Pensando lo digital desde la Feria del Libro de Camagüey

El sábado pasado, como parte de las actividades de la 28 Feria del Libro en Camagüey, participé en el panel organizado por la revista “La Liga” con el título “Las redes sociales: ¿autismo o nuevos horizontes?”, acompañando en este caso a Maité García, Soledad Cruz, Yohan Pico y María Antonio Borroto.

Casi todos los títulos para paneles suelen ser grandes provocaciones, y este no deja de ser la excepción. El autismo es ese “trastorno psicológico que se caracteriza por la intensa concentración de una persona en su propio mundo interior y la progresiva pérdida de contacto con la realidad exterior“.

No creo que eso sea exactamente lo que predomine en redes como Facebook, donde el narcisismo dominante más bien lo que impone es el descuido de nuestro Yo más auténtico, con el fin de agradar y recibir Likes de los posibles seguidores. Por tanto, en las redes sociales no es tanto el mundo interior lo que se cultiva, como lo externo, eso que la edad del selfie que vivimos, ha conseguido legitimar de modo apabullante.

Creo que, comparado con otros años, la Feria del Libro en Camagüey ganó a la hora de pensar lo digital, tomando en cuenta que en su Programa también se incluyó un panel para hablar de las revistas digitales, mientras que en la Galería QR del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo se inauguró una Exposición que propone el enfoque transmedial de nuestras gestiones culturales, en este caso vinculando la promoción cinematográfica a la promoción de la lectura.

Sin embargo, nada de esto todavía se piensa digitalmente con una perspectiva de conjunto. Para empezar, no le encontré mucho sentido a hablar de lo digital en un contexto analógico como La Comarca, cuando todas las condiciones estaban creadas para lograr ese diálogo interactivo en El Callejón de los Milagros, donde las personas hubiesen podido acceder de modo gratuito lo mismo a la colección de la revista La Liga, que a los números de la publicación de Etecsa (Tono) presentada en una de las tertulias, o aprenderá descargar los contenidos de Citmatel.

Luego, estamos hablando de que necesitamos que esa formación de usuarios creativos que tanto necesita el país debe incluir a los de abajo, pero también a quienes desde arriba trazan las estrategias de informatización.

En el conversatorio de La Liga expuse mi reserva con el uso hegemónico que se hace de Twitter por el grueso de nuestros servidores públicos. No digo que no se use para el combate ideológico, pero tenemos que acabar de comprender que el mundo digital nos está proponiendo algo absolutamente inédito, y que, por tanto, tenemos la oportunidad de ser creativos desde la institucionalidad, y poner la imaginación en función del bien público.

Mas para ello hay que impulsar un aprendizaje que nos involucre a todos, y especialmente, a los servidores públicos; es decir, a quienes con su capacidad de decisión puede mañana influir en las Políticas Públicas.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el marzo 11, 2019 en REFLEXIONES y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: