Archivos Mensuales: octubre 2016

DIEZ CONCEPTOS CLAVES PARA UN CALLEJÓN DE LOS MILAGROS

Comparto este texto escrito para Progreso Semanal, donde intento esclarecer cuáles han de ser los objetivos a perseguir en el Proyecto de Fomento de la Cultura Audiovisual “El Callejón de los Milagros”, más allá de que tengamos más o menos tecnologías. Esta suerte de mapa conceptual me sirve para no perder el rumbo en medio de los desafíos que se avecinan.

DIEZ CONCEPTOS CLAVES PARA UN CALLEJÓN DE LOS MILAGROS

Todo proyecto que intenta renovar creativamente un determinado orden de cosas, en sus inicios despertará más resistencias que entusiasmos. Algunas frontales, y otras no tan explícitas. Ya Umberto Eco nos comentaba en Apocalíticos e integrados lo injusto que resulta encasillar la gran variedad de actitudes humanas en descripciones tan polarizadas como las que anuncia el título de su libro.

Junto a los apocalípticos y los integrados (los que aprueban y desaprueban), viven en mayoría los escépticos y los conformistas: los escépticos preferirán esperar a que sea la vida la que dictamine la utilidad o inutilidad del proyecto, mientras que los conformistas lo asumirán con un sentido totalmente acrítico, pero en ambas modalidades del existir, se estará resistiendo al cambio creativo.

Con el proyecto de animación socio-cultural “El Callejón de los Milagros” (que en realidad es el proyecto de informatización, animación y gestión de contenidos culturales del Paseo Temático del Cine que existe en Camagüey), estaremos conociendo también de resistencias activas y pasivas, voluntarias e involuntarias, conscientes o inconscientes. Al tratarse de una acción cultural que pretende estimular lo creativo a partir del reordenamiento de las perspectivas, chocaremos con lo más difícil de tratar en estos empeños: las subjetividades marcadas por los prejuicios heredados.

Por eso nada mejor que tener a mano una suerte de mapa mental, que nos permita mantener siempre a la vista los que serían los conceptos claves que animan al proyecto. Ellos nos ayudarían a construir el camino hacia el cual queremos dirigir los empeños, pero también a rectificar los inevitables errores. Aquí están los diez primeros:

JERARQUIZACIÓN DE LA CULTURA AUDIOVISUAL

En una época donde el “todo vale” pareciera que llegó para quedarse, y donde vivimos “infoxicados” con noticias banales que nos bombardean a diario, necesitamos recuperar el sentido crítico que permita ubicar dónde está lo valioso desde el punto de vista cultural, y ponerlo institucionalmente al alcance de quienes ahora mismo solo tienen conocimiento de lo que dicta el mercado y el consumo informal.

INCLUSIÓN DIGITAL GENUINA

Ya se ha reconocido en Cuba, al menos en teoría, el derecho de los ciudadanos a acceder libremente al mundo de los redes. Y cada vez hay más puntos wifi habilitados por Etecsa a lo largo de toda la isla, lo que garantizaría mayores facilidades para ese acceso. Sin embargo, la inclusión digital genuina no se satisface solamente con la conexión, pues en principio, estarían excluidos aquellos que no pueden pagar el todavía alto precio del servicio, pero también los que, teniendo los dispositivos y el dinero, carecen de las habilidades para usar creativamente esos instrumentos. Lee el resto de esta entrada

ECOS DESDE EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS (II)

Real maravilloso: El Callejón de los Milagros

Escrito por Yanetsy León González (Tomado del periódico Adelante)

CAMAGÜEY.- Lo difícil para el proyecto “El Callejón de los Milagros” no ha sido nacer este 27 de octubre, Día Mundial del Patrimonio Audiovisual, sino vivir, ya que resulta un espacio transgresor a las maneras de promoción cultural en la ciudad de Camagüey.

Lo grandioso ahora mismo de “El Callejón…” es la fundamentación cuidadosa con la que el escritor sobre cine Juan Antonio García Borrero ganó la voluntad política y gubernamental, el convencimiento de las instituciones rectoras y las alianzas estratégicas.

Lo gratificante, además vino en el elogio de Roberto Smith, presidente del ICAIC, durnate la cibertertulia del último jueves, al admirar de "El Callejón…" su sintonía con el Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual desde el universo digital que tanto ofrece al cine y a la humanidad.

Lo importante era ver la luz, mas de la idea a la práctica, esta primera vez dejó la sensación de lo rudimentario, aunque lo simple denota lo indispensable de empezar de cero, porque en Cuba no se ha visto nada igual.

Lo inteligente aquí no lo da poseer el dispositivo específico (celulares, tabletas, laptops) para acceder a la wifi local del Paseo Temático de los Cines, sino saber aprehender la plataforma interactiva con los servicios del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, a través del código QR público en su vestíbulo, cerca de las fotos de Tomás Gutiérrez Alea.

Lo creativo, además del sentido de lo urgente en la sinergia de Educación-Cultura-Nuevas Tecnologías, se aprecia en la inventiva de Orsis (grupo no estatal) para abrazar en plataforma interactiva la cartelera dinámica y la mediateca del Complejo, y dos aplicaciones móviles: un glosario hecho por Cinesoft y un galería por Orsis.

Lo persistente emanará de la concomitancia de la Dirección Provincial de Cultura, la Unión de Informáticos de Cuba, el Centro Provincial del Cine y la Asociación Hermanos Saíz, del sentido de pertenencia de los habitantes del Paseo y de todos los actores sociales, para comunicar como hace falta con las herramientas técnicas y el lenguaje más influyente hoy.

Lo desafiante también nació al unísono del asombroso proyecto, porque “El Callejón…”, con sus precariedades es espacio nuevo e infinito, y como pasa con el circuito tradicional de exhibición, requiere producción de contenidos para satisfacer demandas. Ya se piensa en una visita virtual al Paseo y en un catálogo de realizadores camagüeyanos.

Lo maravilloso palpita en una arteria espiritual, en una zona entrañable del imaginario colectivo, y es real, basta solo con corresponder a sus estímulos.

ECOS DESDE “EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS” (l)

MILAGROS DE UN CALLEJÓN

Por Claudia Otazua Polo (Tomado del Portal de la AHS de Camagüey)

Juan Antonio García Borrero, el soñador del Callejón de los Milagros, consiguió realizar sus anhelos en la tarde de este jueves 27 de octubre cuando, en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo entregó a la provincia de Camagüey el hijo de sus últimos desvelos.

No pudieron haber coincidencias más felices. El proyecto de animación sociocultural El Callejón de los Milagros que persigue, a grandes rasgos, estimular el uso creativo de las tecnologías y con ello formar una cultura cinematográfica en los públicos, concretó su nacimiento justo el Día Mundial del Patrimonio y Audiovisual y además, como parte del programa de actividades de la Muestra Audiovisual El Almacén de la Imagen la cual, precisamente en esta edición 26, se dedica al trabajo comunitario, razón de ser de este bisoño proyecto.

«Lo que estamos viendo aquí es lo mínimo de lo que se puede hacer», dijo Juany a los presentes en la inauguración. ¡Y no vieron poco! Fíjese: mediante una red wifi abierta y verdaderamente gratuita accedieron desde sus dispositivos móviles a la plataforma El Callejón de los Milagros (www.callejon.cmg.cu) donde se encuentran listos para descargar videos y bandas sonoras legendarias, dos aplicaciones interactivas relacionadas con el universo del séptimo arte, la programación de eventos y la cartelera de los cines de la ciudad. A partir de ese momento inaugural, la red queda a disposición de todos los usuarios.

Todavía hay más: la singularidad de una exposición fotográfica interactiva en homenaje a Tomás Gutiérrez Alea, ese imprescindible del cine cubano desaparecido hace ya dos décadas, asombró a los asistentes a la sala Nuevo Mundo. Sucede que la exhibición incluyó un código QR para cada pieza, el cual, escaneado desde su teléfono o tablet permite obtener información sobre la foto, el autor, el protagonista e incluso llevarse la imagen a casa. Si no estuvieron allí les explico: un código QR funciona similar a los códigos de barra que poseen los productos en las tiendas, esos que las dependientas escanean para pasar a la caja registradora los datos de determinado artículo que se desee comprar. Lee el resto de esta entrada

TREINTA AÑOS DE UN “NUEVO MUNDO” EN CAMAGÜEY

Hoy es el cumpleaños de Nuevo Mundo, espacio que como los lectores habituales del blog conocen, considero como una suerte de casa intelectual. Allí me formé como espectador, como alguien a quien le interesa no solo ver las películas, sino pensar críticamente todo lo que va asociado a esa práctica. Como digo por allá abajo en este texto que comparto con los amigos, “varias cosas me hacen sentir orgulloso de vivir en Camagüey, y una de ellas es saber que, treinta años después de su creación, el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo existe como si hubiese empezado ayer”.

TREINTA AÑOS DE UN “NUEVO MUNDO” EN CAMAGÜEY

Aquel 30 de octubre de 1986, los primeros camagüeyanos que entraron a la Sala Video “Nuevo Mundo” (todavía sin ese nombre, pues durante un año se estaría anunciando en la prensa como Sala Video Nro.1), llegaron atraídos por la novedad que significaba ver en un televisor una película que reproducía ese aparato entonces extraño que llamaban “Betamax”.

Hay que ubicarse en el contexto en que nace la idea de construir una sala de apenas cuarenta lunetas (siete espectadores más de los que reunieron los Lumiere en su primera proyección en el “Salon Indien du Grand Café”), donde se veían las películas en una pantalla televisiva que no excedía las veinte pulgadas. Todavía el cine Casablanca era el gran coloso al cual acudía en masa el público para ver por esos días cintas como Una novia para David, y muchos hablaban de aquello como una curiosidad intrascendente, que jamás pondría en peligro la asistencia del público a las salas grandes.

Me atrevo a decir que a los que en aquellos momentos fuimos cautivados por la novedad, nos movía el mismo interés que Erwin Panofsky describe de los primeros espectadores del cinematógrafo en Style and Medium in the Motion Picture:

La base primordial del disfrute de las imágenes en movimiento no era el interés objetivo por algún tema, y mucho menos el interés estético por la presentación de este tema, sino el mero deleite por el hecho de que las cosas parecían moverse, sin importar de qué se tratara”.

O nos pasaba algo similar a lo que apunta Edgar Morin en El cine o el hombre imaginario hablando de los asistentes a las primeras proyecciones de los Lumiére: “La gente no se apretujaba en el Salón Indien por lo real, sino por la imagen de la real”.

Nosotros tampoco, al principio, acudíamos a Nuevo Mundo en busca de películas con altos valores estéticos (basta recordar que la cinta seleccionada para abrir la sala fue El gran maestro, de Jackie Chan). Esa búsqueda del placer artístico llegaría después, cuando comienza a funcionar el Cine-Club Francois Truffaut bajo el liderazgo de Luciano Castillo. Pero primero íbamos a Nuevo Mundo porque queríamos ser parte de aquel juego casi infantil que permitía congelar la imagen, rebobinar, adelantar, o lo que es lo mismo, romper para siempre con la dictadura de un proyeccionista que tradicionalmente, desde una cabina con equipos de 35 mm, nos obligaba a vivir las historias que se proyectaban acorde a la prisa o la pereza del narrador de turno. Lee el resto de esta entrada

EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS EN “LA JIRIBILLA”

Agradezco a “La Jiribilla” la nota informativa publicada en ese espacio, aludiendo a la inauguración del proyecto.

El audiovisual cubano vuelve a “El Callejón de los Milagros”

Lorena Sánchez • Cuba

Rodeados por un andamiaje tecnológico, este jueves 27 de octubre tendrá lugar la primera cibertertulia del año en “El Callejón de los Milagros”, de Camagüey, espacio que contará con la presencia de Roberto Smith, presidente del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, quien estará dialogando sobre el Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual, liderado por esta institución cinematográfica.

Durante la cibertertulia, que comenzará a las 5:00 p.m., también quedará inaugurado el Nodo Central del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, institución que llega ya a su aniversario 30; mientras que se contará con un servicio de cinemateca wifi, iluminando todo el Paseo temático del Cine.

De acuerdo con los organizadores, esta cibertertulia tiene a su favor la infraestructura creada para su realización, pues ya fueron instaladas las redes inalámbricas, permitiendo así que los asistentes puedan utilizar la red Nauta de Etecsa, y sobre todo, la red local del espacio, que posibilita el acceso a un grupo de servicios vinculados a la cultura audiovisual, la educación y la tecnología.

Entre otras de las actividades que sucederán, se encuentra la exposición interactiva Titón en las memorias, la presentación del Café temático “Casablanca”, además de varios filmes de gran relevancia.

Las cibertertulias, pensadas para los últimos jueves de cada mes en la Cafetería Cine-Café, pretenden retomar la vieja tradición de los cafés —vistos como grandes centros culturales y de renovación intelectual—, pero modernizando el concepto de alguna manera, a través del uso de las nuevas tecnologías. La idea —advierten sus organizadores— es no concentrarse únicamente en “El Callejón de los Milagros”, sino ampliarse hacia ese tramo del Paseo Temático, que comprende desde el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo hasta la Videoteca Lumiére.

En tanto, la red de contenidos pretende convertirse en una plataforma donde sea posible acceder —conexión inalámbrica mediante— a la cartelera cultural de las instituciones, a los catálogos especializados sobre películas, cineastas, o memorias de eventos como El Almacén de la Imagen o el Taller Nacional de la Crítica Cinematográfica.

El Proyecto de Animación e Informatización cultural “El Callejón de los Milagros” —que cuenta con el apoyo de varias instituciones en el territorio como el Sectorial Provincial de Cultura en Camagüey, la Unión de Informáticos de Cuba, el Centro Provincial de Cine, y la Asociación Hermanos Saíz (AHS)— busca, entre otros objetivos, construir un espacio de reflexión en torno a la cultura audiovisual, defendiendo los valores nacionales ante los presupuestos de las grandes industrias culturales y hegemónicas, mediante el uso creativo de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Además, el proyecto aspira a más: promover el audiovisual camagüeyano producido por la AHS, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), así como por el movimiento de artistas aficionados del sistema de casas de cultura y de las organizaciones estudiantiles.

PARA ABRIR LAS PUERTAS DE UN NUEVO MUNDO EN CAMAGÜEY

PARA ABRIR LAS PUERTAS DE UN NUEVO MUNDO EN CAMAGÜEY

(Palabras leídas en la apertura del proyecto “El Callejón de los Milagros”)

Lo que hoy estamos haciendo en el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, no es exactamente dejar inaugurado un proyecto cultural ya completamente definido. Al contrario, si hemos llegado hasta aquí es para poner la primera piedra de un sueño acariciado por muchos, y que solo será posible convertirlo en realidad, enriquecerlo, con la complicidad de todos los interesados.

Que la ciudad de Camagüey, con sus principales autoridades políticas y culturales a la cabeza, se empeñe en asumir este desafío, no debería sorprendernos. En el terreno del audiovisual, Camagüey ha sido pionera de muchas de las prácticas que se vinculan a la imagen en movimiento. Aquí, cuando todavía en Europa no se había acuñado el término cine club por Louis Delluc, ya los camagüeyanos estaban creando en 1906 un Club Cinegético, presidido por el abogado Dr. Omelio Freyre.[1]

Y después de 1959 comenzaría un período de gran fecundidad intelectual, gracias a las actividades iniciales de Desiderio Navarro, quien organizó a finales de los sesenta un Cinefórum que puede ser considerado el antecedente más remoto de los Talleres Nacionales de la Crítica Cinematográfica surgidos en la década de los noventa. Y estuvo Luciano Castillo con su febril labor de promoción cinematográfica. Y fue creada el 30 de octubre de 1986 en este lugar donde ahora estamos reunidos, la primera sala de su tipo en Cuba con el nombre de Nuevo Mundo. Y Camagüey se convirtió en la ciudad simbólica del Audiovisual en Cuba debido a eventos como El Almacén de la Imagen y el mencionado Taller de la Crítica, este último dirigido por Armando Pérez Padrón y Disley Orama en épocas diferentes.

Por tanto, que hoy estemos poniendo en este sitio las primeras piedras de un Proyecto que intenta fomentar el uso creativo de las tecnologías, en función de una promoción más eficaz y eficiente de lo más valioso de la cultura audiovisual, no hace otra cosa que extender lo que ya prácticamente es una tradición en Camagüey.

Bienvenidos, pues, al nuevo mundo que acoge una institución que con gran altura ha defendido la pertinencia de su nombre (Nuevo Mundo) a lo largo de tres décadas, y que ahora invita a sus espectadores a seguir participando de la aventura de la imagen en movimiento, en este caso apelando a nuevos soportes, y nuevas maneras de consumirla.

Juan Antonio García Borrero (En Camagüey, Cuba, el 27 de octubre del 2016, Día Mundial del Patrimonio Audiovisual).

DÍA MUNDIAL DEL PATRIMONIO AUDIOVISUAL

No es casual que en Camagüey escogiéramos el 27 de octubre como la fecha para dejar inaugurado el Proyecto de Animación e Informatización Cultural “El Callejón de los Milagros”, pues en el 2005, la Conferencia General de la UNESCO aprobó su Resolución 33 C/53, a través de la cual proclama ese día como el Día Mundial del Patrimonio Audiovisual.

Precisamente el Proyecto “El Callejón de los Milagros” se plantea entre sus objetivos fundamentales, defender el legado de la historia del cine a través del uso creativo de las nuevas tecnologías. De allí la propuesta de crear una Cinemateca Wifi que le conceda visibilidad a todos esos fondos fílmicos y bibliográficos con que cuenta el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, y que tan útiles pudieran resultar para profesores y estudiantes de cualquier especialidad.

Como se apunta en uno de los informes de la ONU:

Los documentos audiovisuales, como películas, programas de radio y televisión, grabaciones de audio y video, contienen los registros primarios de los siglos 20 y 21. Trascendiendo el idioma y las fronteras culturales, apelando de inmediato a la vista y el oído, al alfabetizado y al analfabeto, los documentos audiovisuales han transformado a la sociedad al pasar a ser un complemento permanente de la constancia escrita tradicional.
Todo el patrimonio audiovisual mundial está en peligro; no puede decirse que se haya preservado en ninguna parte. Sin embargo, gracias a iniciativas como el Día Mundial del Patrimonio Audiovisual y el Programa Memoria del Mundo, se impulsa la valiosa labor de los profesionales de la preservación para gestionar los aspectos técnicos, políticos, sociales y financieros, entre otros, que amenazan la salvaguardia del patrimonio.
En este contexto, la Conferencia General aprobó en 2005 la conmemoración de un Día Mundial del Patrimonio Audiovisual como mecanismo para concienciar a todo el público sobre la necesidad de tomar medidas urgentes y reconocer la importancia de los documentos audiovisuales como parte integrante de la identidad nacional
.

Desde “El Callejón de los Milagros” de Camagüey, y sobre todo desde el Complejo Audiovisual Nuevo Mundo que forma parte del Paseo Temático del Cine de esta ciudad, intentaremos aportar nuestro grano de arena.

Aprovecho para compartir con los lectores del blog, el texto escrito por Luciano Castillo, actual director de la Cinemateca de Cuba, a propósito de la significativa fecha.

¡¡VIVA EL DÍA MUNDIAL DEL PATRIMONIO AUDIOVISUAL!!

Por Luciano Castillo

Realmente debemos dar muchos vítores —todos los posibles— a esta iniciativa patrocinada por la UNESCO y el Consejo de Coordinación de las Asociaciones de Archivos Audiovisuales (CCAAA) a partir del 2005 de conmemorar cada 27 de octubre el Día Mundial del Patrimonio Audiovisual. Cada cinemateca miembro de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF) —y la de Cuba lo es desde 1961— festeja la proclamación de ese día, aprobada en la 33ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO. La salvaguardia y la conservación de las imágenes en movimiento es prioridad de todo archivo audiovisual como parte del patrimonio cultural de cada nación.

Tomar conciencia de la importancia capital que reviste para el presente y las futuras generaciones, ha sido una de las contribuciones de la Recomendación sobre la Salvaguardia y la Conservación de las Imágenes en Movimiento (1980). Es decisiva en grado superlativo, como puntualiza el documento fundacional, para la preservación de ese testimonio: «a menudo único, del desarrollo económico, político y social, para las generaciones futuras, pero será necesario desplegar mayores esfuerzos para garantizar su seguridad a largo plazo ya que las grabaciones audiovisuales son particularmente vulnerables». Lee el resto de esta entrada

HOY, EN CAMAGÜEY, CIBERTERTULIA “EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS”

En Camagüey cibertertulia a favor de la alfabetización audiovisual

Por Diosmel Galano Oliver (Twitter: @DiosmelGO)

(Tomado del blog Sortilegio Camagüeyano)

Las tecnologías tocan hoy todos los sectores de la sociedad y cambian tradicionales prácticas; ponerla a favor del desarrollo personal es premisa fundamental.

La cibertertulia El Callejón de los Milagros, iniciará hoy 27 de octubre a las cinco de la tarde su andar en el Paseo temático del cine, en el centro patrimonial del Camagüey.

Red WiFi gratuita, exposiciones interactivas, presentaciones y conversatorios marcan la arrancada del proyecto de varias instituciones agramontinas y que lidera el intelectual camagüeyano Juan Antonio García Borrero. “El proyecto lo que intenta es promover el uso creativo de las tecnologías, vinculándolo a una cultura audiovisual, al legado de la historia del cine y sobre todo para tratar de aprovechar esta fortaleza única que es poseer un paseo temático en Camagüey, que no existe en ninguna otra parte de Cuba”.

“Es de alguna forma intentar modernizar nuestras maneras de pensar en el consumo audiovisual, un tema que hoy resulta objeto de debate, esto nos ayudaría a entender mejor el fenómeno y sobre todo tratar de estimular el uso de esa tecnología inteligente que cada vez se hace más natural en las manos de los jóvenes”, precisó el intelectual agramontino.

Fomentar grupos de creación mediante el empleo de las nuevas tecnologías es uno de los principales objetivos que persigue la iniciativa.

“Vamos a contar con la presencia de Roberto Smith, presidente del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficas (Icaic); la idea es que logremos explicar por donde marcha el programa de fomento audiovisual y lograr establecer una alianza más sólida con educación. Siempre hablo de crear una plataforma común de trabajo donde cultura, educación y las nuevas tecnologías fluyan de modo natural y sean capaces de intercambiar todo tipo de saber”, acotó García Borrero.

Y agregó, “podemos atraer una gran comunidad de estudiosos del cine y poner mediante este proyecto en manos de los implicados herramientas que en ocasiones no sabemos utilizar”.

En principio existirá una plataforma para visibilizar los fondos del Complejo Audiovisual Nuevo Mundo, de gran riqueza en materia cinematográfica, además películas y materiales docentes entre otras propuestas.

A ellos deberán sumarse los centros enclavados en el paseo temático, para en conjunto lograr un espacio que marque la diferencia en lo estético, lo temático y lo cultural como especie de aula inteligente colectiva.

IGNACIO RAMONET SOBRE LA ECONOMÍA COLABORATIVA

Recomiendo con mucho énfasis la lectura de este artículo escrito por Ignacio Ramonet. De alguna forma, la idea de una economía colaborativa es lo que está en el trasfondo de este proyecto que queremos impulsar en El Callejón de los Milagros de Camagüey, y no en balde hemos utilizado en varias ocasiones el término “Colaboratorio” tratando de describir las características de lo que soñamos fomentar en ese espacio.

Ramonet explica de un modo maravillosamente transparente lo que viene sucediendo en este instante que llama “la hora de la economía colaborativa” (yo le llamo “la hora de las sopas de piedras), y en la que los cubanos, a pesar de las precariedades tecnológicas y la falta de un respaldo legal, ya han comenzado a participar de un modo informal. ¿O de qué estamos hablando cuando aludimos al éxito de nuestro “Paquete”?

Por supuesto, el hecho de que el mundo comience a funcionar de esta manera (y que no habría que mirar como la llegada al Paraíso, sino pensarlo críticamente), no significa que algunos grupos o individuos muestren una fuerte resistencia al cambio, ya sea por miedo, ignorancia, o sencillamente, creer que las cosas tal como se estaban haciendo hasta ayer implicaba el fin de la Historia.

Leyendo a Ramonet no pude dejar de pensar en lo que Hegel apuntaba en aquella conferencia del 18 de septiembre de 1806:

“Nos hallamos en el umbral de una época importante, de un tiempo de fermento, cuando el espíritu de un salto adelante, trasciende su forma anterior y adopta una forma nueva. Toda la masa de representaciones anteriores, conceptos y vínculos que mantienen unido nuestro mundo, se disuelve y colapsa como una imagen en sueños. Se prepara una nueva fase del espíritu. La filosofía, especialmente, ha de dar la bienvenida a su aparición y reconocerla, mientras otros, que impotentes se le oponen, se aferran al pasado”.

Juan Antonio García Borrero

La hora de la economía colaborativa

Por: Ignacio Ramonet (Tomado de Le Monde Diplomatique, 23 octubre 2016)

La economía colaborativa es un modelo económico basado en el intercambio y la puesta en común de bienes y servicios mediante el uso de plataformas digitales. Se inspira en las utopías del compartir y de valores no mercantiles como la ayuda mutua o la convivialidad, y también del espíritu de gratuidad, mito fundador de Internet. Su idea principal es: “lo mío es tuyo” (1), o sea compartir en vez de poseer. Y el concepto básico es el trueque.

Se trata de conectar, por vía digital, a gente que busca “algo” con gente que lo ofrece. Las empresas más conocidas de ese sector son: Netflix, Uber, Airbnb, Blabacar, etc. Treinta años después de la expansión masiva de la Web, los hábitos de consumo han cambiado. Se impone la idea de que la opción más inteligente hoy es usar algo en común, y no forzosamente comprarlo. Eso significa ir abandonando poco a poco una economía basada en la sumisión de los consumidores y en el antagonismo o la competición entre los productores, y pasar a una economía que estimula la colaboración y el intercambio entre los usuarios de un bien o de un servicio. Todo esto plantea una verdadera revolución en el seno del capitalismo que está operando, ante nuestros ojos, una nueva mutación. Lee el resto de esta entrada

XXVI MUESTRA AUDIOVISUAL EL ALMACÉN DE LA IMAGEN (Camagüey, 2016)

Mañana comienza en Camagüey la XXVI Muestra Audiovisual El Almacén de la Imagen, y comparto con los amigos esta información publicada en el blog Sortilegio Camagüeyano.

CAMAGÜEY EN EL LENTE DEL AUDIOVISUAL

Por Diosmel Galano Oliver

Llegar hasta las comunidades con propuestas atractivas es el mayor objetivo de la XXVI Muestra Audiovisual El Almacén de la Imagen, que organizado por la filial camagüeyana de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) reunirá en esta ciudad -entre el 26 y el 30 del actual octubre- a noveles realizadores de varias regiones del país.

Cerca de cien obras buscarán alzarse con el premio central del evento, además de los colaterales entregados por organizaciones y entidades con el fin de promover la incursión certera en el mundo de la realización.

En conferencia de prensa el comité organizador del evento adelantó que los materiales llegaron de las provincias de La Habana, Holguín, Santiago de Cuba y Camagüey, y dentro de los seleccionados de la Escuela Internacional de Cine y Televisión existen propuestas de Bolivia, Francia, Argelia, Dinamarca, Brasil, Venezuela, El Salvador, España y Cuba.

HABLEMOS DE AUDIOVISUAL

Dentro de las 99 obras en concurso en la edición del 2016 del Almacén de la Imagen predomina la ficción sobre los documentales; dialogar sobre los códigos de cada género es uno de los fundamentos del evento teórico, en aras también de elevar la calidad narrativa.

Sobre la calidad de la selección la realizadora lugareña Lisneydis Martí, al frente de la sección de Audiovisuales en la AHS agramontina, refirió que “hemos ganado en calidad en cuanto a la estética del audiovisual joven, los realizadores son más selectivos a la hora de enviar las obras. Queremos que el evento teórico nos lleve al debate sobre los puntos de convergencia en el país del audiovisual joven”.

La animación en la búsqueda de nuevos paradigmas, será el taller que Adrián López Morín, director de los estudios ANIMA de Holguín, impartirá a los asistentes; además se debatirá sobre los espacios sociales del audiovisual y el coloquio Los buenos y los malos se divierten.

“Invitamos a proyectos con marcado quehacer en las comunidades como Cine Andante, de Baracoa, Televisión Serrana, el Movimiento Audiovisual de Nuevitas (MAN) y Cine en los barrios, para compartir experiencias y entre todos ver cómo llegar a estos sitios con alternativas al gusto estético que hoy impera a la hora de consumir audiovisuales”, explicó Reinaldo Pérez Labrada, presidente del comité organizador.

Dentro de los principales momentos del trabajo comunitario estará la presentación especial por Fernando Pérez de su más reciente película Últimos días en La Habana, en un área rural del municipio de Florida; y el director de cine Jonal Cosculluela llegará hasta la comunidad de San Serapio para comentarles el filme Esteban.

Dentro de las acciones en la Casa del Joven Creador, en la capital provincial, volverá la Sala Hitchcock para acoger las exhibiciones de las obras en concursos, que será inaugurada con los materiales que obtuvieron La Imagen del Almacén, máximo galardón otorgado en la cita del audiovisual joven. Entre estos materiales destaca Fionia, de Miguel Arturo Sarduy; La costurera, de Rosa María Rodríguez; Ladridos, de Fernando Fraguela, y Mataperro, de Yimit Ramírez.

CÁMARA EN MANO

Fomentar la producción audiovisual es uno de los objetivos fundamentales de El Almacén de la Imagen, mediante el otorgamiento de financiamiento para la producción de proyectos. En la edición XXVI son cinco los proyectos en ficción que compiten por el lauro.

La imagen del pitching, auspiciado por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficas y la AHS, convierte guiones en acabados productos audiovisuales. Para ampliar su alcance en la próxima convocatoria se incluirá para obras de ficción y animación, debido al creciente interés en esa manifestación.

Según resaltaron los organizadores del evento las proyecciones reúnen variedad de temáticas, e invitaron a la exhibición del documental Revolucionarios, del francés Vicente Delbalat, en una aproximación a la impronta de los combatientes en el proceso cubano.

“Se nota un alejamiento del tratamiento social, ahora se procesa la realidad como evidencia de que la dirección de arte empieza a cumplir su función. Este será un buen Almacén… porque lo que se va a proyectar evidencia que la ayuda en la producción puede rendir importantes frutos”, acotó Pérez Labrada.

La imagen en movimientos vuelve a colocar en el lente a la ciudad de los tinajones, con la peculiaridad de expandir su alcance a las comunidades, en ese afán juvenil de llevar el buen arte a toda la geografía antillana.