Archivos Mensuales: agosto 2018

PASANDO REVISTA CON “LUNES DE REVOLUCIÓN”

El espacio “Pasando revista” que conduce cada mes el escritor Jorge Santos Caballero, en esta ocasión estará dedicado al célebre “Lunes de Revolución” y su relación con el cine cubano de la época, en especial con el no menos célebre documental PM (1961), de Sabá Cabrera Infante y Orlando Jiménez Leal.

Con “Lunes de Revolución” hablamos de uno de los más importantes capítulos culturales vividos en el período revolucionario. Sin embargo, las nuevas generaciones (si es que han escuchado hablar del mismo), apenas han podido tener acceso a versiones sesgadas de lo ocurrido a su alrededor, y, por lo general, se pasa por alto el contexto y las circunstancias en que se desenvolvían los protagonistas de aquella gran gesta cultural.

El encuentro será el miércoles 19 de septiembre, a las 3 de la tarde, en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo. Se exhibirá el documental PM, y en el lobby habrá una exposición de varios ejemplares de “Lunes de Revolución” en soporte papel.

JAGB

Anuncios

RISAS Y TECNOLOGÍA: COMBINACIÓN PARA AUMENTAR SABERES

Risas y tecnología: combinación para aumentar saberes

Por Yang Fernández Madruga/ (Publicado en el periódico Adelante el 27 Agosto 2018)

CAMAGÜEY.- El uso consciente de las nuevas tecnologías en función de las jóvenes generaciones y el rodaje de películas en la pantalla grande han sido la esencia fundamental del espacio infantil Cinema Payadiso, conducido por los payasos Cebollita y Florecita, en el cine Nuevo Mundo de esta ciudad.

Desde el recibidor de esa institución comenzaron las bromas de esos dos simpáticos creadores de sonrisas, tan conocidos por el público de Camagüey. Los pequeños rieron a carcajadas, interactuaron con las ocurrencias de Cebollita y recordaron las lecciones, de la clase anterior, sobre los ángulos más adecuados que se deben adoptar para hacer una buena foto o la posición más aconsejable para grabar un video con el celular.

En la sala de video, los payasos continuaron incrementando los conocimientos de los menores del hogar y también a sus familiares. Hablaron sobre la manera adecuada de tomar una instantánea con calidad y, como una clase práctica, dieron la oportunidad a los niños para que realizaran sus propias imágenes. En ese espacio el público también se aproximó, a través de un glosario audiovisual, a los conceptos de contraluz, y luz de separación y se explicó el propósito de resumir la esencia de un filme, de los tráilers cinematográficos.

Durante el encuentro fue promocionado, por el investigador Juan Antonio García Borrero, el portal del Callejón de los Milagros al que se accede desde la conexión inalámbrica que se capta desde la institución o en la zona aledaña. “En ese sitio los usuarios pueden encontrar herramientas útiles, textos y audiovisuales que les servirán para ampliar sus saberes sobre cine y otras temáticas. De igual forma pueden descargar la aplicación El Callejón de los Milagros, que facilita información sobre las actividades que se efectuarán en el centro y las películas que se proyectarán”, dijo García Borrero.

Como colofón de la iniciativa los niños disfrutaron del largometraje Solo en casa, en el que una pequeña debe enfrentar los misterios que esconde su hogar.

El próximo 30 de agosto y hasta el 2 de septiembre, se efectuará en esta provincia, el segundo Encuentro de payasos Diagnóstico de Risas, Mucho más que una alegría, que homenajeará los 15 años de vida artística de Cebollita y Florecita.

En esa cita, además de ese dúo, se presentarán artistas de Granma, Santiago de Cuba, La Habana y Guantánamo en lugares como el Teatro Avellaneda, el Casino Campestre y la Sala Nuevo Mundo.

UN MILAGRO QUE SE DEJA VER

Un milagro que se deja ver

Por Marianne Portuondo y Yilenis Pérez/Estudiantes de Periodismo

(Publicado en el periódico Adelante, el 29 Agosto 2018)

Vivimos en la era de la digitalización, en el que la cotidianidad juvenil se resume al uso casi indispensable de las nuevas tecnologías. Por lo general, los más pequeños se ven inmersos en ellas mientras los adultos sufren por inexperiencia ante tal desarrollo.

El Callejón de los Milagros surgió como un puente entre la tradición y la modernidad, una apuesta por fomentar la cultura audiovisual en armonía con el uso creativo de las nuevas tecnologías, para sembrar en los camagüeyanos algo más que el común “corta y pega” de información.

Con el sueño de construir un pensamiento crítico en los espectadores, Juan Antonio García Borrero concibió este proyecto, que rescata el lenguaje cinematográfico con historias y emociones de un mundo donde predominan los efectos especiales.

—¿Cuál ha sido la evolución del proyecto durante sus tres años de existencia?

—Es un proyecto escalable porque está creciendo paulatinamente y se actualiza en consonancia con la renovación de las tecnologías. Frente al agitado panorama que esto determina intentamos rescatar el llamado humanismo digital.

—¿Qué oportunidades brinda El Callejón de los Milagros a los usuarios?

—Tenemos una mediateca con diversos productos visuales, desde películas clásicas a cortometrajes que satisfacen gustos variados. Todas las personas son bienvenidas a unirse a nuestro portal a través de la conexión WiFi disponible todos los días, o mediante la descarga de la aplicación que diseñamos para facilitar otras vías de consumo.

“También tenemos usuarios especiales, que son los niños, insistimos en su educación cultural: trabajamos con payasos, consultamos psicólogos para saber de las adicciones a las nuevas tecnologías, y enfatizamos en la relación con los padres”.

Para Juani, como lo conocemos, lo imprescindible siempre será el ambiente de debate generado a partir de conocimientos y argumentos sólidos, quizás esa es la razón por la que considera este proyecto “un milagro creativo, que parte desde el hombre y le permite descubrir las maravillas que se pueden lograr”.

EL FONDO CUBANO DE BIENES CULTURALES EN EL CALLEJÓN

El próximo viernes 31 de agosto, a las nueve de la mañana, tendremos en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo la Conferencia de Prensa que ofrecerá la filial camagüeyana del Fondo Cubano de Bienes Culturales por su XXX Aniversario de existencia.

Parafraseando la famosa frase del filme Casablanca, parece que este será el principio de una gran amistad, toda vez que ya se están coordinando un grupo de ideas que, como toda gran alianza estratégica, ayudará a consolidar y darle más visibilidad al trabajo cultural de las dos instituciones y, en sentido general, al Paseo Temático del Cine: por ejemplo, hablamos de utilizar el Callejón como pasarela para los desfiles de moda que están previstos por las celebraciones (del 26 al 29 de septiembre), así como convertir el lobby de Nuevo Mundo en una galería de exposiciones y venta del Fondo Cubano de Bienes Culturales.

También como parte de ese programa de actividades, en la Cibertertulia del 27 de septiembre estaremos hablando de la importancia del vestuario en el cine cubano, y se presentará La Gaceta de Cuba Nro. 2 del 2018, donde aparece un excelente compendio de varias de las entrevistas realizadas por la investigadora María Eulalia Douglas a importantes diseñadores de vestuario de nuestro cine.

JAGB

DESMONTANDO EL RACISMO EN EL AUDIOVISUAL

Un nuevo grupo de trabajo se suma al Proyecto “El Callejón de los Milagros”, en este caso para trabajar el fenómeno de la representación racial en el audiovisual.

Como se sabe, este es uno de los problemas que más atención crítica está demandando en nuestra sociedad, sobre todo porque, pese a los enunciados legales, en la práctica el racismo sigue operando, muchas veces de una manera tan sutil, que quienes lo practican o lo sufren, ni siquiera se enteran de su existencia.

Este grupo de trabajo, compuesto inicialmente por académicos camagüeyanos que han trabajado el tema, se reunirá una vez al mes para discutir el tópico seleccionado, y con posterioridad ofrecer una relatoría de los debates que contribuya a llamar la atención sobre el mismo.

Para esta primera ocasión estaremos hablando de la obra de la cineasta Gloria Rolando, y en especial de su saga documental 1912: Voces para un silencio, que aborda ese espeluznante capítulo de nuestra historia nacional, que fue la masacre de más de 3000 negros y mestizos en aquel año en que el gobierno de la época prohibiera al Partido Independiente de Color liderado por Evaristo Estenoz y Pedro Ivonnet postularse a las elecciones.

Todo lo que podamos hacer en Cuba para poner en su lugar el racismo siempre será poco. Lamentablemente, muchas personas piensan que la discriminación por cuestiones de raza solo existirá cuando hay un planteamiento explícito, pero tal vez lo peor de todo esto se percibe en la práctica cotidiana y silenciosa que los miembros de una nación mestiza practican, a partir del reciclaje inconsciente de una visión etnocéntrica asociada a la raza “blanca”.

Como ha apuntado con gran lucidez el historiador Alejandro de la Fuente, uno de los estudiosos más destacado del tema, “Y es que el racismo no es sólo un problema de distribución desigual de recursos, sino un sistema de ideas, valores y percepciones sociales que es necesario desarraigar a través de la acción social sistemática”.

De allí que como grupo nos importaría estudiar las maneras en que la representación audiovisual impacta en el imaginario colectivo de la comunidad a la que pertenecemos, y nos hace olvidar esta otra parte de la historia cubana. Para referirme a lo más cercano, en donde tengo cuota de responsabilidad: ¿cuántas imágenes de cineastas y artistas negros pueden apreciarse en nuestro Paseo Temático del Cine? Al principio estaba Nicolás Guillén Landrián en la decoración de la cafetería “Coffea Arábiga, pero hasta su imagen desapareció… ¿No nos choca esto?

Sencillamente, nos falta mucho por interiorizar, por discutir, por aprender, pues como apuntaba Van Dijk,

"Los prejuicios e ideologías étnicas no son innatos, y no se desarrollan espontáneamente en la interacción étnica. Se adquieren y se aprenden, y esto sucede generalmente a través de la comunicación, es decir, a través del texto y la charla. De la misma forma, en sentido inverso tales representaciones mentales racistas típicamente se expresan, formulan, defienden y legitiman en el discurso y pueden por lo tanto reproducirse y compartirse dentro del grupo dominante. Es esencialmente de esta manera en que el racismo es ‘aprendido’ en la sociedad".

Juan Antonio García Borrero

CONVOCATORIA 3er. ENCUENTRO DE LA CRÍTICA CINEMATOGRÁFICA

3er. Encuentro de la Crítica Cinematográfica

La Habana, 1 al 3 de noviembre de 2018

PERSPECTIVAS TEMÁTICAS:

1. 1968 y el cine mundial

El año 1968 es un año clave para el mundo occidental. Forma parte de un periodo que sigue suscitando preguntas, por lo cual hay que revisitarlo una y otra vez.

En distintos lugares del planeta son reprimidos movimientos estudiantiles progresistas como los sucesos del mayo parisino, la masacre de la Plaza de Tlatelolco en México, las represiones en universidades norteamericanas, los asesinatos de Martin Luther King Jr. y Robert Kennedy. Es Vietnam, la llamada Primavera de Praga, concluida con la entrada de los tanques soviéticos, por solo mencionar algunos acontecimientos imprescindibles.

El cine internacional estrena títulos antológicos que dialogan con los cambios que se están produciendo en el orbe y en la producción cinematográfica: “2001: Odisea del espacio” (Stanley Kubrick), Teorema (Pier Paolo Pasolini), “El bebé de Rose Mary” (Roman Polanski), “If…” (Lindsay Anderson), “Érase una vez en el oeste” (Sergio Leone), “Flesh” (Andy Warhol), “One plus one” (Jean Luc Godard), Mandabi (Ousmane Sembene), “Profundo deseo de los dioses” (Shohei Imamura), “Kôshikei” (Nagisha Oshima), “El color de la granada” (Sergei Parajanov), “Golden Swallow” (Chang Cheh), “La Vergüenza” (Igmar Bergman), “Silencio y grito” (Miklos Jancsó) entre otros muchos.

En América Latina se está comenzando a consolidar el movimiento del Nuevo Cine Latinoamericano en un contexto extra cinematográfico también turbulento. En ese año se produce el estreno de clásicos como “La Hora de los Hornos” (Fernando Solanas y Octavio Getino); pero también de cintas imprescindibles y no reconocidas por este movimiento: “Fando y Lis” (Alexandro Jodorovski), “El bandido de la luz roja” (Rogério Sganzerla), “Tres tristes tigres” (Raúl Ruiz) o el documental “El Grito” (Leobardo López Arretche).

La incitación en esta temática está dirigida a revisitar este periodo tanto desde el estudio de los filmes estrenados y que hoy se pueden considerar antológicos, como a analizar los procesos operados en los países y sus zonas geográficas desde su incidencia en las industrias cinematográficas, así como la radicalización de algunos movimientos, dígase el Grupo Dziga Vertov en Francia o el propio Nuevo Cine Latinoamericano. Lee el resto de esta entrada

EL USO DEL CINE EN LA ENSEÑANZA DE LA PSIQUIATRÍA

En anteriores ocasiones hemos querido enfatizar que el Proyecto “El Callejón de los Milagros” es, sobre todo, un Proyecto que intenta fomentar las alianzas estratégicas en función de las necesidades de la comunidad. Esto quiere decir que, a diferencia de los proyectos que responden al interés personal del artista (mis libros, por ejemplo), en El Callejón de los Milagros nos interesa poner a disposición de los creadores y la comunidad, en sentido general, toda la infraestructura que ya existe, así como los fondos audiovisuales de la Mediateca y los espacios de proyección (de allí que sea un Proyecto auspiciado por el Sectorial Provincial de Cultura, el Centro del Cine, la Unión de Informáticos de Cuba, y la AHS).

Hasta ahora no hemos conseguido que, institucionalmente, se establezca esa alianza pedagógica, pero eso no quiere decir que, de forma individual, ya no existan ejemplos dentro de la ciudad donde destacados especialistas que imparten clases en nuestras escuelas y universidades, hagan un uso creativo de los recursos audiovisuales.

Para el Proyecto “El Callejón de los Milagros” es realmente un privilegio contar con la complicidad de los doctores Pablo Hernández Figaredo y Laureano García Gutiérrez, con quienes ya estamos coordinado un futuro espacio de colaboración en nuestra sede.

Por lo pronto, recomendamos a los lectores del blog este texto escrito por los dos investigadores, y publicado en la revista argentina Ética y cine (http://journal.eticaycine.org/IMG/pdf/JEyC_nov_2013_Hernandez_Cine.pdf) con la esperanza de que otros maestros y profesores universitarios de la ciudad, tomen conciencia de las inmensas posibilidades que brinda el uso creativo del audiovisual en la enseñanza de cualquier disciplina.

Los que no tengan acceso a Internet pueden descargar el artículo de nuestra Mediateca “El Callejón de los Milagros”.

JAGB

UN GARAJE CON PUERTAS ABIERTAS

Hace un rato dejamos abiertas en Nuevo Mundo las puertas del Garaje sonoro que el último domingo de cada mes, Salvador Torres (incansable promotor del rock) se encargará de animar como anfitrión.

En esta primera ocasión nos aproximamos a la música de la joven banda de rock Greta Van Fleet, que aunque los nacidos en los sesenta de inmediato asociamos a la mítica Led Zeppelin, pudimos advertir que hay allí enormes potencialidades interpretativas.

Creo que lo más interesante, sin embargo, llegará cuando consigamos que “Garaje sonoro”, aprovechando las enormes posibilidades que brinda una plataforma colaborativa como la que se construye ahora mismo en el Proyecto El Callejón de los Milagros con tecnología Omeka, consiga construir su propia comunidad virtual sin depender de los espacios físicos, pues lo inédito estaría en la posibilidad de intercambiar archivos de todo tipo.

Garaje sonoro sería una de las tantas acciones que intenta impulsar el Proyecto El Callejón de los Milagros, con el fin de contribuir a la informatización de la gestión cultural, pero de cara a la comunidad donde se encuentra enclavado el Proyecto.

De nada vale que tengamos Wifi gratis, tecnologías de punta, salas espléndidas, si no conseguimos formar usuarios que estén al tanto de estas potencialidades.

Juan Antonio García Borrero

DE GARCÍA BORRERO A PEDRO NOA

Querido amigo:

Pensé escribirte por privado estas ideas, pero al final opto por la publicidad, pues en definitiva lo que debería esperarse de aquellos que nos dedicamos a escribir sobre asuntos culturales es precisamente intervenciones públicas que ayuden a mejorar lo que ya existe.

Lamentablemente, desde hace mucho tiempo en nuestro país algo no funciona en cuanto a esto del debate sistemático de nuestros problemas culturales. Por lo general, los intelectuales son convocados a los foros públicos cada cierto tiempo (cuatro años en el caso de los Congresos o doce meses en el de las Asambleas), pero una vez concluidos los eventos (sea el de la UNEAC o la AHS), volvemos a la misma rutina de siempre, y en vez de solucionar los problemas anteriores, aparecen otros, y otros, y otros. Y, obviamente, la gente se cansa, y lo que es peor, la credibilidad del sistema institucional comienza a sufrir de modo irreversible.

Por eso es tan bueno que al menos en las redes sociales o en las páginas digitales, el debate se mantenga vivo. Cierto que no será allí donde se resolverán las cosas, pero por lo menos cuando algún día nos decidamos a encarar todo lo que debemos hacer, no partiremos de cero.

Dos artículos tuyos me han motivado a reflexionar sobre todo esto: primero, ese en el que rememoras lo logrado por la Universidad de La Habana en la mitad del siglo pasado con el uso del cine dentro de sus dinámicas de aprendizaje, y ahora este otro sobre los problemas de exhibición y distribución que incluyen las medidas tomadas en su momento con las salitas privadas de 3D.

A mí me gusta complementar aquello que solía repetir Gide (“Todo está dicho, lo que como nadie atiende…”), con otra sabia observación de Lichtenberg: “Hay quien sólo consigue escuchar después que le han cortado las orejas”. La verdad es que no creo que tengamos que llegar a esa medida tan radical; más bien creo que deberíamos hacer uso del sentido común, y poner esas orejas de servidores públicos en función de lo que la comunidad, el país, la nación y la época, desde hace muchísimo rato nos están demandando. Y trabajar en función de facilitar las soluciones, no de encontrar a cada solución otros problemas o permanecer indiferentes. Lee el resto de esta entrada

NUOVO CINEMA PAYADISO, OTRA VEZ

Ayer hicimos una parte de la Peña “Cinema Payadiso” dentro de la sala de proyección de Nuevo Mundo. Y fue estimulante ver la cara de los niños, tirados en el piso, enfrentándose en muchos casos, por primera vez, a una pantalla grande, mientras Cebollita da su clase de iluminación aprovechando la Aplicación “Glosario Audiovisual” que Cinesoft elaborara, y que se puede descargar libremente de nuestro Portal.

Por momentos, tuve la impresión de que estábamos filmando una nueva temporada de Por primera vez, aquel hermoso documental de Octavio Cortázar. Y es que, aunque nos parezca increíble, ya hay toda una generación de cubanos que no conoce la pantalla grande, es decir, que nunca ha visto cine.

Es poco, muy poco, lo que estamos haciendo. Pero como apuntaba en su momento Unamuno, lo importante es poner la levadura, que tarde o temprano, el pan se hará entre todos.

Juan Antonio García Borrero