Archivos diarios: septiembre 30, 2015

DE JUAN CARLOS CREMATA A MANUEL IGLESIAS

Manolo:

Todos los proyectos que hasta ahora ha sacado el ICAIC este año (incluyendo el mío y hasta el que no ha estrenado Jorge Luis Sánchez) son resultado de la Presidencia anterior.

Es decir son coletilla del anterior gobierno, rezagos del pasado, o lo que es lo mismo, resultados de otros tiempos. Sólo la obra de Santana y la actual película que termina Fernando Pérez son gestiones de la actual nomenclatura.

Decir que el G20 es Fernando Pérez (que parece un dios como lo pinta, en lugar del tremendo ser humano que es, con sus virtudes e imperfecciones) y que los demás somos sombra, es desconocer la labor de todos los que incluso NO están en el G20 y luchan, desde Cuba, y con sus obras o palabras, porque el cine se respete, se dignifique y continúe legando al futuro, y al mundo, la vida de estos inciertos tiempos.

Imprecisas son las observaciones acerca de la Conducta de Daranas y sobre la Fátima de Perrugorría; a las que el ICAIC se enganchó para adjudicarse logros, a última hora, que en realidad ni siquiera había ayudado a gestar.

Por mi parte pienso que el ICAIC, al igual que EL REY, hace rato SE MURIÓ.

Sólo que se han demorado en el papeleo y/o en crear la Comisión de la otra Comisión, que debe redactar el Acta de Defunción.

El ICAIC como INDUSTRIA es una quimera, una invención, una metáfora antigua, un cuento de hadas.

Debería, como en muchos otros países que han dado ejemplos de lucidez y cordura, erigirse sólo como el Instituto Cubano del Arte Cinematográfico (ICAC) y desde ahí apoyar, aglutinar, promover, ayudar, gestar y en definitiva DEFENDER nuestro cine.

Incluido el Patrimonio Fílmico y por supuesto la Cinemateca. Lee el resto de esta entrada

Anuncios