SOBRE LOS VIDEOJUEGOS EN CUBA

El tema de los videojuegos en Cuba ha estado presente varias veces en el blog. De hecho, en el Primer Foro de Consumo Audiovisual celebrado en La Habana el año pasado, le dedicamos uno de los paneles. Lamentablemente, es algo que todavía no se atiende como lo merece el asunto. Recuerdo que en aquella cita logramos involucrar a personas vinculadas a la educación pre-escolar, porque pese a que podemos estar preocupados con los efectos del videojuego en nuestros niños y jóvenes, rara vez nos detenemos a meditar en cuánta responsabilidad tenemos los adultos, a la hora de convertir a la televisión y todos sus derivados en una suerte de “nana electrónica”.

A mí, más que satanizar o exaltar el videojuego, lo que me interesaría es impulsar el análisis científico de la actividad. Para ello se necesita que dejemos a un lado todos los prejuicios y nos asomemos a este mundo que llegó para quedarse, con el rigor de quien investiga (no moraliza) e intenta entender qué hay de nuevo allí, dónde están las fortalezas, y dónde los males que podría fomentar.

Pero, por otro lado, esta toma de conciencia debe comenzar en el ámbito institucional, porque a la larga, la cultura, el arte, la educación, están siendo impactadas de un modo informal por este fenómeno donde es cierto que ahora mismo parece secuestrado por los intereses exclusivos del mercado.

Cuando los fundadores del ICAIC propusieron aquella ley que propició en 1959 el nacimiento de nuestra industria cinematográfica, tenían claro que el cine, además de arte, podía estimular un sinfín de cosas asociadas a la vida cotidiana en cuanto a prácticas laborales, por ejemplo. ¿Por qué no pensar hoy en desarrollar una industria cubana del videojuego? Sé que a muchos esto suena descabellado, pero eso es porque asocian de modo automático el fenómeno a la frivolidad, o al entretenimiento intranscendente.

Yo no sé si el videojuego es malo o es bueno (mucha gente habló horrores del cine en sus primeros años de aparición), pero lo que sí necesitamos es sostener los debates sobre la base de lo que ya se ha estudiado y discutido hasta la saciedad. Y a diferencia de épocas anteriores, los cubanos no podemos decir que nos falta bibliografía o algo así, porque allí están esas bibliotecas digitales donde no faltan los libros, los artículos, los ensayos.

Juan Antonio García Borrero

The Art of VideogamesVideogames and Education

Anuncios

Publicado el noviembre 21, 2015 en VIDEOJUEGOS. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: