POR UNA POLÉMICA CREATIVA

A los cubanos nos gusta polemizar. Lo hacemos casi todo el tiempo, lo mismo cuando hablamos de pelota que de política. Para algunos eso es un gran defecto; yo asumo el criterio de Friedrich Schlegel:

Para mí, empero, la polémica es mucho más que un mal necesario; cuando es como debe ser, es para mí el sello de la más viva efectividad de lo divino en el hombre, la piedra de toque de un entendimiento maduro. ¿No debería ser el comienzo del conocimiento que diferencia lo bueno de lo malo?”.

El problema entre nosotros es que más que polemistas que buscan determinadas “verdades”, por lo general somos antagonistas que intentan anularse entre sí, en virtud de los prejuicios que cada cual ya posee (y a esos prejuicios llamamos argumentos) Por eso cuando uno accede a una de las tantas controversias que tienen lugar entre cubanos, uno no se sorprende con las conclusiones a las que se intentan arribar: no son polémicas; son actos de reafirmación de lo que ya conocíamos.

No digo que eso está mal. Yo creo que los individuos deben defender con fuerza sus convicciones. Lo que resulta más cuestionable es que hablemos de la búsqueda del conocimiento como si esa pesquisa solo fuera posible encaminarla desde nuestro único punto de vista.

Para que una polémica sea creativa en lo epistemológico necesitamos, en primer lugar, liberarnos de los prejuicios que ya diseñan nuestro horizonte de expectativas. Necesitamos comprender que nuestro punto de vista siempre estará limitado por nuestras filias y nuestras fobias. Necesitamos asumir que nuestra disposición afectiva, por objetiva que se pretenda nuestra pretensión de evaluar la realidad, siempre nos estará empujando hacia un lado o hacia otro.

Repito: no creo que tengamos que renunciar a nuestras visiones más arraigadas, ni hacer del término medio aristotélico un fetiche conciliador, pero sí sería saludable no olvidar que la vida siempre será más creativa que diez o doce individuos enfrascados en cambiar el mundo.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el mayo 2, 2016 en REFLEXIONES. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: