44 AÑOS CON “HISTORIA DEL CINE”

Hoy 20 de agosto se están cumpliendo 44 años de la primera emisión del programa de la Televisión Cubana “Historia del Cine”.

Nunca alcancé a hablar con su fundador José Antonio González (1945- 1989), pero el recuerdo de su voz, la manera tan fluida que tenía de comunicar sus conocimientos (para mí ha sido, junto a Enrique Colina, el paradigma inmejorable de crítico de cine que interviene en la televisión), el lenguaje corporal con el que acompañaba sus disertaciones, ha terminado por convertir su presencia en algo que perdura.

Para muchos cubanos (me incluyo) el programa “Historia del cine” ha sido una especie de colegio invisible. Allí, al igual que en los cineclubes y en la Cinemateca, hemos podido crecer como espectadores. Hemos enriquecido nuestros gustos. Hemos ensanchado nuestras maneras de representarnos el mundo.

Cuando hicimos en Camagüey el Primer Taller Nacional de Crítica Cinematográfica (marzo de 1993) festejamos con Carlos Galiano, su actual conductor, los veinte años del programa. Y con algo de vergüenza le confesé a Galiano que yo había participado en un concurso que convocaran en 1983 para celebrar el décimo aniversario.

Supongo que si hoy leyera las respuestas que entonces envié la vergüenza sería intolerable. Pero al mismo tiempo, sé que le debo al programa mis primeras visitas en serio a la sala de arte de la Biblioteca “Julio Antonio Mella”. Aquel concurso me obligó a investigar, a buscar en las enciclopedias que todavía existen allí, a enterarme de toda esa gran Historia de excelencias artísticas que hay detrás del mero cúmulo de imágenes y sonidos comerciales que hoy nos acosan.

Siempre que hablo de estos asuntos, sé que corro el riesgo de que me asocien a la nostalgia infecunda. Y nada hay más lejos en mi intención que la remembranza por la remembranza. Hoy la Historia del Cine se narra en las academias de un modo muy diferente al que se hacía veinte o treinta años atrás en la televisión, pero las raíces de lo que se pretende con programas como estos permanecen intactas: brindarles al espectador herramientas críticas que le permitan crecer como individuo, como ser humano.

Desde aquí le envío a Carlos Galiano el abrazo agradecido en el cual, probablemente, se reconocerán muchísimos televidentes.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el agosto 20, 2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: