Archivos diarios: enero 15, 2019

De Ernesto Daranas a Fernando Rojas

Gracias por la atención, Fernando.

Te confieso que no me siento en condiciones de discernir qué cosa es “lo mejor de la creación”, por lo menos no en todos los casos. Creo, eso sí, que una úlcera no se cura con aspirinas y por eso soy más partidario de las estrategias culturales diseñadas para sembrar que para cortar las malas hierbas. El mal gusto y la chabacanería que ocupan a una parte del 349, además de relativos, no surgen por generación espontánea. Esa es una arista esencial del verdadero problema y no creo que la respuesta al mismo quepa en un decreto.

Coincidimos en que algo ha de hacerse, pero no debemos poner la mira en los síntomas obviando la raíz del asunto. ¿De qué magnitud es el impacto cultural de esta crisis que ya dura tres décadas? ¿Cuál es su huella en nuestras escuelas, en nuestros hogares, en nuestra manera de hacer política y en cada uno de nosotros mismos? ¿De qué modo las reformas de los últimos años están ofreciendo respuestas a esos y otros problemas? ¿De qué manera las condiciones de vida y el propio poder adquisitivo determinan los modos de generar y consumir cultura, así como los propios contenidos del arte que en Cuba se hace? En consecuencia, ¿qué estrategias culturales serían las más efectivas para que las reformas económicas y las inversiones que se hacen repercutan de una manera mucho más clara en la calidad de vida de la gente y en sus modelos de relación con el arte, el ocio y la cultura, entendidos en su sentido más amplio?

A esto, entre otras cosas, me refiero cuando hablo de elefantes y por eso rebaso en mi comentario los que considero estrechos y difusos límites del 349 y de la Gaceta 35 en su conjunto.

Excelente la noticia de que el Payret recuperará sus funciones históricas. Estemos o no de acuerdo, celebro que seas parte de este diálogo. Creo que nuestros medios y nuestro pueblo agradecerían que intercambios de esta naturaleza no queden restringidos a la red. Esa sería otra manera útil de trabajar en la dirección que al 349 le interesa. Después de todo, tal vez el más claro acierto del decreto haya sido el propio debate que propicia, la diversidad y las luces que deben derivarse del mismo.

Ernesto Daranas.

Anuncios