EN MEMORIA DE MANUEL VILLABELLA

La noticia de la muerte de Manuel Villabella me ha impactado. Hace rato que no hablaba con él, y para ser honesto, nuestros encuentros eran cada vez más ocasionales. Pero Villabella ocupa un lugar muy especial en mi vida profesional.

A él le debemos José Antonio García Gradaille y yo, nuestros primeros pasos en el ejercicio de la crítica cinematográfica, cuando siendo unos jovencitos que todavía estudiaban en la Universidad de Camagüey, nos abrió las puertas de la página cultural del Periódico Adelante para que comenzáramos a escribir sobre cine.

El investigador ya consagrado, el periodista que no temía a las polémicas más intensas, apostó por un par de desconocidos imberbes que solo tenían a su favor la pasión con que hablaban de la Cinemateca y los estrenos del Casablanca.

¡Qué gran privilegio coincidir con él en el tiempo y en el espacio! Una conversación con Villabella podía prolongarse hasta la eternidad, y de hecho, yo creo que a pesar de su desaparición física, esta conversación seguirá insistiendo mientras quienes los recordamos estemos vivos.

Así que no voy a hablar de su muerte con el tono lúgubre que suele imponernos el temor a la Muerte. Al contrario: siempre que pueda voy a hablarles a los demás de sus libros, de sus investigaciones. Una manera muy inteligente de decir adiós sin, en verdad, haberse ido.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el octubre 13, 2018 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: