Archivos diarios: noviembre 23, 2015

LUIS BUÑUEL SOBRE LA MIRADA LIBRE DEL CINE

Luis Buñuel2“Si se le permitiera, el cine sería el ojo de la libertad. Por el momento, podemos dormir tranquilos. La mirada libre del cine está bien dosificada por el conformismo del público y por los intereses comerciales de los productores. El día que el ojo del cine realmente vea y nos permita ver, el mundo estallará en llamas” (Luis Buñuel. 1900- 1983, director de cine español)

DE GUSTAVO ARCOS A VICTOR FOWLER Y GARCÍA BORRERO

…que toda la vida es juego y los juegos… ¿juegos son?

Juany:

Como ha ocurrido ya muchas veces, tu blog que es más una plataforma de contenidos que una simple bitácora personal, abre una puerta al debate y el intercambio de ideas sobre un tema. No deben existir muchos como éste en Cuba, donde tantas opiniones diversas, se hayan vertido, complementado o compartido con rigor y sí, también con pasión.

Como han circulado (en redes sociales, mensajes a mi buzón o en la propia página de oncuba) algunas opiniones sobre mi texto: Plantas vs Zombis, desearía aclarar algunas cuestiones que tal vez no quedaron bien expuestas en él.

En primer lugar, creo que estamos viendo en el país una feroz cruzada contra todo lo que signifique un cambio al modelo preexistente. No importa si nos desplazamos al mundo de las relaciones económicas, los tipos de propiedad, las formas de ejercer la autoridad, el poder o la libertad ciudadana, las maneras de comprender y practicar la cultura, las leyes, la democracia o de simplemente relacionarnos unos con otros, aprendiendo a respetar las diferencias. El modelo de sociedad o país que hemos tenido por décadas está sufriendo una profunda y rápida transformación. ¿Qué debemos dejar atrás y qué tenemos que proteger? También en el fondo, es una cuestión de control y de posicionamiento en una nación que mañana, será otra. Lee el resto de esta entrada

DE VÍCTOR FOWLER A GARCÍA BORRERO SOBRE VIDEOJUEGOS EN CUBA

Juany, he leído el artículo «Videojuegos en Cuba ¿Fanáticos o adictos?”, de Alejandro de la Torre; el titulado “Plantas contra zombies. Volviendo sobre los videojuegos en Cuba”, con el Gustavo Arcos le responde; y ahora, finalmente, este post que titulas “Sobre los videojuegos en Cuba”.

La cuestión del videojuego, artefacto cultural nuevo, apasiona a sus defensores y detractores por igual. Tan inéditas son los impactos que el artefacto provoca que los argumentos de ataque, defensa y contra ataque parece que fueran válidos por igual. En ocasiones la diferencia es diminuta y más bien responde a la situación de un país en un momento preciso.

Lo principal, para no privilegiar una dirección sobre otra, demonizar o celebrar sin medida, tendrá que ser aprender a montar -en simultaneidad- dos caballos; en términos más prácticos, analizar lo que corresponda a las particulares condiciones de nuestro país y lo que esté sucediendo en cualquier parte del mundo.

Voces críticas, que advierten del peligro de pasar largas horas, sin control paterno, jugando videojuegos, las hay en todas partes en un amplio espectro que incluye maestros, psicólogos, intelectuales, líderes sociales y simplemente padres. Voces que defienden los beneficios del videojuego para desarrollar la creatividad y valores necesarios para el bien común, lo mismo. Lee el resto de esta entrada

GONZÁLEZ ROJAS SOBRE LA CULTURA DEL DEBATE EN LA CUBA DE AHORA MISMO

¡Trinchera no, ágora!

Por: Antonio Enrique González Rojas

El contexto cultural (intelectual y artístico) cubano delata en este minuto una intensificación saludable de la polémica sobre temas tan acuciantes e inaplazables como la propia pertinencia y funcionalidad del sistema institucional de la nación tal como marcha ahora mismo; signado como está, sobre todo, por el definitivo resquebrajamiento de la hegemonía que ha mantenido sobre los flujos de contenidos y su difusión, y sobre los medios de producción creativa.

Por una agorera coincidencia, las discusiones han iniciado alrededor del audiovisual, categoría que ya engulle al cine, puristamente considerado. La fundación del ICAIC, primera ley cultural generada por el proceso sociopolítico, entonces nuevo, que inició tres meses antes de tal edicto, marca ahora una nueva encrucijada que exige ya las urgentes redefiniciones y redimensionamientos de sus roles ortodoxos. So pena de implosionar alrededor de un tozudo núcleo renegador de las nuevas circunstancias. Está llamado a ser eje negociador y orientador de un panorama marcado ya (con resultados viables y palpables) por la gestión de numerosas iniciativas singulares, y no un administrador omnipotente de todos los recursos e ideas.

Las voces de realizadores y críticos han alcanzado importante resonancia en el ciberespacio, propicio y definitivo gran escenario donde plasmar, en equidad de condiciones, la multiplicidad de criterios, cuyo contraste y engarce facilitan la urdimbre de nuevos sentidos culturales. Internet (amén de todas las impugnaciones como constructo imperialista y manipulador) ha resultado para la cultura cubana, allende y aquende los mares, espacio neutro, dialógico, donde existe lugar de sobra para todas las expresiones posibles, desde las más conservadoras hasta las más progresistas. Escepticismo, ortodoxia, vehemencia, conciliación, heterodoxia, utopía, distopía, anarquía, sospecha, optimismo, pesimismo, diálogo, intolerancia; todas las voces todas resuenan en esta nueva ágora. Lee el resto de esta entrada