Archivos diarios: noviembre 13, 2018

CONVERSANDO CON IVÁN GIROUD, DIRECTOR DEL FESTIVAL DE CINE DE LA HABANA

He aquí un adelanto de lo que nos trae esa gran fiesta audiovisual que es el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, que desde hace 40 años se celebra en el mes de diciembre en La Habana.

Dije en La Habana, pero yo creo que el Festival ha calado en el imaginario nacional de una manera tal, que con solamente escuchar el tema musical que lo identifica, uno entra en situación. Y eso explica que acá en Camagüey, durante esos días, también estemos ofreciendo una muestra de la producción latinoamericana más reciente.

¡Cuarenta años…! Se dice fácil, pero hay allí toda una vida. En lo personal, han llegado de golpe a mi cabeza no solo las películas que he visto, sino también los amigos que he conocido, los libros que he leído, las conversaciones que se han prolongado aun cuando algunos interlocutores ya no estén vivos. Como dije antes: una fiesta, una fiesta interminable.

JAGB

Latinoamérica en La Habana o construir la cinefilia entre todos

Por Ana María Domínguez Cruz • Cuba

lajiribilla@cubarte.cult.cu

Cuarenta años es mucho tiempo si se quiere contar la historia en apenas una hora. Sin embargo, Iván Giroud, presidente del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, accedió a lo que técnicamente se conoce como una entrevista y que derivó, luego, en una diáfana conversación. Recordó cuán deslumbrado quedó al descubrir este Festival en su segunda edición como espectador, cuando aún era un evento de pequeñas dimensiones, y cómo cuando comenzó a trabajar en él, a partir de su décimo año, lo vio de una manera diferente.

¿Cómo lo ves ahora, que te corresponde organizarlo?

Ha sido así desde entonces y hasta la actualidad, cuando el reto de organizar un evento cultural y de tanta significación social como este se asume a la par de los cambios que experimenta el mundo, desde el punto de vista tecnológico y de las comunicaciones.

El equipo de trabajo del Festival comienza a trabajar desde inicios de cada año porque tenemos una responsabilidad muy grande, en tanto debemos cumplir las expectativas que se generan en torno a una fiesta como esta, de reconocido prestigio internacional. Recordemos además la presencia de Fidel desde las primeras ediciones que, innegablemente, redimensionó el evento, y ello es difícil de sostener.

Al inicio el Festival de Cine llegaba a todo el país; sin embargo, ahora no tiene esa escala…

La historia del cine también puede reflejar la historia de los cambios tecnológicos y ello nos coloca en una situación compleja. El cine ya no es analógico sino digital, y no todas las salas del país cuentan con las condiciones necesarias para proyecciones de ese tipo.

La exhibición cinematográfica se concentra en la capital, lamentablemente, sin olvidar el esfuerzo encomiable que impulsa en Camagüey el crítico Juan Antonio García Borrero, pero esa es una experiencia muy particular. En realidad, las provincias han quedado muy rezagadas en ese sentido, y no solo en lo concerniente al Festival de Cine. La alternativa, en relación con este evento, ha sido llevar a las provincias las películas del año anterior, ya en formato Blue-Ray, para facilitar su proyección.

Como se le conoce a nivel popular entonces, es un Festival de Cine de La Habana.

Sinceramente, no quisiera que fuera un Festival de Cine de La Habana y de hecho no es un evento que llegue a cada rincón de esta ciudad, lo cual pudiera asumirse como una debilidad; pero no depende de nosotros sino de las cuestiones relativas a la infraestructura de las salas de cine, que también se ha deteriorado. (Para seguir leyendo, pinchar aquí)

Anuncios

SOBRE EL CINE CLUB “EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS”

Se dice que uno de los mejores modos de medir el impacto de una noticia o entrada en Facebook, más que contar los Likes, sería tomar en cuenta las veces en que es compartida. Y en lo personal me concede mucho placer que esta nota escrita por la periodista Yusarys Benito Deliano para la web de Radio Cadena Agramonte, se haya compartido tantas veces.

Ojalá sea el principio de algo donde las Universidades de la ciudad establezcan estrategias que permitan favorecer el uso creativo de las tecnologías, vinculándolas al proceso de aprendizaje en que se encuentran involucrados, a la par, maestros y estudiantes.

Universitarios camagüeyanos interesados en inclusión de la cultura audiovisual en contexto académico

por Yusarys Benito Deliano / Radio Cadena Agramonte

Camagüey, 12 nov.- Estudiantes de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, interesados en incluir la cultura audiovisual en el contexto académico, integraron el Cine Club Universitario, perteneciente al proyecto El Callejón de los Milagros.

En este primer encuentro se conversó acerca del profesor José Manuel Valdés-Rodríguez, quien realizó una labor pionera en Cuba al organizar cursos en la Universidad de La Habana donde reconocidas figuras, como Tomás Gutiérrez Alea y Guillermo Cabrera Infante, tomaron conciencia de la importancia del Cine más allá de la interpretación hegemónica.

Además, visitaron la exposición Galería QR, recién inaugurada en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo y conocieron sobre las posibilidades de descargas, desde una red wifi gratis, de libros, artículos y revistas sobre Cine, catálogos especializados de películas y cineastas, carteleras culturales y las memorias de eventos como El Almacén de la Imagen y el Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica.

Juan Antonio García Borrero, gestor de El Callejón de los Milagros, proyecto concebido para el fomento de la cultura audiovisual, explicó que el cine club es un espacio donde funciona muchísimo una suerte de mística que permite que un grupo reducido de personas compartan intereses y visiones.

En tiempos actuales es sabio actualizar nuestras maneras de promover la cultura audiovisual, si se toma en cuenta que muchos de estos jóvenes tienen en casa dispositivos de almacenamiento y reproductores que les permiten consumir todos los días más películas y series; agregó.

Cada mes se darán cita en la sede del Proyecto El Callejón de los Milagros, jóvenes que comparten la necesidad de fomentar un pensamiento crítico ante el consumo de materiales audiovisuales.

La iniciativa propone la articulación de una estrategia de aprendizaje para la formación integral de individuos que contribuye a maneras inteligentes de convivir y crear desde la tecnología.