Archivos diarios: febrero 2, 2019

Camagüey, 2019

Recuerdo uno de mis primeros viajes fuera de Cuba, en el ya lejano año 2001. Me habían invitado a Nueva York para hablar sobre el cine cubano. Y allí estaba yo, solo por completo, frente aquel público que por suerte hablaba el español.

Mi anfitrión me presentó con gran generosidad; exageró mis posibles méritos como investigador, y dejó abierto el coloquio resaltando que yo llegaba de Cuba, esa isla que en aquellos recintos académicos todavía ejerce gran fascinación.

Era la primera vez que hablaría en una universidad extranjera, y sentí que el terror paralizaba en mi garganta todo lo que había planificado decir. Fueron apenas unos segundos de pánico, pero a mí se me antojaba la eternidad misma.

Entonces me salió aquello que después he repetido muchas veces; tomé el micrófono para aclarar que en verdad yo no llegaba de Cuba, sino de Camagüey. Escuché las risas de las personas, y también la relajación inmediata de mi cuerpo: para ellos fue un chiste, pero yo acababa de descubrir que esa palabra (“Camagüey”), adquiría en mi mente un carácter mágico, protector.

Por eso es que me resulta tan difícil explicar mi relación con esta ciudad donde nací, y he vivido la mayor parte de mi existencia. Y créanme que no se trata de ese insoportable provincianismo que algunas veces se adueña del ánimo de quienes quieren resaltar los valores de una ciudad que, como todas, tiene zonas luminosas y abundantes zonas oscuras. No, es algo más complejo.

Así que siempre que llega esta fecha del 2 de febrero, no puedo evitar preguntarme qué es exactamente lo que todavía me sujeta a Camagüey. Alguna vez invoqué las razones del joven Heidegger cuando explicaba por qué no abandonaba la provincia. Yo supongo que tengan que existir razones menos metafísicas, aunque no por ello más transparentes.

Porque en mi caso Camagüey no es solo la calle de los cines que camino, la iglesia que a lo lejos dobla sus campanas en mis oídos, el café que acompaño con amigos presentes y ausentes.

Camagüey es una emoción que me gusta paladearla en silencio. Esa es la ventaja de haberla conocido y vivido. Que no importa que sigas aquí o te hayas ido: siempre la llevarás dentro.

Juan Antonio García Borrero   

Anuncios

Preparación Metodológica desde El Callejón de los Milagros

Hoy tuvimos en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo la primera actividad metodológica del año con maestros de la Escuela Secundaria “Noel Fernández”, con el fin de fomentar el uso creativo de las tecnologías.

Fue una mañana intensa, de esas que reportan alegrías imborrables porque notas el entusiasmo de las personas cuando van aprendiendo algo nuevo. Y para el próximo miércoles, a las dos de la tarde, regresarán acompañados de un grupo de alumnos, lo cual les permitirá establecer un diálogo con Alejandro Gil, el realizador de la película Inocencia (2018), que presentaremos de forma especial el próximo 4 de febrero en el Multicine Casablanca.

JAGB

Más para la memoria histórica del Paseo Temático del Cine

Con el fin de contribuir a la preservación de la memoria histórica de ese Paseo Temático del Cine, cuyo quinto cumpleaños estaremos celebrando el próximo 4 de febrero con la presentación especial del filme Inocencia (2018), comparto este documento alguna vez colgado en la web de la Oficina del Historiador (en estos momentos no es posible acceder al mismo).

Como investigador aprecio muchísimo el documento, porque nos revela que la idea de construir un Paseo Temático descansaba en los resultados de esas investigaciones que, previamente, se realizaron en el seno de la comunidad.

El siguiente fragmento más elocuente no puede ser:

El 100% de las personas coinciden en plantear que es uno de los ejes más significativos de la ciudad, de visita y de tránsito obligado, (un 60% lo identifica como el más importante del centro histórico a partir de los servicios que posee y el enlace con calles importantes).

Un 95% plantea que a pesar de que en los últimos tiempos se ha tratado de revitalizar un poco, es insuficiente el resultado.

El 80% manifiesta que la incidencia de los cines en la cuadra entre República y Lope Recio es muy fuerte y que la imagen que ofrecen es poco alentadora, ni siquiera invita a entrar a ellos. En el caso de la sala de video Nuevo Mundo, nunca tuvo una fachada acorde a este fin, por lo que se sugiere se proyecte una más adecuada.

Del conocido “Parque de los Cines” se plantea que nunca ha cumplido con ese fin y su utilidad actual genera problemas sociales; aunque resulta una buena opción para el descanso, el espacio público no es aprovechado satisfactoriamente, debido a la suciedad que presenta y al deterioro del mobiliario.

Al referir la posibilidad de instrumentación de un proyecto donde el cine ocuparía un lugar importante, el 100% de los encuestados lo asimila como una idea magnífica y que contribuiría a la animación de la zona, deprimida actualmente; pero sugieren se realicen las acciones de modo tal que se logre su permanencia, atendiendo al nivel de aceptación que se sabe tendrá este propósito”.

Lamentablemente, la sostenibilidad del Proyecto ha fallado, a partir del desinterés que la administración pública ha mostrado con el mismo. A pesar de eso, el Paseo Temático del Cine sigue siendo algo único en el país, y es de esperar que en un futuro obtenga el esplendor que se merece.

Juan Antonio García Borrero

Reanimación en la calle Ignacio Agramonte: situación actual y propuestas

Escrito por Jose M. Fontela

Propuestas para la ejecución de paseo dedicado al cine en calle Ignacio Agramonte, Camagüey

La reanimación integral en la calle Ignacio Agramonte, entre la calle Avellaneda y la Plaza de los Trabajadores, pretende reconocer valores urbanos, arquitectónicos y la centralidad de este eje, a partir de nuevas propuestas que revitalicen la imagen y la calidad de los servicios que se ofrecen, tomando como referencia la temática del cine.

El Plan Parcial y de Manejo de la zona del centro histórico de la ciudad de Camagüey declarada Patrimonio Mundial (zona priorizada), permitió definir prioridades por ejes y espacios públicos, atendiendo a sus valores espaciales, simbólicos y sociales.  Tal es el caso de la calle Ignacio Agramonte, que alberga no solo un importante repertorio de la arquitectura camagüeyana, sino un conjunto de servicios que imprimen dinamismo a la zona priorizada.

El proyecto de reanimación y su actual ejecución tuvo un antecedente de investigación realizado por la Dirección de Plan Maestro y Gestión de la OHCC en el año 2009, el cual consideró el análisis histórico, sociológico, urbano-arquitectónico y de infraestructura. Ese estudio fue recientemente actualizado, incorporando propuestas y prioridades para transformar la imagen del espacio y convertirlo en un simbólico y funcional paseo cinematográfico.   Lee el resto de esta entrada