ULTIMAS NOTICIAS DESDE EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS

El pasado viernes el Primer Secretario del PCC de Camagüey me invitó a que habláramos en su oficina sobre el Proyecto de Animación cultural y tecnológica “El Callejón de los Milagros”.

Agradezco mucho ese intercambio personal que me permitió explicar con lujo de detalles todo lo relacionado con este sueño que ya vienen respaldando en la ciudad el Sectorial de Cultura, la Asociación Hermanos Saíz y la Unión de Informáticos de Camagüey. Y lo agradezco porque un proyecto como el que estamos proponiendo en “El Callejón de los Milagros” (y Paseo Temático del Cine en general) demanda de la máxima voluntad política del territorio, en tanto hablamos de establecer alianzas entre áreas que tradicionalmente operan distanciadas entre sí.

Como algunos conocen, este es un proyecto que quiere fomentar el uso creativo de las nuevas tecnologías en función de lo comunitario, estableciendo como punto de partida la asociación creativa de Educación, Cultura y todo lo relacionado con las nuevas tecnologías (Joven Club, Etecsa, Citmatel, etc).

Es obvio que una pretensión de ese tipo supera las posibilidades que puedan tener un simple individuo o grupo de artistas, por nobles que resulten sus objetivos. Ante todo se precisa un diagnóstico de tipo cultural, donde queden a un lado las visiones de especialistas o peritos, y consigamos detectar esos problemas esenciales que afectan por igual a las diversas comunidades, y que en nuestro caso se vinculan a la carencia de una política pública que estimule la creatividad.

Por fortuna la informatización tecnológica avanza todos los días en Cuba, pero si ese deseado proceso no se acompaña de una política donde el centro de atención recaiga en los individuos que usan la tecnología (y no en la fetichización de la tecnología), entonces estaremos lejos de conseguir construir entornos inteligentes, quiero decir, espacios donde la tecnología no sea el fin, sino en todo caso el medio que nos permita defender y desarrollar la cultura (que es mucho más que el simple inventario de equipos sofisticados) de la comunidad a la que pertenecemos.

Será la única manera de garantizar un uso creativo por encima de un consumo activo, que es lo que ahora mismo domina en el país, y en el caso de nuestro Paseo Temático, defender ese legado cinematográfico que en este nuevo siglo corre el riesgo de llegar a extremos de banalización e invisibilidad nunca sospechados.

Juan Antonio García Borrero

PD: Comparto con los amigos del blog algunos de los objetivos que nos proponemos con el proyecto.

PROYECTO: “EL CALLEJÓN DE LOS MILAGROS” (Camagüey, Cuba)

Problema: ¿Cómo desarrollar los valores culturales nacionales a través del uso creativo de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones en la ciudad de Camagüey?

Objetivo general: Construir un espacio de reflexión sobre cultura audiovisual que defienda los valores nacionales ante el consumo hegemónico, mediante el uso creativo de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).

Objetivos específicos:

1. Promover una campaña de ciberalfabetización dentro de la comunidad camagüeyana, así como el uso creativo y seguro de las nuevas tecnologías, atendiendo a los distintos grupos que conforman esa comunidad (niños, adolescentes, jóvenes, adultos).

2. Diseñar un espacio de debate y reflexión donde confluyan de un modo coherente asuntos relacionados con la cultura audiovisual y las nuevas tecnologías, construyendo alternativas concretas al uso y consumo hegemónico.

3. Impulsar la implementación del Programa de Fomento de la Cultura Audiovisual.

4. Familiarizar a los usuarios de las nuevas tecnologías con las diferentes herramientas que ofrecen las TIC, creando bibliotecas digitales especializadas en el audiovisual que ayuden a la superación personal y comunitaria, las cuales pueden ser compartidas.

5. Promover el audiovisual camagüeyano producido por la AHS, la UNEAC, las instituciones culturales, así como por el movimiento de artistas aficionados del sistema de casas de cultura y de las organizaciones estudiantiles.

6. Crear un espacio interactivo y dinámico donde los usuarios puedan aprender a incorporarle valores añadidos al disfrute de la cultura audiovisual, a través del uso creativo de los dispositivos (teléfonos, tablets, laptops, etc) que a diario naturalizan el desarrollo tecnológico.

7. Intervenir desde el sistema institucional en los espacios públicos con programas que contribuyan a elevar el gusto cultural, así como propiciar el espíritu crítico ante los productos culturales que circulen.

8. Contribuir a naturalizar el registro de la actividad intelectual desplegada por miembros de la AHS y UNEAC en el ciberespacio como parte del patrimonio intangible de la ciudad, con el fin de estimular su conservación.

Publicado el septiembre 16, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: