EL DÍA QUE MURIÓ EL CINE

lumiere_hermanosHay maneras muy extravagantes de notar que uno está envejeciendo. Por ejemplo, advertir que ya Bruce Willis no encabeza los créditos de las actuales películas de acción. Los héroes del cine envejecen en pantalla más rápido que nosotros, seres comunes acostumbrados a vender nuestra incredulidad al mejor postor, con tal de que nos hagan olvidar durante un rato que la vida es mercado permanente de ocasos y olvidos.

Antes podíamos correr a la par de toda esa gente tan dura de matar. Incluso llegar a la desmesura de sentir sobre nuestra nuca el aliento sofocado de ellos, porque en nuestros sueños les llevábamos casi siempre ventaja. Y gozábamos al imaginar que la realidad plagiaba al cine.

Ahora esos héroes se ven tan viejos, tan cansados, que a uno le da por creer que el cine está definitivamente muerto, y nosotros con él. Hasta que logramos recordar que, no por gusto, el cine nació un día como hoy: Día de los inocentes.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el diciembre 28, 2015 en REFLEXIONES. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: