VEINTE AÑOS SIN TITÓN, REVISITADO

Veinte años sin Titón, revisitado

Marilyn Bobes

Alguien dijo una vez que el periodismo era el oficio más riesgoso del mundo y, por primera vez, he comprendido el alcance de esa sentencia después que muchos lectores y amigos me hicieran saber lo irresponsable que había sido cuando publiqué el 24 de junio en este mismo espacio un pequeño artículo titulado “Veinte años sin Titón”.

En él insistía en la idea de que el aniversario del fallecimiento de ese cineasta, al que tanto admiro, había sido pasado por alto en Cuba. Y no era así. A riesgo de perder la confianza de mis lectores, prefiero ser honesta que dejarlos con la falsa impresión de lo que, a todas luces—ahora sí bien informada, lo sé—no fue ni mucho menos así.

Otros, tan mal informados como yo, me hicieron aferrarme a esa visión de las cosas. Pero ahora, con gran regocijo para mí, les ofrezco la enumeración de todo lo que ocurrió en la Isla para homenajear a Titón. Como desagravio, comparto la noticia con aquellos a los que pude confundir en mi artículo anterior.

Del 16 al 20 de mayo el Taller de Crítica Cinematográfica de la provincia de Camagüey exhibió una amplia selección de la obra de Gutiérrez Alea y se realizó un panel con la participación de varios colaboradores del cineasta.

Del 7 al 17 de abril, por propuesta de la Cinemateca de Cuba y el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) el Havana Film Festival en Nueva York organizó el primer tributo en el extranjero a esa figura del cine cubano.

Del 12 al 28 de abril la Cinemateca de Cuba, en su sede capitalina, el cine 23 y12, programó la retrospectiva “Tomás Gutiérrez Alea, veinte años después” acompañada por una exposición fotográfica y de carteles de sus filmes, que abarcó todos sus largometrajes y documentales, excluyendo dos películas de ficción que se encuentran en proceso de restauración.

En la sección Cannes Classics del Festival de Cannes fue presentada en mayo pasado la versión restaurada de Memorias del Subdesarrollo gracias a los esfuerzos de la Cinemateca de Cuba y del ICAIC con el laboratorio L’Immagine Ritrovata de la Cineteca de Bologna, Italia, y con la decisiva contribución del World Cinema Project que lidera Martin Scorsese.

De manera que nuestro Titón no ha sido olvidado por los cubanos. Y el hecho me regocija tanto como me entristeció antes la equivocada versión que ofrecí a los lectores de ALTERCINE, ante los cuales me disculpo. Ya les dije que el periodismo tiene sus riesgos. Y aunque esta sea la primera vez en mi larga carrera periodística en que he cometido una “pifia” de tan gran magnitud creo que el hombre (y en este caso también la mujer) es el único animal que no tropieza dos veces con la misma piedra. Gracias a quienes me dieron la gran satisfacción de mejor informarme. Y, créanme, no sucederá otra vez. Se los aseguro.

Publicado el julio 11, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: