la pantalla grande del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo el sábado 17 de agosto.

Juan Antonio García Borrero

Exposición “Un verano más frío”, de Paul Murray

Les recomiendo la Exposición de fotos que el próximo jueves 18 de julio, a las cinco de la tarde, dejaremos inaugurada en la Galería QR de Nuevo Mundo. Son fotos espléndidas del conocido fotógrafo norteamericano Paul Murray, curadas por Juan Carlos Mejías Ruiz, especialista del Consejo Provincial de las Artes Plásticas de Camagüey, y quien escribió las palabras del catálogo que ahora comparto.

“Un verano más frío”

Por M. Sc. Juan Carlos Mejías Ruiz (Curador)

No se trata de un juego de palabras, aún con hielo y temperaturas bajo cero en la Antártida, el Ártico e Islandia, se vive un verano, tiempo de alimentarse mejor para algunas especies, y de apareamiento para la mayoría de las que viven en esas lejanas regiones,  esta estación es de cada vez más altas temperaturas y menos área donde desplazarse, el cambio climático es una realidad apabullante, aún con estos paisajes que sobrecogen el espíritu con su glacial frialdad y que han cambiado sustancialmente en los últimos cincuenta años.

Paul Murray llama la atención sobre estas zonas del planeta para convencer, sin mucho esfuerzo, que es necesario preservar tanta belleza, al mismo tiempo comparte estos paisajes, de una calidad espectacular y que contrastan con nuestro entorno diario de isla caribeña, quizás nos ayude a olvidarnos de un junio que rompió los récords históricos de altas temperaturas para el país y de la nota fresca de… un verano más frio.

Sobre Paul Murray

Nativo de Rhode Island y viajero empedernido, Paul Murray es internacionalmente conocido por sus fotos a color y como talentoso periodista, su expresión en imágenes y palabras es una mezcla de los intereses de toda su vida: el arte, la literatura, la tecnología, la aviación, la vida urbana y los cambios sociales.

Al principio de su carrera, sus experiencias en fotografía y periodismo le valieron una beca en la Medill School del Instituto de Verano para Periodismo, de la Universidad del Noroeste. Esta empoderadora experiencia, combinada con la oportunidad de participar en el grupo de desarrollo acelerado de software y el grupo de trabajo y consulta de altas tecnologías de Boston, le dio la oportunidad de ampliar y enriquecer su visión y perspectivas.

Su aproximación a la fotografía y la vida se mantienen abiertas, confiando en sus instintos y descartando aquello que le resulte preconcebido o discordante. Él usa la tecnología para aumentar sus opciones creativas y productividad, pero esto de ninguna manera sustituye su visión y responsabilidad. Entre aquellos que lo han influenciado están los fotógrafos Dorothea Lange y Helen Levitt, la fotógrafa a luz natural Jay Maisel, el pintor y periodista Librado “Lee” Romero, el grabador y fotógrafo Walter “Rusty” Crump, y el diseñador Ken Done.

Es un firme creyente en devolver a la comunidad lo recibido, a través de su fotografía y sus escritos. Él ha aportado su talento a los esfuerzos comunitarios en numerosos lugares.

A propósito de un comentario de Miguel Coyula y el cine independiente

Otro ejemplo de cine independiente realizado por cubanos: “La pared de las palabras”, de Fernando Pérez

El cineasta Miguel Coyula dejó en mi muro de Facebook el link de este texto publicado en el sitio Havana Times, y que polemiza con el que publiqué en Progreso Semanal con el título de Los aretes del inconforme.

Para mí más importante que ser cineasta independiente, es tener autonomía ciudadana. Si como ciudadano no estás dispuesto a defender ciertas maneras de ver la vida, resistiendo las presiones de aquellos que por lo general se van expresando de acuerdo al sentir de los grupos o de modo egoísta (sin tener en cuenta lo que puede ser la nación de un modo integral y altruista), entonces lo que hagas en el arte difícilmente va a ser independiente.

Como ciudadano mi independencia trato de mantenerla a salvo desde hace mucho con este blog. Aquí publico lo que me dicta la conciencia (que no siempre acierta), y por supuesto, eso me ha traído no pocos momentos amargos, pero no me interesa transformar esas caídas personales en el centro de lo que se discute.

Soy, como le comenté alguna vez a una periodista independiente que me entrevistó a propósito de uno de esos tropiezos, un fundamentalista del optimismo trágico. Y sé que una parte del precio a pagar lleva todo eso: incomprensiones, soledad intelectual, rechazos de algunas personas con poder, y de otras castigados por ese poder, pero que aspiran al mismo para mañana tener la oportunidad de excluir (como antes sus antecesores) al que piensa diferente a ellos. Lee el resto de esta entrada

Memorias de un Programa de Verano (2)

Sábado 13 de julio

Hoy a los miembros del Cine Club Elpidio Valdés les correspondía recorrer la ciudad en el Trencito que brinda servicios de ese tipo bajo los auspicios de la Oficina del Historiador, pero por razones ajenas a la Oficina, el tren fue sustituido por un ómnibus climatizado.

Por supuesto, no se vive de igual manera la experiencia de “recorrer” la ciudad con ventanillas por medio, que montados en uno de esos trenes diminutos que estimulan todo tipo de fantasías en los pasajeros.

De todos modos, los niños agradecieron el recorrido, tomaron fotos y videos, se ayudaron entre sí, escucharon lo que la guía Ana Margarita Sánchez les explicaba de cada uno de los sitios en los que depositábamos nuestra atención, y terminaron la jornada en el recién reinaugurado Parque de Diversiones Camilo Cienfuegos.

El próximo sábado tocará ir al Museo Provincial, y luego tendremos una suerte de clase práctica en el Centro Cultural de Artex “Fotogramas”, antes de disfrutar la película de 3D que esté en programación en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo.

Juan Antonio García Borrero

Elogio del cine independiente

Existen (2005), de Esteban Insausti

Lo más provocador que le he escuchado decir a un cineasta sobre el cine independiente, es esto que alguna vez apuntó Werner Herzog:

Yo desarrollé ideas e hice carpetas y las llevé a presentarlas a cadenas de televisión y financistas y siempre me las rechazaron, fue algo muy humillante. Y entendí también que nunca iba a ser independiente porque el cine independiente es un mito, el único cine independiente son las películas que haces con tu familia en navidad. Pero sí hago una clara distinción: siempre trato ser autónomo, y entendí que es necesario ganar dinero para hacer películas y empecé a trabajar como soldador en una fábrica en los turnos nocturnos porque durante el día todavía iba a la escuela. Y también hice otros trabajos raros y me gané el dinero. Y mi consejo para ti, si tienes un cuerpo capaz y eres un hombre joven: sal, busca tu dinero y con menos de diez mil dólares yo creo que puedes hacer una película de ficción. Así que, por favor, no se me quejen, sin quejas”.

El problema es que en Cuba salir a buscar dinero para hacer esa película de ficción por tu cuenta, al margen de la aprobación del ICAIC, ha sido siempre un grandísimo problema. Como en nuestro país desde 1959 hasta acá hablar de cine cubano es hablar del cine del ICAIC, pues todo lo que se saliera de ese formato estaba condenado a la satanización. O al ninguneo. Es decir, a la no existencia.

Por eso es que me parece digno de elogio la reciente aprobación del Decreto-Ley 373 que reconoce a la figura del realizador independiente (es decir, de los que han estado más allá de lo institucionalizado). Y me parece más valioso aún porque a diferencia del Decreto-Ley 349, que primero apareció publicado y después comenzó a discutirse con la gente, este nuevo Decreto es el resultado de años de debates, reclamaciones, intervenciones críticas de cineastas tildados en su momento de “locos” (como en el excelente documental experimental de Esteban Insausti Existen /2005). Lee el resto de esta entrada

Memorias de un Programa de Verano (1)

Sábado 6 de julio

Debo confesar una vez más que estos niños y niñas de la Escuela Primaria “Enrique Casals”, ubicada en la alejada comunidad Albaisa, e integrantes del Cine Club Elpidio Valdés, vuelven a sorprenderme.

Pensé que, por haber terminado el curso regular, perderíamos parte de ese entusiasmo que los había mantenido cercanos a lo que el Proyecto El Callejón de los Milagros intenta impulsar: por un lado el uso creativo de las tecnologías que ya tienen en sus manos, y por el otro, el descubrimiento crítico de una cultura audiovisual que ya forma parte de su entorno cotidiano, así como los lugares más emblemáticos de esta hermosa ciudad que nos hospeda.

Pero allí estaban junto a sus maestras de siempre, convirtiendo a la ciudad en una extensión de esa aula donde aprenden lo básico para más tarde integrarse como profesionales a la sociedad.

En esta primera ocasión visitamos el Centro de Interpretación de la Ciudad (más conocida como “La Maqueta”), el Parque Agramonte, y la sede de Producciones Audiovisuales Príncipe, antes de terminar con la proyección en 3D de la película Mi villano favorito en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo.

Lo que me llamó la atención es el modo en que en esta primera ocasión se tomaron bien en serio nuestra sugerencia de que debían documentar a través del teléfono o las tablets las experiencias que estaban viviendo.

Quizás a ninguno de ellos les había pasado por la cabeza que alguna vez podrían hacer ellos mismos algunos de los audiovisuales que a diario consumen. Es más, quizás a ninguno les interese en un futuro ser cineastas. Pero es que lo primero que debe importarnos, cuando hablamos de impulsar desde edades tempranas la apreciación audiovisual, no es formar realizadores que solo estén atentos a lo estético, sino ciudadanos que aprendan a mirar de modo crítico los productos que pasan ante sus ojos, convirtiéndose en propagandas mudas, pero muy efectivas, de modos de convivencias divorciadas del sistema de vida colectiva que nos interesaría promover como nación.

El próximo sábado 13 de julio tocará recorrer una parte de la ciudad en el popular Trencito de la Oficina del Historiador. El recorrido, que se inicia en el Parque Agramonte a las nueve de la mañana, tiene planteada la siguiente ruta: calle Martí, Parque José Martí, calle Avellaneda, Museo Ferroviario, Avenida de Los Mártires, San Ramón, López-Recio, Plaza de los Trabajadores, Cisneros, Casino Campestre, y Parque de diversiones Camilo Cienfuegos. El regreso al Parque Agramonte ocurrirá a las 2 de la tarde.

Juan Antonio García Borrero

Cine Español por Partida Doble

Los amantes del cine español en Camagüey tendrán una opción de lujo este lunes en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, con la presentación y proyección de las películas 10000 km (2014), de Carlos Marqués-Marcet, que presentará el propio director, y Campeones (2018), de Javier Fesser, una de las cintas españolas más exitosas de los últimos tiempos, y que introducirá al público camagüeyano José Manuel Gómez, Coordinador del área de Cine, de Acción Cultural Española (AC/E).

Les dejo aquí la programación concebida.

PROGRAMACIÓN

Lunes 8/ julio

5.00 pm

Campeones

(2018)// España// 1’ 24 m// Comedia// Dirección: Javier Fesser// Reparto: Javier Gutiérrez, Juan Margallo, Luisa Gavasa, Jesús Vidal

Sinopsis:

Marco, un entrenador profesional de baloncesto, se encuentra un día, en medio de una crisis personal, entrenando a un equipo compuesto por personas con discapacidad intelectual. Lo que comienza como un problema se acaba convirtiendo en una lección de vida.

Ganadora de tres premios Goya a la mejor película, al actor revelación (Vidal) y a la canción; nominada a mejor película iberoamericana en los premios mexicanos Ariel.

Presenta: José Manuel Gómez, Coordinador del área de Cine, de Acción Cultural Española (AC/E).   

8.00 pm

10.000 km

(2014)// España// 1’39 m// Géneros: Drama, Romántico, Comedia// Director: Carlos Marqués-Marcet// Reparto: Natalia Tena, David Verdaguer

Sinopsis:

Una sólida pareja, Alex y Sergio, se ven de repente obligados a afrontar un año de relación a distancia. Dos jóvenes, dos ordenadores y dos ciudades separadas por un océano y 10.000 km.: Barcelona y Los Ángeles. ¿Será su amor capaz de superar los kilómetros que se interponen entre ellos?

Presenta: Carlos Marqués-Marcet

Los aretes del inconforme

“Memorias del desarrollo”, de Miguel Coyula, “Dominó”, de Eduardo del Llano, y “Ferozz”, de Jorge Molina

En el sitio Progreso Semanal me pidieron mi opinión sobre el recién publicado Decreto-Ley 373, y la comparto ahora con los lectores del blog. Se trata, obviamente, de mi opinión, y es de esperar que a algunos les parezca bien, y a otros no tanto.

Como no me creo dueño de la verdad absoluta, estoy seguro que los debates que aún están por llegar enriquecerán la visión que tengamos de este asunto, y eso será más importante que atrincherarnos con las ideas y prejuicios que ya tenemos incorporados alrededor de este tema.

Solo quisiera apuntar que junto a los nombres de Jorge Molina y Miguel Coyula aparece en la segunda versión del texto el de Eduardo del Llano, aunque obviamente, ellos no son los únicos representantes del audiovisual independiente que se hace en Cuba.

Juan Antonio García Borrero

Los aretes del inconforme

Acabo de recordar aquel refrán que nos avisa que, al inconforme, si le regalan aretes de oro dirá que les pesan; lo he recordado tras la lectura de algunos comentarios que circulan a propósito del recién publicado Decreto-Ley Nro. 373 “Del creador Audiovisual y Cinematográfico independiente”.

He sido bastante crítico con el Decreto 349 porque me parece que es una disposición legal que, al margen de su buena voluntad, contribuirá muy poco a construir ese escenario público que se idealiza desde el texto legal, en tanto la formación de espectadores activos (que es en definitiva lo que debería importarnos) se ha de conseguir, no con la represión sino con la construcción de alternativas que compitan limpiamente con lo que se pretende superar. Pero con el Decreto-Ley 373, si no interpreto mal, estamos hablando de otra cosa.

En primer lugar, no conozco ningún país civilizado e interesado en fomentar las libertades e independencia de sus ciudadanos, que estén dispuestos a prescindir de los marcos legales. Esa percepción personal comienza por los Estados Unidos, precisamente el país donde en teoría más libertad hay porque hay más leyes protegiendo esas libertades.

Luego estaría el concepto mismo de lo independiente, que al menos en lo que al audiovisual cubano se refiere, todavía no nos queda demasiado claro qué es lo que queremos nombrar con eso.

¿A quiénes, en la concreta, beneficia un Decreto-Ley como el que se acaba de firmar?, ¿y a quién perjudica? Para mí lo principal estaría en que estamos hablando de una legislación que beneficiará a la producción audiovisual de la nación de forma integral, y no a la producción de determinados grupos o individuos que ahora pueden promoverse como independientes porque no forman parte del circuito oficial, pero hacen películas asumiendo el mismo modelo de representación convencional que promueve la industria.

En Cuba existen muy pocos casos de cineastas que han sido todo el tiempo consecuentes con el credo de la independencia estética; pienso en Jorge Molina, Miguel Coyula y Eduardo del Llano como los paradigmas de esa actitud creativa. Para mí Memorias del desarrollo es una de las películas más importantes que se han realizado en los últimos tiempos, y merecería ser proyectada y discutida en nuestras pantallas como lo que es: una película cubana.

Para seguir leyendo, pinchar aquí