GUSTAVO ARCOS SOBRE EL CINE CUBANO

Comparto esta entrevista realizada a Gustavo Arcos en su reciente periplo académico por universidades norteamericanas. La versión en inglés la pueden consultar pinchando aquí.

Entrevista a Gustavo Arcos durante su visita a la Universidad John Hopkins, en Baltimore.

1. Fue maravilloso tenerte en la Universidad. ¿Cómo fue tu visita y cómo te parecieron las presentaciones de las películas?

Todo marchó muy bien, conforme a lo que Bernadette y el Departamento habían programado. Se presentaron dos filmes con su posterior Q&A, asistí a dos clases y compartí con profesores y estudiantes. La verdad es, que estoy muy complacido por las atenciones y la buena energía de todos para que este encuentro tuviera éxito. Además las películas se exhibieron en salas con magníficas condiciones lo que permitió una mejor recepción.

2. ¿Cuando la comunidad universitaria discutió tu trabajo y las dos películas, hubo algún momento o alguna pregunta que te haya llamado particularmente la atención? ¿Hay algo que te haya sorprendido?

No especialmente. He estado en debates similares en Cuba y encontré puntos de vista igual de interesantes. En el caso de Conducta, fue un filme muy discutido en mi país, que tuvo diversas interpretaciones. Desde luego, aqui hay desconocimiento de muchas cosas que ocurren en Cuba o la informacion es incompleta. El sistema educativo de mi país tiene una calidad reconocida universalmente y quizás por eso a algunos sorprenda lo que esta película cuenta. Creo que, como cualquier otro país también pueden apreciarse en el nuestro, problemas en la forma de educar o comprender a los estudiantes. Ese conflicto entre el mundo de la escuela y el real, entre el deber ser y el ser es muy fuerte y el espectador tiene reacciones según sus propias experiencias. Ambos filmes se acercaron al mundo de los adolescentes y jóvenes y fue muy bueno paran los asistentes ver como muchas de las angustias, dudas o preocupaciones por el futuro de estos muchachos están también aquí presentes. Pude apreciar que Conducta impactó emocionalmente a varios profesores.

3. Tu trabajo profesional se concentra en asuntos de exilio e identidad en el cine. Dicen que las películas que trajiste para mostrar captan el espíritu cubano en una forma a la que los estadounidenses probablemente no habían estado expuestos antes. ¿Tú tienes alguna conexión personal con la trama, los personajes o los temas de estas dos películas?

Desde hace 17 años trabajo directamente con jovenes artistas que tienen edades entre los 18 y los 30 años. Tengo un hijo, sobrinas que estan estudiando ahora y conozco lo que sucede en mi pais en el area educativa. Creo saber cuales son muchas de las angustias y obsesiones de los jovenes. Ese vacío o desesperanza que estos filmes relatan es verdadero. Lamenteblemente en Cuba, por diversas razones, se ha producido una emigracion muy fuerte y la mayor parte de ella esta conformada por jóvenes. En Cuba, de forma oficial, a través del instituto estatal de cinematografia o de manera alternativa gracias a las posibilidades que brindan las tecnologías, se filman muchos cortos y filmes que tratan temas como la emigración, la soledad, la ruptura familiar y las dificultades cotidianas. Ha sido una pena que dos países tan cercanos y con una historia cultural tan parecida, hayan estado tantas décadas enfrentados. Por eso hay muchas ideas que manipulan la realidad de uno y otro lado. El cine, el arte, el diálogo y estos intercambios ayudan a comprendernos y, espero , también permitan respetarnos.

4. La infraestructura social y económica de Cuba es inestable, con problemas tecnológicos, desigualdad de clase social, y corrupción. ¿Qué papel crees que juega el arte y el cine para hacer un cambio positivo? ¿Qué responsabilidad tienen los artistas y periodistas para interactuar con el resto del mundo y propagar conocimiento sobre la vida en Cuba?

Sí, hay de todo eso y más. Pero, en qué país del mundo no existen desigualdades, políticos corruptos, mentiras, inseguridad o inestabilidad. Suele ocurrir que siempre se está mirando a Cuba con una lupa, todo lo que allí ocurre se sobredimensiona, como si no ocurriera cada día igual en otras partes, incluyendo en el propio EU. No creo que los artistas o periodistas tengan esa responsabilidad, no son salvadores, ni mesías. Pero con sus acciones, textos, investigaciones, obras y creaciones, si son sinceras, pueden incidir en que los espectadores adquieran conciencia de lo que les rodea. Si se construyen sobre la mentira o la agresividad, poco ayudarán. El arte está dirigido no solo al espíritu o a representar lo bello, sino también a acercarnos a las sombras de este mundo y si es posible ofrecernos alguna luz.

5. ¿Cuál es la mayor dificultad que obstaculiza traer cine cubano a Estados Unidos y viceversa? ¿Crees que este intercambio será más fácil en los años venideros?

Es la misma dificultad que tiene todo el cine extranjero. Es difícil colocar una película de otro país en salas de EU, que están controladas por los intereses de las majors. No se trata de exhibir una película en 5 salas de las grandes ciudades sino de realmente darle la posibilidad a los estadounidenses de apreciar una mayor oferta de las imágenes e historias de este mundo, contadas por otras voces. Los filmes son, como otros productos culturales, una mercancía que se ofrece, vende y compra. Se necesitan: mercados, vías de distribución y espacios de exhibición. Internet y las diversas plataformas para descargar o ver filmes están cambiando ese sistema y ahora pudiera ser más fácil colocar una película o corto ante determinados espectadores. Los países como Cuba, tienen que utilizar o explorar todas las vías para que su cultura sea reconocida. Esta forma de insertar en las universidades los filmes cubanos, es una manera de visibilizarlos. Y en EEUU hay cientos de universidades, así que, pudiera explotarse esa fortaleza, para hacer circular nuestras películas. La mejora en las relaciones diplomáticas de ambos países debiera suponer un crecimiento en el intercambio de nuestras obras artísticas.

6. ¿Cuáles crees que son algunas diferencias entre el cine cubano y el estadounidense, en relación con la música y el sonido de las películas?

Bueno, el cine estadounidense cuenta con las mejores tecnologías y estudios del mundo. Es una industria muy desarrollada que genera grandes ingresos y atrae a los mejores técnicos del planeta. Nosotros no tenemos la posibilidad de hacer muchas cosas en materia de efectos digitales, visuales o sonoros. Hay un grupo de softwares y plataformas que necesitan licencias para ser utilizadas y dada la permanencia del embargo a Cuba, nuestros diseñadores o técnicos no pueden utilizarlas. La mayor parte del trabajo de posproducción sonora y correcciones de luces que deben hacerse en nuestros filmes, se hacen fuera de Cuba y los productores tienen que incluir ese financiamiento en el presupuesto del film. También me gustaría señalar que, aunque es importante tener una película con alta calidad técnica es más importante tener una buena historia. Se puede tener la mejor cámara del mundo y nada interesante que ponerle delante. De la crisis o carencias han salido muchas obras de arte, porque incentivan la creatividad.

7. ¿Hay algunos directores nuevos cuyas películas los estudiantes deberían buscar? ¿Estos directores vienen de programas de arte establecidos o de algo más alternativo?

En Cuba hay dos escuelas de cine. Una, es la Facultad de Medios Audiovisuales de la Universidad de las Artes que es donde yo imparto mis cursos. La otra, es la Escuela Internacional de Cine y Tv donde también estudian cubanos aunque tiene una concepción diferente con una mayor presencia de jóvenes extranjeros. Tenemos varios talentosos realizadores, hombres y mujeres que muestran su energía en cortos y documentales. Pudiera mencionar a Carlos Lechuga, Carlos Machado, Damián Sainz, Armando Capo, Pavel Giroud, Miguel Coyula, Marcel Beltrán, Jorge Molina, Heidi Hassan, Esteban Insausti, Alejandro Brugues, Patricia Ramos o Marilyn Solaya. Ellos conforman una generación que ha impulsado el cine cubano en los últimos 25 años y se han movido igualmente en los espacios institucionales como alternativos.

8. ¿Cuál es tu película cubana favorita de todos los tiempos? ¿Cuál es la primera película que le recomendarías a los estudiantes de Johns Hopkins que vieran?

Mi película favorita es, Memorias del subdesarrollo. Fue rodada en 1968 por nuestro mejor director, Tomas Gutiérrez Alea. Si de recomendar alguna se trata, diría que del propio Alea, La muerte de un burócrata y Fresa y chocolate. También el cine documental de Santiago Álvarez y Nicolás Guillén Landrián. En los años recientes, Video de familia, dirigida por Humberto Padrón, Nada, realizada por Juan Carlos Cremata, o La vida es silbar y Madagascar ambas de Fernando Pérez. El año pasado tuvimos Santa y Andrés, una obra censurada en Cuba, dirigida por Carlos Lechuga, pero que ha encontrado espacios de exhibición en festivales del mundo.

Anuncios

Publicado el junio 18, 2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: