PARA CERRAR LOS FESTEJOS

No pensé que todavía el blog estuviese recibiendo mensajes por su noveno cumpleaños. Los agradezco todos porque es el reconocimiento a una casa común construida entre muchos.

Todos los mensajes estarán publicados en el post que alude al aniversario, pero a modo de cierre resalto en el muro estos que me han enviado el cineasta Rolando Díaz, quien desde los noventa reside fuera de la isla, pero sigue habitándola como si nunca se hubiese alejado, y la joven crítica Claudia González, autora del libro El riesgo de la herejía. Y una vez más, gracias a todos los que hacen posible que el insomnio de la pupila siga siendo fecundo.

JAGB

La importancia del blog Cine Cubano, la Pupila Insomne, es difícil de argumentar en unas líneas. Juan Antonio García Borrero ha observado más allá de sus límites y siempre ha polemizado, desde la sabiduría y la tolerancia, con las posturas más abiertas, diversas y diferenciadas que puedan existir sobre el cine nacional. Y lo que es más importante para mí, lo ha hecho también mirando el cine de las dos orillas con voluntad inclusiva.

Sus visiones han valorado todo lo que se produce dentro y fuera de la Isla, y ha invitado a otros tantos interesados en el tema a emitir todo tipo de opinión, siempre que no estén del lado de los insultos o las descalificaciones mal intencionadas.

Es, Cine cubano, la Pupila Insomne, un ejemplo de equilibrio y respeto a la discrepancia desde una mirada serena y profunda. Sólo posturas como estás pueden arrojar luz sobre una realidad creativa que nadie puede ignorar, ni siquiera los que ven el universo cinematográfico nacional desde posturas más pesimistas.

ROLANDO DÍAZ, cineasta cubano, director de Los pájaros tirándole a la escopeta y Cercanía, entre otros.

Querido Juani,

Aunque un poco tarde, no quisiera pasar por alto este aniversario de Cine Cubano, la pupila insomne. Recuerdo la primera vez que consulté el blog, en el año 2008, cuando preparaba mi tesis sobre crítica cinematográfica en la revista Cine Cubano. Aunque tenía algunos libros y había leído varios artículos sobre el tema, ninguno de ellos me satisfacía del todo. La mayoría de los enfoques al respecto venía de “afuera” y el ejercicio crítico para con la propia crítica era prácticamente escaso en la bibliografía consultada.

Fue entonces cuando, en medio de la angustia por la escasez de fuentes bibliográficas activas y actuales, me hablaron de tu blog, que para entonces tenía un “añito” de vida. Descubrir Cine Cubano, la pupila insomne fue encontrar una luz necesaria, que me urgía en lo personal, y que sinceramente me sorprendió por su abarcadora voluntad democrática, su profundo pensamiento crítico y revolucionario y su gran sentido de actualidad para con la cultura cinematográfica toda.

El blog me dio fuerzas, me nutrió intelectualmente y me impulsó a continuar mi tesis sin miedo a nada. Y, por sobre todas las cosas, fue un muy útil ejemplo de audacia y valentía críticas a la hora de escribir los resultados de mi investigación. No tuve entonces miedo de criticar ciertos períodos de nuestra crítica cinematográfica siendo fiel únicamente a mi propia opinión, sin la complacencia ni la adulación que muchos podían haber esperado. En ese sentido, el blog fue esencial, pues me dotó de las herramientas y la pasión necesarias para emprender dicha investigación, la que años más tarde se convertiría en un libro.

Cine Cubano, la pupila insomne nos ha permitido ver que “la historia más profunda de esta expresión cultural (el cine), todavía está por escribirse”, tal y como expresaste en uno de tus artículos del año 2008. Pero, sin dudas, el blog ha contribuido a escribir esa historia, con plausibles lucidez y rigor. Ha promovido debates, algunos más “calientes” que otros, pero en todos ellos siempre ha prevalecido el respeto y esa necesaria democracia a la hora de promover los criterios más versátiles.

Gracias a Cine Cubano, la pupila insomne, por promover el ejercicio crítico desde la honradez y la audacia. Gracias a ti, Juani, por hacer de ese “oficio del siglo XX” una práctica viva, grata y necesaria, en estos acelerados tiempos. Y gracias, sobre todo, por haber encendido (para siempre) la luz esclarecedora del pensamiento crítico y revolucionario en la mente de la que un día fue una tímida y angustiada adolescente en pleno proceso de tesis.

CLAUDIA GONZÁLEZ, autora del libro El riesgo de la herejía. Cartografía de la crítica y el discurso fílmico en la revista “cine cubano” (1960-2010).

Anuncios

Publicado el febrero 29, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: