Archivos diarios: marzo 26, 2019

Pavel Barrios Sosa sobre el ICAIC y el cine cubano

Querido Amigo,

Desde mi perspectiva pienso que al "cine cubano", entiéndase a los sectores que producen estatal o independientemente -los cuales no deberían excluirse uno al otro- no debe preocuparle "dejar de mirarse el ombligo". El reflejo cuasi constante de facetas de nuestra identidad socio-cultural continúa siendo una necesidad, y creo que lo seguirá siendo en la medida que se erige como una suerte de "alternativa de justipreciación socio-cultural" no solo ante los modelos homegeneizantes y contaminantes externos, sino ante los modelos que en nuestro propio país se han ensayado, en ocasiones contrapuestos a nuestra propia Historia e Identidad cultural. Todavía queda mucho por decir de nos-otros mismos…

Lo que creo que podría diferenciar las producciones más recientes y por venir sería el tamiz, la óptica con la que se desocultan y proyectan otros entramados de nuestra archirreferencial identidad. Estas perspectivas diferentes son las que oxigenan, enriquecen y ponen en valor historias, personajes, hechos y actitudes que nos definen como lo que somos, hemos sido y cómo hemos ido cambiando; es decir, identificar-nos con nuestras continuidades y re-constituirnos continuamente, como aquella máxima que ilustra una edición reciente de LAS VENAS ABIERTAS DE AMÉRICA LATINA: "La Historia es un profeta con la vista vuelta hacia atrás".

Ningún pueblo rompe con lo que es y lo que ha sido, y por lo tanto sus producciones cinematográficas y artísticas, como espejos hipérbolicos, tampoco pueden hacerlo. Al criterio de Giacomo Marramao le adicionaría el de otro coterráneo suyo, Giuseppe Tomasi di Lampedusa, cuando en su genial GATOPARDO sentenciaba: "Para que todo siga como está, es preciso que todo cambie."

Un abrazo,

Pavel Alejandro Barrios Sosa

Anuncios

Paquita Armas Fonseca sobre el cine cubano en televisión

Para Juany y Javier:

Al primero: sabes que públicamente he defendido a capa y estilete a De cierta manera. También lo he hecho por otras vías. La solución sobre ese programa no está en trasladarlo a Cubavisión sino en promocionarlo de la manera adecuada y ponerlo a competir con espacios no dedicados a igual público.

Ahora bien ¿otro programa semanal con cine cubano? Según el propio Luciano solo veinte películas de todas las existentes no se han trasmitido ¿De dónde se van a sacar esas cintas?

Yo levanto mis dos manos porque todo el cine cubano se exhiba pero en diferentes opciones: salas de ensayo, comerciales y la televisión que en Cuba es pública ¡por suerte!, y una televisión pública no admite cualquier tipo de filme. No sólo en nuestro país, en cualquier lugar la tv por cable o las privadas insertan programas que no van a la pública porque se supone que tenga una misión ética.

Es cierto que a cualquier hora se puede haber trasmitido por nuestra TV un filme en nada edificante, contra eso hay que luchar: pero sostengo dos cosas, si la jerarquización cultural se da sólo por Cubavisión cerremos los otros canales, se ahorraría de todo y aspirar a que toda la producción audiovisual vaya a la pequeña pantalla, no me parece saludable.

Tú sabes, Juany, que existe una producción audiovisual que no debe estar en la TV, aunque si pido que se exhiba en salas de ensayo, para los interesados.

Los quiero a los dos y tú camagüeyano (si quieres con Javier) procura llegar a tomarte un café o comer arroz con huevo… eres BIENvenido a esta casa.

Paquita Armas Fonseca