Archivos Mensuales: noviembre 2018

SOBRE EL CINE CLUB “EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS”

Se dice que uno de los mejores modos de medir el impacto de una noticia o entrada en Facebook, más que contar los Likes, sería tomar en cuenta las veces en que es compartida. Y en lo personal me concede mucho placer que esta nota escrita por la periodista Yusarys Benito Deliano para la web de Radio Cadena Agramonte, se haya compartido tantas veces.

Ojalá sea el principio de algo donde las Universidades de la ciudad establezcan estrategias que permitan favorecer el uso creativo de las tecnologías, vinculándolas al proceso de aprendizaje en que se encuentran involucrados, a la par, maestros y estudiantes.

Universitarios camagüeyanos interesados en inclusión de la cultura audiovisual en contexto académico

por Yusarys Benito Deliano / Radio Cadena Agramonte

Camagüey, 12 nov.- Estudiantes de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, interesados en incluir la cultura audiovisual en el contexto académico, integraron el Cine Club Universitario, perteneciente al proyecto El Callejón de los Milagros.

En este primer encuentro se conversó acerca del profesor José Manuel Valdés-Rodríguez, quien realizó una labor pionera en Cuba al organizar cursos en la Universidad de La Habana donde reconocidas figuras, como Tomás Gutiérrez Alea y Guillermo Cabrera Infante, tomaron conciencia de la importancia del Cine más allá de la interpretación hegemónica.

Además, visitaron la exposición Galería QR, recién inaugurada en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo y conocieron sobre las posibilidades de descargas, desde una red wifi gratis, de libros, artículos y revistas sobre Cine, catálogos especializados de películas y cineastas, carteleras culturales y las memorias de eventos como El Almacén de la Imagen y el Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica.

Juan Antonio García Borrero, gestor de El Callejón de los Milagros, proyecto concebido para el fomento de la cultura audiovisual, explicó que el cine club es un espacio donde funciona muchísimo una suerte de mística que permite que un grupo reducido de personas compartan intereses y visiones.

En tiempos actuales es sabio actualizar nuestras maneras de promover la cultura audiovisual, si se toma en cuenta que muchos de estos jóvenes tienen en casa dispositivos de almacenamiento y reproductores que les permiten consumir todos los días más películas y series; agregó.

Cada mes se darán cita en la sede del Proyecto El Callejón de los Milagros, jóvenes que comparten la necesidad de fomentar un pensamiento crítico ante el consumo de materiales audiovisuales.

La iniciativa propone la articulación de una estrategia de aprendizaje para la formación integral de individuos que contribuye a maneras inteligentes de convivir y crear desde la tecnología.

Anuncios

DE GARCÍA BORRERO A PEDRO NOA (10)

Querido amigo:

A pesar del silencio de estos días, sigue nuestra sintonía espiritual, ya que hoy en la tarde dejaremos inaugurado en la sede del Proyecto el Cine Club Universitario El Callejón de los Milagros, y lo haremos hablando de tu admirado José Manuel Valdés-Rodríguez y lo que llamo “importancia de la cultura audiovisual en el contexto universitario.

Algo interesante a resaltar aquí es que la propuesta de conformar ese Cine Club no ha partido del interés institucional, sino del de los estudiantes. Y esto es algo que todavía los que trabajamos en las instituciones públicas no acabamos de asumir con objetividad: por lo general aún creemos que son las instituciones y quienes las dirigen los que deben trazar las rutas para la acción, pero es que hoy en día lo que se pone de manifiesto en cada sector de nuestras vidas es la creciente autonomía de los individuos que antes dependían por completo de los servicios públicos, incluyendo en este caso a la educación y la cultura. La institución no debería ver esto como una merma de su autoridad, sino como una oportunidad para incentivar el bien común.

Tú mejor que yo sabes que un cine-club no es exactamente un lugar para agrupar a demasiadas personas. Al contrario, en estos espacios funciona muchísimo esa suerte de mística que permite que un grupo reducido de personas compartan intereses, visiones, filias, fobias, y sobre esa base se articule una estrategia de aprendizaje que puede repercutir en la formación integral de los individuos.

