PERIODISMO CULTURAL Y HUMANIDADES DIGITALES

En las últimas semanas he tenido la oportunidad de participar en varios eventos organizados en Camagüey. Menciono algunos: III Encuentro sobre Cultural Audiovisual y Tecnologías Digitales; 24 Taller Nacional de Crítica Cinematográfica; Coloquio Nacional sobre Periodismo Cultural; y la recién concluida 1ra Conferencia Provincial de la Unión de Informáticos de Cuba.

La simple enumeración de estos eventos nos revela la existencia de un ambiente intelectual envidiable. No todas las ciudades del país consiguen articular un sistema similar de dinámicas que se empeñan en pensar la cultura de estos tiempos. Y es entendible: hablamos no solamente de la cuestión presupuestaria, que siempre es importante, sino de la capacidad de convocatoria que se debe tener para, en una época como la nuestra (tan dada a la dispersión), lograr reunir en un espacio a las personas interesadas en la reflexión cultural.

En este breve post no me interesa referirme a lo que pude ver en cada evento de modo puntual, sino justo a lo que no he podido ver en ellos cuando aplicamos la perspectiva de conjunto. No he visto integración, por ejemplo, a pesar de que más allá de los ejes temáticos que en cada caso movilizaron las discusiones, podía advertirse como denominador común de muchas de las preocupaciones mostradas en los diversos foros, el malestar que provoca en algunos el advenimiento de una cultura digital.

¿Cómo entender que la mayoría de los miembros de la Unión de Informáticos que ahora tuvimos nuestra Conferencia provincial, no estuviesen al tanto de lo discutido en el III Encuentro sobre Cultura Audiovisual en cuanto a Políticas Públicas e Informatización? Y por otro lado, ¿puede pensarse en ejercer hoy un periodismo cultural de altura que ignore el impacto que en la práctica ya está teniendo entre los cubanos la revolución digital?, ¿podemos hacer un periodismo cultural eficaz sin antes tener una idea clara de lo que implica la emergencia de nuevas subjetividades y nuevas prácticas culturales?

Hasta que no seamos capaces de advertir que vivimos en una era donde lo transversal es lo que va definiendo el espíritu de nuestra época, seguiremos pensando la cultura, de modo involuntario, a la manera analógica. Es decir, desde la antigua insularidad intelectual.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el junio 11, 2018 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Totalmente de acuerdo con tus conclusiones. La vida misma lo está demostrando, los nuevos escenarios están enfocados a las TIC’s en sentido general y por tanto nada es ajeno a estos nuevos paradigmas. La Cultura es parte de esas nuevos escenarios que facilitan un impacto mucho más abarcador desde el punto de vista social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: