LA HORA NANA

Cada época tiene el tamaño que se merece. La nuestra parece que tendrá que lidiar con la dimensión nano, que además de la nanotecnología, incluye el nanopensamiento.

No tengo nada contra la elocuencia del silencio. Al contrario, comparto el razonamiento de Steiner cuando asegura que “habitamos en una cámara de resonancia con interminables chismes, un confesionario conectado a altavoces”. Pero en realidad soy víctima de una gran contradicción que me hace padecer, a partes iguales, la adicción al silencio que permite meditar y crear, y la necesidad de un espacio público que ayude a promover lo que merece ser promovido y discutido.

Pienso en todo esto a raíz de las valiosas ideas expuestas por la intelectual camagüeyana María Antonia Borroto en Facebook, hablando del rechazo que algunos todavía muestran a Internet. Voy a repetirlo una vez más: para mí la clave no está en tener Internet, sino en saber qué vas a hacer con esa gran red de redes.

Si no pensamos en los inconvenientes que puede traernos, ya no la brecha digital (asociado al acceso), sino la brecha participativa (esa que habla de la distancia establecida entre gente creativa y simple consumidores), entonces estaremos pensando apenas una mínima parte del fenómeno.

Garantizarles a todos los cubanos la posibilidad de acceder de forma igualitaria a la ciberalfabetización, ese debe ser el primer desafío a vencer. Pero quedarnos en ese nivel suena a puro conformismo: hay que luchar por impulsar una Política Pública en la que, desde la primera enseñanza, se comience a tomar conciencia de que adentrarse en este mundo requiere tanta disciplina como la que demanda la alfabetización tradicional.

Esto todavía no se ha ensayado en Cuba, y es fácil de apreciar en el gran desfasaje que se advierte hoy entre lo que, en términos de infraestructura hace el Ministerio de Comunicaciones, por ejemplo, y lo que las instituciones del país despliegan en su diario accionar. En el caso de las instituciones culturales, el término informatización es una palabra obscena, algo que los directivos vinculan a la actualización de antivirus de las máquinas que usan, y los papeles que hablan de la Seguridad Informática.

Siempre me gusta recordar que lo que ahora hacemos en el Proyecto El Callejón de los Milagros está directamente inspirado en las palabras que el actual presidente del país, Miguel Díaz-Canel, apuntara en el pasado Congreso de la UNEAC:

Debemos evaluar con rigor el impacto de las nuevas tecnologías en el consumo cultural, en la creación y la distribución. No puede verse ese impacto como algo negativo, sino como un reto inédito para la relación de las instituciones con los creadores, que debe reforzarse sobre reglas de juego diferentes. Tenemos que usar las nuevas tecnologías para promover lo mejor del talento con que contamos”.

Pero ahora que se acerca el próximo Congreso, ¿cómo podremos justificar que institucionalmente sigamos varados en las maneras de promover la cultura como se hacía en el siglo XIX?

Por eso digo que tener o no tener Internet no es la clave de este problema. Cuando en Cuba todavía no se hablaba de wifi Nauta, los miembros de la UNEAC gozaban del privilegio de acceder a Internet por apenas cinco pesos moneda nacional la hora, pero pueden contarse con los dedos de una mano los proyectos culturales que sus miembros han promovido aprovechando esa herramienta.

Luego, cuando llega el Congreso, nos quejamos que los no intelectuales (en definitiva, el pueblo) es bárbaro porque confunde el cine con el 3D, o la música con el reggaetón. Pero, ¿y qué pasa entonces con los intelectuales que confunden Internet con Facebook?

Como dije al principio, cada época tiene el tamaño que se merece. Pero el individuo puede elegir si crece o se encoge.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el agosto 17, 2018 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: