DE PEDRO NOA A GARCÍA BORRERO (2)

Estimado Juany:

La coyuntura actual cubana hace de las tecnologías digitales un nuevo "juguete" para muchas personas. Creo que existen más individuos interesados en tener la "cuchara digital" que una de plata labrada artesanalmente. Estamos viviendo la moda de la conectividad, de la emulación por tener la mayor cantidad de aplicaciones en los móviles, la PC de último modelo y esto se está produciendo, con más fuerza, entre la adolescencia, los que ya la han pasado por el decursar cronológico (no intelectual) y en los infantes. Es una moda como puede ser la de llevar ropa "de marca" o fumar cigarros comprados en divisas.

El "know how" de cómo funcionan los medios digitales no es el problema, pues desde hace muchos años los creadores de esa tecnología las han creado para que sean operadas por personas con poco adiestramiento o hasta cierta discapacidad mental.

Pero lo que no viene con ninguno de estos equipos es cómo sacarle el máximo de aprovechamiento para crecer como seres humanos e insertarse en la cultura universal sin perder de vista el pensamiento martiano de "Insértese en el Mundo nuestras repúblicas, pero el tronco ha de ser de nuestras repúblicas". Llevemos esto a cada ciudadano y ciudadana.

Por eso me parece tan importante un concepto manejado por ti desde hace muchos años: la alfabetización digital, que no tiene nada que ver con el sonsonete de Etecsa sobre los 2G y 3G (¡Cuánto dinero y esfuerzo gastado por tan insignificante causa!), sino con algo más profundo que es la enseñanza a vivir en un universo mediático, interconectado, cada vez más veloz y violento.

La introducción de la enseñanza digital desde el nivel primario no queda en la simple manipulación de los equipos y programas básicos en la computación. Es, sobre todo, que creemos ese ser humano que tiene que estar a la altura de su tiempo y conservar los valores que nos han convertido exactamente en HUMANOS.

Por supuesto, volvemos al problema tecnológico, las posibilidades de acceso, la calidad del equipamiento, etc. Pero – y en lo que voy a escribir quizás sea un utópico- la labor de la escuela está en preparar a esta generación con igualdad de posibilidades y fomento de sus capacidades personales y no fomentar en ell@s la competencia por "la última moda", y vuelve Martí a mí cuando escribió a María Mantilla: "Quien tiene mucho adentro, necesita poco afuera. Quien lleva mucho afuera, tiene poco adentro, y quiere disimular lo poco".

Pero pongo los pies en la tierra y creo que lo primero es un diálogo sincero con los educadores de todos los niveles, a quienes se les debe preguntar qué realmente necesitan en cuerpo y alma, para llevar adelante la educación e instrucción del cuban@ de todas las edades hoy.

Por todo lo anterior, coincido contigo, Juany, no es solo un problema de acceso a los aparatos, sino reparar una "crisis de alma", de entusiasmo.

Pedro Noa Romero

Anuncios

Publicado el septiembre 24, 2018 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: