Archivos Mensuales: diciembre 2017

ADIÓS, 2017

Despido el año 2017 compartiendo con los amigos del blog una noticia que, al menos en lo personal, me permitirá ingresar al 2018 con mucho entusiasmo. Y es que gracias al apoyo de Americas Media Initiative y la Universidad de Tulane de New Orleans, muy pronto la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano (ENDAC) estará online.

Sé que lo que viene no será más fácil de lo que hasta el momento se ha logrado, con todo y que ya estemos hablando de 4000 páginas aun estando offline. El hecho de que estemos en presencia de un proyecto colaborativo, donde será posible acceder a esta base de datos desde cualquier parte del planeta conectado a Internet, y además de consultar la información, contribuir a su enriquecimiento, no nos garantiza que el conocimiento construido de ese modo sea necesariamente más sólido o legítimo.

Y es que uno de los grandes peligros del enciclopedismo digital del siglo XXI se origina precisamente en el hecho de que al “democratizarse” la posibilidad de escribir en la red, se descuida la evaluación crítica de lo publicado: de nada vale que tengamos 4000 páginas si no nos acompaña la seguridad de que encontraremos rigor en lo investigado y publicado. Y como en lo personal me importa que la Enciclopedia funcione ante todo como una herramienta académica, que auxilie a los estudiosos del cine cubano vivan donde vivan, pues será preciso establecer determinadas reglas. Y seguir cultivando la cultura del debate civilizado, algo de lo que he podido obtener muchísimas lecciones en esta década administrando el blog.

No quiere decir que el investigador más riguroso no se equivoque, pues eso forma parte del juego epistemológico en el que todos los individuos nos movemos cuando aspiramos pasar de la simple opinión al análisis que revela a la realidad como un todo lleno de contradicciones. Por eso la idea es crear una comunidad transnacional de estudiosos del cine cubano que tengan en mente aquella sugerencia de Bloch (comprender antes que juzgar), y que sean capaces de exponer los puntos de vistas desde una perspectiva científica o rigurosamente analítica.

Como ven, un desafío de grandes dimensiones, pero como anotaba Lezama, solo lo difícil es estimulante. Felicidades entonces para todos los amigos de “Cine cubano, la pupila insomne” en el fin de año, y nos vemos en el 2018.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

2017 Y EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS

He querido, antes de que termine el año 2017, dedicarle un par de horas a evaluar lo que ha pasado con el Proyecto “El Callejón de los Milagros” en estos últimos doce meses transcurridos.

Después de todo, no hablamos de un proyecto personal (como pudieran ser mis libros o esa Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano que se ha estado promoviendo en los medios), sino de algo en lo que están implicadas varias instituciones (Sectorial Provincial de Cultura, Asociación Hermanos Saíz, Centro Provincial del Cine, Unión de Informáticos de Cuba), toda vez que el Proyecto intenta impactar desde lo institucional en esa Política Pública que en teoría mañana tendría que fomentar entre los ciudadanos cubanos el uso creativo de la tecnología.

En este sentido, siempre me gusta recordar que el Proyecto de Fomento de la Cultura Audiovisual “El Callejón de los Milagros” nació de aquel desafío planteado por Miguel Díaz-Canel en las conclusiones del VIII Congreso de la Uneac (2014), y del Primer Foro sobre Consumo Cultural organizado un poco después.

Tomando en cuenta el tiempo transcurrido, y las acciones ejecutadas, pienso que todavía estamos muy lejos, pero muy lejos, de los resultados esperados. Y es que pese al apoyo decidido de Irma Horta, directora del Sectorial Provincial de Cultura en Camagüey, aún no hemos conseguido articular un dispositivo que permita interactuar a las diferentes entidades culturales y educativas que existen en la ciudad. Por una razón fundamental: el Proyecto, como la informatización de la sociedad a la que aspira, no es solo un problema del Centro de Cine o de Cultura, sino que lo atraviesa todo, y demanda el respaldo de los más altos directivos del territorio.

Y lamentablemente, desde el punto de vista administrativo no existe todavía un ente que garantice el funcionamiento del Paseo Temático (único de su tipo en el país) como algo coherente y todo el tiempo renovador. Más bien estamos hablando de una sumatoria de instituciones y unidades gastronómicas que prestan servicios muchas veces sin tener la menor idea del gran proyecto socio-cultural que en su momento propuso la Oficina del Historiador. Lee el resto de esta entrada

LOS MEJORES FILMES EXHIBIDOS EN CUBA EN EL AÑO 2017

Como cada año, los miembros de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica (ACPC) realizan una votación para seleccionar los mejores filmes estrenados en las salas cinematográficas del país, así como para elegir lo mejor de la producción fílmica nacional. En el año 2017, los resultados han sido los siguientes:

LOS MEJORES FILMES ESTRENADOS EN 2017

1. Acuario / Doña Clara / Brasil / 2016 / Kleber Mendonça Filho

2. El viajante / Irán-Francia / 2016 / Asghar Farhadi

3. Toni Erdmann / Alemania / 2016 / Maren Ade

4. El abrazo de la serpiente / Colombia-Venezuela-Argentina / 2015 / Ciro Guerra

5. Manchester frente al mar / Manchester by the Sea / Estados Unidos / 2016 / Kenneth Lonergan

6. Neruda / Chile-Francia-España-Argentina / 2016 / Pablo Larraín

7. Últimos días en La Habana / Cuba / 2015 / Fernando Pérez

8. El ciudadano ilustre / Argentina / 2016 / Mariano Cohn, Gastón Duprat

9. La La Land: la ciudad de las estrellas / La La Land / Esados Unidos / 2016 / Damián Chazelle

10. Ella / Elle / Francia-Alemania-Bélgica / 2016 / Paul Verhoeven

Nota. No se consideraron en esta selección los filmes cubanos y extranjeros exhibidos en el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, con vistas a ser tomados en cuenta cuando sean estrenados comercialmente.

LOS MEJORES FILMES CUBANOS EXHIBIDOS EN 2017 (no estrenados comercialmente aún)

Mejor largometraje de ficción: Sergio y Serguei, Ernesto Daranas

Mejor cortometraje de ficción: El hormiguero, Alán González

Mejor documental: El proyecto, Alejandro Alonso

Mejor animado: Los dos príncipes, Adanoe Lima, Yemelí Cruz

LOS MEJORES FILMES VISTOS EN EL 39 FESTIVAL

1. Los perros / Chile /

2. El insulto / Líbano

3. The Square / Suecia

4. Una mujer fantástica / Chile

5. El otro lado de la esperanza / Finlandia / Aki Kaurismaki

Participaron en la votación 32 miembros: Ángel Pérez Velásquez, Antonio Enrique González, Arístides O´Farrill, Azucena Plasencia, Carlos Galiano, Dagoberto Batista, Daniel Céspedes, Gustavo Arcos, Gustavo Béquer, Ileana Margarita Rodríguez, Jacqueline Venet, Joel del Río, Jorge Calderón, Jorge Villa, Juan Carlos Vallinas, Juan Ramón Ferrera, Julio Martínez Molina, Leanny Pintado, Lino Verdecia, Luciano Castillo, María del Carmen Mestas, Mabel Olalde, Mario Masvidal, Mario Naito, Mayté Madruga, Mireya Castañeda, Pedro Antonio García, Pedro Noa, Ramón Leonardo Cabrera, Rubén Padrón, Teresita Jorge, Antonio Mazón Robau.

LA LEY DE CINE EN ANDALUCÍA

Me acaban de enviar este interesante artículo que comparto con los amigos del blog. Fíjense en esto que también busca el texto legal: “En una línea similar, se implantarán estrategias de alfabetización mediática para favorecer el acceso a la cultura cinematográfica en las escuelas. Estas iniciativas se centrarán en la formación tanto de los docentes como de los profesionales”. Definitivamente, los cubanos tenemos un camino bastante largo por recorrer.

JAGB

La Ley del Cine de Andalucía nace con el apoyo del sector y la garantía de un marco estable de financiación

El Consejo de Gobierno ha aprobado el proyecto de Ley del Cine en Andalucía, que dotará por primera vez de un marco jurídico a la industria cinematográfica y audiovisual en la comunidad. El texto, elaborado con la participación y el consenso del sector, tiene como principal objetivo fortalecer y respaldar una actividad que en Andalucía cuenta con 625 empresas. Su desarrollo contará con una previsión presupuestaria inicial de 48,7 millones de euros hasta el año 2022 por parte de la Consejería de Cultura, a la que se sumarán las inversiones de apoyo al cine que también desarrollarán otros departamentos de la Junta.

Entre otras novedades, la norma incluye la puesta en marcha de la Estrategia Andaluza para el Impulso de la Industria Cinematográfica y Audiovisual; la habilitación de un marco de apoyo económico estable a través de una cartera única de recursos de financiación y la creación de instrumentos de colaboración con el sector, como el Consejo Asesor de Cinematografía.

Asimismo, se disponen medidas para impulsar la alfabetización audiovisual, acercar la creación cinematográfica a las aulas, incrementar la presencia activa de las mujeres en la industria, favorecer los rodajes en la comunidad, incorporar al sector en las políticas autonómicas de internacionalización, mejorar el acceso de las personas con discapacidad y reforzar la protección del patrimonio vinculado a la actividad.

La Estrategia Andaluza para el Impulso de la Industria Cinematográfica y Audiovisual será el principal instrumento de coordinación de las políticas públicas recogidas en la ley. En el marco de esta planificación, y atendiendo a una de las principales reivindicaciones del sector, el proyecto prevé la creación de un sistema de financiación estable a través de la Cartera de Recursos Económicos para la Cinematografía y la Producción Audiovisual. Se nutrirá de los presupuestos autonómicos, del Fondo de Apoyo a las Pymes Culturales y de los fondos estatales para el cine cuya gestión corresponda a la Junta, así como de donaciones, transferencias y aportaciones, entre otras fuentes. Su labor se centrará en incentivar la creación, el desarrollo y la producción cinematográfica y audiovisual; mejorar las condiciones de exhibición, y fomentar la atracción de rodajes y la distribución, la promoción y el acceso a festivales y mercados nacionales e internacionales.

Otro de los objetivos de la futura la ley será el apoyo a la exhibición y a la creación de nuevos públicos, ámbitos en los que se incluirán ayudas novedosas como las destinadas a apoyar la digitalización de las pantallas de cines. El nuevo marco jurídico también prevé la creación de una red cultural de salas de cine para la difusión de obras andaluzas y europeas de calidad.

En una línea similar, se implantarán estrategias de alfabetización mediática para favorecer el acceso a la cultura cinematográfica en las escuelas. Estas iniciativas se centrarán en la formación tanto de los docentes como de los profesionales.

Colaboración con el sector

En cuanto a la creación de nuevos instrumentos de colaboración entre los poderes públicos y la industria del cine, destacan el Consejo Asesor de Cinematografía, órgano consultivo y de asesoramiento en el que participarán profesionales de reconocido prestigio, o el Centro de Información y Seguimiento de la Actividad Cinematográfica y Audiovisual, que se encargará de realizar trabajos estadísticos y de tratamientos de datos.

En el ámbito de la ordenación administrativa, destaca la creación del Registro Andaluz de Empresas Cinematográficas y de Producción Audiovisual. Entre otras funciones, este instrumento facilitará el acceso a incentivos y a la calificación y certificación de nacionalidad de las obras. También se prevé la constitución de una red de archivos con el fin de conservar el patrimonio en este ámbito.

El proyecto de ley, que será remitido al Parlamento autonómico para su aprobación definitiva, ha sido fruto del trabajo y consenso con los profesionales del sector y con entidades como la Asociación de Empresas de Producción Audiovisual y Productores Independientes de Andalucía (AEPAA-APRIA); la Plataforma de Empresarios y Creadores del Audiovisual Andaluz (PECAA); la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA); la Asociación Andaluza de Mujeres de los Medios Audiovisuales (AAMMA); la Asociación de Empresas de Distribución Audiovisual de Andalucía (AEDAVA) y la Asociación Profesional de Técnicos Audiovisuales y Cinematográficos de Sevilla (TESEA), además de ASECAN (Asociación de Escritores y Escritoras de Cine en Andalucía).

Según los últimos datos disponibles, correspondientes al año 2016, Andalucía cuenta con alrededor de 1.400 empresas dentro del sector audiovisual, de las que 625 están centradas en actividades cinematográficas y televisión. Estas sociedades generan unos 10.000 empleos directos y 20.000 indirectos.

Por otro lado, el año pasado se batió en Andalucía el récord de número de rodajes, con un total de 1.336 que generaron un impacto económico de 118 millones de euros y dieron trabajo a unos 15.000 profesionales. También aumentó la cifra de salas de cine hasta llegar a las 561(un 3% más que en 2015), con 15,5 millones de espectadores y una recaudación de 85 millones de euros.

GUSTAVO ARCOS SOBRE EL 39 FESTIVAL DEL NUEVO CINE LATINOAMERICANO

Por Gustavo Arcos Fernández-Britto (Escrito para Progreso Semanal)

El 39 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano terminó anoche y las mujeres, como realizadoras, artistas o técnicas arrasaron con la mayoría de los galardones. Ellas, no solo fueron las autoras de los filmes sino también, las protagonistas centrales y activas de esos relatos. Un suceso, sin precedentes y gratamente significativo en la historia de estos eventos.

Bajo la premisa, Ver para crecer, llegaron a La Habana cientos de películas e invitados y, los espectadores como siempre, organizaron su particular maratón para disfrutar de la mayor cantidad posible de filmes, siguiendo ese extraño ritual adictivo, que se repite con cada edición. Y es que, para muchos cubanos, ir al cine solo parece cobrar sentido durante estos diez días, en los que se obtiene una… licencia para soñar. El resto del año, las visitas al agromercado, el paquete semanal y la televisión nacional hacen lo suyo. Así que el festival, se convierte en esa puerta o espacio único, donde la gente intenta conocer, o vivir, la vida que no tiene.

Como tener y no tener se ha convertido en el mantra de nuestros tiempos, el festival se ve arrastrado cada año por esa misma lucha de contrarios… posesivos. No hay empresa que se levante sin financiamiento y los organizadores deben convertir polvo en oro, (¿o pesos en CUC?) para tratar de no traicionar a los espectadores que, año tras año, esperan el mes de diciembre para ver, quizás, el mejor cine del mundo. Pero no basta con traer buenas películas y organizar magníficas secciones, hace falta disponer de los espacios de exhibición que estén a la altura de esos esfuerzos y, francamente, el estado de nuestras salas (lunetas muy incómodas, proyectores que no funcionan, sonidos que se distorsionan) dejan bastante que desear, aun y cuando se han producido inversiones (evidentemente erradas) en ese sentido. Lee el resto de esta entrada

POST-PRESENTACIÓN

Aquí comparto cuatro instantáneas de lo sucedido ayer en el Centro “Fresa y chocolate”. En la primera se ve a la actriz Mirtha Ibarra agradeciendo que el evento coincidiera con la fecha en que Tomás Gutiérrez Alea hubiese festejado otro aniversario de vida; en la segunda el joven crítico Ángel Pérez presenta el libro electrónico del también joven escritor Antonio Enrique González Rojas Voces en la niebla, y en la tercera otro joven estudioso, Daniel Céspedes, habla sobre el libro El primer Titón(Editorial Oriente).

Sobre las primeras impresiones que se puedan tener de la presentación offline de la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano, prefiero que sean otros los que hablen o escriban. En lo personal me sentí satisfecho, primero con la asistencia de ese público conocedor de la temática, y luego, porque pude reconocer públicamente que parte de la paternidad intelectual de este proyecto se le debe a Desiderio Navarro. El aplauso espontáneo que le regalaran en el instante en que apareció su imagen en pantalla nos confirma que su legado va a perdurar. Ahora a seguir buscando cómplices para este proyecto colaborativo, que solo adquirirá sentido justo allí, con la colaboración de muchos.

Y en cuanto a la pregunta que siempre sale a relucir en las presentaciones: ¿qué tiempo llevo construyendo la Enciclopedia? En realidad no hay ningún misterio: con la Enciclopedia en este formato digital unos cinco meses; con el Proyecto El Callejón de los Milagros (que ha sido el aula que me ha permitido aprender sobre el uso creativo de la tecnología) unos dos años; con el blog Cine Cubano, la Pupila Insomne diez años, lo que me ha obligado a estudiar cómo funcionan estos asuntos de la revolución digital si queremos que los proyectos se mantengan en el tiempo, y lo más importante, escribiendo e investigando sobre el cine cubano un poquito más de tres décadas.

Como ven, no hay nada de misterio ni golpe de suerte: se trata solo de querer aprender.

Juan Antonio García Borrero

 

 

DESIDERIO NAVARRO SOBRE CULTURA DIGITAL Y PENSAMIENTO CRÍTICO

En medio de la consternación, no he podido dejar de evocar aquel mensaje público que Desiderio Navarro me envió hace dos años, cuando no pudo participar en el “Primer Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales” que organizamos en Camagüey.

Releerlo ahora que ya no está físicamente provoca en mí una absoluta sensación de desamparo, porque Desiderio Navarro ha sido uno de los poquísimos intelectuales cubanos que quiso reflexionar críticamente sobre las humanidades digitales.

Como advierte en su mensaje, no se trata solo de adquirir tecnologías, sino de implementar Políticas Públicas que fomenten el uso creativo, y construir un cuerpo de ideas que acompañe ese conjunto de nuevas prácticas. Si algo agradecemos en el Proyecto “El Callejón de los Milagros” (tal inspirado en muchas de las acciones que él popularizó) es ese desvelo por sembrar en la comunidad miradas críticas. Al menos en ese sentido, su legado intelectual está a salvo.

JAGB

DE DESIDERIO NAVARRO A JUAN ANTONIO GARCÍA BORRERO

Querido Juany, estimados amigos y colegas:

Lamento mucho que problemas de salud me hayan impedido estar con ustedes hoy y perderme las intervenciones y debates de ese Primer Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales que Juan Antonio ha organizado con tanta pasión como conocimiento de la compleja problemática enfocada.

No puedo ocultar que, además de las razones estrictamente intelectuales de mi voluntad de apoyo a un evento así, me mueve también mi identificación con esfuerzos que me recuerdan los que yo hacía hace cincuenta años por desarrollar en Camagüey una cultura crítica sobre todo en la esfera del cine, que era el gran tema de la cultura audiovisual de la época. Es también por ello que haría todo lo posible por contribuir a que sus esfuerzos de hoy no se vieran frustrados como los míos de entonces por la ignorancia, el conservadurismo, el miedo a lo nuevo y otro, el aislacionismo provincial y nacional, etc.

Más que de Criterios y su experiencia localmente pionera en la divulgación digital del pensamiento teórico, hubiera querido hablarles de problemáticas que van mucho más allá de Criterios y que he venido planteando en otros contextos: por una parte, las consecuencias negativas que puede traer a nuestra cultura y sociedad la demora en el desarrollo y actualización de la cultura digital, y, por otra, los problemas socioculturales que pudiéramos evitar poniendo fin a la demora o la omisión en el estudio y aprovechamiento crítico de las reflexiones y contribuciones prácticas internacionales sobre los problemas ligados a ese desarrollo ya avanzado en otros países.

Y eso concierne a cuestiones tan heterogéneas que van desde el aumento del fraude escolar y académico mediante Internet hasta la futura sobrecarga informacional.

U otro ejemplo, sin ir más lejos: todos los problemas que están detrás de un proyecto como Los Mil y Un Textos en Una Noche en Cuba y, en general, de la información científica internacional en Cuba: la situación de las bibliotecas, las editoriales y las importaciones, de las traducciones en la esfera del pensamiento, del conocimiento de las grandes lenguas internacionales del mundo académico, de la adquisición de los derechos de autor; de los altos precios de artículos, revistas y libros en formato electrónico on-line, y, sobre todo, el problema de la selección y sus criterios.

Basta ver la bibliografía de numerosos artículos, ponencias, tesis y proyectos nacionales cuyos autores demuestran haber tenido acceso a Internet, para darse cuenta de que ese acceso es sólo la primera parte del problema. Lo más difícil comienza con la orientación y selección en medio de un contaminado océano informacional cuyas aguas Google y otros buscadores se encargan de revolver aún más. Estar desinformado no es un obstáculo para obtener más información, pero sí para llegar sin extravíos a la información del máximo valor. Y es por eso que se hace tan necesaria esa cultura digital crítica por la que tanto aboga Juan Antonio y a cuyo desarrollo en Camagüey seguramente contribuirán todos ustedes en este encuentro.

Espero poder acompañarlos en marzo en el “Taller de la Crítica Cinematográfica”, al que vendría con ejemplares de Denken 1, 2 y 3, y con los nuevos 1001 textos teóricos que hoy no les llegaron.

Éxitos les desea su coterráneo. Con un fuerte abrazo,

Desiderio

EN MEMORIA DE DESIDERIO NAVARRO

Uno ha escuchado que el estado de salud se ha ido deteriorando de modo alarmante, y trata de prepararse para el desenlace trágico que, sabemos, llegará. Pero en el fondo, uno se sorprende pensando que ciertas personas tan vitales jamás podrán morirse temprano. Es el caso de mi coterráneo Desiderio Navarro, una de las personas más lúcidas que he tenido oportunidad de conocer. También de las más polémicas. También de las más generosas.

Pertenezco a esa inmensa cantidad de individuos que en Cuba se han beneficiado con ese sinnúmero de traducciones que nos entregaba a través de Criterios. Pero además, con sus trabajos aprendí a estimar la teoría utilizada con rigor (sin pedantería), y a valorar la importancia del intelectual crítico que interviene, allí, “en medio de la cosa pública”, que es donde realmente necesitamos que opere esa intervención.

Ha sido Roberto Fernández Retamar el que, a mi juicio, mejor ha logrado sintetizar los valores enormes que es fácil apreciar en esa vida que ahora se acaba de apagar: “Se trata de la hazaña descomunal de una sola persona, Desiderio Navarro, quien vale lo que una institución que se respete”.

Al Taller de Crítica Cinematográfica que se celebra en Camagüey lo trajimos en varias ocasiones. No pudo asistir, en cambio, al Primer Encuentro sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales en el cual le hicimos un homenaje a Criterios, y a esa labor individual que, como dije antes, ha sido un ejemplo insólito de generosidad intelectual y rigor investigativo.

Juan Antonio García Borrero

EL LLAMADO DE TITÓN

El próximo lunes, 11 de diciembre, estaremos presentando en el Centro Cultural “Fresa y Chocolate”, la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano (ENDAC). Dicho así, suena a simple anuncio de una de las tantas y tantas actividades programadas en el marco del 39 Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano. Pero en lo personal, la presentación de ese día adquiere otro sentido; y es que el 11 de diciembre es el día en que Tomás Gutiérrez Alea hubiese estado festejando su cumpleaños.

Borges solía decir que “las fechas son para el olvido, pero fijan en el tiempo a los hombres y traen multiplicadas connotaciones”. Al final, a Titón yo lo evoco casi todos los días. Lo he convertido en el interlocutor ubicuo que me ayuda a entender que lo importante del pensamiento crítico, no está en repetir de modo automático aquello en lo que coincidimos, sino en explotar las disparidades, los criterios encontrados que nos harán arribar a ideas superiores.

A Titón me ha interesado estudiarlo, no como cineasta a secas, sino como intelectual que hace películas, que interviene en la esfera pública, que polemiza, que rectifica cuando hay que rectificar, que habla de la fraternidad como algo que tiene para los individuos la misma importancia que la libertad y la justicia social. Eso es lo que quise rastrear en el libro El primer Titón (Editorial Oriente, 2017), que el joven crítico Daniel Céspedes presentará también ese día.

Dice Mirtha Ibarra en el volumen que organizara con una parte de sus cartas: “Todos los años le preparaba una gran fiesta el día de su cumpleaños y la casa era invadida por todos sus amigos, tantos cubanos como extranjeros, pues coincidía con el Festival de Cine de La Habana y se encontraban en Cuba participando”.

Quisiera imaginarme ahora que lo que haremos el próximo 11 de diciembre en “Fresa y chocolate” (una extensión simbólica de su casa), es parte de esa fiesta interminable en la que nuevos amigos acuden a su llamado de seguir pensando y discutiendo nuestro cine.

Juan Antonio García Borrero

EL CINE CUBANO Y SU HISTORIA PÚBLICA

Como los amigos saben, la Enciclopedia Digital del Audiovisual Cubano (ENDAC) es todavía un proyecto offline. Pero eso no ha impedido que a través del perfil que ya tiene en Facebook (https://www.facebook.com/Enciclopedia-Digital-Del-Audiovisual-Cubano), se hayan socializado algunos de los contenidos que se pueden encontrar en la misma.

Lo que viene sucediendo es muy estimulante, porque a través de esa vía han comenzado a llegar contribuciones importantes, y muchas de ellas, inesperadas. Pondré algunos ejemplos. Hace un par de semanas colgué una foto de Juego con Gloria, un filme que la realizadora Teresa Ordoqui (Te llamarás inocencia/ 1988) comenzó a realizar en 1990, apoyándose en un guión de Abilio Estévez, Raúl García Riverón, Jorge Alonso Padilla, Laura Fernández, y ella misma, y que tras filmarse algunos minutos con las actrices Katerine Sobrino y Katina Batet, fue detenida la producción.

Cuando subí las fotos comenté que eso formaba parte de una categoría que tendría la ENDAC y que he nombrado “Cine inconcluso”. Allí se podrá encontrar información, imágenes, enlaces a fragmentos de películas, etc, que ayuden a retener la memoria de eso que no alcanzó a realizarse, pero que formó parte de un proyecto creativo que estuvo en la mente de un realizador, o de un equipo. Quiere decir eso que no solo vamos a encontrar información sobre filmes paralizados por las decisiones políticas o administrativas del momento (Cerrado por reformas, 1995, de Orlando Rojas, por ejemplo), sino también proyectos acariciados por los autores pero que se quedaron en la fase del argumento o guión, como algunos de Titón (Inocencio Izquierdo, El alquimista, Für Elise).

Lo interesante es que una vez que subí las fotos de Juego con Gloria comenzaron a aparecer de inmediato diversos comentarios. Cito este enviado por Ángel Segundo González González desde Miami:

Formé parte del equipo de Juego con Gloria como asistente de cámara y conservo algunas fotos de la experiencia. Trabajar con Teresita, a quien conozco desde niño y quien tenía una gran amistad con mi padre, Gaspar González, creador de Chuncha, fue algo bien especial”.

Y acompañó ese comentario con una foto del rodaje donde se ve en el centro a Teresa Ordoqui intercambiando con el asistente de dirección Raúl García, y el luminador Pedro Arias, mientras las actrices parecen esperar el grito de ¡Acción! en medio del cementerio de Cienfuegos, que era la locación elegida.

No ha sido la única contribución recibida en la ENDAC. Desde Miami, Jorge Ramón me ha ayudado a completar su filmografía con información e imágenes, desde México Jorge Pucheux ha aportado fotos del mítico Departamento de Trucaje, mientras que por correo electrónico Ramón Berdayes me ha enviado en PDF sus memorias de lo que fueron los Estudios Cinematográficos de la Televisión y numerosas fotos, al igual que Carlos Padrón hablándome de los Estudios Cinematográficos que existieron en Santiago de Cuba, o Pavel Revelo las tesis que se han escrito en Camagüey abordando diversas instituciones teatrales y cinematográficas (Cine Casablanca, Teatro Principal, Avellaneda, Guerrero). Lee el resto de esta entrada