EL ARTE DE LA SOSPECHA

Ayer, mientras proyectábamos en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo La salida de la fábrica Lumière en Lyon (1895), esa película muda que suele aludir a los inicios de la historia del cine, no pude evitar conectar lo que veía con lo que a su vez yo estaba grabando del evento que tenía lugar en ese instante: la inauguración de la exposición El arte de la explosión, del artista canadiense Alan Flint.

Traté de ponerme, por unos instantes, en la piel de aquellas personas que por primera vez experimentaban, sin saberlo, la ilusión de realidad que prodiga ver en pantalla el registro de nuestras acciones más cotidianas. ¿Cómo nos verán a nosotros los que dentro de cien años decidan examinar estas fotos colgadas ahora mismo en Internet, y que nos muestran reunidos en un espacio como parte de un evento cultural?

En su intervención oral dentro de la sala, Flint apuntó varias ideas valiosas. Me quedo, sin embargo, con aquella donde defiende la vocación de maestro que busca empoderar a sus oyentes.

En una época como la nuestra, donde lo más común es la circulación acrítica de ese conjunto de imágenes en movimiento que hace ya más de cien años los Lumière ayudaron a impulsar, necesitamos ese transitar por el mundo desde la sospecha atenta. Siempre desde la sospecha.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el diciembre 29, 2018 en PROYECTO "EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS". Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: