EL MAZAZO

Todavía no lo puedo creer. Acabo de hablar con el Director de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (8 y 25 de la mañana), quien me dice que la tertulia anunciada para esta noche en el Café Ciudad no podrá hacerse, a pesar de estar promovida por todos los medios.

Me parece estar viviendo una pesadilla. Supongo que en un rato me expliquen las razones (o las sinrazones), pero el golpe ha sido uno de los más duros que he recibido en mi vida. Ya lo decía en el post anterior: es mucha la soledad y mayor la incomprensión. Y quienes se suponen que deberían apoyarme en este empeño (la UNEAC de Camagüey, por ejemplo) han resultado ser los que más obstáculos están poniendo.

Ahora debo tomar aire. Respirar profundo. Aprovechar el conteo de protección que me está dando la vida. No les daré al gusto ni a los de aquí ni a los de allá en que me conviertan en un desafecto. Lo que tenga que decir lo diré porque es lo que pienso yo, pero no escribiré mi versión de estos hechos (y otros) a partir del resentimiento. Trataré de ser lo más razonable que pueda, exponer argumentos.Sencillamente intento estar por encima de esas visiones pedestres de grupo, donde lo único que uno percibe son intereses demasiado egoístas, que nada tienen que ver con el humanismo, ni que benefician a la ciudad en su desarrollo cultural.

Ya escribiré sobre esto cuando obtenga algo de serenidad, también sobre la no celebración del Segundo Foro de Consumo Audiovisual en Camagüey, sobre la indiferencia institucional con la suerte de La Calle de los Cines. Sé que insistirán en decretar mi muerte civil en Camagüey. No importa. Siempre me quedará la cueva, el refugio en la soledad a la que aludía Nietzsche. Pero les debo una explicación a todas esas personas que de buena fe se involucraron en el proyecto, compartieron su entusiasmo sin pedir nada a cambio, y estuvieron a punto de convertir en realidad un sueño.

Juan Antonio García Borrero

Anuncios

Publicado el octubre 29, 2015 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Es más que evidente que no te quieren bien. Hay un grupo que dice…como la canción de Silvio. Ahora te pasa a tí, lo mismo que a él, décadas atrás. Bicho malo nunca muere.

  1. Pingback: PARA CERRAR LA CIBERTERTULIA DEL CAFÉ CIUDAD | cine cubano, la pupila insomne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: