LOS 70 AÑOS DEL CINE CASABLANCA

El próximo 4 de febrero el cine Casablanca de Camagüey cumple 70 años de creado. Estamos hablando de uno de los grandes colosos de la cultura camagüeyana, como bien quedara demostrado en el Trabajo de Diploma defendido en la Universidad de Camagüey por Arletis Gutiérrez Obregón (“El Teatro Casablanca como institución cultural representativa en el contexto camagüeyano desde 1948 hasta 1961”, 2014), pero sobre todo, como pueden refrendar la memoria de millones de espectadores que han pasado por esa sala.

Debo confesar que, ante esa fecha de celebración, me siento dividido. Lo primero que viene a mi mente, desde luego, es la gratitud. El cine Casablanca ha sido durante buena parte de mi vida un espacio permanente de aprendizaje informal. Supongo que los que lo vieron nacer aquel 4 de febrero de 1948, de la mano del empresario Armando Garrido, se sintieron deslumbrados no solo con la arquitectura concebida en el lugar, sino también con el espectáculo desplegado en la inauguración.

Hasta hace poco las salas cinematográficas, como espacios de sociabilidad e intercambios culturales, no eran tomadas en cuenta por los estudiosos. Hoy la “nueva Historia del Cine” (bien defendida, entre otros, por Richard Maltby, Philippe Meers, Robert C. Allen) se están encargando de describir la importancia que adquieren dentro de la comunidad, como parte de la construcción de sus identidades y memorias, un hecho tan simple como era “ir al cine”, no importa si para ver un “clásico” o la comedia más banal que se pueda imaginar.

Por eso es que, a estas alturas, el cine Casablanca de Camagüey es mucho más que un inmueble. Lo que quiero decir con esto es que, si de veras quisiéramos protegerlo como la gran institución cultural que es, se necesitaría mucho más que una gran inversión de recursos que, a la larga, solo servirían para festejar una fecha puntual, pero no para garantizar su sostenibilidad en el tiempo.

Digo esto con dolor, porque yo fui de los que manifesté públicamente mi alegría con la reapertura del mismo hace cuatro años, como parte de los festejos por los 500 años de la Villa. De ese momento quedaron las fotos donde se ve “La Calle de los Cines” inundada de personas, como en los mejores tiempos, quizás también porque tuvimos la suerte de reabrir la institución con ese filme ya mítico que es Conducta (2014), de Ernesto Daranas. Y el entusiasmo nos hizo poner en un segundo plano los problemas acústicos, contaminando el sonido de las tres salas.

Ahora que el Casablanca cumple sus setenta años con varios problemas en su seno, podríamos preguntarnos cómo es posible que en Cuba no seamos capaces de construir salas cinematográficas que estén a la altura de aquellos palacios que desde los años cuarenta existían en la ciudad (por enumerar algunos: Alkázar, Encanto, Guerrero, América, Social, Apolo…).

Sé que en una fecha como esta algunos preferirían obviar las sombras para hablar del pasado brillante que fue, y donde siempre es grato vivir. Mi criterio es que silenciar esos problemas daña más a la gran institución que todavía es el Cine Casablanca. Y nos acomoda en la idea de que no hay nada que salvar, que todo está perdido.

Incluso, creo que es hora de pensar no solo en el Cine Casablanca, sino en el Paseo Temático donde se encuentra ubicado este. Pues, ¿cómo es posible que una calle donde por el momento pueden encontrarse tres tarjas conmemorativas (en “La Isabella” por ser el primer sitio donde se usó en Camagüey el cinematógrafo; en Nuevo Mundo por ser la primera sala de su tipo; y en Casablanca por ser la institución que es), no encontremos un Observatorio administrativo permanente que vele por la buena salud de todo lo que allí existe?

Setenta años de existencia no es poca cosa para una institución. Y festejar ese cumpleaños en el marco de la Semana de la cultura camagüeyana le imprime a ese aniversario otros sentidos. Ojalá en algún momento logremos entender del todo qué significa haber contado en la ciudad con un cine como el Casablanca.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el enero 31, 2018 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: