ADIÓS, 2015; WELCOME, 2016

Cine cubano la pupila 2015Todos los años, más o menos por estas mismas fechas, me sumo a ese frenético ejercicio de evocación e invocación en que caemos los seres humanos cuando estamos a punto de decirle adiós a diciembre.

En mi caso, suelo escribir una suerte de obituario de esos últimos doce meses que he vivido. Hay en esas escrituras mucho de júbilo en función de las inevitables expectativas de cambio para nuestras vidas, pero también dosis ineludible de tristeza, en tanto ganancias y pérdidas suelen ser la cara y cruz de una misma moneda: la existencia.

Acabo de leer lo que escribí hace doce meses, y no puedo evitar que me embargue a partes iguales la alegría y el escepticismo. Lo último porque encuentro en ese texto, párrafos que podría estar firmando ahora mismo. ¿Significa entonces que no hemos tenido avance alguno en lo que nos habíamos planteado a finales del año anterior?, ¿ha sido entonces una mera ilusión de movimiento, como esa que se consigue en el cine a partir de la persistencia retiniana y el engaño que propicia al cerebro la sucesión vertiginosa de imágenes fijas?

Todo depende del ángulo que escojamos para evaluar lo sucedido. Está claro que Cuba, desde diciembre del año anterior (y, sobre todo, desde el 17 de diciembre pasado) no ha dejado de transformarse un solo día. Que no veamos esos cambios de modo explícito, es normal, pero habría que recordar a Pablo de Tarso: “todo está en calma, y, sin embargo, este mundo, tal como lo vemos, está sucediendo”.

Me dirán que en cuanto a políticas públicas asociadas al audiovisual ha acontecido muy poco. Cierto. Las Asambleas de los Cineastas han marcado un hito en la historia cultural de este país, pero legislativamente no han llegado muy lejos. O al menos, a donde quisiéramos la mayoría de los interesados en el tema.

Y, sin embargo, la producción de audiovisuales cubanos se incrementa cada vez más, como puso en evidencia el recién concluido Festival de La Habana. Producción institucional y producción independiente comienzan a tejer un mapa que es de sospechar (a partir de los reconocimientos internacionales recibidos), conseguirá trascender con creces los límites físicos de la isla y el horizonte local.

Sin embargo, como camagüeyano que vive en el mal llamado “interior” de la isla, pienso que ese crecimiento debe proponerse con igual fuerza “hacia dentro”. El hecho de que hoy estemos viviendo una época donde las nuevas tecnologías permiten un acceso cada vez más horizontal y autónomo a los contenidos audiovisuales, nos posibilita lidiar directamente con esa brecha participativa que ha condicionado para los humanos que viven más allá de los centros de poder, una psicología de epígono disfrazada de consumidor feliz.

La buena noticia para los camagüeyanos amantes del audiovisual en el 2016, es que despediremos el 2015 con el apoyo político del territorio (concretamente del PCC) para impulsar la anhelada ciberalfabetización de la comunidad. Y tendremos un escenario de lujo para desarrollar esos sueños: El Callejón de los Milagros, con su Bar Casablanca, su cafetería al aire libre, el Trapiche de Luz creado por el artista Oscar Rodríguez Lasseria, el salón Alhambra del cine Casablanca, y la sede del Festival Internacional de Video Arte.

Contar con la Asociación Hermanos Saíz como patrocinador principal de este proyecto de ciberalfabetización comunitaria, tiene la ventaja de que sus miembros forman parte de esa generación de nativos digitales que ha crecido con las nuevas tecnologías incorporadas a su accionar cotidiano. Ello no determina la calidad del uso que se hagan de las mismas, pero vuelve un poco más natural la aspiración a fomentar su aplicación creativa, a diferencia de esa generación a la que pertenezco (integrada por inmigrantes digitales) que tiende a pensar las mismas en términos de domesticación a un entorno ya familiar, en vez de aprovecharlas como herramientas de construcción de un universo inédito, como inéditas son ellas mismas.

Aunque se mantienen los mismos objetivos diseñados para la cibertertulia del Café Ciudad que se anunciara en su momento, ahora se enriquece la participación institucional, toda vez que estaríamos hablando de convertir El Callejón de los Milagros en nuestra calle de las artes y la cultura comunitaria en función de las nuevas tecnologías, debido a las posibilidades únicas que brinda el espacio.

Podríamos, así, hacer realidad por fin aquella aspiración que manejamos en el Primer Foro de Consumo Audiovisual en Cuba, de lograr una plataforma común donde interactúen de modo natural y fluido los saberes y prácticas procedentes de las áreas de cultura, educación y nuevas tecnologías. Y aquí reitero lo que en su momento escribí en vísperas de aquella frustrada cibertertulia:

Estas acciones no cambiarán de inmediato el panorama que padecemos en la actualidad. Pero lo importante, como diría Sartre, estaría en promover “la expansión del campo de lo posible”, en demostrar que hay cosas que se pueden hacer desde aquí, a través de un programa de desarrollo endógeno que confíe en el talento de quienes viven en Camagüey, dejando a un lado la cultura del mecenazgo apoyada “desde fuera” o “desde arriba”, para proponernos una cultura emprendedora, basada en el talento de quienes viven en la localidad”.

Sé que estoy hablando de sueños donde los obstáculos materiales no serán tan difíciles de vencer como las barreras sicológicas que muchas veces siembran en los humanos el miedo a soñar con lo nuevo. Pero nada mejor que un fin de año para abandonarnos al placer de diseñar nuestras utopías más íntimas, sin importar las desmesuras.

Ya despertaremos en el 2016 con la realidad tocando a nuestras puertas. Mientras tanto, les deseo a los amigos desde Cine cubano, la pupila insomne toda la dicha que se merecen, representadas con las cuatro S que tan primordiales se me antojan para la felicidad humana: salud, sabiduría, serenidad y sentido del humor.

Juan Antonio García Borrero

 

Anuncios

Publicado el diciembre 17, 2015 en CAMAGÜEY: LO QUE EL CINE SE LLEVÓ. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Gentile Dottor Juan Antonio García Borrero, Sono un ricercatore italiano che vive in Irlanda. Ho letto con molto interesse il suo testo (fragment su Zavattini a Cuba). Vorrei poter leggere il resto. Perche’? Ma perche’ sto ultimando un libro su Zavattini in America Latina con particular riguardo a Cuba che uscira’ fra qualche mese in Italia, e che spero di tradurre in inglese in un secondo momento. Lei dev’essere il primo a scrivere in spagnolo che ha utilizzato il libro di Alfredo Guevara come fonte per documentare i viaggi importanti di Zavattini a Cuba (e a Messico). Leggendo il frammento, mi accorgo che lei ha un’altra fonte e mi chiedevo quale fosse. Le do il mio indirizzo mail cosi’ (speriamo) ci sentiremo presto. david.brancaleone@lit.ie Lei ha letto quello che scrive il Mestman? O Paranagua’? Non sembrerebbe che il libro di Guevara il Mestman lo abbia letto, Pero’ lo cita, senza commentare sui viaggi di Zavattini e cosa possano significare nell’ambito della storia del cinema latino americano… [Ecco il riferimento bibliografico: Mariano Mestman, “From Italian Neorealism to New Latin American Cinema”, in Global Neorealism. The Transnational History of a Film Style, a cura di Saverio Giovacchini e Robert Sklar, Jackson: University Press of Mississipi, 2012, pp. 163-177.] Io mi sono chiesto come mai… e come mai, anche Chanan? [Michael Chanan, Cuban Cinema, Minneapolis e Londra: University of Minnesota Press, 2004]. Sentiamoci!

  2. Giordan Rodríguez Milanés

    Sobre todo, mi querido y estimado Juani, mucho sentido del humor para si no podemos vencer a los actuales girovagantes y leopoldosávilas, al menos pretender ridiculizarlos… Y ¨smile¨ amigo, como nos enseñaron Chaplin y Charlot.

  3. Caro Juan Antonio García Borrero, resto ancora in attesa di sue notizie. Intanto, posso farle sapere che proprio oggi ho trovato 29 foto INEDITE riprese PRIMA di girare El Megano!!! Allora, mi vuole scrivere, caro amico e companero???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: