Archivos diarios: marzo 1, 2018

UNA CALLE, UNA PLAZA. UN SUEÑO: LA CALLE DE LOS CINES

Cuando leí que La Liga (revista digital de Arte y Literatura creada en Camagüey) convocaba a un concurso nombrado “Una calle, una plaza… un sueño”, pensé que estaban retratando al cine. Pues, ¿qué ha sido en todo este tiempo de existencia el cine, sino: una calle interminable que nos conecta con los más diversos universos/ una plaza donde nos expresamos o nos expresan cosas/ un sueño compartido donde uno vive una vigilia permanente?

En mi caso, la invitación que nos hace la revista es perfecta para hablar de “La calle de los cines” de Camagüey: de lo que ha significado en nuestras vidas; pero también de lo que puede significar todavía en la vida cultural de la ciudad. Y que, sin embargo, permanece subutilizada, desarticulada, carente de reales atractivos para los públicos más jóvenes.

¿Significa eso que estuvo errada la propuesta de la Oficina del Historiador en ocasión del 500 aniversario de la fundación de la Villa? No lo creo. Hoy la infraestructura con la que cuenta la ciudad para desarrollar, por ejemplo, el Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual diseñado por el ICAIC, es única dentro del país. Ni siquiera en La Habana existe algo así. Pero “La Calle de los Cines” de Camagüey puede ser uno de los tantos ejemplos que ilustraría a la perfección nuestro gran Talón de Aquiles: la incapacidad de pensar la sostenibilidad de los proyectos a la par de las inversiones. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

LA LIGA: UNA CALLE, UNA PLAZA. UN SUEÑO

“La Liga” (auspiciada por la Asociación Hermanos Saíz) se anuncia como una revista de Arte y Literatura en formato digital, y fue fundada en Camagüey en el año 2008 por Lionel Valdivia, Osvaldo Gallardo, Luis Omar Álvarez, Yoan Pico y María Antonia Borroto.

A mi juicio es una de las publicaciones digitales más serias que pueden encontrarse ahora mismo en el país, con secciones como “Hojas al viento” (aquí se incluyen textos poéticos, bien de poetas pertenecientes al movimiento autoral del país o a la literatura universal), “La colmena” (dedicada a la narrativa), “Lectura en dos orillas” (entrevistas realizadas a personas vinculadas al mundo del arte y de la cultura), o “El filtro” (reseñas críticas relacionadas con el audiovisual).

Sin embargo, lo que más me atrae de ella es que no habla solo de literatura y arte, sino que también puede encontrarse allí una sección nombrada “La vida pública” en la que se abordan problemas asociados a nuestra vida cotidiana, y que explica la esencia de este proyecto que asume su nombre y su perfil a partir de aquello que escribiera José Martí en su momento: “En La Liga se reúnen, después de la fatiga y el trabajo, los que saben que solo hay dicha verdadera en la amistad y en la cultura”.

En Camagüey hay pocos espacios donde los intelectuales dejen a un lado sus intereses específicos para entregare al debate integral de lo que lo rodea. Pienso en espacios como “Pluralidades”, que conduce en la UNEAC el escritor Jorge Santos Caballero, y en “La Liga”, por supuesto, que hasta tiene una sección nombrada “El día de La Liga” donde transcriben los debates que organiza su Consejo de Redacción en torno a los más encendidos temas culturales (aquí, afortunadamente, se entiende a la cultura como algo que va mucho más allá de lo que antes se consideraba estrictamente arte y literatura).

Ahora “La Liga” también está interviniendo en la esfera pública de modo muy activo desde la red social Facebook (http://facebook.com/laliga.camaguey), y ha convocado un concurso que han llamado “Una calle, una plaza…, un sueño”, para que las personas expresen en un párrafo opiniones sobre nuestra ciudad y los cambios que a diario acontecen en ella.

Ya de paso aprovecho para anunciar que en el próximo III Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales, dedicaremos la Cibertertulia a esta excelente revista digital.

Juan Antonio García Borrero