El mejor ejemplo de esto que estamos hablando lo sigo encontrando en Valdés-Rodríguez y su labor pionera en Cuba. Gracias a los cursos que organizara en la Universidad de La Habana fueron varios los jóvenes estudiantes (desde Germán Puig y Ricardo Vigón hasta Tomás Gutiérrez Alea y Guillermo Cabrera Infante) que ganaron conciencia de lo que significaba el cine más allá de la interpretación hegemónica que todavía lo vincula al entretenimiento baladí. Lee el resto de esta entrada

DE PEDRO NOA A GARCÍA BORRERO (9)

Estimado Juany:

Después de un prolongado silencio aquí estoy nuevamente. En este periodo no solo ha transcurrido la organización y realización del 3er Encuentro de la crítica cinematográfica, sino también una breve incursión en uno de los talleres organizados por el Premio Caracol de la Uneac, que casualmente era “El impacto de los medios en el público” o algo así, no recuerdo bien y no ha podido encontrar referencia sobre él en los medios, lo cual me preocupa; pero no es sobre lo que quiero comentar.

Empezaré por este último. En la sesión ocurrida el viernes 26 de octubre, se presentaron dos investigaciones pertenecientes al Instituto “Juan Marinello” y al Centro de Estudios Sociales de la Radio y la televisión cubana (CIS). Ambas investigaciones coincidían en casi todos los parámetros en cuanto al consumo y la recepción audiovisual en la isla. El audiovisual sigue siendo el medio más consumido por el cubano actual y lo hace a través de todo tipo de pantalla, aunque en mucho menor medida en las salas de cine.

Yo propuse en esa sección que es hora de que se haga el mismo hincapié en la cultura de la imagen que en la lectura, igual que ahora el slogan repetido es “Leer para crecer”, debería ponerse uno con la misma frecuencia que diga algo así como: “ver es crecer”, porque en todas las investigaciones salta como la liebre, la necesidad de esa alfabetización audiovisual tan comentada por ti en varias de tus obras y las del fallecido Pablo Ramos, así como los proyectos de la Red Unial, que todavía son insuficientes. Lee el resto de esta entrada

PAUL MURRAY EN NUEVO MUNDO

Ayer en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, el fotógrafo norteamericano Paul Murray disertó sobre su obra, y mostró espléndidas imágenes donde la Naturaleza se convierte en la principal y única protagonista.

ANDREI TARKOVSKI SOBRE LA LIBERTAD DEL ARTISTA

“El arte es por su naturaleza misma aristocrático y, naturalmente, selectivo en cuanto al efecto que busca crear en su público, ya que, aun en sus manifestaciones más “colectivas” (como el teatro y el cine), su efecto se encuentra delimitado por las emociones íntimas de cada persona que entra en contacto con la obra. En la medida en que esa persona es afectada y perturbada por esas emociones, en esa misma medida será significativa la obra en la propia experiencia del espectador.

La naturaleza aristocrática del arte no absuelve al artista, sin embargo, de su propia responsabilidad frente al público o, si se quiere, frente a la gente en general. Todo lo contrario, ya que a causa de la especial conciencia que el artista tiene de su tiempo y el mundo en que vive, se convierte en la voz de todos aquellos que no pueden formular o expresar sus puntos de vista sobre la realidad: en este sentido, el artista es de hecho la vox populi, y es por lo que su vocación lo lleva a servir a su propio talento, lo cual significa servir a su pueblo.

Por lo mismo no puedo entender que se hable, con respecto a un artista, del problema de su “libertad” o “falta de libertad”. Un artista nunca es libre. No hay personas que sean menos libres que los artistas, ya que se encuentran coercionadas por su propio don y por su vocación”

Andrei Tarkovski (1932-1986) en Esculpir el tiempo

Truffaut sobre el sonido en EL CIUDADANO KANE

“Antes de Kane, nadie en Hollywood sabía cómo poner música adecuadamente en las películas. Kane fue la primera, de hecho la única, gran película que usa las técnicas radiofónicas. Detrás de cada escena hay una reverberación que le da su color: la lluvia en las ventanas del cabaret El Rancho cuando el investigador visita a la cantante arruinada que solo puede trabajar en Atlantic City; el eco del mármol en la biblioteca Thatcher; las voces que se solapan cuando hay varios personajes. Muchos cineastas saben lo suficiente para seguir el consejo de Auguste Renoir de llenar los ojos con imágenes a toda costa, pero solo Orson Welles entendió que la banda sonora tenía que llenar los oídos de la misma forma” (Francois Truffaut)

EL SITIO PERFECTO PARA CONECTARSE GRATIS

En Camagüey los amigos y estudiosos del cine y la cultura audiovisual en Camagüey pueden descargar de modo gratuito del Portal El Callejón de los Milagros, libros, artículos y boletines relacionados con esta materia.

Para facilitar las descargas y localización de materiales, se ha habilitado en la Galería QR de Nuevo Mundo una cartelera donde pueden escanearse los Códigos QR de los Catálogos, libros y materiales sugeridos por el Proyecto.

A los boletines de la recién finalizada Muestra El Almacén de la Imagen, y las Carteleras ICAIC, acabamos de incorporar el Boletín “El cine de todas partes” (publicado por el ICAIC con frecuencia quincenal), así como el Catálogo “Las mejores películas para descargar” publicado por la AHS en el 2013.

SOBRE LA GALERÍA QR “EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS”

Estoy muy contento con esta nota publicada por la joven periodista Lorena Chávez Fernández en el Portal de Radio Camagüey.

Hasta donde conozco, es lo único que se ha publicado en los medios sobre esta iniciativa que permitirá poner en manos de la comunidad, información, libros, bandas sonoras, audiovisuales, vinculados a las exposiciones que se monten en el espacio, y siempre de modo gratuito.

Gracias, Lorena, por la complicidad con el Proyecto El Callejón de los Milagros.

Inauguran galería tecnológica en Camagüey

Por: Lorena Chávez Fernández/Radio Camagüey (3 noviembre, 2018)

Camagüey, Cuba, nov, e.- La innovadora galería interactiva por código QR “El Callejón de los Milagros” fue inaugurada en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, en la ciudad de Camagüey, con una compilación de las diez mejores películas del siglo XXI según la Corporación Británica de Radiodifusión (BBC).

Durante el mes de noviembre, el público camagüeyano podrá disfrutar de esa interesante muestra en el salón principal del complejo, ubicado en la céntrica Calle de los Cines.

Al escanear los códigos al lado de los posters de los filmes, los usuarios podrán acceder a la información disponible en la red wifi “El Callejón de los Milagros”, que ofrece la posibilidad de descargar libros, guiones, trailers, bandas sonoras, entrevistas e incluso la propia película.

La selección de las obras expuestas es resultado de la encuesta realizada por la BBC en el año 2016, donde se consultaron especialistas en cinematografía cubanos como Mario Naito, Luciano Castillo, Antonio Mazón Robau y Mario Espinoza.

Juan Antonio García Borrero, director del proyecto “El Callejón de los Milagros”, informó que desarrolló la Galería QR con el propósito de aprovechar la infraestructura técnica del lugar e incorporarle un valor agregado a los afiches expuestos, de tal forma que los espectadores puedan consultar los datos de la exposición desde el móvil.

La Galería QR “El Callejón de los Milagros” constituye un paso más en la pretensión de construir un hábitat digital dentro del Paseo Temático del Cine y la utilización creativa de la tecnología en la promoción de la cultura audiovisual.

INSTITUCIONALIDAD, MODELOS DE PRODUCCIÓN Y EL FUTURO DEL CINE CUBANO

Hoy en la mañana termina el 3er Encuentro de la Crítica Cinematográfica que desde el pasado jueves se viene celebrando en la capital. Y termina con un panel que más atractivo no puede ser, al colocar la siguiente interrogante como eje temático:

"¿Qué se está haciendo y qué es necesario hacer para conseguir que la institucionalidad del cine cubano dé cabida por igual a todos los que desean trabajar por un arte cinematográfico nacional cada vez mejor, en concordancia con lo que está ocurriendo en el resto del orbe?".

Pienso que las posibles respuestas a algo tan complejo, no deberían olvidar todo lo discutido por los cineastas a lo largo de esos años en que se efectuaron varias asambleas en Fresa y Chocolate.

Por suerte, las relatorías de esos encuentros están al alcance de nuestras manos, permitiéndonos establecer un diálogo fértil donde no se pierda de vista lo principal: la actualización de un modelo de gestión cultural que tenga en cuenta no solo los nuevos escenarios de producción, sino también las tecnologías emergentes, las prácticas culturales de nuevo sello, los nuevos usuarios, y, por supuesto, los nuevos canales de exhibición.

JAGB

Programa para el sábado 3 de noviembre de 2018

– Panel: “Institucionalidad, modelos de producción y el futuro del cine cubano”

Moderador: Víctor Fowler

Estudios de Animación ICAIC (Calle 25 e/10 y 12. El Vedado)

10:00 am – 12:30 pm

"¿Qué se está haciendo y qué es necesario hacer para conseguir que la institucionalidad del cine cubano dé cabida por igual a todos los que desean trabajar por un arte cinematográfico nacional cada vez mejor, en concordancia con lo que está ocurriendo en el resto del orbe?"

– Presentación por Luciano Castillo (Director de la Cinemateca de Cuba), de la encuesta para seleccionar los mejores filmes producidos por el ICAIC en sus sesenta años de historia.

Estudios de Animación ICAIC (Calle 25 e/10 y 12. El Vedado)

12:30 pm

Clausura del 3er. Encuentro de la crítica cinematográfica

1:00 pm

3er ENCUENTRO DE LA CRÍTICA CINEMATOGRÁFICA: 1968 Y EL CINE CUBANO

Si algo voy a lamentar este año es no haber podido participar en el “3er Encuentro de la Crítica Cinematográfica” que desde ayer se celebra en la capital. Basta con leer el temario para darnos cuenta que se trata de un gran acontecimiento académico, atractivo no solo por las firmas que involucra, sino por los temas que aborda y las ventanas que deja abiertas.

En lo personal, desde que el investigador argentino Mariano Mestman me invitó a colaborar en su valioso volumen “Las rupturas del 68 en el cine de América Latina” (Ediciones Akal, 2016), ese período se ha convertido en una suerte de obsesión. Sobre todo porque me ayudó a entender un poco mejor la complejidad de aquella imagen planteada por Nietzsche a propósito de la relación establecida entre el fósforo y el barril de pólvora.

En nuestras descripciones de lo sucedido por esos años todavía resulta hegemónico el enfoque teleológico donde, cinco décadas después, el pasado se adivina transparente a partir de una selección de hechos que como investigadores hemos realizado.

Pero el pasado nunca es transparente: al contrario. Mientras más claras se nos revelen las causas de determinadas situaciones históricas, más intensas deberían ser nuestras apelaciones a la sospecha, toda vez que esos relatos suelen encubrir, como les hubiese gustado argumentar no solo a Nietszche, sino también a Marx o Freud, intereses humanos, demasiado humanos.

De allí que, más que de la visión panorámica estemos tan necesitados del enfoque intrahistórico que indague en los nexos, a primera vista invisibles, establecidos entre los diversos sectores de la sociedad de entonces. Y eso es lo que se promete en lo que, a partir de las 9.30 de la mañana, se debatirá en las mesas organizadas.

Juan Antonio García Borrero

PD: Comparto el Programa de actividades teóricas previstas para hoy.

PANEL: “1968 Y EL CINE CUBANO”

Título: "Claves para 1968"

Autor: Arturo Arango. Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños

Resumen:

Para la historia y la cultura cubanas, 1968 fue un año cumbre. La creatividad estimulada por el triunfo revolucionario llegaba a su cúspide al tiempo que otros sucesos conducían hacia zonas diferentes, incluso paralizantes, para el arte y la literatura, y para las ciencias sociales.

La tendencia que concibió el socialismo como un movimiento fundamentalmente emancipador, humanista y en oposición a las estructuras coloniales y neocoloniales que dominaron la América Latina y, en una visión más general, el ámbito reconocido entonces como el Tercer Mundo, chocaba con aquella otra que colocaba los partidos comunistas en la órbita de la hegemonía soviética, incluyendo sus conocidas restricciones al pensamiento crítico y su intención de que los Estados socialistas, ante todo, desarrollaran sus economías en competencia con el capitalismo occidental, y bajo el mandato de Estados centralizados y desprovistos ya de toda forma de poder auténticamente popular.

La mejor evidencia de lo que fue la década inicial de la Revolución es la extraordinaria vitalidad de la cultura cubana, cuyos gestores mostraron, fundamentalmente entre 1967 y 1968, una mezcla inusual de madurez, trasgresión y coherencia. A nueve años de fundado, ya el ICAIC estaba produciendo películas que, al paso del tiempo, continuamos admirando como clásicas: Memorias del subdesarrollo, Lucía y Aventuras de Juan Quin Quin.

El cine cubano de los 60, y en especial estas películas, dibujaron un rostro de la nación hasta entonces inédito en las pantallas. Lee el resto de esta entrada