PROGRAMA DE ACCIONES PARA EL PROYECTO “EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS” (Camagüey, Cuba)

Llegué a la apertura del “I Congreso Nacional de Tecnologías Educativas” que se celebra ahora mismo en Camagüey, con la incómoda sensación de que era un intruso. Caras desconocidas para mí. Mesas que anunciaban el trabajo explícitamente pedagógico e informático. Pero esa sensación se disipó tan pronto comenzara el evento con la reproducción en pantalla de unas declaraciones del primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, así como la conferencia inaugural del Dr. Fermín Hurtado Curbelo, hablándonos sobre las tendencias y perspectivas de la tecnología educativa en el ámbito universitario.

De pronto todo fue familiar, y como si un click mágico hubiese operado sobre mí, establecí un hipervínculo mental con aquel “Primer Foro sobre Consumo Audiovisual” que organizamos hace un par de años en La Habana. Allí estaban las mismas angustias, las mismas interrogantes, los mismos desafíos.

Admito que en mi caso la triple insularidad de la que a veces he hablado afecta a la relación establecida en nuestro país entre Cultura, Educación y Tecnología, parece haber desaparecido: soy crítico de cine; soy profesor del ISA (Universidad de las Artes); soy bloguero. Y para bien o para mal, no puedo dejar de ver estos tres perfiles convertidos en uno solo, y por eso mi curiosidad intelectual encuentra tan reveladoras las intervenciones que ahora me hablan sobre las posibilidades didácticas que ofrecen estas herramientas para construir conocimientos, como los ensayos de Bazin o David Borwell. En todos los casos, se intenta establecer un rigor científico alrededor del proceso que nos permite adquirir y construir saberes.

La teoría es necesaria. Es más, imprescindible. Pero necesitamos con la misma fuerza una agenda práctica que nos impulse a encontrar soluciones sobre la base de la experiencia creativa. En ese punto, Marx sigue siendo el que más nos puede inspirar con su célebre tesis sobre Feuerbach: Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo”.

Tenemos que esforzarnos en construir una agenda práctica donde los imperativos de la acción no limiten la perspectiva de conjunto, y donde los diversos dispositivos tecnológicos, lejos de verse como amenazas para el proceso de aprendizaje (en este caso vinculados a la cultura audiovisual), se conviertan en aliados de los profesores.

En el Proyecto de Animación e Informatización “El Callejón de los Milagros” estamos proponiendo una agenda de acciones que intenta seguir a Marx en la pretensión transformadora. No para intentar cambiar al mundo como si fuéramos mesías, pues en definitiva el mundo cambia a diario al margen de las voluntades humanas, sino para intervenir con plena conciencia en esos escenarios de mudanzas y canjes. Comparto con los amigos del blog, algunas de las acciones propuestas.

Juan Antonio García Borrero

ACCIONESADESARROLLAR EN EL PROYECTO “EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS”:

1. Red Wifi “El Callejón de los Milagros”, la cual ofrecería servicios permanentes relacionados con la cultura audiovisual.

2. Realización de los “Encuentros sobre Cultura Audiovisual y Tecnologías Digitales” (Frecuencia: una vez al año)

3. Cibertertulia “El Callejón de los Milagros” (Frecuencia: mensual)

4. Fundación del Cine-Club infantil de creación “Meñique”, con el fin de enseñar a los niños a crear materiales audiovisuales con teléfonos y tablets.

5. Cinemateca Wifi que pondría a disposición del público películas significativas en la Historia del cine.

6. Ferias del libro electrónico y aplicaciones vinculadas a la cultura audiovisual

7. Cursos, talleres, seminarios, relacionados con la apreciación y crítica audiovisual, a través del uso creativo de las nuevas tecnologías, y diseño y realización de conjunto con el ISA y el Centro Provincial de Superación Cultural, de post grados, diplomados y maestrías relacionadas con la cultura audiovisual y su vínculo con las tecnologías más recientes.

8. Facilitación de espacios donde los jóvenes creadores de audiovisuales de la AHS, la FEU, el ISA, y otras organizaciones, interactúen entre sí.

9. Creación y mantenimiento de radio-base y programas televisivos comunitarios, encaminados a enseñar y promover el lenguaje audiovisual y las obras del cine universal, así como promover los valores locales.

10. Creación de un canal en Youtube o plataformas afines que permitan concederle visibilidad a las actividades realizadas desde el sitio.

11. Vinculación con las diferentes actividades que se realizan en las instituciones culturales de la ciudad (Taller Nacional de Crítica Cinematográfica, Festival de Videoarte, Feria del Libro, Festivales de Artes Escénicas, salones de Artes Plásticas, eventos de Arquitectura, Jornada de la Diversidad Cultural, etc.).

Publicado el septiembre 30, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: