DE GARCÍA BORRERO A PONS GIRALT

Estimado Maikel:

Gracias por el comentario aportado. Por ahora estas son apenas opiniones que aparecen en un blog, pero estoy seguro que sirven para ir creando una conciencia alrededor de este asunto que necesita ser debatido en el marco de las humanidades.

Hasta ahora la informatización en Cuba es pensada apenas en el universo tecnológico, lo cual es natural, porque nuestros humanistas todavía no ven a este proceso como parte de su actividad creativa: la aprecian como algo ajeno, algo que le corresponde desarrollar a los informáticos. Y, lo peor de todo, como algo que solo es posible llevar adelante si se tiene Internet.

No quiero repetir los argumentos expuestos en mi intercambio con Gallego. Para mí Internet es fundamental, pero no el fin, sino en todo caso el medio que nos puede llevar a la verdadera meta: el uso creativo de todas esas tecnologías.

En otro post que publiqué con anterioridad hablé de las que considero las principales debilidades de la informatización en Cuba. Y debo reconocer que me convencieron las objeciones de algunos colegas que no estuvieron de acuerdo con mi crítica a la subjetividad analógica de nuestros directivos (aunque exista).

En efecto, hay muchos directivos que apuestan por la informatización de sus respectivas gestiones, pero: ¿dónde está la respuesta de nuestros informáticos?, ¿por qué la Universidad de Camagüey, por ejemplo, no acaba de extender a la comunidad camagüeyana muchos de los saberes que ya ha puesto en práctica en su recinto?, ¿por qué el Joven Club no sale de sus sedes e interviene allí donde Etecsa ya ha creado nichos de actividad digital gracias a los numerosos puntos Wifi?, ¿y por qué Etecsa, además de preocuparse por la gestión comercial, no establece alianzas con Cultura y Educación, y además de los servicios que les corresponde, estudia el fomento de nuevos “espacios inteligentes”?

Para mí sigue siendo un gran misterio ver cómo se consolidan en los barrios periféricos (y no tan periféricos) las redes informales a través de las cuales es posible “jugar” o intercambiar archivos, y nuestras salas cinematográficas, bibliotecas, museos, galerías, Ferias del Libro, etc, apenas se enteran de que existe este tipo de interacción entre los nuevos usuarios de las tecnologías emergentes.

Es decir, que en pleno siglo XXI en Cuba seguimos pensando que la cultura (que ya sabemos es mucho más que arte y literatura en su concepción clásica) se consume de la misma manera que hace veinte años, lo cual provoca que la brecha entre el sistema institucional y las nuevas audiencias sea cada vez mayor.

Lo curioso es que a lo largo y ancho de la isla hay numerosos ejemplos de informatización y uso creativo de la tecnología. Solo que al no operar sobre lo que pudiera ser una plataforma común, el impacto queda limitado a los predios donde tiene lugar, lo cual entra en contradicción con la esencia de la informatización, que busca atravesar de un modo integral a toda la sociedad.

Insisto que no es cosa que podamos lograr de un día para otro. Hay que discutir mucho, argumentar mucho, y sobre todo estudiar y escuchar mucho a ese gran ausente en todos estos escenarios donde se discute la informatización: la comunidad de usuarios. Porque es esa comunidad de usuarios (y no los directivos) la que a diario pone a circular aplicaciones para sus teléfonos que, de modo off line, les ayuda a saber un poco más de los medicamentos que necesita, los restaurantes que pueden visitar, la orientación por calles, y un largo etc.

Es ese tipo de inventiva la que yo veo que falta en la informatización pensada desde el sistema institucional. Siento que es hacia allí, hacia el ser humano que inventa los equipos, y no hacia los equipos de condicionan el comportamiento del individuo, que deberíamos dirigir primero nuestra atención.

Un abrazo bien grande,

Juan Antonio García Borrero

PD:

Aquí te pongo otras entradas que dentro del blog hablan de este asunto:

Cultura e informatización del trabajo cultural en Cuba: tan lejos, tan cerca

Sobre la informatización ciudadana

La informatización explicada a los niños

Final y principio de un encuentro sobre cultura audiovisual y tecnologías digitales

Anuncios

Publicado el agosto 5, 2017 en POLÉMICAS. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Maikel Pons Giralt

    Las gracias a ustedes por acercarme a un debate tan profundo, honesto y argumentado sobre este tema de importancia cardinal para la sociedad cubana. Mi humilde apoyo y estímulo a intelectuales comprometidos y activos desde la idea y la práctica consecuente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: