ESTABLECIENDO ALIANZAS CON EL SECTORIAL DE EDUCACIÓN EN CAMAGÜEY

Es criminal el divorcio entre la educación que se recibe en una época, y la época”, apuntó Martí en algún momento. El Apóstol sabía que educar es mucho más que poner en la cabeza de los alumnos los conocimientos adquiridos en fechas remotas. Educar implica construir saberes que estén a la altura de los tiempos en que tanto el alumno como el maestro viven, aprovechando de modo creativo y crítico la herencia intelectual.

Entre nosotros falta mucho por hacer y muchas complicidades por conquistar, si de veras queremos que la brecha existente entre el modo analógico de enseñanza y la revolución digital que vivimos, termine acercándonos a un mundo de humanidades digitales. Pero se avanza, que es lo que importa.

Ayer, por ejemplo, el Proyecto de Fomento de la Cultura Audiovisual “El Callejón de los Milagros”, tuvo el primer encuentro oficial con el Sectorial de Educación del territorio. La verdad es que, aun cuando se han conseguido un montón de cosas, gracias a la voluntad política de quienes gobiernan en la ciudad, no se podría hablar de un avance real, si no contáramos con la participación de los directivos de Educación.

Recuérdese que estamos hablando de un Proyecto que intenta impactar en el área de la Política Pública. Esto exige (y es el verdadero desafío) implementar un programa de acciones que mañana consigan seducir a quienes tienen la capacidad de firmar un cuerpo de leyes que garanticen para los niños y niñas, por ejemplo, la enseñanza y apreciación crítica de la cultura audiovisual a lo largo y ancho del país.

Quiero resaltar que fue un encuentro muy estimulante. Siempre será incómodo que ante un valioso grupo de maestros, uno defienda la tesis de que en Cuba necesitamos una segunda Campaña de Alfabetización, en este caso, vinculada a lo tecnológico.

Sin embargo, ya se sabe que el verdadero magisterio es aquel que promueve el aprendizaje de por vida (y no en sitios, horarios y días puntuales), y gracias a esa actitud, el próximo 20 de febrero dejaremos inaugurada oficialmente la colaboración del Proyecto “El Callejón de los Milagros” con Educación de Camagüey, a través de un ejercicio público que involucrará a varias escuelas cercanas.

Repito: falta mucho por hacer, porque no es tanto la precariedad tecnológica lo que nos golpea, como una subjetividad que se resiste (de modo natural) a asumir como propio lo que informalmente va siendo hegemónico.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el febrero 8, 2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: