ERNESTO DARANAS SOBRE LA 17 EDICIÓN DE LA MUESTRA JOVEN ICAIC.

Sobre la 17 edición de la Muestra Joven ICAIC.

Luego de algunas ediciones de ausencia involuntaria, he vuelto a ser un atento espectador de la Muestra. Previo a ella, el incidente con Quiero hacer una película (Yimit Ramírez) reiteró la torpeza cultural, política y mediática con la que se ha ido tejiendo una ya apreciable relación de confrontaciones y censuras. A pesar de este clima, en las salas de los cines Chaplin y 23 y 12, obras como La música de las esferas (Marcel Beltrán), Los lobos del Este (Carlos Quintela) y El proyecto (Alejandro Alonso) reiteraron la importancia de esta talentosa generación de creadores para una cinematografía lastrada por la inercia.

Seguramente omito otras obras destacadas, pero debo basarme en las que pude ver ahora. Sus autores, graduados de nuestras escuelas de cine, han nacido y se han forjado en medio una crisis que ya abarca tres décadas. La hondura artística de sus miradas parece ajena a toda pretensión moralizante, pero no pueden escapar a su propio juicio ni a las trazas de su propia historia. El resultado estremece y confronta nuestras convicciones sobre Cuba, sobre su futuro y sobre el cine.

El cardumen que simbolizó a esta edición del evento no nadará eternamente en círculos. Hace unos años, una activa representación de estos jóvenes formó parte de la Asamblea de Cineastas y el G-20. Las ignoradas propuestas para la Ley de Cine, la legalización de la producción independiente y el Fondo de Fomento, entre otras, forman parte del ideal de un sistema del que deben ser parte esencial los egresados de nuestras facultades de arte, junto a los cineastas de todas las generaciones y procedencias. Pero la propia Muestra explica la que quizás sea la principal causa de resistencia a estos cambios. Para algunos, los creadores (no solo los cineastas) son los responsables de la realidad que reflejan y no su consecuencia. Esa es la cruz que pesa sobre buena parte de una cinematografía a menudo tildada de hipercrítica, en un contexto donde los medios apenas juegan su papel y donde no abundan los espacios de participación verdaderos.

¿Acaso es posible otro cine en medio de tales restricciones? La vida nos demuestra que, a pesar del deterioro de nuestro cine como sistema de cultura, una nueva realidad tecnológica y artística hará siempre posible la renovación que ahora se aprecia. Contra viento y marea, el cardumen del cine cubano se mueve. Esta es la más valiosa certeza que me deja el regreso a las salas de la Muestra.

Ernesto Daranas (realizador de los filmes cubanos Los dioses rotos, Conducta, y Sergio y Serguéi).

Anuncios

Publicado el abril 10, 2018 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Leo con alegría los comentarios de Daranas sobre La Muestra en oposición al agrio y sordo intento de debate sobre cuestiones de la creación artística, la censura, el derecho a la libre expresión y al libre -también derecho- de los espectadores a reaccionar de una u otra manera a esas propuestas. A cómo entendemos y asumimos la honra a uno de los más extraordinarios hombres que nuestra historia nos ha legado, en fin. No he podido participar en la Muestra por no estar en estos momentos en Cuba pero me alegra su éxito y que los nuevos cineastas construyan su obra, a pesar de los obstáculos, haciendo realidad la necesaria evolución de nuestro cine. Larga vida al cine cubano !
    Belkis Vega/cineasta

  1. Pingback: Ernesto Daranas considera una torpeza cultural y política censura al filme de Yimit Ramírez - Entérate Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: