Archivos diarios: octubre 26, 2018

DE GARCÍA BORRERO A PEDRO NOA (9)

Querido amigo:

No tienes que explicarme lo dificultoso que resulta sentarse a escribir en medio de tantas complicaciones cotidianas. Para empezar por casa, esta semana el Proyecto El Callejón de los Milagros también ha estado más que ocupado: el martes fue la charla para los participantes del Festival Nacional Gastronómico Artex 2018, el miércoles una clase de formación de usuarios para metodólogos de Educación en la provincia, ayer jueves la inauguración de la Galería QR con la exposición “Las mejores películas del siglo XXI… según BBC” y la Cibertertulia “El Callejón de los Milagros” en la que hablamos del Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual, y para hoy el espacio “Psicocine” por la mañana y una clase para estudiantes de Gestión de Patrimonio en la tarde. Nos queda para el domingo lo de Garaje Sonoro, y algo que me hace mucha ilusión: el conversatorio sobre el Grupo Rhodas.

Algunas personas dirán que esas acciones concretas son más importantes que ponerse a escribir todos los días una entrada para el blog o prolongar este intercambio nuestro que, lo más seguro, no será leído o tomado en cuenta por quienes tienen la responsabilidad de decidir estrategias de trabajo vinculadas a la comunidad y la nación.

En primer lugar, desde hace mucho tiempo supe que lo que escribo en el blog me sirve a mí como individuo: y a partir de allí me propuse la disciplina de poner por escrito todos los días, antes de salir de casa, una idea. No importa que esa idea solo resulte interesante para mí como individuo. No importa: ese post es sencillamente una suerte de guía que me permitirá no perder la vista la meta última en medio de tanta confusión, incertidumbres y crisis epistemológicas que ya están impactando la vida cotidiana de nuestros conciudadanos.

Por eso es que tus mensajes resultan tan útiles. En una época como la nuestra, donde sobran los monólogos y faltan los interlocutores reales, es bueno aferrarse a esos momentos en que dos individuos optan por aprender. De hecho, eso fue lo que quise resaltar del encuentro con el Ministro de Comunicaciones. El ministro habló de su visión filosófica de las tecnologías, pero no llegó allí en plan de decirnos lo que tenemos que hacer en el Proyecto, sino que dijo por lo claro que si regresaba era para aprender (tal vez por eso es que para nuestros medios camagüeyanos eso no haya sido noticia, y el Callejón permanezca invisible para la comunidad agramontina, estando en el mismo centro de la ciudad).

¿Qué quiero decirte con esto? Que más importante que esperar a que nos visiten los líderes carismáticos o los grandes decisores, necesitamos formar ciudadanos que sean responsables de sí mismos: y esa formación tiene que empezar por el individuo que somos. Tu compañera del Joven Club o todos los amigos que se han interesado por el Proyecto pueden lograr entornos superiores a su alrededor, porque por increíble que parezca, donde mejor funciona la creatividad es en aquellos lugares donde la precariedad nos obliga a encontrar soluciones. Pero, eso sí, se necesita motivar a los que van a acompañarte en la acción, que no tienen que ser necesariamente los decisores: en todo caso, hace falta personas que compartan los sueños. Lee el resto de esta entrada

Anuncios