DE GUSTAVO ARCOS A GARCÍA BORRERO SOBRE LA SUSPENSIÓN DE LA CIBERTERTULIA EN CAFÉ CIUDAD

Y… ¿ya tienes alguna explicación? Quiero decir alguna justificación que tenga lógica. Aunque ya sabes que nada me sorprende de esta gente. Me refiero, a los que gustan de poner traspiés, a los que tienen la triste y ruin misión en esta vida de censurar, obstaculizar y envidiar. Descuida, los burócratas algo te dirán y para ellos lucirá… bonito.

Pero este acto, Juany, solo afianza mis ideas de que hay una conspiración tácita de alguna gente en el poder del país, para acabar con todo lo que tenga que ver con la iniciativa en el campo del audiovisual. Lo vimos en aquellas arbitrarias prohibiciones a las salas 3D y en la actual resistencia para implementar una Ley de Cine. Lo vemos cada vez que se censura o limita la exhibición de una película cubana, no importa de dónde venga hecha, porque lo que debe importar es que sea cubana.

Hace tres años nos enteramos que la EICTV fue intervenida por el aparato del Estado en una operación que tuvo una explicación oficial (corrupción, desvío de recursos) y muchas versiones extraoficiales que apuntaban a un intento por debilitar la autonomía de la escuela. Pero lo vemos también cada día, en el nulo apoyo que recibe la FAMCA, nuestra verdadera escuela de medios casi abandonada a su propia suerte. Y qué decir del prolongado deterioro de nuestras salas cinematográficas, de los sistemáticos ataques al “paquete” y a todas las formas de consumo audiovisual o al continuo manto de sospechas y amenazas que se lanzan contra periodistas, blogueros, diseñadores gráficos o artistas, vinculados a publicaciones alternativas, páginas webs o espacios generados desde iniciativas individuales. No se aprueba la figura del cineasta o productor autónomo y observamos el cierre de espacios para el debate público donde se discutan problemáticas del audiovisual. Hemos visto cuan débil ha sido la articulación del llamado Fomento a la Cultura Audiovisual, un proyecto que tiene ya tres años de creado. Es sintomático el crónico desinterés de la UNEAC por defender las ideas de los cineastas para no hablar de la siempre postergada implementación de materias relacionadas con la enseñanza del audiovisual en nuestras escuelas. Y la lista pudiera seguir si cada cineasta contara sus vicisitudes para lograr encauzar su obra.

Tú demuestras cada día con todo tipo de acciones e iniciativas, lo que puede hacerse. Es increíble, que todavía esperes de ellos, un plan, una lógica.

Juany, tú pones al descubierto su incapacidad, su verdadera razón de ser: Joder.

Ánimo

Gustavo Arcos

Nota de García Borrero

Gustavo:

Todavía no me han explicado. Y creo que todo es tan absurdo, y hay tantas personas implicadas en el mismo, que la explicación se convertiría en un trabalenguas. Yo escribiré algo en su momento, no para atacar a personas puntuales, que jamás me ha interesado, sino en todo caso a ese pensamiento de tribu que sigue dominando a quienes dirigen en Camagüey.

Anoche fui a dar la cara a quienes asistieran al evento que nunca fue, y explicar la suspensión sin entrar en mayores detalles, porque es verdad que no me han explicado nada. A pesar de todo, me sentí muy bien, porque fueron varios que incluso ya sabían de la suspensión. Y al final hicimos una tertulia informal.

También quiero agradecer todos esos mensajes solidarios que me han hecho llegar por correo o han dejado en FB. Ahora mismo me siento bastante afectado con esto, pero nadie va a confiscarme los deseos de soñar.

Un abrazo grande,

JAGB

Anuncios

Publicado el octubre 30, 2015 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Enrique Colina: La censura ha derivado en ‘boomerang contra el prestigio’ de la Revolución
    AGENCIAS | La Habana | 30 Oct 2015 – 5:31 pm

    El crítico y director de cine Enrique Colina salió este jueves en defensa del creador Juan Carlos Cremata y de su obra “El rey se muere”, con un duro mensaje titulado La censura y sus demonios. En el texto, que ha circulado ampliamente por correo electrónico, se afirma que callarse ante la censura sufrida por el dramaturgo “es plegarse a la arbitrariedad de decisiones que potencialmente nos afectan a todos como creadores, pero también como ciudadanos”.

    La lectura del texto de Colina formaba parte de la orden del día en la próxima reunión del grupo G20,donde se aglutinan numerosos artistas y productores que demandan una ley de cine. Sin embargo, Cremata refiere que los organizadores del encuentro determinaron que “no era el momento” para presentar el texto el próximo sábado en su sede de Fresa y Chocolate, en el Vedado.

    El G-20 está compuesto actualmente por 12 cineastas: Rebeca Chávez, Lourdes de los Santos, Magda González, Claudia Calviño, Fernando Pérez, Manuel Pérez, Senel Paz, Arturo Arango, Ernesto Daranas, Enrique “Kiki” Álvarez, Luis Ernesto Doñas y Pedro Luis Rodríguez.

    La carta se ha hecho pública a través del correo electrónico con el consentimiento del autor, quien no ve “contradicción en que se discuta una ley de cine por la que luchamos, en la que explícitamente se garantice el derecho que nos asiste para defender la cultura contra el ejercicio de una censura que se autodenomina revolucionaria”.

    Colina, con un amplio prestigio dentro del sector cinematográfico cubano y una obra que goza de gran popularidad, señala en el mensaje que acompañaba la carta la existencia de un “deterioro ético alimentado por la desidia, la corrupción y la más cobarde y oportunista simulación”. Como único remedio, el director de Vecinos y La vaca de mármol convoca a arrancarse “esa mordaza que los cabrones burócratas quieren imponerle a la expresión artística comprometida”.

    “Después de predicar tantos años el marxismo-leninismo parece ser que los custodios de la ortodoxia del silencio se han olvidado de las leyes de la dialéctica”, reflexiona con firmeza Colina, quien agrega que “la fe y la obediencia al inmovilismo parecen ser los altares de adoración al que nos convocan con sus anatemas condenatorios y excomuniones” y ,en tono coloquial, concluye: “Pues no, mi socio, protestemos”.

    “Existe ya un anquilosamiento en la conciencia ciudadana y un agotamiento ideológico por el gastado carácter propagandístico de los medios”, asevera la carta. “Esa conducta de intolerancia expresa más bien la debilidad y el raquitismo intelectual y político para asumir un debate abierto y responsable”, agrega.

    “¿Qué verdadero sentido constructivo tiene una censura excluyente sin que medie el debate entre todos aquellos que realizan esa actividad artística y que potencialmente están sujetos a la misma arbitrariedad?”, pregunta el director.

    En su texto, Colina considera “improcedente que algunos —que no son artistas ni han aportado nada a la cultura nacional— se erijan nuevamente en jueces inquisidores y que, uncidos de una autoridad efímera, decidan frustrar el destino de un artista, de un creador [Cremata] cuya obra en el cine y en el teatro es ya patrimonio de nuestra cultura”.

    “El teatro en Cuba está auspiciado por el Ministerio de Cultura y responde a una política cultural cuyo diapasón debe ser tan amplio como el reconocimiento de la capacidad de discernimiento de un público nacional al que oficialmente se le reconoce su nivel educacional, político y cultural”, apunta.

    “Entonces, ¿por qué la censura a la adaptación y puesta en escena de una obra que de por sí tiene un alto contenido de provocación perfectamente compatible con la función estremecedora de un arte que pretende romper tabúes, conmover y convocarnos a pensar (…)? ¿Tenemos o no un público culto y comprometido con las ideas y principios revolucionarios capaz de sacar sus propias conclusiones (…)? ¿Qué verdadero sentido constructivo tiene una censura excluyente sin que medie el debate (…)?”, pregunta.

    “La intolerancia a la crítica como norma para conocer la verdad (…) ha sido y sigue siendo una proyección del miedo para afrontar las responsabilidades emanantes de un poder burocratizado que ha cometido errores, extravíos y desviaciones de su inicial impulso revolucionario y libertario”, dice.

    Recuerda que películas, piezas teatrales, obras plásticas e incluso miembros de la Nueva Trova “han sufrido los embates de esa resaca reaccionaria que rehúye el debate de ideas y se agazapa en las trincheras de piedras para lanzar sus venenosos dardos inquisitoriales”.

    Califica de “estúpida” la prohibición de la película Regreso a Ítaca, basada en una novela de Leonardo Padura, exhibida finalmente durante una semana de cine francés “más para guardar las apariencias que como reconocimiento del error de soberbia cometido”.

    “Más que fortaleza, esa conducta de intolerancia expresa más bien la debilidad y el raquitismo intelectual y político para asumir un debate abierto y responsable”, señala.

    En cuanto a la censura contra Cremata, afirma que le recuerda los años de la llamada “parametración”, en los que el teatro cubano estuvo sometido a “prejuicios aberrantes y represivos” que “resultaron en frustración, ostracismo y exilio para creadores y artistas que solo estaban enriqueciendo con su arte” el patrimonio cultural.

    “Aquel desafuero (…) auténticamente vergonzoso y contrarrevolucionario (…) solo trajo descrédito para una Revolución en la que algunos extremistas con poder de decisión interpretaron la aspiración de crear un hombre nuevo con la de crear un robot obediente, dogmático y henchido de prejuicios reaccionarios, hoy combatidos pero no exterminados”, afirma.

    “El caso Cremata entra dentro del debate ideológico que ha marcado el destino de un proceso que necesita mantener despierta la memoria histórica de su quehacer cultural para no seguir cometiendo y soportando errores que vulneran ese valioso tesoro cultural, termómetro crítico que ninguna censura logrará desconectar mientras seamos capaces de actuar en consecuencia y compromiso con nuestro deber ciudadano”, opina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: