Archivos diarios: agosto 26, 2018

UN GARAJE CON PUERTAS ABIERTAS

Hace un rato dejamos abiertas en Nuevo Mundo las puertas del Garaje sonoro que el último domingo de cada mes, Salvador Torres (incansable promotor del rock) se encargará de animar como anfitrión.

En esta primera ocasión nos aproximamos a la música de la joven banda de rock Greta Van Fleet, que aunque los nacidos en los sesenta de inmediato asociamos a la mítica Led Zeppelin, pudimos advertir que hay allí enormes potencialidades interpretativas.

Creo que lo más interesante, sin embargo, llegará cuando consigamos que “Garaje sonoro”, aprovechando las enormes posibilidades que brinda una plataforma colaborativa como la que se construye ahora mismo en el Proyecto El Callejón de los Milagros con tecnología Omeka, consiga construir su propia comunidad virtual sin depender de los espacios físicos, pues lo inédito estaría en la posibilidad de intercambiar archivos de todo tipo.

Garaje sonoro sería una de las tantas acciones que intenta impulsar el Proyecto El Callejón de los Milagros, con el fin de contribuir a la informatización de la gestión cultural, pero de cara a la comunidad donde se encuentra enclavado el Proyecto.

De nada vale que tengamos Wifi gratis, tecnologías de punta, salas espléndidas, si no conseguimos formar usuarios que estén al tanto de estas potencialidades.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

DE GARCÍA BORRERO A PEDRO NOA

Querido amigo:

Pensé escribirte por privado estas ideas, pero al final opto por la publicidad, pues en definitiva lo que debería esperarse de aquellos que nos dedicamos a escribir sobre asuntos culturales es precisamente intervenciones públicas que ayuden a mejorar lo que ya existe.

Lamentablemente, desde hace mucho tiempo en nuestro país algo no funciona en cuanto a esto del debate sistemático de nuestros problemas culturales. Por lo general, los intelectuales son convocados a los foros públicos cada cierto tiempo (cuatro años en el caso de los Congresos o doce meses en el de las Asambleas), pero una vez concluidos los eventos (sea el de la UNEAC o la AHS), volvemos a la misma rutina de siempre, y en vez de solucionar los problemas anteriores, aparecen otros, y otros, y otros. Y, obviamente, la gente se cansa, y lo que es peor, la credibilidad del sistema institucional comienza a sufrir de modo irreversible.

Por eso es tan bueno que al menos en las redes sociales o en las páginas digitales, el debate se mantenga vivo. Cierto que no será allí donde se resolverán las cosas, pero por lo menos cuando algún día nos decidamos a encarar todo lo que debemos hacer, no partiremos de cero.

Dos artículos tuyos me han motivado a reflexionar sobre todo esto: primero, ese en el que rememoras lo logrado por la Universidad de La Habana en la mitad del siglo pasado con el uso del cine dentro de sus dinámicas de aprendizaje, y ahora este otro sobre los problemas de exhibición y distribución que incluyen las medidas tomadas en su momento con las salitas privadas de 3D.

A mí me gusta complementar aquello que solía repetir Gide (“Todo está dicho, lo que como nadie atiende…”), con otra sabia observación de Lichtenberg: “Hay quien sólo consigue escuchar después que le han cortado las orejas”. La verdad es que no creo que tengamos que llegar a esa medida tan radical; más bien creo que deberíamos hacer uso del sentido común, y poner esas orejas de servidores públicos en función de lo que la comunidad, el país, la nación y la época, desde hace muchísimo rato nos están demandando. Y trabajar en función de facilitar las soluciones, no de encontrar a cada solución otros problemas o permanecer indiferentes. Lee el resto de esta entrada

NUOVO CINEMA PAYADISO, OTRA VEZ

Ayer hicimos una parte de la Peña “Cinema Payadiso” dentro de la sala de proyección de Nuevo Mundo. Y fue estimulante ver la cara de los niños, tirados en el piso, enfrentándose en muchos casos, por primera vez, a una pantalla grande, mientras Cebollita da su clase de iluminación aprovechando la Aplicación “Glosario Audiovisual” que Cinesoft elaborara, y que se puede descargar libremente de nuestro Portal.

Por momentos, tuve la impresión de que estábamos filmando una nueva temporada de Por primera vez, aquel hermoso documental de Octavio Cortázar. Y es que, aunque nos parezca increíble, ya hay toda una generación de cubanos que no conoce la pantalla grande, es decir, que nunca ha visto cine.

Es poco, muy poco, lo que estamos haciendo. Pero como apuntaba en su momento Unamuno, lo importante es poner la levadura, que tarde o temprano, el pan se hará entre todos.

Juan Antonio García Borrero