VENTURAS Y DESVENTURAS DE UN PASEO TEMÁTICO DEL CINE

El 2 de febrero del 2019, la ciudad de Camagüey estará festejando el 505 aniversario de su fundación. Y como todo espacio con valor patrimonial, arribará a esa fecha con nuevas obras concluidas, y una imagen urbana (sé que la referencia viene muy de cerca) cada vez más seductora.

Pero como una ciudad no es solo la tradición que la nutre, por milenaria que sea esta, me gustaría anotar algunas ideas en torno al Paseo Temático del Cine que, no por casualidad, estará cumpliendo también cinco años de concebido.

Lamentablemente, la hermosa idea defendida en su momento por la Oficina del Historiador, ha quedado en tierra de nadie. Sé que puede sonar a chauvinismo, pero las evidencias permiten alejar el riesgo de la desmesura: en ninguna otra parte de Cuba existe una infraestructura como la que tenemos aquí en Camagüey (un conjunto de instituciones culturales, tiendas, cafeterías, bares, wifi gratis, etc), y, sin embargo, el Paseo Temático del Cine es invisible para muchos camagüeyanos que, y esto sonará absurdo, muchas veces se enteran de su existencia cuando los que vienen de fuera hablan positivamente del mismo en televisión o la prensa.

¿Cómo podría explicarse esa contradicción? Lo primero es que el Paseo, ahora mismo, no responde puntualmente a nadie. Es decir, en estos momentos hablamos de una sumatoria de entes situados en un mismo espacio, pero ajenos a lo que en su momento se diseñó por la Oficina del Historiador: eso explica, por ejemplo, los cambios arbitrarios de carteles que, en un origen fueron pensados de acuerdo a una dramaturgia prevista (véase la cafetería Coffea Arábiga, pensada como un homenaje a Nicolás Guillén Landrián, y donde ya no aparece el menor rastro de la imagen del cineasta).

Pero tal vez lo peor está en que el Paseo Temático nació mutilado. Si comparamos lo que inicialmente se había propuesto para El Callejón de los Milagros, con lo que actualmente existe, veremos que en estos cuatro años lo que ha dominado es la indiferencia con lo que ocurre en ese espacio.

Duele que en una ciudad como Camagüey, cuyo centro urbano podríamos vanagloriarnos de que es uno de los más limpios del país, el Callejón de los Milagros no pueda mostrar los mismo índices de limpieza, como pudimos advertir hace unos meses cuando, al grabar el hermoso programa que La pupila asombrada dedicó a Camagüey, fuera imposible filmar en esa calle peatonal debido a la suciedad del piso y las paredes blancas, o que parte de los vecinos que viven en el Paseo Charlot (subutilizado por completo) muestren su disgusto por el carácter de baño público que adquiere esa zona en las noches.

En su momento se habló de que El Callejón de los Milagros no iba a quedar como se había proyectado, por razones económicas. En ese instante eso fue entendible, pero, ¿y por qué en estos cuatro años en que se ha invertido en tantas obras públicas no se ha evaluado la posibilidad de concluir lo que estaba previsto?, ¿o es que El Callejón y el Paseo Temático del Cine estarán condenados a quedarse en lo que ahora son porque institucionalmente importa a muy pocos?

Pienso que esto tiene que ver porque, como dije al principio, falta el sentido de pertenencia en cuanto al Paseo. En otros países que he tenido la suerte de visitar, los artistas han intervenido los espacios públicos con su arte, pero acá nos damos el lujo de permanecer indiferentes ante lo que es un cúmulo de fortalezas y oportunidades, pese a que todos los años, las autoridades políticas y administrativas de la ciudad piden en las asambleas anuales de la UNEAC y la AHS, por ejemplo, que se presenten proyectos que permitan interactuar con la comunidad.

No tengo idea de lo que pasará en un futuro con el Paseo Temático del Cine en Camagüey. La vida, como cantaba Lennon en “Beatiful Boy”, es algo que sucede mientras estamos planeando otras cosas.

En lo personal me gusta soñar este espacio como algo donde mañana será posible fomentar la imaginación, la creatividad, y la apreciación crítica de lo mejor de la cultura audiovisual. No importa que ahora mismo el Paseo sea invisible al grueso de nuestros coterráneos: ahora mismo lo estoy pensando; luego, existe.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el agosto 19, 2018 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Ya me tocó vivir los desatinos del Paseo. Comparto experiencia:

    Eduardo Labrada
    Sección Catauro
    Periodico Adelante

    Someto a su consideración la siguiente queja relativa al servicio que ofrece el Circuito para la Exhibición, el Desarrollo y la Investigación de los Nuevos medios, ubicado en el Cine Encanto:

    Fecha: Viernes 18 de mayo de 2018

    Relato: De visita en Camaguey me percato de una oferta del Cine 3D para una pelicula infantil (Minnios) acompañada de una Fiesta de Disfraces.

    Costo de la entrada: 1 CUC para niños y adultos.

    Escena a tener en cuenta:

    Escena 1.- Adquiero las 2 entradas a un costo de 2CUC a las 13.45 en medio de una pertinaz lluvia y acompañado de mi pequeña nieta de 5 años.
    Escena 2.- Dos jóvenes permanecen a la entrada lateral observando como la lluvia hacía estragos en nuestra fisonomía sin la menor sensibilidad y esperando a que dieran las 2pm para abrir la puerta.
    Escena 3.- Luego de entrar mojados, un joven se acerca y me aclara que la oferta es para una peli “no 3D” porque era “un combo” con una Fiesta de Disfraces.
    Escena 4.- Acepto y pregunto en qué consiste la Fiesta de Disfraces y me explican que es una opción para jóvenes y adolescentes que después de la peli podrían permanecer en la Sala disfrutando de música electrónica y podían entrar “disfrazados”.
    Escena 5.- Increpo a los jóvenes pidiendo una explicación de qué clase de “combo” era ese de una peli para niños con una supuesta fiesta de disfraces cuyos portadores eran los propios participantes y música electrónica para jóvenes y además de pedir una explicación sobre qué tipo de servicios justificaba un costo de 1 CUC por niño o adulto ???.
    Escena 6.- No hay explicación, es un “combo” y lo tomas o lo tomas porque ya fue pagado !!!!!
    Escena 7.- Termina la peli con la asistencia de 6 espectadores (3 padres/madres con 3 pequeños)
    Escena 8.- Se me acerca un joven y me dice que la Administradora “aceptó y decidió” devolver la mitad de lo pagado debido a que “NO LLEGÓ NINGÚN JOVEN U ADOLESCENTE A LA FIESTA DE DISFRACES”
    Escena 9.- Me acerco a la taquilla y en gesto de agravio la persona a cargo me devuelve 1 CUC

    Dígame Estimado Labrada, ¿ Qué nombre le pondría Usted a esta obra ?

    Yo tengo varios !!!!

    Atentamente

    Dr.Fidel García

  1. Pingback: VENTURAS Y DESVENTURAS DE UN PASEO TEMÁTICO DEL CINE (II) | cine cubano, la pupila insomne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: